Es noticia
Menú
"No deberíamos volver a ver escándalos en Andorra, la banca se ha transformado"
  1. Mercados
Xavier Cornella, CEO de Crèdit Andorrà

"No deberíamos volver a ver escándalos en Andorra, la banca se ha transformado"

El CEO de Crèdit Andorrà, la mayor entidad del Principado, defiende que la banca se ha transformado. Busca crecer en España, donde quiere llegar a 5.000 millones en activos

Foto: Xavier Cornella, CEO de Crèdit Andorrà. (Cedida)
Xavier Cornella, CEO de Crèdit Andorrà. (Cedida)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Crèdit Andorrà, el banco más grande dentro del Principado, ha puesto el foco en crecer en España, donde trabaja con Banco Alcalá, recién renombrado a Creand. La intención, explica su CEO, Xavier Cornella, es pasar de 3.500 millones gestionados a 5.000 millones en el mercado español en dos años, a través de captación de clientes de la competencia, fichajes de banqueros privados y compras.

El negocio de Crèdit Andorrà en España se basa en la gestión y asesoramiento de altos patrimonios. Actualmente, pesa un 15% en los 25.000 millones de activos que tiene el grupo, frente al 11% de Latinoamérica, gestionado desde Miami, el 32% de Luxemburgo o el 42% de Andorra, donde hay banca comercial y privada. Pero el principal vector de crecimiento, asegura Cornella, será España en los próximos años. Además, descarta un efecto relevante en movimiento de residencias fiscales por el nuevo impuesto a las grandes fortunas y admite que los márgenes del sector se han reducido drásticamente en los últimos años.

PREGUNTA. ¿Habrá más consolidación bancaria en Andorra? Hay tres grandes bancos en una plaza de 80.000 habitantes…

RESPUESTA. Este año ha habido integraciones, nosotros con Vallbanc y Morabanc con Sabadell. A corto plazo, es complicado que haya más porque nos hemos quedado tres y antes éramos siete. Habrá un periodo de asentamiento, no veo más fusiones.

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

P. ¿Ha mejorado la imagen de la banca andorrana o cuál es su reto?

R. Va mejorando la imagen, es un tema de percepciones. Hace 10 años había una tipología de negocio distinta. En 2000 iniciamos un proceso de cambio, en 2004 firmamos un acuerdo de fiscalidad con la OCDE, en 2011 se firmó un acuerdo monetario con la Unión Europea para seguir un proceso de aplicación de las directivas europeas relacionadas con la supervisión bancaria y monetaria, y hoy en día tenemos los mismos requerimientos y obligaciones que cualquier banco europeo, aunque no tenemos los derechos que tiene el resto, como tener acceso a la liquidez del Banco Central Europeo (BCE) y que nuestros productos estén homologados y sean equiparables a los de cualquier otro banco europeo, que es algo que tenemos a través de filiales, en nuestro caso en España y en Luxemburgo. Y en 2016 nos adherimos a los estándares de intercambio de información con la OCDE, y hoy en día tenemos acuerdos con 95 países, incluyendo todos los de la Unión Europea. Cada año se intercambian los saldos de los clientes con todos estos países. Además, cada año hay un comité mixto formado por representantes de los reguladores de España, Francia y Andorra, que hacen un repaso de todas las transposiciones que afectan al sector, si se han hecho y si se han hecho bien. Hay muchas leyes de compliance y blanqueo de capitales, así como en supervisión y regulación, y en todo esto estamos homologados con la banca europea.

P. ¿Podría haber nuevos escándalos o se ha eliminado el riesgo?

R. No debería haber. Además, lo que pasó fue un caso puntual [BPA] que afectó a la imagen de la banca andorrana y provocó un proceso de aceleración en la transformación del sector.

