el noruego tiene que hacer más sacrificios

Odegaard, atascado en la transición de solista en la Real a peón en el Madrid

Los primeros pasos de Odegaard como titular en el Real Madrid no están siendo fáciles y comprueba que el nivel de exigencia es superior a cualquier equipo en el que haya estado

Foto: El noruego Martin Odegaard en el partido entre el Betis y el Real Madrid. (Efe)
El noruego Martin Odegaard en el partido entre el Betis y el Real Madrid. (Efe)

Es posible que un solo futbolista, con un alto nivel, condicione la forma de jugar de un equipo por su naturaleza especial y tenga que hacer sacrificios a los que no está acostumbrado cuando cae en un grupo hecho y campeón. El Real Madrid solo ha incorporado a un futbolista de campo, pero lo ha hecho en una posición estratégica, que tiene una influencia en todas las líneas. Martin Odegaard ha sido titular en los dos partidos de Liga, contra la Real Sociedad y el Betis, y en ninguno de los dos ha podido brillar. El noruego fue sustituido por Zidane cuando el entrenador detectó que el chico se desinflaba, el equipo pasaba a ser vulnerable y perdía el control del juego.

Con Odegaard, el Madrid tiene un jugador diferente por su talento y visión de juego. Uno de esos futbolistas con los que puedes construir un equipo a su alrededor. Imaginativo y con claridad para elaborar el juego. Lo demostró en la Real Sociedad y, por ello, en el Madrid entendieron que era la ocasión para repescarlo y reforzar el centro del campo. Zidane ha querido demostrarle su confianza desde el primer momento y no ha dudado en alinearlo de titular y encajarle en dos sistemas diferentes. Contra su ex equipo jugó por detrás de Benzema y con dos extremos (Rodrygo y Vinicius) y frente al Betis en el vértice superior de un rombo, ya sin extremos, y con Casemiro, Kroos y Fede Valverde.

Odegaard pugna por un balón en el partido contra el Betis. (Efe)
Odegaard pugna por un balón en el partido contra el Betis. (Efe)

El noruego no ha acabado ninguno de los dos partidos. En el primero fue sustituido por Casemiro en un momento del partido en el que Zidane vio que la estructura del equipo sufría desequilibrios y tenía agujeros defensivos. Contra el Betis sucedió lo mismo. Odegaard fue retirado del campo en el descanso, cuando el Madrid perdía y el equipo de Pellegrini había encontrado autopistas para llegar a Courtois. Zidane recurrió a Isco, otro de esos jugadores que puede hacer jugar y liderar a un equipo cuando está inspirado, pero que ha ido volviéndose más práctico. Zidane sigue confiando en el malagueño porque conoce el oficio del enganche con los delanteros.

Menos libertad y más trabajo

Los primeros pasos de Martin Odegaard como titular en el Real Madrid no están siendo fáciles y comprueba que el nivel de exigencia es superior a cualquier equipo en el que haya estado. En la Real Sociedad de Imanol Alguacil era un solista y en el Madrid de Zidane tiene que ser solista y peón. Crear y destruir. Garantizar el orden táctico y darle solidez. En el papel de constructor no hay dudas de que es un futbolista que tiene calidad y la virtud de anticipar los pases para darle profundidad al juego. Muy válido para el fútbol vertical y con buen pie para jugar al primer toque. El repliegue y compactar el equipo es otra cosa. Aquí es donde está sufriendo el noruego en sus primeros partidos como madridista.

Las expectativas que se han generado con este futbolista son altas por ser una de las revelaciones de la pasada temporada y liderar el juego de la Real Sociedad. Tenía libertad. En el Madrid, la exigencia se multiplica. El noruego está en fase de acoplamiento, pero con los problemas normales de un jugador que pasa de ser una estrella a uno más en un equipo que no se perdona el fallo. Es pronto, demasiado pronto para hacer valoraciones y sacar conclusiones, pero este tipo de dificultades las vimos y las seguimos comprobando en la larga adaptación que está teniendo Griezmann en el Barcelona. De ser el alma del Atlético de Madrid y tener a un equipo que le daba libertad y jugaba para él a desempeñar otro rol más sacrificado y dejar de ser la principal estrella.

Lo mejor que ha hecho Zidane con Odegaard es darle la confianza desde el primer momento con dos titularidades. A partir de este momento, su rendimiento y la competencia interna le irá poniendo en su sitio. De momento y aunque sea pronto no ha podido brillar ni completar ninguno de los dos partidos de Liga. A Zidane no le gusta el caos táctico y la primera parte contra el Betis fue un correcalles en el que se vio sufrir al noruego. Odegaard tendrá que mejorar sus prestaciones en un equipo que basa su éxito en el orden para juntar las líneas, la solidez y la agresividad defensiva para recuperar la pelota.

Odegaard intenta superar a Mikel Merino en el partido contra la Real Sociedad. (Efe)
Odegaard intenta superar a Mikel Merino en el partido contra la Real Sociedad. (Efe)

De momento ha probado dos sistemas diferentes con un entrenador que es capaz de acumular efectivos en el centro. La pasada temporada sacrificó delanteros para jugar con cinco centrocampistas y sacó rendimiento de todos ellos. Odegaard, que se le reconoce como un chico humilde, trabajador y una fuerte mentalidad, está encontrando su sitio en el Real Madrid. Los marcajes de los rivales son distintos, más estrictos, y los espacios para elaborar más pequeños. La velocidad para pensar y ejecutar tiene que ser mayor. Tampoco es lo mismo salir de inicio que en las segundas partes, con el rival más desgastado y las piernas frescas.

En la última jornada de Liga se ha hablado del Barcelona de Ansu Fati y el Atlético de Madrid de Joao Félix. Ni una mención del Real Madrid de Odegaard. La temporada pasada no había dudas de que era la Real Sociedad de Odegaard. Hay toda una temporada por delante para que el noruego encuentre acomodo en el sistema y marque las diferencias en un equipo en el que el peligro depende, en exceso, de lo que genera Benzema arriba. Y falta por entrar en juego Eden Hazard.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios