Felipe VI y la república se llevan bien

Felipe VI y la república se llevan bien

El dilema entre monarquía y república es falso: lo sustancial es si España es una democracia mejor o peor. El republicanismo es a veces un banderín de enganche para una revolución de baja intensidad