Es noticia
Menú
Marcelo, el capitán que se irá del Real Madrid sin ego y el que mejor se adaptó a Florentino
  1. Deportes
  2. Fútbol
ovacionado por el bernabéu

Marcelo, el capitán que se irá del Real Madrid sin ego y el que mejor se adaptó a Florentino

El brasileño está gestionando mejor su final en el Real Madrid que los anteriores capitanes y estrellas que se fueron por la puerta de atrás y con discrepancias con la gestión del club

Foto: Marcelo, durante el partido contra el Granada. (Reuters/Juan Medina)
Marcelo, durante el partido contra el Granada. (Reuters/Juan Medina)

Marcelo jugó su primer partido como titular en el Bernabéu contra el Granada y, cuando Ancelotti hizo el cambio para que entrara Nacho, la respuesta del Bernabéu fue una sonora ovación al capitán. El público dictó sentencia. Los jugadores tienen que acabar su etapa en el Real Madrid como lo está haciendo el brasileño. Se trata de estar al servicio del club para lo que haga falta. Marcelo lo ha hecho siempre, desde que lo fichó Ramón Calderón y no ha dado un solo problema a Florentino Pérez.

Los aplausos a Marcelo fueron de agradecimiento y respeto. El Bernabéu reaccionó de esta manera con un jugador que ha puesto el club por encima de su ego. Esta aprobación del club y la grada no la han conseguido todos los capitanes. Los últimos han salido de aquella manera. Desde Fernando Hierro, enfrentado a Florentino, a Raúl, Casillas y Sergio Ramos. Ninguno ha tenido una ovación en activo como la que se vio este domingo en el Bernabéu. Por discrepancias deportivas y económicas, los anteriores capitanes tuvieron un final frío. El de Sergio Ramos, el primer fichaje español de Florentino, acabó fatal. La química y la complicidad de los buenos tiempos acabó en una relación explosiva y de desconfianza por las filtraciones.

Foto: Marco Asensio celebra el gol contra el Granada con Luka Modric. (Reuters/Juan Medina)

Marcelo está gestionando mejor su final en el Real Madrid. Lo que ha conseguido a lo largo de los 15 años es mucho en victorias, títulos y disfrutando en el campo como uno de los mejores laterales zurdos. Ha ido aceptando cada decisión institucional sin rechistar. Se ha adaptado a las necesidades del presidente y de los entrenadores que han ido pasando. Los últimos años han sido difíciles. Desde que llegó Solari y quiso hacer una revolución. Perdió el puesto. El técnico apostó por Sergio Reguilón y Marcelo calló y trabajó. No hizo lo mismo, por ejemplo, Isco. El malagueño entró en conflicto con Solari y tuvo algún gesto feo con la grada. Llegó Zidane y fichó a Mendy. Marcelo volvió a callar y volvió a trabajar. Así, hasta quedar en un segundo plano y aceptar los minutos que le da Ancelotti.

Se lo pone fácil al club

Podía haber tenido alguna mala cara o una actitud de desgana. No lo hizo y esto es lo que ha provocado que la afición ponga en valor todo lo que ha dado Marcelo. Saber retirarse no es nada sencillo en el Real Madrid. En su etapa de esplendor, cuando lo jugaba todo y era intocable, alcanzó la gloria. Era el mejor lateral zurdo del mundo, tuvo ofertas importantes y decidió que su sitio estaba en Madrid y en el Real Madrid. No hay jugadores que lo tengan tan claro y se lo pongan tan fácil a Florentino como Marcelo. El brasileño lo que busca es irse del Real Madrid con el cariño de todos. La ovación que le dieron en el partido contra el Granada fue emotiva. Hay jugadores que se besan el escudo el día de la presentación y luego no lo sienten. En Marcelo, en las buenas y en las malas rachas, en los éxitos y en las crisis, no hay ningún tipo de dudas de que ha sido madridista.

