El 'software' de los Volkswagen eléctricos ya se actualiza por transferencia móvil de datos
  1. Motor
  2. Tecnología y motor
Mejoras en seguridad e información

El 'software' de los Volkswagen eléctricos ya se actualiza por transferencia móvil de datos

El usuario de un Volkswagen ID.3 o un ID.4 ya puede disfrutar de mejores faros, nuevas funciones en la pantalla o una estabilidad optimizada actualizando su coche de forma remota

placeholder Foto: A lo largo del verano, las actualizaciones inalámbricas Over-the-Air estarán disponibles para todos los Volkswagen ID.3 e ID.4.
A lo largo del verano, las actualizaciones inalámbricas Over-the-Air estarán disponibles para todos los Volkswagen ID.3 e ID.4.

Tesla fue el primer fabricante en dotar sus coches de un sistema que permite actualizarles el 'software' a distancia, de manera que el cliente puede acceder a nuevas funciones no incluidas en su vehículo, ya sea porque no estaban disponibles cuando fue producido o porque el usuario decidió no incorporar ciertas capacidades al comprar su automóvil. Pero la firma californiana liderada por Elon Musk dejará de ser la única a la hora de ofrecer esa atrayente posibilidad técnica, pues Audi y BMW tienen ya muy avanzados sus sistemas de transferencia móvil de datos, aunque finalmente será Volkswagen la primera marca alemana en ofrecérselo a sus clientes, lo que convierte la firma de Wolfsburg en el fabricante de mayor volumen (Hyundai y Kia lo ofrecerán muy pronto también para sus nuevos eléctricos Ioniq 5 y EV6, respectivamente) capaz de actualizar sus coches de forma remota, es decir, sin necesidad de que el propietario acuda al taller.

placeholder Las actualizaciones pueden centrarse en cualquier sistema del coche, como motor, batería, amortiguación activa, faros, pantallas interiores, etc.
Las actualizaciones pueden centrarse en cualquier sistema del coche, como motor, batería, amortiguación activa, faros, pantallas interiores, etc.

Este avance, ya implantado desde hace años en tabletas y 'smartphones', se aplicará inicialmente a los modelos ID. eléctricos, que así podrán estar siempre al día a nivel técnico, disfrutando de idénticas funciones que las versiones lanzadas posteriormente para contribuir a mantener mejor su valor y optimizar la experiencia del usuario. Desde este verano, Volkswagen enviará regularmente actualizaciones de 'software' Over-the-Air, comenzando el proceso ya en este mes de julio por los ID.3 cuyos propietarios sean clientes del programa First Movers Club, que recibirán la última versión de 'software' ID. Software 2.3 a través de una transferencia inalámbrica de datos. La actualización incluye ajustes y avances operativos de rendimiento y confort, con mejoras como funciones incrementadas de los faros inteligentes ID.Ligth, un control dinámico de las luces de carretera, un reconocimiento del entorno optimizado que debe favorecer el funcionamiento de las ayudas de conducción, mejoras para el sistema de infoentretenimiento relacionadas con su operatividad y su diseño, y mejoras también en el rendimiento y la estabilidad.

placeholder La actualización del 'software' del vehículo suele realizarse a la hora elegida por el usuario, que recibe previamente un aviso.
La actualización del 'software' del vehículo suele realizarse a la hora elegida por el usuario, que recibe previamente un aviso.

Las actualizaciones para el resto de clientes de ID.3, ID.4 e ID.4 GTX llegarán gradualmente, y en el futuro el fabricante alemán actualizará el 'software' de sus modelos eléctricos ID. de forma periódica, como subraya Ralf Brandstätter, CEO de Volkswagen Turismos: “Estamos creando una nueva experiencia completamente digital, con nuevas funcionalidades y un mayor confort cada 12 semanas. Volkswagen está subiendo una marcha en lo que se refiere a digitalización. Después del exitoso lanzamiento de nuestra familia ID. totalmente eléctrica, la marca está liderando otra vez esta nueva fase con la creación de una experiencia de cliente totalmente nueva y digital, con nuevas funciones y confort cada 12 semanas. Esto nos convierte en el primer fabricante de volumen en lanzar amplias actualizaciones Over-the-Air”.

Las actualizaciones de 'software' se envían mediante transferencia inalámbrica de datos directamente a los servidores de alto rendimiento de los modelos ID. (In Car ApplicationServer, o ICAS). En el caso de los coches basados en la plataforma MEB (usada en los Volkswagen ID.3 e ID.4, pero también en el Skoda Enyaq iV, el Audi Q4 e-tron y el inminente Cupra Born), estos se encargan de funciones que hasta ahora, en vehículos de generaciones anteriores, se distribuían en diversas centralitas repartidas por el coche. Esto simplifica enormemente el intercambio de datos entre los sistemas y el vehículo, y hace posible alcanzar y actualizar hasta 35 centros de control a través de las actualizaciones Over-the-Air.

placeholder Entre las mejoras de la primera actualización que llegará a los ID.3, destacan algunas relativas al funcionamiento y el diseño del sistema de infoentretenimiento.
Entre las mejoras de la primera actualización que llegará a los ID.3, destacan algunas relativas al funcionamiento y el diseño del sistema de infoentretenimiento.

El motor de la digitalización de la marca radica en la estrecha colaboración entre ID.Digital y Cariad, la organización especializada en 'software' para automóviles del Grupo Volkswagen. "Las actualizaciones Over-the-Air son una funcionalidad central del coche digital y conectado", explica el director general de Cariad, Dirk Hilgenberg. "Se convertirán en la norma para los clientes, al igual que la descarga del último sistema operativo o de las aplicaciones en su 'smartphone".

Un nuevo modelo de negocio

Con las actualizaciones de 'software' Over-the-Air, Volkswagen está sentando las bases de nuevos modelos de negocio, tal y como se establece en su estrategia Accelerate. El objetivo es que, en el futuro, los clientes ya no tengan que decidir sobre las funciones de su coche cuando lo compran, o sobre qué configuración tendrá un mayor valor si deciden vender sus vehículos, pues la tendencia sería que el 'hardware' se estandarizara en la medida de lo posible para que las funciones adicionales no cargadas en un primer momento, o las que aparezcan con el tiempo gracias a avances tecnológicos, puedan añadirse con posterioridad, lo que en algunos casos podría efectuarse de manera gratuita, pero en otros implicaría un cargo puntual o como parte de un programa de suscripción.

En este sentido, los fabricantes de automóviles consultados suelen señalar que conviene diferenciar entre dos tipos de actualizaciones. Por un lado, las que corrigen y optimizan funciones básicas, que muchas marcas parecen dispuestas a transmitir al vehículo sin cargo; pero también se habla de otras que supondrían un coste, y que no tendrían que ser necesariamente permanentes, sino contratadas durante periodos concretos de tiempo si el cliente así lo pide, como por ejemplo una mayor potencia de la mecánica, una tracción mejor adaptada a las condiciones del invierno, un sistema de iluminación más sofisticado si el cliente ha pasado a conducir de noche con más frecuencia... Si la personalización estética de los vehículos ha jugado un papel importante a la hora de generar ingresos extra en la última década, los fabricantes tienen ahora por delante el campo de las actualizaciones, donde las posibilidades parecen ilimitadas.

Tecnología Digitalización Coche eléctrico Seguridad Víal Seguridad
El redactor recomienda