Es noticia
Menú
Inmobiliario, infraestructuras... Los sectores que lideran la inversión alternativa en España
  1. Mercados
  2. Inversión
FORO EL CONFIDENCIAL-KPMG

Inmobiliario, infraestructuras... Los sectores que lideran la inversión alternativa en España

Los expertos que participaron en la II Jornada de Inversión Alternativa subrayaron la positiva rentabilidad de este tipo de activos durante los periodos de crisis, y destacaron una mayor exposición de la banca privada

Foto: II Jornada de Inversión Alternativa, organizada por El Confidencial y KPMG.
II Jornada de Inversión Alternativa, organizada por El Confidencial y KPMG.

En un entorno macroeconómico de alta volatilidad y una inflación desbocada, los mercados de capital alternativo presentan la ventaja de comportarse mejor que la renta variable y la renta fija. Es lo que sucedió durante la crisis financiera de 2008. También en 2020, cuando las economías de todo el mundo se vieron afectadas por numerosas restricciones a sus actividades derivadas de la pandemia del covid-19.

Aunque en el periodo actual no se haya entrado todavía en recesión, que es la contracción del PIB durante dos trimestres consecutivos, los directivos de grandes fondos de inversión que participaron en el II Foro de Inversión Alternativa, el segundo de un ciclo de conferencias organizado por El Confidencial y KPMG sobre el mercado privado de capitales, destacaron la peor coyuntura de Europa frente a Estados Unidos para sortear las turbulencias económicas, agravadas por una cadena de suministros tensionada, escasez de materias primas, altos precios de la energía y un conflicto en Ucrania sin solución aparente en el corto plazo.

[VÍDEO | Vea aquí el encuentro completo]

Además de poner de relieve la positiva rentabilidad de la inversión alternativa durante los periodos de crisis, los expertos apuntaron algunos de los sectores económicos más atractivos en el mercado privado. Entre las actividades más relevantes, destacaron el crédito y el consumo, el inmobiliario y las infraestructuras, así como una mayor exposición de la banca privada en este tipo de activos, cuyas colocaciones aumentarán desde un 3-4% hasta un 10% en línea con otros mercados europeos.

Juan José Cano, presidente de KPMG España, destacó "el atractivo de las inversiones alternativas en entornos como el actual, en los que la continua volatilidad de los mercados públicos obliga a los inversores a buscar otras opciones disponibles en los mercados de inversión". Cano apuntó a la necesidad de incluir "no solo a los inversores institucionales, sino también a nuevos inversores minoristas interesados en los fondos de inversión de activos alternativos que sean una garantía contra la inflación".

En este sentido, Montserrat Martínez Parera, vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), recordó las modificaciones introducidas a finales del año pasado en el proyecto de Ley Crea y Crece, que reduce las entradas del sector 'retail' en los fondos de capital riesgo desde los 100.000 euros actuales hasta los 10.000 euros, mientras se cumplan una serie de requisitos adicionales, como acompañar la inversión con asesoramiento y que no supere el 10% del patrimonio del inversor. "El patrimonio gestionado por este tipo de fondos se ha multiplicado por tres en los últimos siete años, con cifras que se acercan a otras jurisdicciones más consolidadas. En total, el capital riesgo suma 22.000 millones de gestión en España, lo que supone entre el 10% y 12% de la inversión en fondos", dijo Martínez.

Foto: Montserrat Martínez Parera, vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), durante su intervención.

Para aportar una visión global del peso de los fondos de inversión alternativa dentro del sector, West Lockhart, 'head of' Wealth and Family Offices en BlackRock Alternative Specialists EMEA, puso en contexto el mercado de la gestión patrimonial en todo el mundo, el cual "aumentará el número de activos desde los 52 billones en 2013 hasta los 112 billones de dólares en 2025. El mercado privado de capitales, por su parte, crecerá desde los 2,7 billones en 2010 hasta los 12,1 billones de dólares en 2025, con una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) del 13,3% en los próximos tres años para los mercados alternativos, frente al 7% del conjunto de vehículos de inversión".