Cristiano Ronaldo no era capitán cuando decidió poner punto y final a su etapa en el Real Madrid. Pero era el mejor futbolista, el ídolo, el más mediático y el que podía haber estado todo el tiempo que hubiera querido si no hubiera sido por su ego. El portugués se fue por la puerta de atrás. Lo mismo va a suceder con Gareth Bale. Con Marcelo empezamos a ver el respeto y el reconocimiento de los aficionados madridistas. No olvidan todo lo que ha dado y ha ganado.

Llegó con 18 años y quiere acabar siendo el futbolista con más títulos en la historia del Real Madrid. Con la Supercopa de España tiene 23, iguala a Paco Gento y supera a Sergio Ramos. Atrás quedan otras leyendas y capitanes como Sanchis (21), Chendo (18), Casillas (18), Camacho (18), Di Stéfano (17), Hierro y Raúl (16). Con 20 títulos está en activo todavía Benzema. El francés es otro que, como Marcelo, mejor se ha adaptado a las necesidades de Florentino y que, cuando le toque marcharse del Real Madrid, tendrá el calor que ya siente el brasileño.

Una ganga de fichaje

La historia de Marcelo en el Madrid es larga, llena de éxitos y más días felices que amargos. No la quiere estropear. Es un fichaje de la etapa de Ramón Calderón. Una ganga que descubrieron la pareja Mijatovic-Baldini, los encargados de la dirección deportiva. Marcelo eligió venir al Real Madrid en un momento de cambios, pero en el que todavía estaba Roberto Carlos y ocupaba plaza de extranjero. El Madrid pagó 6 millones de euros al Fluminense y la mayor competencia para el fichaje estaba en el fuerte interés del Sevilla. Monchi también fue a por él y el club hispalense pagaba al contado. El Madrid lo hizo en plazos y decidió Marcelo. Quería ir al Real Madrid y llegó con la posibilidad de poder irse cedido o empezar jugando en el Castilla. Esperó, fue paciente y no lo tuvo fácil. Capello le decía que no subiera tanto al ataque, Juande Ramos le hizo jugar de interior y así fue adaptándose a las necesidades.

placeholder Marcelo besa el escudo del Real Madrid. (EFE/Juan Cruz)
Marcelo besa el escudo del Real Madrid. (EFE/Juan Cruz)

Marcelo ha sido hasta hoy un futbolista de equipo, brillante, pero al servicio del club y las exigencias del entrenador. Por todo esto se ganó la confianza y el respeto de Florentino. Ahora es el brasileño el que elige cómo quiere que sea el final de etapa en el Real Madrid. Acaba contrato en junio y en mayo cumple 34 años. En la plantilla sigue Modric con 36 años. Pero Marcelo aceptará salir por el bien del club y dar facilidades. El futuro no lo ha comunicado y se habla de que puede retirarse en el Real Madrid. Podría estirar la carrera en Estados Unidos, Brasil, Qatar o Arabia Saudí. Pero no lo ve claro porque su familia es feliz en Madrid, está adaptada a la ciudad y el país. Su hijo Enzo juega en la cantera del Real Madrid.

Marcelo no parece que quiera más dinero ni más reconocimiento que el de sentir que la afición le da un homenaje cuando le toque jugar unos minutos y el club le haga una despedida inolvidable que no tuvieron otros capitanes. Marcelo es el capitán que mejor se adaptó a Florentino Pérez.

Marcelo jugó su primer partido como titular en el Bernabéu contra el Granada y, cuando Ancelotti hizo el cambio para que entrara Nacho, la respuesta del Bernabéu fue una sonora ovación al capitán. El público dictó sentencia. Los jugadores tienen que acabar su etapa en el Real Madrid como lo está haciendo el brasileño. Se trata de estar al servicio del club para lo que haga falta. Marcelo lo ha hecho siempre, desde que lo fichó Ramón Calderón y no ha dado un solo problema a Florentino Pérez.

Marcelo Florentino Pérez
El redactor recomienda