P. ¿Cómo afecta a la imagen de la banca andorrana el ruido en torno a la salida de youtubers? Porque Hacienda llegó a poner el foco en los falsos cambios de residencia…

R. Es un tema mediático. Si lo miras en cantidad, es algo marginal, pero se magnifica la repercusión.

Foto: Bandera de Portugal. (EFE/Méndez)

P. ¿Es importante para la banca andorrana el diferente régimen de Andorra y que se puedan atraer perfiles?

R. Hay un diferencial porque las diferencias impositivas por el modelo de país implican necesidades muy diferentes a las de España. En Andorra vivimos 80.000 personas, y el sector principal es el turismo, donde tenemos ocho millones de visitantes al año, con lo que la principal fuente de ingresos son los impuestos indirectos por el consumo. El volumen de ventas es muy importante. Los impuestos directos han ido cobrando más importancia, pero no son la principal fuente y no necesitamos más para financiar el sector público. Siempre habrá diferencia importante, pero aunque es un factor que mira la gente que viene a residir en Andorra, pero no creo que sea la principal razón, sino que es un conjunto de factores como la seguridad, la tranquilidad, etc.

P. ¿Notan que el nuevo impuesto a la solidaridad en España pueda aumentar el interés de grandes patrimonios españoles de moverse a Andorra?

R. Es un tema marginal, puede haber alguna persona pero será de forma marginal para Andorra y para España no llegaría a eso. Por experiencia, el cliente que llega a Andorra no es joven, sino de edad media, y solo por impuestos no se mueven porque tienen hijos o incluso nietos y otras necesidades vitales. Entonces, sacrificar la familia y otros temas vitales por tema impositivo, no lo hace prácticamente nadie. No va a haber un crecimiento importante de más clientes en Andorra.

P. El hecho de que se ponga el impuesto, ¿afecta al negocio en España?

R. No va a tener impacto. Nuestros clientes son residentes en España, y si hay impuesto nuevo lo tendrán que pagar, pero a efectos de mover el patrimonio no creo que haya impacto.

Foto: La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, conversa con las responsables de Hacienda, María Jesús Montero, y de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

P. En el caso de Crèdit Andorrà, tras comprar el negocio de banca privada de GBS en España, ¿se plantearían nuevas compras?

R. Sí, si hay oportunidades interesantes a nivel económico y que aporten valor al grupo, estamos abiertos a ello, preferentemente en España. Queremos consolidar el liderazgo en Andorra, que es lo que nos da fortaleza, contribuir al desarrollo económico y social del país, y queremos consolidar y desarrollar las jurisdicciones donde estamos, que son España, Luxemburgo y Miami. Y el primer objetivo es crecer en España, porque tenemos una escala aún pequeña para poder asegurarnos de ser un banco rentable.

P. ¿Qué escala necesitarían para ser rentables?

R. El objetivo es llegar a 5.000 millones lo antes posible. A partir de esa cifra es rentable de forma sostenible. Hoy en día no perdemos, pero la regulación cada vez es más exigente, el mercado más competido, el margen se ha ido ajustando, y la manera de compensar eso es con tamaño.

P. ¿Qué oportunidades aprovecharían para comprar?

R. Algo relacionado con la banca privada o la gestión de activos. Nosotros tenemos vocación fuera de Andorra de banca privada y no nos planteamos ningún tipo de operación que no esté relacionada con la banca privada pura o gestión de activos que esté relacionada.

P. ¿Qué peso tiene la banca privada en el conjunto del banco?

R. Es aproximadamente la mitad del negocio de Andorra, pero el resto todo es banca privada, institucional como es en Luxemburgo donde son vehículos de inversión, y gestión de activos.

Foto: Cotización de los principales mercados. (iStock)

P. ¿Y fichajes buscan?

R. Miramos y buscamos fichar cada año. Tenemos un plan de crecimiento inorgánico que está basado en la captación natural con los banqueros que tenemos y poder sumar al proyecto nuevos banqueros. En banca privada necesitas talento para crecer.

P. ¿Dónde quieren fichar?

R. En España estamos presentes en Madrid, Barcelona y Valencia, y son las plazas donde queremos fichar, porque no nos planteamos abrir nuevas oficinas, sino reforzar las que tenemos, algo que ya hemos ido haciendo en los últimos años con fichajes.

P. ¿Cómo afecta la subida de tipos de interés?

R. Probablemente, el cliente muy conservador tenía un problema a la hora de obtener rendimientos y había un sesgo a tomar más riesgos, y con la situación actual habrá un trasvase del asset allocation hacia productos menos agresivos porque ya tienen un rendimiento mínimo en renta fija. Por otro lado, una parte del negocio de la banca privada es el crédito lombardo, que es dar préstamos al cliente poniendo este como garantía de las carteras, para que inviertan en más carteras. Al subir el coste del crédito, es menos atractivo tomar riesgos para hacer créditos lombardos para invertir más. Aunque por ahora la subida de tipos no ha afectado, pero si siguen subiendo sí sería difícil ver estos créditos.

P. ¿Remuneran los depósitos?

R. Si en el tiempo los tipos de interés siguen subiendo y esta situación se alarga más de un año, que parece que será así, habrá cierta presión en los márgenes porque los clientes pedirán remuneración de los depósitos. Pero a día de hoy no estamos remunerando.

Foto: La presidenta del BCE, Christine Lagarde. (EFE/Pool/Ronald Wittek)

P. Pero sí obtienen remuneración por ella desde el banco central…

R. Sí, pero la parte de cuentas corrientes y depósitos son 5.000 millones de los 25.000 millones que tenemos, y de ello una gran parte es de empresas. El porcentaje de liquidez en el negocio de banca privada es muy bajo.

P. ¿Va a ser más rentable el negocio de banca privada con tipos al 2% o al 3%?

R. El mundo ideal es que los tipos de interés sean positivos, porque había desaparecido la posibilidad de ganar margen con el pasivo y con la inversión de fondos propios. Pero que los tipos suban hasta cierto límite, porque te puede acabar perjudicando, ya que el cliente en vez de estar posicionando en productos que generan ingresos por comisiones, estarán en depósitos. Ahora estamos en una situación confortable.

P. ¿Siguen evolucionando a la baja los márgenes?

R. Han descendido mucho en los últimos años. Entre la regulación, con MiFID II, y la competencia, los márgenes son muy bajos.

P. ¿Cuánto pueden haber bajado en 10 años?

R. Más de la mitad, puede que dos terceras partes.

P. ¿Qué se puede considerar un margen bueno actualmente?

R. Entre 0,5% y 0,6%.

P. Pero, aunque hay jugadores de retirada, también hay más competencia…

R. Es un negocio que sigue siendo rentable y siempre hay gente mirando este tipo de negocio. Está la banca tradicional española que tiene un segmento de banca privada, y siempre va a estar, y luego está la banca internacional, con idas y venidas, pero siempre hay competencia con entidades que buscan crecer. Es un mercado muy maduro, que apenas crece, y con competencia que hace que los márgenes bajen.

Foto:

P. ¿Hay posibilidad de diferenciarse en el negocio de banca privada?

R. En el segmento medio-alto sí. Nosotros estamos especializados en servicios y productos muy personalizados, y en ese nicho no todos los bancos saben o pueden ofrecerlo.

P. ¿Qué opinión tienen del aumento de presión fiscal a muchos de los clientes?

R. Es un tema fiscal de cada país, imagino que coyunturalmente los gobiernos van a intentar ajustar las necesidades presupuestarias. Es normal que haya cambios en los regímenes tributarios que es cíclico.

P. ¿Cómo ha evolucionado recientemente la oferta de productos?

R. Ha evolucionado de una gama de productos tradicionales a intentar diferenciarnos con productos más personalizados, arquitectura abierta, y la especialización va a más en productos de valor añadido como private equity y otras inversiones alternativas.

P. ¿Qué peso llega a tener de media en las carteras la inversión alternativa?

R. Como mucho un 20%, algún cliente puede tener más, pero esto es lo general.

P. ¿Y cómo cambiará con la subida de tipos?

R. Más allá de los tipos, por el ciclo natural del negocio, y ante la sofisticación del negocio, lo normal es que siga subiendo el peso de las inversiones alternativas. Es una inversión descorrelacionada con los mercados.