Dentro de la asignación estratégica de activos, añadió Lockhart, "los fondos institucionales, los soberanos y los de pensiones seguirán contando con el mayor peso en el mercado privado, pero se prevé que los minoristas con capacidad de acceso al 'private equity' [HNWI, en inglés] aumenten su participación del 4% al 10% en los próximos años". Lockhart también destacó la relevancia de las herramientas informáticas para la gestión de las carteras y porfolios de inversión, y puso como ejemplo algunas plataformas integradas de la firma alineadas con criterios ESG o con los objetivos de descarbonización para 2030-2050, que incluyen desde la extracción de datos de numerosas fuentes de manera automatizada a la monitorización de los activos, la experiencia y comunicación con el cliente y el reporte de los datos. "La educación financiera del cliente es muy importante para obtener resultados, y por ello debemos evitar el etiquetado inadecuado de determinados activos", explicó el 'head of' Wealth and Family Offices en BlackRock Alternative Specialists EMEA.

placeholder Montserrat Martínez Parera, vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Montserrat Martínez Parera, vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por qué Estados Unidos parte con ventaja

En la primera mesa de discusión del Foro, moderada por Javier Muñoz Neira, socio responsable del sector Asset Management de KPMG en España, participaron algunos 'asset' y 'wealth managers' de la banca privada y de fondos, cuyos directivos aportaron su visión de los mercados de inversión. Javier Dorado, 'managing director head of' Iberia de JP Morgan AM, destacó la posición más ventajosa de Estados Unidos frente a Europa para sortear las incertidumbres económicas debido a un mayor ahorro acumulado de los consumidores y unos balances saneados con mayor liquidez entre sus empresas. "Este bloque lo vemos razonablemente bien, pero en Europa la situación es más difícil, con un crecimiento plano para este año y los riesgos asociados al giro en las políticas económicas de los bancos centrales para contener la inflación", apuntó Dorado, quien en renta variable aconsejó infraponderar Europa y sobreponderar Estados Unidos y algunos mercados emergentes.

"Estos dos factores, volatilidad e inflación, han provocado una tormenta perfecta en los mercados públicos de renta variable y fija, que cayeron a la vez. La inversión alternativa presenta poca correlación con los mercados públicos, y algunas veces incluso es negativa, lo que compensa que tenga una liquidez más en el largo plazo", añadió el directivo de JP Morgan.

"La inversión alternativa presenta poca correlación con los mercados públicos" (Dorado)

Sobre las oportunidades de inversión en los mercados alternativos, Aitor Jáuregui, 'managing director head of' Iberia de BlackRock, destacó principalmente tres tipos de activos: crédito privado y consumo, inmobiliarias e infraestructuras, tanto la tradicional como la asociada a la descarbonización de la economía. "En el sector crediticio esperamos una menor tasa de impagos, mientras que la ejecución de infraestructuras, su regulación y pliegos de concesiones, está ligada a los tipos de interés, lo que es positivo en el entorno actual", apuntó Jáuregui, quien explicó que la firma de inversión había moderado la asignación de activos en renta variable hasta nuevas señales de la Reserva Federal (Fed), puede que a finales de año. "También sobreponderamos los mercados de Estados Unidos y Japón, e infraponderamos Europa por su mayor exposición al conflicto", agregó.

Además de estos tres sectores, José Luis Segimón, director de Inversiones Alternativas de BBVA AM, añadió el turismo y el sector agroindustrial por su relevancia en la economía. "La ventaja de la inversión alternativa frente a los mercados cotizados es que en la mayoría de los casos los fondos toman el control de las compañías en las que invierten. En nuestro caso, hasta un 70% del capital de las empresas. Los gestores, los fondos y los inversores están alineados en un objetivo común: hacer que las buenas compañías sean mejores compañías".

Por último, Miguel Zurita, 'managing partner and' Co-CIO de Altamar Partners, coincidió con el resto de ponentes en la incertidumbre económica actual, y señaló que en este tipo de escenarios lo mejor es prepararse para la peor situación. "No sé si habrá una recesión, pero sí que deberíamos prepararnos para ello", dijo Zurita. "En este contexto, las oportunidades de inversión están asociadas a buscar buenas vecindades, en sectores cuyo crecimiento se vea acompañado por el ciclo económico: digitalización, empresas que trabajen en la eficiencia de procesos y en la subcontratación de servicios".

placeholder Juan José Cano, presidente de KPMG España.
Juan José Cano, presidente de KPMG España.

Tres oportunidades de inversión

La segunda mesa de discusión de la conferencia analizó las oportunidades de inversión en tres grandes sectores con gran relevancia en la economía: la financiación y deuda privada de las empresas, el sector 'real estate' y la energía. En primer lugar, Gonzalo Montes, socio de Deal Advisory y responsable de Funding de KPMG en España, hizo un repaso sobre los niveles de apalancamiento de las empresas y el Estado en los últimos años. "Desde 2015, la deuda de las empresas bajó hasta el 45%, pero con los préstamos ICO del covid hemos visto un repunte muy importante y la dinámica es que siga creciendo". Lo mismo sucede, añadió Montes, "con la deuda pública, la cual aumentó del 40% del PIB en 2008 hasta el 120% en 2021. Esto nos deja con un Estado y unas compañías bastante endeudados".

Ante esta situación, Montes subrayó la importancia de los fondos de deuda y los inversores privados como vía alternativa de financiación: "Los créditos bancarios suponen el 70% de los préstamos, mientras que en Estados Unidos tienen una cuota del 30%. Hay un largo camino en España en la búsqueda de otras fuentes para obtener capital. Los fondos públicos, los créditos ICO, la entrada de la SEPI en el capital de algunas grandes empresas, etcétera, todo esto no va a ser suficiente", señaló Montes sobre algunos beneficios de este tipo de inversión alternativa, los cuales —en su opinión— ofrecen una mayor flexibilidad, pero a un coste superior.

En épocas de alta inflación, los activos inmobiliarios son los más buscados para protegerse de la pérdida de poder adquisitivo. Para Ramón Gayol, socio de Deal Advisory y responsable de Real Estate, sin embargo, "ya nos encontrábamos en la fase alta de ciclo antes del covid en un mercado como el inmobiliario, que había recuperado casi todo el terreno perdido en la crisis de 2008, gracias en parte al encaje normativo de algunas estructuras jurídicas para canalizar la inversión, como las socimis".

"Desde 2015, la deuda de las empresas bajó hasta el 45%, pero con los préstamos ICO del covid la dinámica es que siga creciendo" (Montes)

A pesar de una posible corrección en el precio de los inmuebles, Gayol destacó distintos subsectores en los que el capital privado podría lograr interesantes retornos por su alta demanda. "El logístico, con la construcción de almacenes y ‘hubs’, es resiliente al nivel de incertidumbre actual y saldrá fortalecido por los nuevos modelos de distribución. También la vivienda en alquiler, en situaciones de restricciones del crédito para la compra, y con promotoras y constructoras bastante activas desarrollando plataformas con nuevos productos. Y nuevos ‘asset class’ como los ‘data centers’, que están a medio camino entre la infraestructura y el ‘real estate’, y requieren de gran inversión".

Por último, Manuel Santillana, socio de Deal Advisory y responsable de Energía e Infraestructuras de KPMG en España, explicó la complejidad de las operaciones en renovables, cuya tipología es cada vez más amplia. "Antes asesorábamos en fusiones y adquisiciones (M&A) más tradicionales, un parque renovable eólico o solar en operación. Pero ahora hemos evolucionado hacia entradas de capital en otros momentos de su desarrollo: cuando está en proceso de ejecución, antes de recibir los permisos medioambientales o de la Administración, o cuando el parque se enfrenta a los hitos intermedios que establece la regulación. Al estar sujeto a estos riesgos en su desarrollo, se puede lograr un puntito de rentabilidad adicional", dijo.

Además de los parques renovables, Santillana destacó los nuevos proyectos para descarbonizar la economía, como la producción de hidrógeno verde, biogás o la eólica marina con la búsqueda de inversores privados respaldados por las hojas de ruta de la Administración. "En el caso de los proyectos en hidrógeno verde, presentan una cierta rentabilidad más a largo plazo que el biogás o la eólica marina, que ya están en fase de experimentación. Este dinamismo del sector ha atraído a numerosos actores; tanto 'utilities' europeas como inversores atraídos por la rentabilidad al menos en el corto plazo de los precios de la energía", dijo Santillana.

placeholder Panel de inversión alternativa y sostenibilidad.
Panel de inversión alternativa y sostenibilidad.

Como ejemplo, el socio de Deal Advisory y responsable de Energía e Infraestructuras de KPMG en España dijo que 1 KW en una planta fotovoltaica se vendía —ya en operación— por 600.000 euros, mientras que ahora alcanza un millón, aproximadamente, con el incremento en los precios de la energía. "Existen ciertos cuellos de botella en la Administración en la tramitación de nuevos proyectos, pero la energía es un sector muy regulado y estable con una vida útil de 25-30 años y con posibilidad de que algunos parques alcancen los 35 o 40 años de antigüedad con servicios de repotenciación y un buen mantenimiento", añadió.

En el entorno europeo, Benjamin Toussaint, 'partner' Alternative Investments de KPMG Luxemburgo, explicó las ventajas de Luxemburgo como primer destino europeo para fondos de inversión gracias a su jurisdicción, estabilidad política y seguridad jurídica. "Luxemburgo es ahora una jurisdicción acreditada como fiduciaria de inversiones (AIF), lo que le permite consolidar su posición para atraer tanto a subsidiarias de empresas, como en el pasado, como a fondos", dijo Toussaint.

Inversión y sostenibilidad

La última mesa del II Foro de Inversiones Alternativas se centró en la inversión con impacto y la sostenibilidad. El moderador de la conferencia, Ramón Pueyo, socio responsable de Sostenibilidad y Buen Gobierno de KPMG en España, recordó que el término ESG fue usado por primera vez en un informe de la ONU en 2004, y que en sus casi 20 años de andadura ha pasado de ser una inversión de nicho más ligada al capital institucional a convertirse en una corriente mayoritaria. Para Marisa Aguilar, 'managing director y head of' Iberia de Allianz Global Investors, gran parte de esta masiva aceptación se debe al impulso de los reguladores, especialmente en Europa. "Los fondos ESG están en un punto de ebullición, con una regulación tremendamente exigente para establecer un marco normativo a un tema que implica una tremenda complejidad con muchos matices y muchos tipos de marrón, azul y verde", dijo Aguilar.

En este sentido, Carla Bergareche, 'country head' Iberia de Schröders, consideró que "estamos en un buen momento para hacer una pausa, coger aire y tomar otro gran impulso cuando se apruebe la nueva regulación europea sobre la taxonomía verde. Es muy importante ser lo más objetivos posible en esta nueva etapa, al igual que todo lo relativo a la inversión de impacto para que tenga una intención clara, una contribución clara y sea medible. Si no se puede medir, no es del todo válida", explicó Bergareche.

"Si eres capaz de invertir generando rentabilidad y aportando soluciones, estamos generando inversiones de impacto" (Del Río)

La rentabilidad sigue siendo un factor primordial para que la inversión de impacto y los fondos asociados a factores ESG sigan consolidando su posición, opinó por su parte José Luis del Río, socio y consejero delegado de Arcano Asset Management. "Si eres capaz de invertir generando rentabilidad y aportando soluciones, estamos generando inversiones de impacto. Pero tiene que ir unido a una rentabilidad", añadió Del Río. Mientras que Isabel Vento, 'head of' Business Development Iberia de BlackRock, destacó que "las compañías que aborden de una manera más clara la transición energética y la descarbonización de la economía serán recompensadas por el mercado". "Al contrario que las empresas que sean poco ambiciosas, que incurrirán en mayores costes de capital y de financiación. Hay que entender que los riesgos climáticos son riesgos financieros", apuntó Vento, quien llamó la atención sobre la necesidad de financiación adicional en los mercados emergentes para cumplir con estos objetivos y cubrir el número de proyectos que demandan.

En un entorno macroeconómico de alta volatilidad y una inflación desbocada, los mercados de capital alternativo presentan la ventaja de comportarse mejor que la renta variable y la renta fija. Es lo que sucedió durante la crisis financiera de 2008. También en 2020, cuando las economías de todo el mundo se vieron afectadas por numerosas restricciones a sus actividades derivadas de la pandemia del covid-19.

Eventos EC Inversiones
El redactor recomienda