Es noticia
Menú
Hacienda amenaza el negocio de bancas privadas y promotoras con los ricos de Latam
  1. Mercados
POR EL IMPUESTO A LAS GRANDES FORTUNAS

Hacienda amenaza el negocio de bancas privadas y promotoras con los ricos de Latam

La ofensiva fiscal pone en jaque la atracción de grandes patrimonios latinoamericanos, uno de los nichos de crecimiento del sector inmobiliario y patrimonial, especialmente en Madrid

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La posibilidad de que los ricos paguen impuestos por su patrimonio en Madrid tiene muchas derivadas, porque rompe definitivamente con el oasis fiscal que ha sido la capital en España durante los últimos años. Una de ellas es que Hacienda pone en jaque el negocio recurrente de algunas de las principales firmas de banca privada, asesoría fiscal o promotoras de atraer a altos patrimonios latinoamericanos.

Primero fueron ricos venezolanos, después los mexicanos y, en los tres últimos años, peruanos, chilenos o colombianos han comprado inmuebles en Madrid, muchos de ellos en el barrio Salamanca, con la asesoría de entidades locales. En banca privada se ha creado un ecosistema de especialistas en estos perfiles, que apenas tenían que tributar ante Hacienda por la bonificación del 100% en patrimonio en la Comunidad de Madrid y tener una estructura sin apenas rendimientos del trabajo y limitando los ingresos a las rentas del capital.

Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (EFE/Fernando Villar)

La inestabilidad política y las amenazas de impuestos en algunos de estos países, o el cambio de color político, ha servido a asesores financieros y fiscales para captar clientes por esta vía. Algunas entidades han realizado fichajes para ello en los últimos años, y 'boutiques' latinoamericanas se han instalado en Madrid. También hay firmas pendientes de reorganizar su negocio que tienen previsto hacerlo en esta dirección ante la falta de rentabilidad con el mercado tradicional de millonarios españoles.

Pero para ello, la exención en Patrimonio es clave. Porque una persona de Venezuela, México o Perú que se instalara en España no tenía que tributar por sus activos globales, fueran de un millón o de 100 millones. Si el Impuesto de Solidaridad sobre las grandes fortunas, a partir de tres millones de euros, sale adelante, cambiará radicalmente esta película. Fuentes financieras y jurídicas admiten preocupación al respecto.

"Muchos latinoamericanos establecidos en Madrid ya se están planteando dejar de ser residentes fiscales ordinarios en España. También se plantean vender sus inmuebles españoles, o arrendarlos, y llevarse el patrimonio financiero del país, para reducir el riesgo de que se les siga considerando residentes", explica Javier Morera, socio de Broseta.

Foto: Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, con Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, a las puertas de la Moncloa. (EFE/J. J. Guillén)

El nuevo tributo tendrá un esquema similar al de Patrimonio, aunque se podrá deducir la cuota pagada por este si es el caso, y gravará con un 1,7% a patrimonios de entre tres y cinco millones, con el 2,1% entre cinco y diez millones, y el 3,5% en adelante. Asimismo, el Gobierno quiere subir las rentas del capital desde el 26% al 27% en el tramo de 200.000 euros a 300.000 euros y al 28% a partir de este umbral.

"Prevemos un incremento sustancial en consultas sobre traslados de residencia fiscal fuera de España, especialmente en Madrid, teniendo en cuenta el alto número de personas que han trasladado su residencia fiscal a Madrid a lo largo de los últimos cinco o diez años, por ejemplo personas con altos patrimonios provenientes de Latinoamérica", señala Patricia García, socia de Avantia.

Aun así, algunos especialistas inmobiliarios, entre los que hay más optimismo, confían en que no saldrá adelante por los tiempos, ya que para que se devengue el ejercicio actual el año que viene debe aprobarse antes del 31 de diciembre. "El 'feedback' de promotores e inversores latinoamericanos es que el impuesto a las grandes fortunas no les preocupa. Consideran que no dará tiempo a su implantación, pero además, están convencidos de que el año que viene habrá un cambio político en España que tumbará el nuevo impuesto", asegura Luis Valdés, 'managing director' de Residential Sales Advisory en Colliers. Por lo que respecta a los compradores particulares, Valdés no descarta que se aceleren las compraventas de viviendas y su posterior donación a los hijos, debido a la bonificación existente en el impuesto de donaciones en la Comunidad de Madrid.

Foto: María Jesús Montero, en una imagen de archivo. (EFE/Fernando Alvarado)

"Creo que solo va a afectar a las personas físicas y no a las jurídicas. Por lo tanto, quien tenga el patrimonio en España a través de sociedades será más fácil que se libre del impuesto. Para los países con convenio de doble imposición es una faena, porque no existe ese impuesto en otros países —México es un ejemplo— por lo que pagarlo en España no supondrá que se lo puedan compensar en su país de origen", asegura un promotor inmobiliario que trabaja con inversores latinoamericanos. "Tenemos muchos inversores millonarios a los que sí les afecta y comenzamos a comentarlo con ellos, por la planificación fiscal de quedarse con viviendas a nombre de sociedad o persona física", añade.

Por su parte, un inversor latinoamericano admite estar evaluándolo: "La mayoría de inversores no reside en España, realmente siguen residiendo en sus países de origen y solo canalizan inversiones en España a través de grupos o en la compra de una segunda residencia. Sin embargo, no tengo duda que en algo afectará, ya que aunque sea muy pequeño, existe un porcentaje de inversores que se muda a España de forma permanente, y serán estos los que creemos que sí se verán afectados y probablemente empiecen a ver otras opciones fuera de España".

'Boom' de inversores latinoamericanos

Desde hace casi una década, el capital latinoamericano ha irrumpido con fuerza en España, en concreto en el mercado residencial de lujo de Madrid capital, donde se han convertido en propietarios de múltiples edificios, pero también en dueños de las mejores casas de la ciudad. Buena parte de inversores y compradores han aterrizado en España huyendo de la inestabilidad política de sus países de origen.

Por ejemplo, a partir de 2014, con el empeoramiento de la situación política en Venezuela, la élite del país, tanto chavistas como opositores, comenzó a sacar su dinero del país y encontró en el barrio de Salamanca y en sus edificios y viviendas, el refugio perfecto en el que depositar sus inversiones aprovechando, por otro lado, que el residencial en España, estaba a punto de tocar fondo.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), y el presidente de Andalucía, Juanma Moreno (i). (EFE/Mariscal)

Grupos como Gran Roque Capital, vehículo inversor de Ángel Capriles y Axel Daniel Capriles, parientes del opositor venezolano Henrique Capriles, Lemon Prime o Impar Grupo, compraron más de una veintena de edificios en los barrios más exclusivos de la capital.

Cinco años después, en 2019, el capital mexicano, empujado también por las turbulencias políticas de su país, cogía el testigo venezolano y compañías como Terralpa o la mujer más rica de México, María Asunción Aramburuzabala, protagonizaban algunas de las operaciones más relevantes del mercado residencial de lujo de la ciudad. De hecho, la firma de banca privada Finaccess, del ejecutivo mexicano Carlos Fernández (inversor de Prisa, Colonial o Amrest), abrió en Madrid en 2021.

En los dos últimos años, aunque con mucha menor intensidad, han sido los peruanos y los chilenos los que han puesto Madrid en el punto de mira para sus inversiones y, aunque no son tan activos como los venezolanos o los mexicanos en la compra de edificios —posiblemente, según explican fuentes del mercado de lujo, porque su poder adquisitivo es menor—, sí se han convertido en compradores habituales en el residencial de lujo.

La posibilidad de que los ricos paguen impuestos por su patrimonio en Madrid tiene muchas derivadas, porque rompe definitivamente con el oasis fiscal que ha sido la capital en España durante los últimos años. Una de ellas es que Hacienda pone en jaque el negocio recurrente de algunas de las principales firmas de banca privada, asesoría fiscal o promotoras de atraer a altos patrimonios latinoamericanos.

Banca privada Promotores inmobiliarios
El redactor recomienda