EL IBEX 35 SE QUEDA REZAGADO

La bolsa europea firma su mejor arranque de año desde 2015

Aunque el saldo final ha sido positivo, no es para echar campanas al vuelo, teniendo en cuenta que no se acerca a compensar la fuerte corrección del último trimestre de 2018

Foto: Bolsa de Fráncfort (Reuters)
Bolsa de Fráncfort (Reuters)

Los inversores han echado el cierre a un primer trimestre del año en el que no han tenido tiempo para el aburrimiento. Han sido muchos los asuntos que han marcado la agenda del mercado, tanto desde el punto de vista político como económico. Y aunque el saldo final ha sido positivo, no es para echar campanas al vuelo, teniendo en cuenta que la recuperación no se acerca a compensar la fuerte corrección experimentada en el último de 2018.

Con todo, si ha habido un activo destacado en el arranque de año ese ha sido el petróleo. La decisión de Arabia Saudí de recortar su producción sumada al contexto de optimismo por las negociaciones entre China y Estados Unidos para poner fin a su guerra comercial han permitido al crudo rebotar con fuerza desde los mínimos de 2014 en los que se encontraban en diciembre.

De esta manera, el Brent se ha anotado una subida del 27% hasta los 68,4 dólares por barril y el Texas estadounidense ha sumado un 32,2% hasta los 60 dólares. Se trata de su mejor trimestre desde el segundo de 2009, cuando ambas referencias se dispararon un 40% entre abril y junio.

Esto ha sido uno de los factores que ha dado respiro a la renta variable, que se ha movido estos tres meses entre luces y sombras, entre el miedo a la desaceleración económica y las revisiones a la baja de previsiones de beneficios, los sobresaltos políticos, los giros de timón de las políticas monetarias y, sobre todo, la tregua comercial entre los dos gigantes económicos del mundo.

En general, poca diferencia entre Europa y Estados Unidos, a pesar de que la primera presenta un escenario más complicado. Sin embargo, también es verdad que las valoraciones eran mucho más baratas y de ello se ha beneficiado.

[La crisis que nos acecha]

Así, el Eurostoxx 50 ha avanzado un 11,4%, con lo que firma su mejor arranque de año desde el primer trimestre de 2015 que se anotó un 17,5%; el Cac 40 parisino un 12,8%, su mejor marca desde el 17% de hace cuatro años y el MIB Italiano un 19% a pesar del mar de fondo de la tercera economía de la región con la recesión sobre la mesa y siendo el centro de atención, junto con Alemania, de todas las estimaciones económicas de los distintos organismos, tanto públicas como privadas. El Dax, por su parte, ha avanzado un 9%, mejor dato desde el 22% que logró entre enero y marzo de 2015.

Los otros focos de tensión han estado en Reino Unido, donde la amenaza de un Brexit duro ante la incapacidad política de alcanzar un acuerdo sigue ganando puntos a medida que pasan los días. A pesar de ello, el FTSE 100 se ha anotado una subida del 8% y eso que la libra ha sido protagonista con una fuerte volatilidad marcada a golpe de votación en el Parlamento británico.

España sube pese al lastre de la banca

En cuanto a la bolsa española, el avance del 8% hasta los 9.191 puntos demuestra que hace tiempo que los inversores no se dejan guiar por el ruido político, incluso aunque la imposibilidad de aprobar unos presupuestos obligue a la convocatoria de elecciones generales. El país ha seguido siendo la niña bonita de las previsiones económicas en un contexto de desaceleración y, mientras mantenga la carencia, el riesgo político no influirá en el ánimo del mercado.

Subidas a pesar del mal comportamiento mostrado por el sector financiero, para el que "el entorno se le complica a pasos agigantados", afirma Nuria Álvarez, analista de Renta 4. "O hay cambio radical en término de expectativas de subidas de tipos, que es poco probable, o no vamos a ver recuperación de las caídas de 2018". En este sentido, la experta en el sector asegura que "todo lo que viene del BCE son mensajes negativos".

Y es que salvo el Banco Santander (+3,8%) y BBVA (+9,4%), los medianos ha continuado con su espiral bajista. Así, Sabadell se ha dejado entre enero y marzo otro 11,9%, Caixabank un 12,1%, Bankia un 9,9% y Bankinter un 1,8%. Esto ha impedido al Ibex 35 seguir los pasos del resto del Viejo Continente y en su caso la subida no supera el 11,8% del arranque de 2017.

Al otro lado del charco, el Dow Jones de Industriales ha subido un 10,9%, el más amplio Standard & Poor´s 500 un 12,7% y el tecnológico Nasdaq un 16,2% con los inversores muy pendientes de la curva de rentabilidad de la letra a 3 meses y el bono a 10 años, que hace una semana se volvió a invertir por primera vez en doce años, encendiendo las alarmas de recesión.

Miedo a EEUU

De hecho, fue el miedo a un fin de ciclo en EEUU el que provocó las caídas del trimestre anterior y ha sido el cambio de discurso de la Reserva Federal el que ha evitado la caída ahora. Tal es así que ahora el mercado, lejos de esperar subidas de tipos de interés, ya descuenta una bajada, probablemente en septiembre.

Con todo, "el mercado ha estado bastante complaciente a pesar de todas las incertidumbres", explica a Cotizalia Álvarez. "La tregua EEUU-China es lo que ha apoyado la subida, porque es lo que más implicaciones tiene a la larga en términos económicos", continúa. Sin embargo, "para que realmente haya subidas primero se tiene que confirmar el suelo de la desaceleración económica y eso va a depender de muchos factores, porque sigue habiendo riesgos políticos (Brexit, Italia...) y económicos.

De cara al segundo trimestre del año, los analistas son más escépticos. "En Europa, la economía es débil pero las valoraciones ya no son tan baratas y es difícil seguir a este ritmo", apuesta Nicolás López, director de análisis de MG Valores. "El segundo trimestre va a ser más tranquilo aunque sigamos con esta inercia hasta ver si Europa es capaz de crecer a un ritmo sostenido del 1,6% como plantea el BCE... y si el mercado se lo cree", concluye.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios