Es noticia
Menú
Al volante del Austral, el estupendo SUV con el que Renault espera recuperar terreno
  1. Motor
  2. Pruebas
Cuatro mecánicas híbridas con etiqueta eco

Al volante del Austral, el estupendo SUV con el que Renault espera recuperar terreno

Para relevar al Kadjar, la firma del rombo lanza el Austral, otro SUV hecho en Palencia. Y el avance es radical: nueva plataforma, motores híbridos de 140 a 200 CV, tecnología a la última y un agrado de uso superior. Los precios, desde 30.900 euros

Foto: Hemos conducido la versión superior del Austral, con 200 caballos. (Renault)
Hemos conducido la versión superior del Austral, con 200 caballos. (Renault)

El segmento de mercado más importante en Europa es el C, donde se encuadran modelos tradicionalmente muy vendidos como el Volkswagen Golf, el Ford Focus o el Renault Mégane, pero también incluye los llamados C-SUV, donde encontramos algunos de los vehículos más deseados por los usuarios en la última década, como Nissan Qashqai, Hyundai Tucson, Kia Sportage, SEAT Ateca, Peugeot 3008... Y con ellos rivalizaba hasta ahora el Kadjar, un modelo lanzado en 2015 y fabricado en la planta de Palencia que se vendió menos de lo que probablemente esperaban en la firma francesa.

Por ese motivo, pero también por otros, la marca del rombo acometió hace poco una contraofensiva para recuperar el peso que en su día tuvo en el segmento C (podríamos remontarnos a la época de los exitosos Renault 9 y 11, al Renault 19 y a los primeros Mégane para comprenderlo), y ahí entra en juego el lanzamiento del Arkana, un SUV con perfil de berlina cupé que ha cosechado un notable éxito, o el del más reciente Mégane E-Tech Electric, de mecánica 100% eléctrica. Importantes ambos dentro de la estrategia continental, aunque poco que ver con la trascendencia que debería tener el Austral, pues su mercado potencial es muy superior.

placeholder La velocidad máxima de todas las versiones del Austral es idéntica: 175 km/h.
La velocidad máxima de todas las versiones del Austral es idéntica: 175 km/h.

Un Austral que se fabrica también en la factoría palentina de Villamuriel de Cerrato y que tendrá una gama con tres carrocerías en total, pues a esta primera variante presentada de cinco plazas con 4.510 milímetros de largo, 1.843 de ancho y 1.618 de alto (1.644 incluyendo las barras de techo) se sumarán entre 2023 y 2024 otras dos, aún no desveladas: una de perfil cupé, también de cinco plazas, y otra más larga, ya con siete plazas. Y eso ya es un cambio trascendental en relación al Kadjar, de carrocería única.

placeholder No se llama 'Australe', aunque lo parezca por el emblema trasero del Austral E-Tech Full Hybrid.
No se llama 'Australe', aunque lo parezca por el emblema trasero del Austral E-Tech Full Hybrid.

Pero los avances van mucho más allá, porque el Austral también adopta nueva plataforma. Se trata de la CMF-CD, compartida con el actual Nissan Qashqai y que poco tiene que ver con la CMF-B empleada en los Renault Captur y Arkana. Porque esta se ha concebido para vehículos más grandes, con propulsores más avanzados y con tecnologías más evolucionadas. Y eso, para empezar, se traduce en un espacio interior muy bien aprovechado, porque la distancia entre ejes es generosa (2.667 milímetros) y la habitabilidad es buena. Si delante ya se va bien, detrás pueden acomodarse tres adultos, pues le medimos amplias cotas de anchura y altura al techo, hay bastante hueco para las piernas y el túnel central no sobresale mucho.

placeholder Maletero de 430 litros en la versión Full Hybrid y de 500 en el resto. Pero puede ampliarse.
Maletero de 430 litros en la versión Full Hybrid y de 500 en el resto. Pero puede ampliarse.

Además, la segunda fila de asientos es corredera longitudinalmente por secciones asimétricas hasta 16 centímetros, y de esa forma podemos elegir entre más amplitud para el pasaje o más espacio para equipaje. En condiciones normales el maletero tiene un volumen de 500 litros, pero podemos aumentarlo a 575 si avanzamos la banqueta posterior. Eso en las versiones Mild Hybrid, con hibridación suave, porque en el Austral E-Tech Full Hybrid, tope de la gama, su maletero oscila entre 430 y 555 litros. Y si abatimos por completo el respaldo posterior, obtenemos una capacidad máxima de carga de 1.525 litros, o 1.455 en la versión E-Tech Full Hybrid.

placeholder La segunda fila es corredera 16 centímetros, y el respaldo tiene inclinación regulable.
La segunda fila es corredera 16 centímetros, y el respaldo tiene inclinación regulable.

Siguiendo con el repaso del interior, decir que el aspecto general es mucho más moderno que en su antecesor, y está muy en línea con lo que ya vimos en el Mégane E-Tech Electric. Porque frente al conductor tenemos una pantalla digital de 12 pulgadas para la instrumentación, con buena definición y configurable, aunque solo podemos elegir entre diseños excesivamente futuristas a nuestro juicio, y no demasiado informativos. Y al menos en el caso de la versión E-Tech Full Hybrid de 200 CV, única que probamos, sin cuentavueltas. Más a la derecha, ya en el centro del tablero, está la segunda gran pantalla, también de 12 pulgadas y dedicada al sistema de infoentretenimiento OpenR, a la selección de modos de conducción o al ajuste de sistemas clave del vehículo. Conviene dedicarle unos minutos antes de empezar a circular, porque muchas funciones dependen de ella. En su cara inferior, no obstante, se han conservado algunos botones físicos tradicionales para controlar la climatización. Asimismo, y como novedad en la marca, el Austral ofrece un Head-up Display que proyecta información en el propio parabrisas.

placeholder Los asientos delanteros del paquete de acabado Esprit Alpine son específicos.
Los asientos delanteros del paquete de acabado Esprit Alpine son específicos.

La calidad general nos ha parecido bastante buena, con un tacto agradable de mandos, materiales con presencia y algunos detalles originales como la plataforma de carga inalámbrica del smartphone ubicada en la consola, que es corredera. Además, hay bastantes espacios para colocar objetos en el habitáculo, lo que permite hablar de funcionalidad. Nuestra unidad incorporaba el acabado superior Esprit Alpine, y eso tambien ayudaba a lograr una atmósfera más refinada, por más que en algunos puntos concretos del habitáculo detectásemos plásticos de peor calidad.

placeholder El selector del cambio automático es una palanca a la derecha del volante.
El selector del cambio automático es una palanca a la derecha del volante.

Y puestos a reseñar cosas mejorables, no nos convence el volante achatado tanto por abajo como, y esto es lo peor, por arriba; ya que la zona superior del aro nos ocultaba parte de la instrumentación, obligándonos a poner el volante un poco más alto de lo que nos gusta. Y el selector del cambio, de estilo Mercedes-Benz, es una palanca que va a la derecha del volante, solución que no gusta a todo el mundo por muy a mano que parezca. Por último, nos pareció que el asiento no sujetaba lateralmente lo suficiente al afrontar carreteras de curvas, quizá porque el respaldo es ancho y plano, como ideado para conductores de gran talla.

placeholder Probamos el Austral por carreteras de Madrid y Segovia. No muy lejos de su fábrica.
Probamos el Austral por carreteras de Madrid y Segovia. No muy lejos de su fábrica.

El avance en tecnologías de seguridad y asistencia es también significativo. Primero, porque el Austral ya permite realizar actualizaciones remotas OTA (Over the Air) del software, y después, porque ofrece hasta 32 sistemas de ayuda a la conducción (ADAS), un número muy superior a los 16 del Arkana y a los 26 del Mégane eléctrico.

Tres mecánicas, más otra en 2023

La gama anunciada comprende cuatro mecánicas, todas híbridas de gasolina y todas con etiqueta eco, aunque para empezar serán solo tres. Como versión de acceso encontramos el motor Mild Hybrid 140, que rinde 140 CV de potencia y 260 Nm de par máximo, y homologa 6,1 l/100 km de gasto medio WLTP tanto con cambio manual de seis marchas como con caja automática de siete. Y si el manual acelera de 0 a 100 km/h en 10,7 segundos, el automático anuncia 10 exactos. Se trata de un propulsor ya conocido, un cuatro cilindros de 1.333 centímetros cúbicos con inyección directa y turboalimentado que está apoyado por un pequeño motor eléctrico de 12 voltios asociado a una batería de 0,15 kWh, cuya función es acumular la energía de frenadas y deceleraciones para aplicarla de inmediato y restar trabajo y gasto al motor de gasolina.

placeholder El equipamiento de seguridad incluye un airbag central entre conductor y pasajero delantero.
El equipamiento de seguridad incluye un airbag central entre conductor y pasajero delantero.

Por encima se sitúa la mecánica Mild Hybrid 160, que es prácticamente igual a la anterior pero ofrece un rendimiento algo superior, ya que anuncia 158 CV de potencia y 270 Nm de par. Además, se asocia exclusivamente al cambio automático de siete velocidades. Homologa un consumo medio de 6,2 l/100 km y sus prestaciones son algo mejores, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos.

Pero la estrella de la gama, tanto por rendimiento como por tratarse de un estreno absoluto, es la mecánica E-Tech Full Hybrid 200, que rinde 199 CV de potencia y homologa un gasto de solo 4,6 l/100 km, con una emisiones de CO2 también muy bajas: 104 g/km. Es un híbrido autorrecargable con una tecnología muy similar a la vista ya en las versiones E-Tech Hybrid de Clio, Captur y Arkana, pero en el caso del Austral se usa otro motor de gasolina más poderoso, una batería mayor, voltaje diferente, un cambio multimodo reforzado y con una velocidad más... O sea, todo es nuevo en realidad.

placeholder La calidad general de construcción es buena, y hay tres niveles de equipamiento.
La calidad general de construcción es buena, y hay tres niveles de equipamiento.

Porque si la mecánica E-Tech Hybrid de 143 CV empleada en sus hermanos pequeños toma como base un motor de gasolina 1.6 atmosférico de cuatro cilindros que solo entrega 94 CV, para este E-Tech Full Hybrid 200 el motor de gasolina es un tricilíndrico 1.2 turboalimentado de inyección directa que por sí solo ya entrega 130 CV, y que alcanza esos 199 CV con el apoyo de un motor eléctrico principal, o e-motor, que rinde 50 CV, así como un segundo motor eléctrico de 25 CV. Además, la batería del sistema eléctrico es aquí de 2 kWh, prácticamente el doble que en las versiones híbridas de Clio, Captur y Arkana, y existe otra diferencia importante: el circuito trabaja a 400 voltios, no a 240. Su cambio automático multimodo, derivado de una solución aplicada en Fórmula 1, tiene 15 combinaciones posibles de funcionamiento, y se anuncia un buen nivel de prestaciones, con aceleración de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos y recuperación de 80 a 120 km/h en solo 5,6 segundos, sinónimo de adelantamientos seguros.

placeholder Instrumentación digital configurable, aunque los diseños para elegir no nos convencen.
Instrumentación digital configurable, aunque los diseños para elegir no nos convencen.

En cuanto a la cuarta mecánica, que no llegará hasta mediados de 2023, es este mismo E-Tech Full Hybrid con cambio multimodo, pero con solo 160 CV y que se convertirá en la versión más ahorradora y menos contaminante, con una media WLTP de 4,5 l/100 km y emisiones de CO2 de 102 g/km. Y conocemos ya sus prestaciones, pues la firma francesa ha homologado un paso de 0 a 100 km/h en 9 segundos exactos y recuperación de 80 a 120 km/h en 6,6 segundos. O sea, casi tan rápido como la versión tope de gama.

