la medida afectará a unos 1.600 empleados

DIA cerrará cerca de 250 tiendas en su plan de ajuste para salir de la insolvencia

La compañía espera anunciar esta semana su nuevo plan estratégico y el acuerdo de refinanciación con la banca que incluye una reforma significativa de los puntos de venta

Foto: Supermercados DIA.
Supermercados DIA.

Distribuidora Internacional de Alimentación (DIA) presentará esta semana su nuevo plan estratégico y el acuerdo definitivo para alargar hasta cinco años el pago de la deuda. Según fuentes cercanas al proceso, el grupo va a anunciar un ajuste de su superficie comercial que supondrá el cierre de entre 250 y 300 tiendas, que dan empleo a unos 1.600 trabajadores. Con ello, la sociedad confía en poder salir de la situación de insolvencia que la ha llevado a hundirse en bolsa.

Según las mismas fuentes, DIA acabó 2018 con recursos propios negativos, una posición que la condena a concurso de acreedores si antes del próximo 28 de febrero no convoca una junta de accionistas para aprobar una ampliación de capital. Pero para llevar a cabo dicha recapitalización, estimada en unos 600 millones de euros, la compañía debe poner en marcha un nuevo plan de negocio y alcanzar un acuerdo previo con los acreedores. Parte de esta nueva hoja de ruta se basa en un ahorro de costes y una agresiva apuesta por la marca propia.

Las estimaciones que barajan Borja de la Cierva, consejero delegado de DIA desde finales de diciembre, y PwC, la firma que ha revisado los números, hablan de un cierre, transformación o traspaso de entre 250 y 300 tiendas, entre el 6 y el 7% de los puntos de venta que la compañía tiene entre España y Portugal. Otras fuentes indican que el número será algo menor, próximo a las 150. Dado que el grupo cuenta con una plantilla de unos 40.000 empleados, el número medio por punto de venta es de 5,4 trabajadores, por lo que el ajuste de la superficie supondrá la salida de entre 1.350 y 1.650 personas.

DIA quiere evitar medidas traumáticas en la plantilla, por lo que ofrecerá recolocaciones o formar parte de las nuevas empresas que adquieran algunas de las tiendas que serán vendidas a terceros. Además, fuentes cercanas a la compañía añaden que, dentro del plan estratégico a cinco años, se prevé un número de futuras aperturas similar a las que ahora se van a cerrar, por lo que se les dejará la puerta abierta a volver al grupo a medio plazo.

A final de diciembre de 2017, la multinacional con sede en Las Rozas (Madrid) operaba un total de 7.388 tiendas. De ellas, 4.713 estaban en España y 630, en Portugal. En total, 5.343, casi la mitad de ellas bajo el sistema de franquicias. De las que el grupo denomina Iberia, 3.786 se correspondían a la enseña DIA, 306 a La Plaza y El Árbol, y 1.251 a Clarel, la cadena de perfumerías. Estas últimas serán traspasadas antes de junio, fecha en la que el consejero delegado espera haber concluido la venta de esta filial.

DIA ya hizo una revisión de su red comercial en 2017, cuando cerró 316 puntos de venta, de los cuales 238 corresponden al formato DIA, 31 a La Plaza y 47 a Clarel. Parte de estas clausuras se debió a la finalización del proceso de reestructuración y mejora del modelo El Árbol a La Plaza. Las reformas afectaron también a 613 supermercados, el doble que en 2016.

Por su parte, DIA operaba 2.045 tiendas en lo que denomina Emergentes a final de diciembre de 2017, 123 más que en el mismo periodo del año anterior

Por su parte, DIA operaba 2.045 tiendas en lo que denomina Emergentes a final de diciembre de 2017, 123 más que en el mismo periodo del año anterior. Con 65 aperturas netas en el año y una red total de 1.115 tiendas, Brasil ralentizó las tasas de crecimiento de años anteriores. Argentina, el otro país donde el grupo está presente tras la salida de China, tuvo 57 nuevas aperturas, para alcanzar un número total de 930 tiendas.

Más deuda por el alquiler y venta de países

DIA anunciará esta semana el acuerdo para refinanciar los 1.800 millones que adeuda a la banca y a los bonistas, a la par que presenta el plan de negocio. Pero esa cifra podría engordar de forma significativa por la entrada en vigor de la nueva norma internacional de contabilidad número 16, que obliga a las compañías que tienen alquileres a considerar esos arrendamientos como pasivo.

El grupo contaba hasta el pasado año con 8.000 contratos de alquiler, entre tiendas, almacenes y maquinaria. En 2017, la compañía vendió 29 almacenes, la mayoría de ellos en España, que posteriormente se quedó en alquiler como inquilino. DIA sostiene que este cambio contable tendrá un "impacto significativo para los estados financieros del grupo". Su situación es similar a otras empresas 'retail' como Inditex, El Corte Inglés o Cortefiel.

Por ello, algunos bancos han propuesto a la dirección ejecutiva de DIA que en el plan estratégico se incluya la venta de algunos de los países en los que ahora opera. Portugal y Argentina son las unidades de las que la compañía española podría salir a petición de los acreedores.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios