Es noticia
Menú
Las familias tiran de ahorro para capear la crisis y sacan depósitos al mayor ritmo desde 2019
  1. Mercados
ANTE EL AUMENTO DEL EURÍBOR Y DE LA INFLACIÓN

Las familias tiran de ahorro para capear la crisis y sacan depósitos al mayor ritmo desde 2019

Los hogares redujeron su liquidez en cuentas corrientes y depósitos en 5.503 millones durante el mes de octubre, y acumulan la mayor racha de descensos en seis años

Foto: Un hombre coge dinero de su cartera antes de pagar en un bar. (Getty Images/Oli Scarff)
Un hombre coge dinero de su cartera antes de pagar en un bar. (Getty Images/Oli Scarff)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La inflación obliga a los españoles a tirar de ahorros. El volumen de depósitos se redujo en octubre, con la mayor intensidad vista en un mes desde julio de 2019. Además, las familias acumulan tres meses consecutivos de descensos, una racha que no se veía desde 2016. Fuentes financieras coinciden en que en el último trimestre se nota mayor actividad de salidas de dinero.

La reducción del ahorro en depósitos y cuentas corrientes alcanzó los 5.503 millones en octubre, según las estadísticas del Banco de España. Se trata de la cifra más alta desde julio de 2019, que deja el volumen de colchón que tienen los hogares por esta vía en 987.016 millones.

Foto: La presidenta del BCE, Christine Lagarde. (EFE/Pool/Ronald Wittek)

Esta cifra sigue siendo elevada en comparación con lo habitual antes de la pandemia. De hecho, en febrero de 2020 era de 812.319 millones. Durante la pandemia hubo un incremento del ahorro debido a las restricciones a la movilidad, que redujeron el consumo, y también por la incertidumbre. En la primera mitad de 2022, el ahorro no solo aguantó, sino que se incrementó hasta un máximo histórico de 997.433 millones en julio de 2022.

Pero las familias ya están tirando del ahorro para afrontar este periodo de inflación, con el shock energético y el incremento de precios en los principales productos de la cesta de la compra, como los alimentos. Fuentes financieras coinciden en que se está notando en la actividad de la red comercial salidas de dinero, que disminuyen el pasivo de la banca.

Hay una parte de la disminución de los depósitos que se puede explicar por la estrategia de los propios bancos, que están rehuyendo remunerar los depósitos con las alzas de tipos de interés, pero sí aprovechan la política monetaria para inundar la red con nuevos fondos de inversión de renta fija o garantizados. Cada semana hay lanzamientos de productos de este tipo, ante los cupones del 3% y el 4% en la deuda periférica.

Pero la suscripción neta de los fondos españoles en octubre, según los datos de la patronal de gestoras, Inverco, fue 2.908 millones, un número que está claramente por debajo de los 5.505 millones de retiradas de depósitos. Además, durante la pandemia se vio un incremento tanto de depósitos como de suscripciones de fondos. Por ello, no es que elijan un producto u otro, sino que simplemente están tirando de ahorros para compensar la inflación.

La cifra de retirada de dinero en octubre es significativa, y se junta con las salidas de los dos meses anteriores, de 1.038 millones en septiembre y de 3.876 millones en agosto. Así, los hogares españoles acumulan tres meses de reducción del ahorro, algo que no se veía desde 2016. Un hecho que supone un punto de inflexión sobre las finanzas personales de los españoles respecto a la tendencia de los últimos años.

Hay que tener en cuenta que el incremento del euríbor eleva la cuota de las hipotecas a tipo variable y encarece el nuevo crédito. El tipo interbancario ha pasado de estar en negativo a principios de año a rozar el 3%, nivel que el mercado espera que sobrepase los próximos años. Por otro lado, la inflación reduce drásticamente el poder adquisitivo de las familias, ya que los salarios de convenio están subiendo a un ritmo del 2% de media, frente a niveles de IPC que han alcanzado este año el 10% interanual, aunque en octubre se moderó a un 7,3%, nivel todavía mucho más alto que los datos de los últimos años.

Foto: Foto: iStock.

En este contexto, las familias tiran de ahorro. Los hogares han acumulado un colchón que podría mitigar el impacto de esta crisis si no reducen el consumo, contribuyendo a que aguante el mercado laboral. El problema, como recuerda siempre el Banco de España, es que el incremento del ahorro de los hogares durante la pandemia fue muy desigual según renta.

“La extraordinaria bolsa de ahorro que se ha acumulado desde el comienzo de la pandemia se concentra principalmente en las rentas más altas, cuya propensión marginal a consumir es menor. Los hogares con las rentas más bajas no solo tienen una menor capacidad de ahorro, sino que el aumento de este durante los últimos trimestres también podría haber sido más limitado o, incluso, en algunos casos, haber sido inexistente”, señaló el Banco de España en un Boletín Económico. Si ahora se quema liquidez, vendría de rentas medias y altas.

Foto: Foto: iStock.

En los datos del Banco de España no se puede saber qué tipos de hogares son los que han retirado el dinero, pero hay cierto consenso en los bancos en que ya están encontrando dificultades en rentas medias y bajas. Algo que observan en la falta de ahorro y en acudir al rédito al consumo para compensar la reducción de la renta neta que provocan el euríbor y la inflación.

Nuevamente, parece que hay una crisis que ahonda en la desigualdad. En cualquier caso, la capacidad de que esta bolsa de ahorro, sea de la renta que sea, impida un descenso del consumo es clave para mitigar la magnitud de esta crisis. La previsión del consenso es que la inflación de la eurozona ha sido del 10% en noviembre. Con los tipos de interés al alza y la inflación desbocada, la capacidad de usar el ahorro para el consumo es la única vía para que no haya un descenso que endurezca la crisis.

La inflación obliga a los españoles a tirar de ahorros. El volumen de depósitos se redujo en octubre, con la mayor intensidad vista en un mes desde julio de 2019. Además, las familias acumulan tres meses consecutivos de descensos, una racha que no se veía desde 2016. Fuentes financieras coinciden en que en el último trimestre se nota mayor actividad de salidas de dinero.

Depósitos Ahorro e inversión Bancos europeos
El redactor recomienda