Probamos el E-Tech Full Hybrid 200

Nuestro primer contacto dinámico con el Renault Austral tiene como protagonista a la versión superior, tanto por motor como por equipamiento. Es decir, el E-Tech Full Hybrid 200 Iconic Esprit Alpine. Sobre esto, una puntualización: la marca ofrece realmente tres niveles de terminación, denominados Equilibre, Techno e Iconic y ordenados de menos a más equipamiento, pero en los dos superiores, que son los únicos disponibles con el motor 'gordo', el cliente también puede pedir acabado o aspecto Esprit Alpine, que encarece 1.000 euros el conjunto pero otorga una personalidad estética más deportiva.

placeholder Por defecto, el coche arranca en modo Comfort. Pero hay otros tres: Eco, Sport y Perso.
Por defecto, el coche arranca en modo Comfort. Pero hay otros tres: Eco, Sport y Perso.

Cuando te subes, ves que no es uno de esos SUV a los que haya que trepar, pues las puertas son amplias y el asiento sí va más alto que en un compacto tipo Mégane pero no demasiado arriba. La postura es cómoda, y nos parecería perfecta de corregirse esos dos puntos que antes citábamos: el volante está innecesariamente achatado por arriba y el respaldo sujeta bien pero no muy bien. Nos ponemos en marcha y ya desde los primeros metros, circulando a 100 km/h por una vía de circunvalación, comprobamos que el Austral pisa bien. Porque va aplomado y con mucha estabilidad lineal, y el filtrado de la rodadura y del roce del aire es bueno. Y cuando salgamos a autovía, ya a más velocidad, esas virtudes se mantienen.

placeholder Magnífico equilibrio entre comportamiento y confort. Un chasis bien trabajado.
Magnífico equilibrio entre comportamiento y confort. Un chasis bien trabajado.

Además, la ruta propuesta para este primer test incluye también mucha carretera comarcal y de montaña, y a medida que el escenario se complica, el asfalto se estrecha y el trazado se retuerce, el Austral, que es bastante ligero para su tamaño, va ganando puntos. Renault suele poner muy bien a punto los chasis, con un equilibrio idóneo entre confort y eficacia que el nuevo SUV de la marca también tiene. Porque hay poco balanceo y el coche pasa por donde le dices sin rechistar. Además, nuestra versión viene equipada con el sistema de cuatro ruedas directrices 4Control, disponible solo con la mecánica E-Tech Full Hybrid y que reduce el diámetro de giro de 11,2 a 10,1 metros, porque maniobrando a baja velocidad admite giros de las ruedas traseras de hasta 5 grados. Y gracias a eso callejea por la ciudad como si fuera un Clio.

placeholder Las versiones con cuatro ruedas directrices lucen el logotipo 4Control.
Las versiones con cuatro ruedas directrices lucen el logotipo 4Control.

A velocidad media o alta, a partir aproximadamente de 60 km/h (no es un valor fijo, pues depende de infinidad de datos), las ruedas traseras no giran en dirección contraria a como lo hacen las delanteras, sino en el mismo sentido, y eso ayuda a que los movimientos del volante obtengan respuestas más inmediatas, como al cambiar de carril en una autovía. Además, el sistema 4Control tiene su propio ajuste predeterminado en función del modo de conducción: Eco, Sport, Perso y Comfort, programa este en el que arranca siempre el coche. Pero aunque ese ajuste es automático, el conductor puede graduarlo a voluntad mediante la pantalla central táctil, habiendo cuatro niveles en Eco, siete en Comfort, 10 en Sport y 13 en Perso. Muy tecnológico, desde luego, pero excesivo en nuestra opinión, porque hablamos de un SUV familiar y no del monoplaza de Fernando Alonso. Aunque sobre gustos...

placeholder Para las versiones Esprit Alpine se reservan unas llantas específicas de 20 pulgadas.
Para las versiones Esprit Alpine se reservan unas llantas específicas de 20 pulgadas.

Si abandonamos el asfalto, conviene saber que no hay versiones de tracción total, pero el Austral goza de una distancia libre al suelo de 18 centímetros, que permite rodar con relativa tranquilidad por pistas forestales o caminos.

Y si el chasis cumple de sobra por estabilidad, frenada y sensación general de seguridad, el rendimiento de la mecánica híbrida de 200 CV también nos ha gustado. El Austral más potente es rápido, progresivo y agradable, y se mantiene en cifras de gasto realmente ajustadas mientras no abusemos del acelerador. Por no aburrir, diremos que se mueve entre 5 y 8 litros cada cien kilómetros, dependiendo del tipo de vía y el ritmo de conducción. Y en ciudad puede bajar de ese tramo de gasto; aunque preferimos esperar a un test más largo para dar datos precisos y más científicos.

placeholder En el equipamiento de seguridad destacan los faros Matrix LED Vision.
En el equipamiento de seguridad destacan los faros Matrix LED Vision.

