DISGUSTO EN LA REAL POR IMCUMPLIR LO PACTADO

Zidane cambia de opinión con Odegaard y obliga a Florentino a faltar a su palabra

La palabra no vale en el fútbol, y donde el Real Madrid dijo sí a una nueva cesión del noruego, ahora dice no. El futbolista noruego iba a estar este viernes en Zubieta para iniciar la pretemporada

Foto: Odegaard, ante Ander Herrera en un amistoso del Real Madrid contra el Manchester United en julio de 2018. (Reuters)
Odegaard, ante Ander Herrera en un amistoso del Real Madrid contra el Manchester United en julio de 2018. (Reuters)

Efectivamente, el giro ha sido de 180 grados. Después de que el Real Madrid hubiera dado luz verde a una nueva cesión de Martin Odegaard a la Real Sociedad, la eliminación en los octavos de final de la Champions ante el Manchester City parece haber hecho cambiar de opinión a Zidane, quien ahora sí quiere al noruego de cara a renovar su plantilla y en previsión de que, como ya avisó su presidente, la situación económica a causa de la pandemia del covid-19 no les permita hacer grandes inversiones.

Por más que desde el oficialismo habitual se venderá lo contrario, hace unos días el acuerdo entre las tres partes para que Odegaard siguiera un segundo año en San Sebastián era total, y prueba de ello es que el noruego, de vacaciones en su país, tenía previsto estar este viernes en Zubieta y todo giró este lunes. Como quiera que las cesiones solo pueden ser por una temporada, cuando hace un año se cerró el acuerdo se apalabró que fuera por dos. Por ello está claro que la petición de Zidane deja vendido a Florentino ante la Real y personalmente ante su homólogo Jokin Aperribay. Y es que después de su espantada de hace dos años, como para llevarle la contraria a Zizou...

En cuanto a Odegaard, el hecho de ser jugador del Real Madrid desde su fichaje en 2017 y con contrato hasta 2023 le obliga a acatar lo que le digan desde el Bernabéu y poco más puede decir o hacer él. Hace meses tomó la decisión de seguir vistiendo la camiseta de la Real y la clasificación para Europa, así como para una final de Copa contra el Athletic de Bilbao que ahora no podrá disputar, le animaron a dar su visto bueno al mencionado acuerdo de hace tan solo unos días. A sus 21 años, y por muy bueno que sea, aún está en periodo de formación y así lo entendía el propio Zidane, que algo raro ha visto en su plantilla tras verse apeado de la Champions por primera vez en su exitosa carrera.

Martin Odegaard celebra su gol al Mirandés en las semifinales de la Copa del Rey, con Isak detrás. (EFE)
Martin Odegaard celebra su gol al Mirandés en las semifinales de la Copa del Rey, con Isak detrás. (EFE)

Disgusto y malestar en la Real Sociedad

"Cero opciones". Esta fue la rotunda respuesta dada desde el club donostiarra tras informar los medios locales de que "el Madrid se quiere llevar a Odegaard" y "Odegaard se aleja". Sobra decir que el cambio de decisión es un duro golpe para la Real. Primero, porque el rendimiento de 'Martintxo' ha sido excelente, especialmente hasta antes del obligado parón provocado por la pandemia, ya que en la reanudación de la competición unos problemas en la rodilla le impidieron estar a su mejor nivel. Pero también porque en la planificación de la próxima temporada que lleva a cabo Roberto Olabe contaban con él y ahora tendrán que buscarle un sustituto, pues tanto el canterano Roberto López como Robert Navarro, fichado el verano pasado del Mónaco precisamente para cubrir la marcha de Odegaard, pero en 2021, aún parecen estar un poco verdes.

Del mismo modo que la noticia cayó como un jarro de agua fría en la afición de la Real, es normal que al madridismo le ilusione el regreso de uno de los mejores jugadores de esta atípica temporada. Por más que Zidane dijera tras perder en Mánchester que "el 95 % de lo que hemos hecho este año ha sido excelente", realmente no ha sido así, pues ha ganado LaLiga como la ha ganado, ante un FC Barcelona que da pena verlo, mientras que en la Copa cayó en cuartos precisamente ante la Real y en Champions no ha llegado a los cuartos.

Es evidente que Odegaard, a quien Zizou conoce de su etapa en el Castilla, rejuvenecerá y aportará frescura al equipo, aunque está por ver los minutos de los que goza en una plantilla con futbolistas de la jerarquía de Modric, Kross, Isco o incluso un Hazard que seguirá buscando su sitio después de un año prácticamente en blanco, y no por el color de su camiseta. En la pasada temporada, el internacional noruego jugó 36 partidos con la Real Sociedad, con un total de 2.934 minutos, en los que marcó 7 goles y dio 9 asistencias. A sus 21 años necesita seguir jugando para seguir progresando y esto no lo tiene garantizado en el Bernabéu.

Tal y como indicábamos al principio, la plantilla que dirige Imanol Alguacil regresa el viernes a Zubieta con el objetivo de preparar una Liga que, salvo cambios, arrancará el 12 de septiembre, y lo hará sin Odegaard, junto a Mikel Merino y Miker Oyarzabal, uno de los pilares de un equipo que sin duda le echará en falta, si bien su recuerdo a buen seguro que será imborrable para la afición de Anoeta, donde no solo se ganó la admiración por su fútbol, sino también el cariño por su compromiso.

La pregunta es: ¿si el Real Madrid hubiera eliminado al City de Guardiola y este sábado se enfrentara en semifinales de la Champions al Olympique de Lyon, estaría Odegaard el viernes en Zubieta, aunque solo fuera para tratarse de la tendinopatía rotuliana que arrastra? Pues probablemente sí, pero es lo que hay y veremos si el Real Madrid puede compensar de alguna forma a la Real. Eso sí, lástima que en el fútbol la palabra sea una cosa del pasado. ¿Recuerdan aquello del señorío? Pues eso...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios