Es noticia
Menú
Las empresas realizan la mayor retirada de depósitos de la historia tras ómicron
  1. Mercados
ANTES DE LA CRISIS DE UCRANIA

Las empresas realizan la mayor retirada de depósitos de la historia tras ómicron

Ida y vuelta de las empresas con la liquidez en medio de la ola de contagios de ómicron. En diciembre, realizaron el mayor aumento de depósitos, y en enero, el mayor descenso

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El sector empresarial se animó a gastar e invertir en enero, entre la ola de contagios de ómicron y la crisis de Ucrania ante la invasión rusa. Las empresas no financieras españolas han realizado un movimiento de ida y vuelta con su liquidez, y han protagonizado dos récords consecutivos con el movimiento de sus depósitos bancarios en sentido contrario.

Así, los datos del Banco de España muestran cómo en enero las empresas redujeron su nivel de depósitos bancarios en 19.089 millones o un 5,9%, hasta los 304.074 millones. Esta cifra sigue muy por encima de los niveles previos a la pandemia. En concreto, está un 20,1% por encima de los 251.754 millones de febrero de 2020.

Foto: Christine Lagarde este viernes (Reuters/Christophe Petit Tesson)

No obstante, se trata de la mayor retirada de depósitos por parte de las empresas españolas de la historia. La incertidumbre se despejó según fueron cayendo los contagios de ómicron y las empresas aprovecharon para retirar dinero y ponerlo a trabajar, tanto con inversiones como con gasto corriente, según fuentes financieras.

Hay que tener en cuenta que las empresas, de forma generalizada, pagan por tener esta liquidez en el banco. El coste depende de cada caso. Es decir, si la empresa es un cliente rentable de la entidad financiera donde tiene sus depósitos, el banco repercute menos interés que a una sociedad que no le da negocio, donde carga hasta el -0,5% que, a su vez, repercute el Banco Central Europeo (BCE) en la banca.

El objetivo del BCE es que el dinero no se quede parado y circule por la economía para que acelere la actividad económica. Es decir, se penaliza el ahorro conservador. Los planes del BCE pasaban hace un mes por normalizar la política monetaria y el mercado esperaba una subida del tipo marginal de depósito, el que penaliza la liquidez, ya este año, pero la crisis de Ucrania ha puesto en entredicho esta guía.

Sea como fuere, las empresas tienen más liquidez que nunca porque su respuesta al covid fue tirar de financiación barata y, en muchos casos, avalada por el Estado a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), así como suspender inversiones y gastos que no eran estrictamente necesarios a corto plazo. La obsesión de los ejecutivos españoles ha sido tener liquidez para capear la pandemia, y esto se traduce en que asumen el coste de tener más depósitos bancarios.

En diciembre, en medio de un nuevo repunte de la incertidumbre por el coronavirus, con nuevas restricciones a lo largo de Europa que pesaron en el turismo y en las ventas, las empresas no financieras batieron otro récord con el mayor aumento de depósitos de la historia en un mes. En este caso, elevaron su colchón en 17.201 millones o un 5,6%.

Foto: Foto: iStock.

Ahora, la incertidumbre gira en torno a Ucrania y la invasión rusa, con implicaciones económicas por la inflación energética y las potenciales consecuencias de las sanciones desplegadas contra Rusia. Las empresas llegan a este periodo de falta de visibilidad sobre el futuro con menos depósitos que en navidades.

Hay que tener en cuenta que, tradicionalmente, las empresas realizan un aumento de su liquidez en diciembre y la reducen en enero. Pero nunca lo habían hecho con tanta intensidad como en esta ocasión, marcada por la incertidumbre de una nueva ola de pandemia tras casi dos años desde el confinamiento inicial.

Más allá de las empresas, las familias mantuvieron en máximos históricos sus depósitos, con 959.600 millones al terminar enero, 100 millones más que el mes anterior y un 12,6% más que los 851.939 millones de febrero de 2020. Por su parte, los fondos de inversión redujeron levemente su liquidez en depósitos bancarios desde 37.300 millones a 37.100 millones, y las aseguradoras y fondos de pensiones la incrementaron de 27.300 millones a 30.700 millones.

El sector empresarial se animó a gastar e invertir en enero, entre la ola de contagios de ómicron y la crisis de Ucrania ante la invasión rusa. Las empresas no financieras españolas han realizado un movimiento de ida y vuelta con su liquidez, y han protagonizado dos récords consecutivos con el movimiento de sus depósitos bancarios en sentido contrario.

Depósitos Pandemia Banco Central Europeo (BCE) Tipos de interés
El redactor recomienda