No obstante, hay algunas cosas que reseñar sobre el rendimiento mecánico. Por ejemplo, disponemos de unas levas en el volante para variar el nivel de retención en las deceleraciones, como en algunos coches eléctricos, y eso está bien. Por más que en el modo de menor retención, retenga también un poco en lugar de permitir circular por inercia. Sin embargo, cuando te metes en una carretera de curvas cerradas o con fuerte descenso te gustaría que esas levas sirvieran para reducir marchas 'de verdad', pues al final es el cambio automático el que tiene la última palabra. Y aunque funciona de cine, con actividad constante, no deja al conductor todo el control deseable.

placeholder El interior es moderno y tecnológico, en la línea iniciada por el Mégane E-tech eléctrico.
El interior es moderno y tecnológico, en la línea iniciada por el Mégane E-tech eléctrico.

Lo que sí funciona muy bien es la interacción entre el motor de gasolina y, dependiendo de la situación, el motor eléctrico o los motores eléctricos. Porque salimos desde parado siempre en modo eléctrico y la batería de 2 kWh otorga bastante libertad de movimientos sin emisiones. Pero cuando entra en juego el 1.2 turboalimentado, lo hace suavemente y con bastante discreción, sin generar un sobrerrégimen molesto. Además, la batería se recarga en marcha muy deprisa y entrega su energía en cuanto es necesario, de manera que en ciudad, por ejemplo, el 80% del tiempo no llevamos encendido el motor de gasolina, reduciendo el gasto en torno al 40%.

Versiones y precios

El Renault Austral inicia realmente su comercialización en noviembre, pero ya tiene precios, que arrancan en los 30.900 euros de la versión Mild Hybrid 140 Equilibre con caja manual, que suben a 32.900 si preferimos cambio automático. Y con ese mismo motor de 140 caballos, pero con equipamiento Techno, el precio sube a 33.400 euros si es manual y a 35.400 si es automático. En el caso de que el cliente prefiera el motor Mild Hybrid 160, debe saber que solo se ofece con caja automática y acabado Techno Esprit Alpine, y que el precio sube a 37.400 euros.

placeholder El paquete Esprit Alpine puede combinarse con los dos niveles de equipamiento superiores.
El paquete Esprit Alpine puede combinarse con los dos niveles de equipamiento superiores.

Según los responsables de la firma del rombo en nuestro país, la gran sorpresa de las últimas semanas es que las versiones más demandadas son las de motor E-Tech Full Hybrid 200. Andan más y gastan menos, y eso parece buen reclamo. Y ahí podemos escoger entre cuatro combinaciones de equipamiento y acabado: Techno, por 39.600 euros; Techno Esprit Alpine, por 40.600 euros; Iconic, por 42.600 euros, e Iconic Esprit Alpine, por 43.600 euros. De hecho, en la marca han preparado una fórmula de compra especialmente atractiva para ese Austral E-Tech Full Hybrid 200, con una cuota mensual de 299 euros durante 36 meses y una entrada de 10.682 euros.

El segmento de mercado más importante en Europa es el C, donde se encuadran modelos tradicionalmente muy vendidos como el Volkswagen Golf, el Ford Focus o el Renault Mégane, pero también incluye los llamados C-SUV, donde encontramos algunos de los vehículos más deseados por los usuarios en la última década, como Nissan Qashqai, Hyundai Tucson, Kia Sportage, SEAT Ateca, Peugeot 3008... Y con ellos rivalizaba hasta ahora el Kadjar, un modelo lanzado en 2015 y fabricado en la planta de Palencia que se vendió menos de lo que probablemente esperaban en la firma francesa.

Todocamino Gasolina Tecnología Seguridad Palencia Industria automóvil Eficiencia energética Desarrollo sostenible
El redactor recomienda