P. ¿No hay riesgo de valoraciones infladas?

R. Al final lo importante es elegir bien a los gestores. Si lo haces bien, oportunidades siempre habrá.

P. ¿Hay malestar en los clientes conservadores, con las pérdidas de la renta fija?

R. Más que cabreados, están sorprendidos. El cliente muy sofisticado y acostumbrado a invertir lo entiende porque ya sabe que puede haber pérdidas. Otra cosa es que les sorprenda, porque nadie pensaba que los tipos de interés iban a subir tan rápido en apenas tres meses. Y a nadie le gusta perder dinero. El problema es que ahora una cartera del 50% en renta fija y 50% en renta variable, donde en un año malo la renta fija compensaba a la renta variable y las pérdidas eran limitadas, este año hay pérdidas del 15% y el 20% porque ha bajado tanto y más la renta fija.

P. Como hay pérdidas generalizadas, ¿se usa un potencial malestar del cliente para captar de la competencia?

R. No, porque si el cliente está bien asesorado y entiende cómo funcionan sus inversiones, y se trabaja bien y no ha habido ningún descalabro, hay pérdidas similares en todos los sitios. Podrá variar algún punto, pero sin grandes variaciones, en un sitio la pérdida puede ser del 14% y en otro del 15%, y ganar al cliente por esta diferencia de rendimiento es difícil. Lo lógico es intentar atraer un cliente por diferenciación de servicio y de producto. Tienes que hacerlo muy mal para que te quiten clientes por rendimiento.

Foto:
Encuesta sobre sentimiento de mercado a gestoras y bancas privadas españolas
Óscar Giménez C. Rodríguez Fernando Anido Rocío Márquez Laura Martín

P. ¿Ven potencial de crecimiento del segmento de banca privada o es un juego de suma cero en el que para crecer hay que quitar clientes a la competencia?

R. Hay cierto crecimiento, pero la gran parte es porque quitas clientes a la competencia.

P. Entonces, para llegar a 5.000 millones, hay que quitar clientes a la competencia…

R. Sí, aunque yo más que quitar hablaría de ganar clientes. Los ganas en base a la propuesta de valor, tus servicios y productos, y convenciendo al cliente de que estará mejor asesorado en el banco que en otro sitio.

P. ¿Y se rebajan precios para convencer a clientes?

R. No. Al final hay un margen mínimo por el que por debajo no es rentable captar clientes.

P. Hay ciertas ofensivas puntuales en el sector con precios bajos…

R. Puede haber estrategias puntuales pero no son sostenibles en el medio y largo plazo.

P. ¿Cómo afecta la salida de UBS, la crisis de Credit Suisse o la venta de una cartera de BNP?

R. Siempre que hay movimiento en un banco se abre una oportunidad de captar talento fichando banqueros, y clientes que puedan estar descontentos con la situación. Cuando hay revuelo se abren estas oportunidades.

Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (EFE/Zipi)

P. Si alguna entidad se fuera, ¿habría margen para hacer una operación grande de este tipo?

R. No está en nuestra estrategia hacer alguna operación grande. Somos más de hacer operaciones pequeñas y medianas, porque los riesgos que supone una compra de ese tipo para una entidad como nosotros son mucho más elevados.

P. Ya se habla de MiFID III para 2025, ¿qué piden en regulación?

R. Que se deje hacer negocio. Lo que uno se encuentra con la regulación MiFID es que es tan restrictiva y encorseta tanto que comparada con otras regiones del mundo quita mucha competitividad en Europa. Hay un exceso de regulación que dificulta el negocio de banca privada. Si te pasas de regulación perjudica a la industria, y está pasando en Europa.

P. ¿Hay mucha diferencia de regulación con Miami? ¿Afecta al trabajar con el cliente?

R. Hay mucha más regulación aquí, más restricciones. Hay afectación, son modelos diferentes. Y hay más razones que explican las diferencias, como diferente cultura al invertir, al confeccionar carteras o al tratar a los clientes.

Crèdit Andorrà, el banco más grande dentro del Principado, ha puesto el foco en crecer en España, donde trabaja con Banco Alcalá, recién renombrado a Creand. La intención, explica su CEO, Xavier Cornella, es pasar de 3.500 millones gestionados a 5.000 millones en el mercado español en dos años, a través de captación de clientes de la competencia, fichajes de banqueros privados y compras.

Banca privada Andorra
El redactor recomienda