Protagonistas de críticas en la Premier

De Gea y Kepa, dos porteros a la deriva blindados en sus millonarios contratos

La competencia de Henderson, guardameta de moda inglés, acorrala al del United, mientras que el Chelsea está harto de los errores groseros de Arrizabalaga. No existe mercado para ellos

Foto: David de Gea y Kepa Arrizabalaga, en un fotomontaje. (Reuters)
David de Gea y Kepa Arrizabalaga, en un fotomontaje. (Reuters)

David de Gea y Kepa Arrizabalaga eran los porteros elegidos para erigirse como los herederos del trono de Iker Casillas. Pero la crisis indefinida en la que viven ambos guardametas en la Premier League desde hace un año no tiene fin. El ex del Atlético de Madrid ha pasado de ser el mejor jugador de la última década del Manchester United a ser señalado como un serio problema en la planificación deportiva de los diablos rojos. El guardameta vasco, por su parte, fue fichado para suplir la baja de Thibout Courtois, con la alargada sombra de Peter Cech en la memoria de los aficionados blues. Dos años más tarde, Kepa acumula algunas de las peores estadísticas para el equipo entrenado por Frank Lampard.

Los dos españoles han comenzado la Premier League conscientes de que tanto la prensa británica como los aficionados de sus respectivos equipos tienen el ojo puesto en su rendimiento. El Manchester United se dio el primer batacazo de la temporada perdiendo en Old Trafford contra el Crystal Palace 1-3. David de Gea no fue el culpable de la derrota, pero la mala suerte no se apiado de él. El de Illescas hizo alguna parable memorable, e incluso llegó a parar un penalti. El VAR demostró que se había adelantado y mandó repetir la pena máxima. El guardameta no pudo volver a pararlo y continuó una estadística mediocre en los lanzamientos desde los 11 metros: 18 consecutivos sin poder atajarlos. El español lleva desde el 2014 sin una parada en penaltis en la Premier League.

David de Gea se queja ante el árbitro por haber tenido que repetir el penalti. (EFE)
David de Gea se queja ante el árbitro por haber tenido que repetir el penalti. (EFE)

Bastante peor actuación tuvo Kepa Arrizabalaga en el primer enfrentamiento estelar de la temporada 2020/21 en Europa. El ex del Athletic de Bilbao protagonizó un fallo decisivo en el partido contra el Liverpool, vigente campeón de la Premier. A pesar de contar con un hombre menos y de ir por debajo en el marcador, el Chelsea parecía tener opciones de puntuar. Kepa ya había tenido un fallo sin consecuencias en una mala salida. Minutos más tarde, el portero tenía el balón en sus pies a dos metros de su portería. Un exceso de confianza le impidió ver que Sadio Mané corría para presionar su pase a uno de los centrales. El resultado fue un gol a puerta vacía que sentenció el partido con dos tantos y que agotó la paciencia de su equipo.

Paralelismos y diferencias de su situación deportiva

David de Gea firmó una temporada 2019/20 repleta de luces y sombras. La reconstrucción deportiva del Manchester United permitió que el equipo mejorase su solidez defensiva, pasando de los 54 goles recibidos la anterior competición a 36. A pesar de algunos fallos, el español parecía haberse recuperado de esa crisis personal que tanto se vio con la Selección Española en el Mundial de Rusia. Pero, a su vez, la lupa estaba puesta a cada error.

Su problema es la planificación deportiva de los diablos rojos, que cuentan en su plantilla con Dean Henderson, el portero de moda inglés. A sus 23 años, acumula experiencia Premier League tras su paso por el Sheffield como cedido, y apunta a ser el guardameta titular de Inglaterra de los próximos años. Este mismo verano el United le repescó y le renovó para las próximas 5 temporadas. En una entrevista con The Guardian, el joven jugador dejó claras sus intenciones: "Estoy muy cerca y no voy a rendirme. Respeto mucho a David, pero todo depende de mí”. Ole Gunnar Solskjaer comentó en la última rueda de prensa que no había un titular indiscutible para la portería.

Aunque con cierto paralelismo, distinto es el caso de Kepa Arrizabalaga. El español no convence en Stamford Bridge, tanto por su desempeño en la portería como a nivel institucional. Todavía resuena entre los aficionados aquel incidente con Maurizio Sarri, quien trató de cambiar a su portero en plena final de la Carabao Cup frente al Manchester City. Kepa se había resentido de una lesión en una estirada y, al verlo, su entrenador decidió der entrada al campo a Willy Caballero para los penaltis. Cuando vio las intenciones de su técnico, el titular se negó a ser sustituido, ante la incredulidad y el enfado del italiano. El Chelsea perdió esa final y la imagen del guardameta quedó en entredicho.

Kepa, durante el partido frente al Liverpool del Chelsea. (Reuters)
Kepa, durante el partido frente al Liverpool del Chelsea. (Reuters)

Sus actuaciones con Lampard como entrenador no mejoraron. Según el portal especializado Statsbomb, Kepa fue el segundo peor portero de toda la Premier en porcentaje de paradas real de la pasada temporada. Se trata de una estadística avanzada que retrata que el español paraba un 11% menos de las atajadas esperadas en función de los disparos. “Es un problema importante para el club”, resumió el corresponsal del Chelsea para ‘The Athletic’, Liam Twomey, al ser preguntado por este periódico acerca de la situación del jugador.

Dos contratos millonarios que dificultan su salida

A poco más de dos semanas para que se cierre el mercado, es complicado que tanto De Gea como Kepa abandonen sus clubes. El primero es el jugador mejor pagado de la Premier League con 23 millones de euros al año (la reciente llegada de Gareth Bale le arrebataría este puesto al juntar las cantidades del Real Madrid y Tottenham). Una cifra inasumible para la inmensa mayoría de equipos del mundo. David tiene contrato con el Manchester United hasta el 2023, y los únicos clubes capaces de igualar el aspecto económico tienen las porterías cubiertas.

De Gea y Henderson, en el calentamiento de porteros del United. (Reuters)
De Gea y Henderson, en el calentamiento de porteros del United. (Reuters)

Lejos queda el fax que no llegó a tiempo para su fichaje por el Real Madrid en el 2015. En los últimos años, tan solo el Paris Saint Germain se ha interesado por su situación contractual del jugador, que tiene 29 años en la actualidad. El problema del United está en la progresión de Henderson, quien exige jugar. El club inglés tiene que elegir entre sentar al portero mejor pagado del mundo o al próximo gran guardameta de la selección.

Kepa Arrizabalaga cuenta con el honor de haber sido el fichaje más caro de la historia del Chelsea, con 80 millones de euros, y el portero que más ha costado a nivel global. La paciencia de Lampard parece acabada y pide urgentemente al Chelsea el traspaso de Edouard Mendy del Rennes. El primo del lateral izquierdo del Real Madrid llegará a la plantilla de los blues en los próximos días, según la prensa inglesa, y podría sustituir directamente a Kepa en el once titular.

El elevado coste de su traspaso complica cualquier salida del español. El Chelsea sabe que una venta actual significaría renunciar a gran parte de la inversión que realizaron hace 2 años. El entorno de Kepa no se ha pronunciado acerca de la posibilidad de salir del club inglés. Una situación crítica de la portería que puede significar la suplencia habitual del jugador de 25 años.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios