Un tiempo para cada equipo

El Real Madrid de Odegaard debuta sin gol en el empate contra la Real Sociedad

El Real Madrid se quedó sin marcar en su primer partido de Liga. Zidane apostó por Odegaard en el once y dejó a Casemiro en el banquillo

Foto: Benzema, sentado y lamentándose, en el partido contra la Real Sociedad. (EFE)
Benzema, sentado y lamentándose, en el partido contra la Real Sociedad. (EFE)

Al Real Madrid le cuesta un mundo hacer un gol. Volverá a ser la asignatura pendiente de la temporada en una plantilla que solo tiene dos incorporaciones: Odegaaard y el portero Lunin. El campeón debutó con un empate en casa de la Real Sociedad y la sensación de que si Benzema no tiene el punto de mira acertado aparecen los problemas en la definición. No ha llegado ningún refuerzo arriba. No hay un goleador y se ha ido Gareth Bale. Del galés se podía dudar de su actitud, pero no de que tuviera gol. Está de vuelta Martin Odegaard, al que Zidane le entregó el equipo de medio campo hacia delante, pero no le dio para descubrir las debilidades de su ex equipo.

Zidane empezó la temporada con un once ambicioso. Prescindió de Casemiro, que es como quitarle la alarma a la vivienda, y apostó por Odegaard, para darle un perfil más ofensivo a un equipo que jugó arriba con Vinícius, Rodrygo y Benzema. Ha nacido un nuevo Real Madrid. Los jóvenes se abren paso en una plantilla que lleva un largo tiempo de transición. La propuesta de Zidane es un paso para que los chicos asuman la responsabilidad. Es la tercera temporada de Vinícius y el proceso de adaptación y formación debería estar superado. Cuando llegó, Lopetegui dudó, Solari le dio protagonismo y Zidane quiere explotar su capacidad explosiva y de desequilibrio. Fue el mejor de la primera parte. Atacó la banda izquierda (Hazard se quedó en Madrid) con el descaro y la velocidad que le caracterizan.

Benzema disputa el balón ante la presencia de Elustondo. (EFE)
Benzema disputa el balón ante la presencia de Elustondo. (EFE)

El Real Madrid volcó los ataques más por la banda de Mendy y Vinícius que por la de Rodrygo, con Carvajal por detrás. A Rodrygo parece haberle cambiado la silueta. Está más musculado. Más fuerte. No tuvo la insistencia ni la claridad suficiente para desbordar y poner buenos centros. A los dos brasileños y al noruego les costó conectar con Benzema. Es el primer partido y falta más rodaje. Hay que perfeccionar los movimientos, el acoplamiento. Mezclan bien, pero la primera parte se fueron sin crear claras ocasiones de gol.

Salvador de Courtois

Odegaard jugó por delante de Modric y Kroos, los dos formaron un doble pivote para dar salida al balón, y el noruego, entre líneas, le tocaba filtrar los balones a los tres de arriba. Odegaard tiene buen pie, lee el juego y va sobrado de calidad. Jugó en un campo que conoce a la perfección. Pero acaba de entrar en competición y acusó en la primera parte el repliegue de la Real Sociedad. El equipo de Imanol Alguacil quiso ir a la presión arriba desde el inicio del partido y se fue echando atrás. La calidad del Madrid le empujó a la portería de Remiro. Dominó el Madrid gran parte de la primera parte, pero no generó peligro. Las dos mejores ocasiones fueron para Benzema. Una en un error de Remiro. La presión del ‘9’ le confundió y envió la pelota a Vinícius. Recibió Benzema y le faltó puntería. En la siguiente jugada se resbaló cuando se perfila al disparo.

En la primera parte de dominio del Real Madrid se vio a un equipo que intimida por la calidad y el talento. Pero falló la pegada. La Real Sociedad sufrió y al final de la primera parte se desplegó. Isak estaba esperando su oportunidad y tuvo la mejor ocasión del encuentro. En un disparo cruzado pudo batir a Courtois, pero el portero belga se agigantó en la salida, achicó, estiró las dos piernas y desvió el balón con la punta de la bota izquierda. Courtois, tan importante para que el Madrid ganara la pasada Liga, evitó que su equipo se fuera perdiendo al descanso. El Real Madrid no supo hacer bueno su dominio.

Odegaard intenta superar a Merino. (EFE)
Odegaard intenta superar a Merino. (EFE)

A Odegaard se le apagaron las luces en la segunda parte. Zidane le retiró del campo, minuto 69, por Casemiro. Hizo un triple cambio. Fuera el noruego, Modric y Rodrygo. Fatigados. Dentro Casemiro, Fede Valverde y Marvin. Este último es un extremo derecho, de 20 años, que destaca por ser habilidoso, vertical, potente y de gran manejo del balón. Le pudieron los nervios para resolver un centro de Vinícius. Tuvo la ocasión de debutar a lo grande y se bloqueó. Es el futuro. Está por hacer. Se trata de uno de los jóvenes jugadores que se proclamaron campeones de la Youth League con el Real Madrid juvenil de Raúl González Blanco. También debutó Sergio Arribas, en el minuto 91, por Vinícius.

En la Real Sociedad debutó un campeón del mundo y de Europa, el mago David Silva entró por Isak. Imanol utilizó la baza de la veteranía, el talento y el oficio. La segunda parte se equilibró. El equipo donostiarra se quitó el dominio de encima, se estiró y el partido quedó abierto a que aparecieran las individualidades. Faltó, a los dos equipos, la inspiración y la pegada.

Courtois habló claro al final del partido, en Movistar, sobre la falta de gol. "Estamos contentos porque no hemos recibido muchas ocasiones, pero el problema ha sido meter el gol. Creamos peligro, pero no lo concretamos en el área. No hay que olvidar que la Real Sociedad lleva más tiempo entrenando que nosotros. Pero hemos jugado con un buen ritmo. Podemos estar felices con el juego, pero no con el gol. Si no hacemos muchos goles hay que mantener la organización. Hoy Benzema no ha tenido la suerte, pero para nosotros es importante mantener la portería a cero. Claro que tenemos gol, pero a veces no quiere salir". Odegaard no pudo debutar con victoria: "Zidane me pide que ayude al equipo a crear ocasiones, hacer goles y jugar entre líneas".

Zidane tenía dos delanteros en el banquillo (Jovic y Borja Mayoral) y no utilizó a ninguno. Sorprendente cuando su equipo necesitaba gol. ¿No le gusta ninguno? ¿Es un mensaje al club? Prefirió sacar a dos canteranos (Marvin y Arribas) antes que alguno de sus rematadores. "Nos ha faltado el gol. Algo en los últimos metros. Pero esto es largo", dijo al final del partido el entrenador del Real Madrid. "Hay que trabajar más adelante de la portería. Hay que encontrar el hueco en la portería. Es lo que vamos a hacer porque el resto creo que ha sido bueno", comentó Zidane.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios