a 0,67 euros por acción

El ruso Fridman echa el lazo a DIA: los hitos detrás de una oferta a precio de saldo

El máximo accionista confía en que la CNMV le permita lanzar una opa a un precio inferior al mayor pagado en el último año (3,73 euros) y condiciona la operación a un acuerdo con la banca

Foto: Tienda de DIA. (EFE)
Tienda de DIA. (EFE)

Letterone mueve ficha. El máximo accionista de DIA anunció este martes que presentará una opa sobre el 70,9% del capital que no controla a un precio de 0,67 euros por acción, lo que supone una prima del 56% respecto al cierre de la sesión del lunes pero está un 82% por debajo del precio máximo pagado (3,73 euros) por el fondo luxemburgués en los últimos doce meses.

La oferta de la sociedad de inversión, controlada por el milmillonario ruso Mikhail Fridman, supone valorar la compañía en 417 millones de euros, muy lejos de los 4.400 millones que llegó a valer la compañía en 2015. ¿Cómo ha llegado hasta aquí?

"En los últimos años, DIA ha pasado por alto los principales cambios en las tendencias del consumidor, su desempeño ha sido inferior al de sus competidores y ha perdido cuota de mercado. La compañía está en un declive estructural y su marca se ha deteriorado de manera signicativa. En octubre, DIA anunció una reexpresión de sus cuentas de 2017 y un significativo profit warning para 2018 a los que se suma un elevado nivel de endeudamiento", argumenta Letterone en su anuncio de una opa condicionada a la aceptación del 50% de las acciones a las que se dirige.

Otro de los requisitos es alcanzar un acuerdo con la banca para reestructurar la deuda de DIA. Como contrapartida, Letterone se compromete a respaldar una ampliación de capital de 500 millones de euros para dotar a la cadena de "una estructura viable a largo plazo". Se trata de una ampliación diferente a la ya prevista (de 600 millones) para marzo, impuesta por los bancos acreedores como condición para conceder el reciente balón de oxígeno de 896 millones de euros. Esta última "no aborda los desafíos estratégicos, de liderazgo y de estructura de capital", considera el fondo en manos de Fridman.

La cotizada española perdió casi un 90% de su valor en bolsa en 2018, cerrando en 0,4 euros por acción en la última jornada de ese año frente a los 3,50 euros a los que salió al parqué madrileño en 2011. Hoy cotiza a 0,68 euros, a un precio casi idéntico al ofertado por Mikhail Fridman. "DIA necesita urgentemente un plan de transformación llevado a cabo por un equipo directivo de reconocida experiencia a nivel mundial en el sector de la distribución, una nueva visión, una nueva estrategia y una solución financiera que resuelva los requerimentos de liquidez a corto plazo para garantizar el futuro de la compañía a largo plazo", añade Letterone.

Un buen conocedor del sector es Stephan Ducharme, expresidente en funciones de DIA, socio director de la división de Letterone dedicada a la gran distribución (L1 Retail) y presidente del consejo de X5 Retail Group, el 'Mercadona' ruso. La mano derecha de Fridman presenta su "plan de rescate" como base para que DIA resurja como líder español del comercio minorista. "Aseguramos un futuro a largo plazo para clientes, empleados, franquiciados, proveedores y acreedores. Juntos podemos lograr este cambio, que requerirá liderazgo, mucho trabajo, experiencia, compromiso y paciencia", zanja Ducharme en un comunicado.

Dicho plan contempla una nueva propuesta de valor comercial, reajuste de precios y promociones, una estrategia de red de tiendas adecuada, reclutar nuevo liderazgo, desarrollar el talento interno, mejorar la ejecución de operaciones minoristas o invertir en la marca, avanza Letterone tras matizar que compartirá planes más detallados en el folleto de la opa.

De dónde venimos

Verano de 2017. Tras dos años de relativa estabilidad en bolsa, DIA vio cómo Letterone irrumpió en su capital con la compra de un 10%. Ese año no fue fácil para la cadena de supermercados a nivel de negocio: conoció los resultados de 2016, con un desplome del 42% en el beneficio neto y un estancamiento de las ventas (+0,9%) en España, su mercado más importante. La guinda fue el aterrizaje del polémico multimillonario ruso Mikhail Fridman, que se convirtió en segundo accionista de la compañía para elevar su participación a un 25% siete meses más tarde.

Invierno de 2018. Los hombres de Fridman tocan a la puerta, como era de esperar. El multimillonario exigió cuota rusa en el consejo de administración tras hacerse con un 25% del capital. Primero abrió la puerta a Stephan Ducharme (X5 Retail) y Karl-Heinz Holland (exLidl) para después facilitar la entrada del portugués Sergio Antonio Ferreira Dias, todos ellos consejeros designados por el ya máximo accionista Letterone. DIA hizo públicos unos resultados agridulces ese mismo mes, con una caída de beneficios (-37%) en 2017 y unas ventas planas (con bajón del 3,8% en España).

El multimillonario ruso Mikhail Fridman, dueño de Letterone. (Reuters)
El multimillonario ruso Mikhail Fridman, dueño de Letterone. (Reuters)

Primavera de 2018. DIA pone fin a su filial en Shanghái, donde acumulaba unas pérdidas cercanas a los 30 millones de euros. Tras el fin de la pesadilla china, dio por concluídas todas las alianzas con Eroski para negociar con proveedores, un caso que ya estaba en los tribunales como consecuencia de la multa millonaria impuesta por Agricultura. Poco después, en mayo, la presidenta de DIA anunció su futura dimisión en 2019. Ana María Llopis adelantó su salida tres meses para dar paso a Stephan Ducharme como presidente en funciones.

Verano de 2018. La cadena de supermercados firma uno de los peores resultados semestrales de su historia, con un desplome del 88,8% en los beneficios y unas ventas que caen a un ritmo del 9,2%. El curso escolar acaba con el despido fulminante de Ricardo Currás, consejero delegado sustituido por Antonio Coto, hasta entonces director ejecutivo de DIA en América Latina. Poco después, Letterone se sitúa al filo de la opa tras elevar su participación al 29%.

Otoño de 2018. Octubre rojo para DIA. La cotizada española mata cuatro pájaros de un tiro al advertir de que no cumplirá con sus previsiones de beneficio (profit warning), suspender el reparto de dividendos en 2019, destapar un agujero en las cuentas de 2017 y nombrar a Stephan Ducharme como presidente en funciones. El ruso Fridman consuma así su asalto a la cadena y prepara el terreno para lanzar una opa, contribuyendo a reorganizar la cúpula directiva. En ese contexto se enmarca el despido de altos cargos como el director financiero, Amando Sánchez Falcón, y la toma de decisiones clave como la puesta a la venta de la cadena de perfumería Clarel y el negocio de 'cash&carry' Max Descuento. Pero no impiden que Moody's dé la puntilla con una bajada del rating a bono basura, una de tantas rebajas de su calificación crediticia.

Navidades de 2018. Los hombres de Fridman dimiten por sorpresa con el objetivo de preparar un plan de rescate desde fuera. Estas salidas se producen unos días antes de que la compañía cierre un acuerdo de refinanciación con la banca por importe de 896 millones, un auténtico balón de oxígeno que le permite cumplir con sus obligaciones a corto plazo. Entre tanto, DIA sale del Ibex 35 tras perder un 88% de su valor en apenas un año. La cadena ya tiene a su candidato idóneo para ocupar la presidencia (Jaime García Legaz, exAena), pero de momento sólo ha formalizado la designación de un nuevo consejero delegado (Borja de la Cierva, exEl Corte Inglés) en sustitución de Antonio Coto, despedido tras apenas cuatro meses en el cargo por una pérdida de confianza.

Lo que está por venir. DIA ultima un plan estratégico donde no faltarán cambios profundos en su marca blanca y modelo comercial, un lavado de cara para sus locales, la venta de activos no estratégicos como Max Descuento o Clarel y la remodelación o cierre de hasta 250 tiendas en las que trabajan unos 1.600 empleados, como adelantó este periódico. La opa de Fridman trastoca los planes del consejo, que tenía previsto celebrar una ampliación de capital por importe de 600 millones antes de las vacaciones de semana santa. Si la operación prospera, el esquema cambia de manera radical.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios