Es noticia
Menú
"Yo tenía valentía". La historia de Amancio, el nuevo presidente de honor del Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
una leyenda del fútbol

"Yo tenía valentía". La historia de Amancio, el nuevo presidente de honor del Real Madrid

Amancio Amaro fichó por el Real Madrid con 22 años, en una operación que impuso Bernabéu cuando no había dinero en la caja, ganó la sexta copa de Europa y se convirtió en mito

Foto: Amancio Amaro saluda a aficionados del Real Madrid. (EFE/Mariscal)
Amancio Amaro saluda a aficionados del Real Madrid. (EFE/Mariscal)

De Gento a Amancio. Ser presidente de honor del Real Madrid es el mayor reconocimiento que puede alcanzar un madridista. Para ser nombrado tienes que alcanzar la categoría de mito. La junta directiva del club propondrá a los socios compromisarios en la asamblea de este domingo el nombramiento de Amancio Amaro como el nuevo presidente de honor, cargo que ostentaron otras leyendas del club como Alfredo Di Stéfano y Paco Gento, y que estaba vacante desde el fallecimiento de este último el pasado 18 de enero. De la Galerna del Cantábrico al Brujo. Así se le conoce a Amancio, que será ratificado por aclamación por la masa social madridista.

La historia de Amancio Amaro es la de un coruñés que nació (16 de octubre de 1939) en la posguerra de la Guerra Civil, en una familia en la que había que trabajar a destajo para llegar a final de mes, y que pasó de ser la figura del Deportivo de La Coruña a una obsesión del presidente del Real Madrid, Santiago Bernabéu. Con 22 años dejó Galicia para iniciar una nueva vida. Viajar a la capital y tener el encargo del presidente de reconstruir un equipo que entraba en decadencia. Di Stéfano, con 36 años, y el Real Madrid de las cinco Copas de Europa seguidas entraron en declive. Bernabéu puso sus ojos en un joven futbolista gallego. Su mayor logro era haber sido el máximo goleador de la Segunda División con el Deportivo (25 goles en 26 partidos). Amancio tan solo era una promesa, pero el presidente del Real Madrid apostó demasiado fuerte para iniciar una nueva etapa y convertirlo en uno de los líderes de un equipo ganador.

placeholder Amancio, como capitán, en un partido del Real Madrid en el Bernabéu. (Real Madrid)
Amancio, como capitán, en un partido del Real Madrid en el Bernabéu. (Real Madrid)

Bernabéu impuso la contratación. Su fichaje provocó fuertes discrepancias entre los directivos del Real Madrid. El Deportivo fijó un elevado precio para la época: 12 millones de pesetas. En la tesorería del club blanco no había dinero suficiente para hacer este desembolso. Los directivos manifestaron su negativa y Bernabéu siguió adelante. Negoció hasta conseguir una rebaja de dos millones de pesetas y la cesión de cuatro futbolistas (Antonio Ruiz, Betancort, Michel y Cebrián). Tampoco había 10 millones de pesetas en la caja del Madrid y los directivos no aprobaban la operación.

Los 10 millones de pesetas

De Bernabéu se decía que conseguía lo que se proponía y se salió con la suya. Faltaban cuatro millones de pesetas para completar el pago y los tuvo que poner de su bolsillo Muñoz Lusarreta, el vicepresidente tercero y empresario de cines y teatro. Es el que hizo posible la llegada de Amancio al Real Madrid. Se convirtió en el fichaje más caro de la historia del club. Lo que hoy son 30 millones de euros.

De esta manera llegó, en 1962, el que va a ser el nuevo presidente de honor del Real Madrid. Con tensiones entre Bernabéu y sus directivos. Con dudas de si el joven talento gallego podía echarse el equipo a sus espaldas y volver a hacer un Real Madrid campeón. Demasiada presión para un jugador que venía de fuera, con una personalidad tímida y callado, que entraba a un vestuario en el que todavía estaba Di Stéfano, con su fuerte carácter.

Foto: Mbappé antes de empezar un partido con el PSG. (Reuters/Stephane Mahe)

El debut de Amancio con el Real Madrid fue en un partido de Copa de Europa en el Bernabéu, un 26 de agosto de 1962, contra el Anderlecht (3-3). En la vuelta, se produjo la derrota (1-0) y el Real Madrid quedó eliminado. Peor no podían empezar las cosas para el recién llegado. En el debut en el partido de Liga, en el campo del Betis (16 de septiembre), Amancio demostró que tenía nivel para estar en el Madrid mucho tiempo. Hizo su primer gol, se comprobó el potencial de un extremo derecho que encaraba al rival y desequilibraba con habilidad. Un regateador imparable, con cambios de ritmo, fintas y mucha velocidad. Bernabéu estaba convencido del paso dado. Amancio era lo que necesitaba el Real Madrid para volver a ganar.

La trayectoria de Amancio Amaro en el Real Madrid (14 temporadas, 471 partidos y 155 goles) es la de un artista. Un futbolista especial, diferente y que parecía hacer magia con sus regates y goles. Se ganó el apodo del Brujo, un futbolista espectacular que ha pasado a la historia del Real Madrid por dos hitos. Uno en el césped y otro en los banquillos. Consiguió la sexta Copa de Europa, contra el Partizán de Belgrado, en el estadio de Heysel de Bruselas (11 de mayo de 1966). Fue el autor del gol del empate en un equipo cien por cien español que se recita de memoria (Araquistáin, Pachín, De Felipe, Sanchís, Pirri, Zoco, Serena, Amancio, Grosso, Velázquez y Gento). El bautizado como el Real Madrid 'ye-ye' tras hacerse un reportaje los jugadores con pelucas al estilo de la banda de 'rock' británica, The Beatles, para el periódico 'El Alcázar'.

El padre de La Quinta del Buitre

En los banquillos, como entrenador del Real Madrid Castilla, es el padre de La Quinta del Buitre (Butragueño, Martín Vázquez, Sanchís, Pardeza y Míchel), en un equipo filial irrepetible que se proclamó campeón de la Liga de Segunda División en la temporada 1983-84. Ningún otro filial ha repetido este éxito. Su historia se redondea con el logro como internacional de la primera Copa de Europa con España en la final contra la Unión Soviética (2-1) en el estadio Santiago Bernabéu (21 de junio de 1964).

Foto: Solari en su etapa de entrenador del Real Madrid. (Efe/Juan Carlos Hidalgo)

Emocionado y agradecido. Amancio Amaro charla con El Confidencial antes de ser nombrado presidente de honor y echa la vista atrás para recordar el largo viaje que va de salir del Deportivo, dejar a la familia, llegar al Real Madrid, convertirse en un ídolo, formar parte del club en diferentes áreas y convertirse en una leyenda: "Solo puedo decir que estoy muy orgulloso de lo que he hecho y que ha sido una vida dedicada al Real Madrid. He tenido la gran suerte de jugar con leyendas como Alfredo Di Stéfano, Puskas, Gento... Y, desde que entré el primer día al vestuario, me trataron muy bien. Es verdad que todo fue muy exagerado en mi fichaje, pero es que hablamos de Bernabéu, que era una persona con un fuerte carácter. Llegué al Real Madrid en una etapa muy difícil y el equipo volvió a ganar títulos. Para nosotros era un anhelo volver a ganar una Copa de Europa. Tras cinco consecutivas, la conquista de la sexta era un gran desafío. Queríamos saber lo que se sentía siendo campeón de Europa. Y al final lo conseguimos con un equipo en el que todos eran españoles y el cincuenta por ciento de la cantera. Como dijo Paco Gento, era una de las mayores ilusiones que tuvimos. Lo dijo el gran capitán. Y luego, claro, nos quedamos con lo del Madrid 'ye-ye' y los recuerdos son muy especiales".

placeholder Amancio junto a Gento en una conferencia. (Real Madrid)
Amancio junto a Gento en una conferencia. (Real Madrid)

Con la llegada de Amancio al Real Madrid hay un nuevo impulso, otro punto de inflexión, para volver a construir un equipo competitivo. Está en el recuerdo como un futbolista diferencial por su capacidad para desequilibrar por la banda derecha. Se le considera un extremo irrepetible y uno de los mejores de la historia. Reconocido por su calidad individual y un palmarés de éxito. A la sexta Copa de Europa y la Eurocopa con España hay que añadirle nueve Ligas y tres Copas de España. El Brujo es elogiado por haber tenido un talento superior: "Bueno, los que elogian son amigos. No veas las de patadas que recibía. Yo tenía velocidad, habilidad y también valentía. Lo que hacíamos era tener mucho compromiso. Lo bueno es que ganamos títulos y no era nada fácil en esa época. Se prohibió traer jugadores extranjeros, pero hubo una ley en la Federación que permitió jugar a los oriundos. Venían de todas partes".

Vinculado a Florentino

Del césped pasó a los banquillos y triunfó con la gesta de hacer campeón de Liga al equipo filial en Segunda División, pero, sobre todo, se le considera el descubridor de La Quinta del Buitre: "No diría tanto como el descubridor. Yo lo que hice es ver que había una camada de muy buenos jugadores, formarlos y abrirles las puertas para que subieran al primer equipo. Con lo que me quedo es con el fantástico recuerdo de la gran cantidad de aficionados que iban al Bernabéu a vernos. Hubo más de 70.000 personas para ver un partido del filial. Eso era lo bonito. Luego estuve unos meses en el primer equipo y después he hecho de todo. Ha sido una trayectoria muy bonita".

Una vida dedicada al Real Madrid y vinculada a Florentino Pérez desde que el empresario y socio presentó su candidatura a la presidencia en su primer mandato. Amancio ha sido asesor de Florentino, vocal de la Junta, embajador y ahora es presidente de la Asociación de Veteranos y próximo presidente de honor: "Mi relación con Florentino viene de unos amigos comunes. Yo tenía confianza en él y apoyé su candidatura. Mi pensamiento es que el Real Madrid ha tenido suerte de encontrar en el camino a Florentino. No solo se ha dedicado a fichar jugadores y ganar títulos, sino a hacer crecer a la entidad. Tenemos una ciudad deportiva que es una maravilla y un estadio que va a ser la envidia del mundo. Es el bagaje de un presidente que refuerza el equipo con los mejores jugadores del mundo y hace una gestión envidiable".

De Gento a Amancio. Ser presidente de honor del Real Madrid es el mayor reconocimiento que puede alcanzar un madridista. Para ser nombrado tienes que alcanzar la categoría de mito. La junta directiva del club propondrá a los socios compromisarios en la asamblea de este domingo el nombramiento de Amancio Amaro como el nuevo presidente de honor, cargo que ostentaron otras leyendas del club como Alfredo Di Stéfano y Paco Gento, y que estaba vacante desde el fallecimiento de este último el pasado 18 de enero. De la Galerna del Cantábrico al Brujo. Así se le conoce a Amancio, que será ratificado por aclamación por la masa social madridista.

Florentino Pérez
El redactor recomienda