Es noticia
Menú
La foto de los cuatro dedos en el Bernabéu que motivó al Real Madrid y hundió al Barça
  1. Deportes
  2. Fútbol
una celebración desmedida

La foto de los cuatro dedos en el Bernabéu que motivó al Real Madrid y hundió al Barça

Laporta y Xavi celebraron hace un mes la goleada en el Clásico posando en el césped del Bernabéu. Un gesto que no gustó en el Real Madrid y que les ha servido para reaccionar

Foto: Laporta, Xavi y los directivos del Barcelona en el césped del Bernabéu. (@enricmasip5)
Laporta, Xavi y los directivos del Barcelona en el césped del Bernabéu. (@enricmasip5)

Un mes después de la goleada en el Clásico del Bernabéu, en el Barcelona llega la rendición en la Liga con la derrota contra el Cádiz en el Camp Nou. Joan Laporta hizo creer que la remontada era posible y que al Real Madrid le pasaría factura el 0-4. Lo escenificó con una fotografía en la que quiso inmortalizar la gesta. El presidente posó en el césped del Bernabeú con el gesto de los cuatro dedos. Junto a él estaban Xavi, su hermano y ayudante técnico Óscar Hernández, el vicepresidente Rafael Yuste y los miembros de la secretaría técnica: Mateu Alemany, Jordi Cruyff y Enric Masip. Era la imagen de la ilusión y, como etiquetó con hashtags en su cuenta de twitter Enric Masip, la del 'hemos devuelto la alegría al barcelonismo' y 'promesas cumplidas'.

En el Real Madrid se recibió como una provocación. Un mes después, el equipo de Carlo Ancelotti no solo no se ha caído, sino que está más cerca de cantar el alirón de campeones. Del Clásico, el Madrid salió tocado por la imagen de no haber sido capaz de competir y haber sido inferior. Una noche negra y un día histórico para Laporta y el barcelonismo. El Real Madrid, desde entonces, ha reaccionado. Ha pasado de la impotencia de recibir cuatro goles y no marcar ninguno a marcar 10 goles en los siguientes partidos, en los que ha ganado al Celta, Getafe y Sevilla en la Liga y ha eliminado al Chelsea en los cuartos de final de la Champions.

placeholder Piqué y los jugadores del Barcelona celebran la victoria contra el Real Madrid en el Bernabéu
Piqué y los jugadores del Barcelona celebran la victoria contra el Real Madrid en el Bernabéu

La celebración del Barcelona en el Bernabéu no dolió al Real Madrid. Lo que hizo daño fue ver cómo Xavi participaba del show de Laporta y sus directivos. Algunos de ellos considerados más equilibrados y respetuosos, como Mateu Alemany y Jordi Cruyff. Entraron al juego de Laporta, Yuste y Enric Masip. Este último es el asesor del presidente y tiene cargo en la secretaría técnica. Laporta ha convertido a Masip, exjugador de balonmano, en un alto directivo y es la persona que publicó en sus redes sociales una fotografía que es una más a la campaña de marketing del presidente. Tras la lona en el Bernabéu, con el mensaje de 'ganas de volver a veros', no había mayor satisfacción que posar en el césped del Bernabéu.

Xavi y la euforia desmedida

Xavi llevaba 134 días en el banquillo del Barcelona y consiguió en el Bernabéu su primer gran triunfo. De Laporta se puede esperar todo. Pero también se pasó de frenada en el palco del Bernabéu con una celebración demasiado entusiasta, bajar a los vestuarios e implicar a Xavi para que saliera al césped y aparecer en la foto de los cuatro dedos. En el Real Madrid, Carlo Ancelotti hizo autocrítica y asumió el error de un mal planteamiento sin poner de excusa la baja de Benzema. A los jugadores les dolió la decepción de no haber competido, las trifulcas con Vinicius y los cánticos de los 300 aficionados culés que pedían: "Queremos una manita, queremos una manita".

El cambio ha sido radical. El Real Madrid ha pasado de sufrir la foto de Laporta y Xavi en el Bernabéu a celebrar en el vestuario del Sánchez Pizjuán que son el primer equipo que gana al Sevilla en su estadio. Lo hizo con una remontada en una excelente segunda parte y con la sensación de que metían presión al Barcelona. Lo que no se esperaba es que pudiera fallar contra el Cádiz. Ha sorprendido.

Foto: Carvajal compite con Mbappé en el partido del Bernabéu. (EFE/Juanjo Martín)

En un mes, un plazo corto de tiempo, pero unas semanas claves en las que se deciden los títulos, el Real Madrid pasa de la humillación en el Clásico a tener 15 puntos de ventaja sobre el Barcelona (con un partido más) y disputar las semifinales de la Champions. El Barcelona se ha desplomado en menos de una semana con la eliminación en la Europa League y el batacazo contra el Cádiz en el Camp Nou. Las dinámicas son diferentes.

La racha del Barcelona ha sufrido un frenazo, pero lo que más sorprende, mirándolo con perspectiva, es que Xavi se prestara a hacerse una fotografía en el césped del Bernabéu y se dejara llevar por la euforia desmedida del presidente, el vicepresidente Rafael Yuste y el asesor Enric Masip. El presidente del Barcelona ha metido a Xavi en su circo. Desde el primer día de su llegada, en la presentación en el Camp Nou, donde jalearon a los aficionados. Laporta quiere recuperar la ilusión, Xavi consiguió sacar al barcelonismo de la depresión, pero las prisas por celebrar lo que sea sin acabar la temporada no son buenas.

Un mes después de la goleada en el Clásico del Bernabéu, en el Barcelona llega la rendición en la Liga con la derrota contra el Cádiz en el Camp Nou. Joan Laporta hizo creer que la remontada era posible y que al Real Madrid le pasaría factura el 0-4. Lo escenificó con una fotografía en la que quiso inmortalizar la gesta. El presidente posó en el césped del Bernabeú con el gesto de los cuatro dedos. Junto a él estaban Xavi, su hermano y ayudante técnico Óscar Hernández, el vicepresidente Rafael Yuste y los miembros de la secretaría técnica: Mateu Alemany, Jordi Cruyff y Enric Masip. Era la imagen de la ilusión y, como etiquetó con hashtags en su cuenta de twitter Enric Masip, la del 'hemos devuelto la alegría al barcelonismo' y 'promesas cumplidas'.

Karim Benzema
El redactor recomienda