la exigencia del portugués para ser el mejor

La obsesión de Cristiano Ronaldo para llegar fresco a los 40 años (su rival es Ibrahimovic)

En Italia, Cristiano Ronaldo (35 años) tiene a Zlatan Ibrahimovic (a punto de cumplir los 39 años) como el adversario con el que desafiar al paso del tiempo

Foto: Cristiano Ronaldo celebra un gol con la Selección de Portugal en la Liga de Naciones. (Efe)
Cristiano Ronaldo celebra un gol con la Selección de Portugal en la Liga de Naciones. (Efe)

Cristiano Ronaldo vuelve a encontrar con quien alimentar sus ganas por seguir siendo competitivo durante muchos más años. Al futbolista portugués se le reconoce por su afán de superación y perseverancia en el trabajo para hacer historia en este deporte. Pero necesita rivales que le provoquen y exijan. En España tuvo un intenso duelo con Leo Messi y en su etapa en el Real Madrid consiguió igualar al argentino en Balones de Oro. El azulgrana superó al portugués con su sexto trofeo en 2019. En Italia, Cristiano tiene a Zlatan Ibrahimovic como el adversario con el que desafiar al paso del tiempo. Asunto complejo cuando depende de las lesiones y la resistencia a la edad.

Uno de los objetivos de Cristiano Ronaldo, repetido en varias ocasiones por el portugués, es demostrar que puede ofrecer un excelente rendimiento cuando alcance los 40 años. En Italia coincide con el eterno Zlatan Ibrahimovic. El sueco cumple 39 años el próximo 3 de octubre y ha empezado la temporada de la Serie A marcando dos goles al Bolonia. Uno de ellos de cabeza, en un potente salto que muestra su superioridad física. Cristiano Ronaldo también marcó en la primera jornada un gol en el partido contra la Sampdoria. El luso tiene una regularidad impresionante en el año 2020 con 28 goles en 27 partidos.

Ibrahimovic y Cristiano se saludan en un partido de sus Selecciones. (Efe)
Ibrahimovic y Cristiano se saludan en un partido de sus Selecciones. (Efe)

A los 35 años y en su tercera temporada en la Juventus es interesante seguir comprobando si el portugués entrará en su declive o seguirá con una alta respuesta física y mantendrá los buenos registros goleadores. Cuando se fue del Real Madrid, después de nueve temporadas y ser el máximo goleador de la historia del club, los comentarios decían que había tocado techo y no sería capaz de mantener este nivel. Parecía tener fecha de caducidad. La pasada temporada la terminó en el tercer puesto del ranking en la Bota de Oro con 31 goles, por detrás de Lewandowski (34 goles) y Ciro Inmobile (36 goles).

El luso no deja la Selección

Cristiano juega en una de las Ligas más físicas y ante equipos aguerridos y sistemas virtuosos que se caracterizan por el arte de la defensa. Hay menos espacios, los marcajes son fuertes y los esfuerzos tienen que ser mayores. Su mentalidad y condición física es excelente a los 35 años. Juega todo con la Juventus y la Selección de Portugal. Otros jugadores se ponen límites cuando pasan de la treintena y tienen que gestionar el final de sus carreras. La fatiga hace mella. Se tarda más en recuperarse de los esfuerzos. Ivan Rakitic (32 años), por ejemplo, comunicó este lunes que ya no volvería jugar con Croacia. Quiere centrarse únicamente en los años que le queden en el Sevilla.

En la ambición, la ilusión y la condición física no hay otro jugador como el portugués. Está el caso único de Ibrahimovic. Con 810 partidos y 488 goles en los nueve equipos que ha jugado, el sueco sigue teniendo gasolina para competir con los mejores cuando se acerca a los 40 años. “Nací viejo, pero moriré joven”, declaró Zlatan tras los dos goles que marcó en el estreno del Milan en la Serie A. Sigue siendo una estrella. No se arrastra por los campos de fútbol porque se siente fresco, ágil y motivado. Es un caso similar al de Cristiano Ronaldo en su manera de competir, la mentalidad y una condición física que les hace superiores al resto.

Ibrahimovic lleva 23 temporadas jugando al fútbol desde que empezó en el Malmo sueco en 1999. Ha pasado por el Ajax, Juventus, Inter, Milan, Barcelona, Paris Saint Germain, Manchester United, LA Galaxy y otra vez el Milan. Su longevidad para seguir teniendo ganas y fuerzas para competir no tiene secretos. El sueco, como el portugués, tiene un cocinero personal que le cuida la dieta. Además de un entrenador y un fisioterapeuta que vigilan al detalle sus cuerpos. Ambos marcan las diferencias como profesionales por el equipo que les rodea de especialistas en la comida, el entrenamiento específico y el descanso.

Cristiano Ronaldo marca en el partido entre la Juventus y la Sampdoria. (Efe)
Cristiano Ronaldo marca en el partido entre la Juventus y la Sampdoria. (Efe)

De Ibrahimovic hay una anécdota en su etapa en el Paris Saint Germain. Pedía menús especiales y se quejaba de la falta de fruta. Decidió que era mejor tener un nutricionista personal que le hiciera las dietas más estrictas. Pero si por algo se distingue el sueco es por su capacidad atlética. Desde pequeño practicó artes marciales. Es cinturón negro de Taekwondo y mantiene su forma física ágil, elástica y fibrosa porque sigue practicando este tipo de deportes que le apasionan y le hacen resistente.

El plan personalizado que lleva Cristiano Ronaldo se puede calificar de exagerado. Tiene prohibido beber alcohol y comer dulces. Su dieta es más estricta. Nada de salsas, ni azúcares. Verduras, arroz, pescados, pollo a la plancha, alimentos con fibra y complementos alimenticios… Son los ingredientes que más abundan en los platos del portugués. Esto y los numerosos batidos de frutas. Una alimentación cuidada, el descanso, los entrenamientos y la mentalidad ganadora siguen haciendo de Cristiano Ronaldo uno de los mejores del mundo a sus 35 años. Un jugador que, el 9 de septiembre, alcanzó la cifra de los 101 goles con la Selección de Portugal en 126 partidos. En su carrera en los diferentes clubes que ha estado acumula 639 goles en 851 partidos (una media goleadora de 0,75).

Comparable al caso de Carlos Sainz

Poner una fecha de jubilación a Ibrahimovic y Cristiano Ronaldo no va a ser nada fácil cuando se comprueba que tienen ganas de disfrutar y ganar en equipos que renuevan sus proyectos con jóvenes (al Milan llega el madridista Brahim Díaz y a la Juventus se incorpora Morata). El sueco y el portugués mantendrán su rivalidad por la longevidad mejor llevada en la historia del fútbol. Dos jugadores infatigables, con un poderío físico superior al resto y una ambición descomunal. En una época en la que irrumpen jóvenes estrellas como Mbappé, Haaland, Jadon Sancho, Ansu Fati, Joao Félix, Odegaard conviene poner en valor la trayectoria y el nivel de dos veteranos que no solo no se rinden sino que parecen estar viviendo una segunda juventud.

En España hemos asistido en el último fin de semana al debut de Alberto Cifuentes, con 41 años, en la Primera división como portero del Cádiz. El veterano guardameta está en una nube y no podía imaginar que pudiera llegar este momento. Como se puede comprobar los sueños sí se cumplen. Pero si hay un caso digno de mención en el deporte español sobre el valor de un profesional del deporte que puede servir de referencia es el de Carlos Sainz. El madrileño ganó su tercer Dakar a los 57 años y se convirtió en el piloto de más edad en conquistar este mítico rally.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios