Charla con el manager de Movistar

La pena de Eusebio Unzué: "En el Tour llegamos a correr peor que los juveniles"

El navarro repasa con El Confidencial todo lo acontecido en 2019 -temporada de éxitos, pero también de sonoras polémicas- y los retos que afronta el equipo en 2020. Sincero, como acostumbra

Foto: Eusebio Unzué, manager del Movistar Team. (EFE)
Eusebio Unzué, manager del Movistar Team. (EFE)

Eusebio Unzué afronta una de de las temporadas más difíciles a los mandos del conjunto Movistar. Sin Nairo Quintana, Mikel Landa o Richard Carapaz, entre otras bajas, el navarro ha diseñado un conjunto basado en el talento precoz con vistas al futuro. De los 28 corredores que forman la plantilla 2020 (a falta de que la UCI resuelva el 'caso Amador'), once tienen menos de 25 años. Juventud al poder, pero eso sí, siempre bajo el amparo del veterano y campeonísimo Alejandro Valverde.

En plenas fechas navideñas, el manager de la formación telefónica repasa para El Confidencial todo lo acontecido durante este curso -un año de éxitos, pero también de sonoras polémicas- y los enormes retos que se presentan por delante. La clave: no echar de menos a los que se han ido. Para ello la formación telefónica ha apostado muy especialmente por Enric Mas, que firma hasta 2022. La gran esperanza española al Tour es el fichaje estrella. Llega para liderar. Ya hay ganas de que esto arranque.

Pregunta. Llegan muchos jóvenes con talento, pero con poca experiencia. ¿Cuáles son los objetivos reales este curso?

Respuesta. Hay claramente dos bloques: uno donde se aúna juventud, experiencia y calidad para hacer cosas importantes desde el primer momento, y otro de 'rookies' que dan el salto de categorías inferiores y están por hacer. De estos últimos lo que buscamos es que capten la filosofía del equipo lo más pronto posible y corran en torno a nuestros veteranos, sobre todo a la sombra de Alejandro. El objetivo no es otro que ir creciendo poco a poco.

P. A propósito de esa filosofía, ¿toca adquirir una nueva?

R. Sí, nosotros hasta el momento teníamos unas determinadas características, pero este año ante la avalancha de corredores con perfiles distintos nos tenemos que reciclar. Las clásicas de pavé van a cobrar cada vez más importancia en Movistar. La televisión las ha convertido en un espectáculo. A las nuevas generaciones estos recorridos del norte europeo les encanta. Es importante para nosotros encontrar un grupo de unos ocho chavales que sienta pasión por estas carreras. Imanol Erviti, Nelson Oliveira...son algunos de ellos y pueden trasladar a los más jóvenes sus conocimientos sobre cómo competir en condiciones en estos entornos tan hostiles.

Presentación del Movistar Team 2020. (EFE)
Presentación del Movistar Team 2020. (EFE)

P. A nivel individual, ¿qué cualidades resaltaría de cada uno de estos chavales?

R. Todos ellos vienen de un paso previo por la categoria Sub23, donde ya han corrido con otros profesionales. Son jóvenes, pero sobradamente preparados. Queremos que progresen, ayudarles a que conozcan más esta profesión. Conforme vayan creciendo como ciclistas iremos descubriendo más cosas: si hay buenos contrarrelojistas, escaladores, etc. Aún es pronto. A ver si nos sale alguno de mucha calidad. En las grandes vueltas muy poquitos de ellos estarán este año.

P. Hasta el momento Movistar se caracterizaba por ser un conjunto que mezclaba bien el producto español con el latinoamericano, pero este 2020 hay más banderas que nunca. ¿Órdenes de arriba o consecuencia de un ciclismo más global?

R. Nosotros informamos de nuestras inquietudes deportivas en todo momento porque nos interesa la opinión de la empresa, pero la contestación siempre es la misma: "lo que vosotros consideréis". Estamos agradecidos, sabemos la responsabilidad que conlleva vestir los colores de Telefónica. La compañía tiene mucha presencia en Latinoamérica y hemos de seguir mirando hacia allí. El 'efecto Nairo' ha hecho que surjan muy buenos corredores en Colombia y siempre estamos pendientes de ese mercado, sin descuidar otros. En este sentido, creo que nuestra internacionalización es consecuencia de un ciclismo más global.

P. En todas sus declaraciones solo leo buenas palabras hacia Nairo.

R. Como no puede ser de otra manera. Ha sido un hombre clave, nos ha permitido durante cinco años soñar con una victoria en el Tour. Estuvo en 2013 y 2015 muy cerca de conseguirlo, pero ha tenido la mala suerte de toparse en esta década con Chris Froome. Cuando ves lo que ha supuesto para un país como el suyo...sentirnos partícipes del renacer del ciclismo latinoamericano es muy gratificante.

Nos ha dado una solidez buenísima. Allá donde ibas con él sabías que era un hombre con capacidad de obtener resultados. Transmitía tranquilidad, sobre todo cuando la carrera picaba para arriba porque era un gran escalador. Hace unos años marcaba la diferencia en la montaña. La lucha contra el crono le apartó de cosas mayores, pero siempre las estuvo acariciando. No está con nosotros porque creemos que su momento para pelear por las grandes generales pasó, no por otra cosa.

Eusebio Unzué, junto a Nairo Quintana en la presentación de la carrera Colombia Oro y Paz. (EFE)
Eusebio Unzué, junto a Nairo Quintana en la presentación de la carrera Colombia Oro y Paz. (EFE)

P. Los Juegos marcan un poco el calendario este curso. En el equipo hay cuatro bazas importantes de cara a Tokio: Valverde, Oliveira y los 'pistards', pero también es probable que les acompañen Enric Mas, Marc Soler, Rojas, Cataldo, etc. ¿Le supone un quebradero de cabeza a la hora de gestionar los esfuerzos?

R. El quebradero de cabeza me lo da la fecha en la que están situados (entre el Tour y la Vuelta). Para Alejandro es su mayor objetivo esta temporada. Unas Olimpiadas tienen la importancia que supone el poder competirla solo cada cuatro años, aunque tradicionalmente es más importante un Mundial. El problema que tenemos con Alejandro es que se tenga que bajar del Tour para estar fresco de cara a Tokio. A veces para cumplir un objetivo tienes que renunciar a otro. No obstante, ya veremos porque si el Tour avanza y él o uno de sus compañeros está líder... De momento es pronto para tomar una decisión al respecto. Primero el Tour, luego los Juegos.

P. Telefónica salvó en su momento a la Selección española de ruta, ¿también ahora a la de pista?

R. No creo que sean dos cosas comparables. Más que salvarles, lo que Telefónica está intentando con la pista es llenarla con un poco más de contenido, sobre todo para sacarle más provecho a nuestras dos estrellas en esta disciplina: Sebastián Mora y Albert Torres. Ellos ya estaban con objetivos claros, pero en el deporte la parte emocional también es importante. Con su incorporación al equipo se han cargado de ilusión. Tienen dos retos ahora: la medalla en Tokio y adaptarse a nuestras necesidades. Te puedo garantizar que, en el poco tiempo que llevo con ellos, no dejan entrever otra cosa. Estamos a tiempo de sacarles la clase que seguro que tienen en la carretera. El fin de todo esto es que la pista sea un complemento de la ruta y no al revés como hasta ahora.

P. ¿Sobre qué condiciones cree usted que pueden desempeñar un buen papel?

R. Los corredores de pista suelen ser hábiles y potentes. No tienen la resistencia de un corredor de carretera y eso lo van a echar en falta al principio. Vamos a ver si son capaces de asimilar el nivel de exigencia. Sin ser auténticos esprinters, son tipos muy rápidos. Se manejan fácil en la dificultad que entraña un pelotón hoy en día. En etapas con abanicos tambien pueden ser interesantes, al igual que en las cronos por equipos.

Lo más incómodo para ellos es que entran en una estructura con una responsabilidad alta. Aquí se exigen resultados en todas las carreras, especialmente en aquellas en las que buscamos la general. Quiero que evolucionen, que sepan cuando tiene que cazar una fuga. No deberían tener problemas. Pueden ser unos excelentes gregarios.

P. ¿La apuesta por 'pistards' quedará en anécdota tras Tokio o empezará a ser algo más habitual en el equipo?

R. Está por ver. Dependerá de su adaptación y nivel de compromiso. Insisto en que tanto Mora como Torres tienen condiciones para hacer una buena temporada. Tengo confianza y mucha ilusión depositada en ellos. Se han ganado estar con nosotros. El futuro no lo sé, ojalá fuera adivino.

Albert Torres (i) y Sebastián Mora (d), las nuevas incorporaciones de Movistar procedentes de la pista. (EFE)
Albert Torres (i) y Sebastián Mora (d), las nuevas incorporaciones de Movistar procedentes de la pista. (EFE)

P. ¿Qué le parecen los recorridos de las tres grandes?, ¿cuál de ellas le llama especialmente la atención por sus particularidades o diferencias?

R. Un año más, el Giro y la Vuelta son un poco imprevisibles, tienen de todo y son muy divertidas. Dos orografías donde te puedes inventar etapas para que ocurra de todo. Son dos carreras incontrolables y eso garantiza emoción y espectáculo. Sin embargo, en el Tour casi todo es bastante previsible. Está muy encorsetado, pero esta vez he de reconocer que lo veo diferente, como sin guion. Pueden ocurrir cosas interesantes. Va a ver un momento de la carrera que esa crono situada en el penúltimo día con final en la Planche des Belles Filles va a marcar la actitud de algunos equipos. Habrá gente que valore esa crono mucho más que nosotros.

P. ¿Estamos hablando de Ineos y Jumbo, principalmente?

R. Sí porque son 36 kilómetros de crono donde se pueden recuperar hasta dos y tres minutos fácilmente. Thomas, Froome, Dumoulin y Roglic, en teoría, tiene ahí un día donde saben que pueden coger una diferencia importante sobre los rivales. Son corredores que pasan muy bien la montaña, pero que en la crono van a marcar la pauta. Siempre les quedará esa opción. Nosotros apostaremos por la ofensiva. Les tenemos que poner a prueba en la montaña si queremos disfrutar de alguna posibilidad.

P. ¿Le sorprendió el rendimiento de Alaphilippe en el pasado Tour?

R. Sí, aunque todos éramos conscientes de la gran calidad que tenía. De alguna manera se vio ahí, peleando con los mejores, y lo dio por su país y su gente.

"Una etapa es un triunfo para alguien que no puede aspirar a más, pero Alejandro tiene capacidad de ganar cualquier cosa que se proponga"

P. ¿No cree que pueda alcanzar alguna grande si se lo propone como en su día Alejandro?

R. Tienen características comunes, pero a su edad Alejandro llevaba mejor palmarés: podios en grandes vueltas, carreras de una semana, de un día, etc. Si no se llega a suspender por el temporal la etapa con final en Tignes hubiera perdido muchísimo tiempo. No creo que acabe apostando por ganar una gran vuelta porque, para lograr ese objetivo, tendría que renunciar a carreras donde sí es un gran dominador. Cuando centras tu preparación para un Tour acabas descuidando otros retos importantes.

P. Bueno, hay aficionados que creen que Valverde tendría que haber renunciado a grandes generales hace tiempo para centrarse en otras cosas.

R. Yo creo que no, nos hubiéramos privado de momentos increíbles. Sobre todo de aquellos en los que rozó el premio gordo. Tiene una Vuelta, pero se le escapó otra en un descenso (2006). Ha estado en el podio del Tour, en el del Giro... ¿por qué va a renunciar a todo eso? ¿por palmarés? ¿por etapas? Una etapa es un triunfo para alguien que no puede aspirar a más, pero Alejandro tiene capacidad para ganar cualquier cosa que se proponga y con este nunca sabes hasta el último día.

A él, además, estas cosas le gustan. Tiene otra virtud, y es que le encanta que su líder -véase Nairo o Mikel- no asuman todo el peso de la responsabilidad. Si hubiera renunciado a luchar por generales pues sí, igual hubiera ganado 15 etapas más de las que tiene, pero... ¿qué supone para él una victoria más? Nada. A él tienes que valorarle tanto por sus conquistas como por esa condición de estar ahí siempre. El decir: "¡cuidado, cuidado que la trinca!". Eso es de un genio incalculable.

Enric Mas, ahora nuevo corredor de Movistar, durante el pasado Tour de Francia. (EFE)
Enric Mas, ahora nuevo corredor de Movistar, durante el pasado Tour de Francia. (EFE)

P. ¿Tiene claro quiénes serán los líderes en Giro-Tour-Vuelta? Por sus condiciones la 'corsa' parece seducir un poco más a Enric Mas, ¿está de acuerdo?

R. Tenemos que decidirlo. El tema es si ir con alguno de los tres al Giro o, en cambio, juntarlos en Tour y Vuelta.

P. ¿Qué le van a exigir al mallorquín esta temporada?

R. Para pensar en un Tour está obligado a adquirir una experiencia que ahora no tiene. Está en fase de madurez, debe encontrar su equilibrio. Va en la buena dirección, puede terminar siendo un gran corredor de Tour. Este año ya descubrió la dificultad que entraña la carrera y ahora le toca seguir olisqueando todas esas trampas que tiene a lo largo de sus 21 días. A Enric le faltan dos o tres años de formación en el Tour.

El problema es que Alberto Contador ya no está, Alejandro se va haciendo mayor y siempre buscamos nuevas joyas para sustituirles. No podemos pensar que tenemos ya a un gran campeón. Enric está estudiando qué terrenos le vienen bien para hacer daño, aún se está conociendo. Hasta el momento en las grandes no ha corrido como un líder, ha seguido otras ruedas. Se tiene que definir. Es un hombre sin un gran histórico todavía y hay que terminar de pulirle.

P. ¿Era más prioritaria su contratación a la renovación de Mikel Landa?

R. Sí. Ya en la contrarreloj de Torrelavega en la Vuelta a España del 2018 me quedó claro. Me dije que Enric no se me podía escapar. A Mikel lo hemos tenido durante dos cursos y tiene una gran capacidad para iusionar a las masas, que aún sigue intacta. Es probable que algún día le termine de salir algo que con nosotros no ha podido ser, pero insisto en que Enric era la prioridad porque vi detalles de ciclista más completo. Es joven, tiene 24 años, y el tiempo dirá si nos hemos equivocado o no.

P. ¿Barajarían ustedes incorporar a Van der Poel para la Vuelta a España si se diera la oportunidad?

R. Yo le hago un hueco en el equipo, ¡que me lo traigan ya! (risas). Ahora en serio, difícil que pase. No hay razón para que se produzca. Es un espectáculo de corredor y una de las grandes sensaciones este año junto a Evenepoel y Pogacar, pero las cesiones entre equipos a nivel profesional no suelen darse. No lo veo.

"A Enric Mas aún le faltan dos o tres años de formación en el Tour [...] No podemos pensar que tenemos ya a un gran campeón"

P. Me decía usted antes que no descarta la 'tricefalia' en Tour o Vuelta... ¿no está un poco cansado de esto?

R. A mí toda la polvareda que se levanta con las 'tricefalias' me divierte (risas). Primero, tener a tres corredores de nivel ya es una fortuna y luego, cuando no hay claramente uno tan superior a los demás, me parece hasta necesaria. En una carrera pueden pasar muchas cosas: que enferme uno, que otro se caiga, que se produzcan desfallecimientos, etc. No creo en la vieja táctica que dice que si todos los corredores apoyan a uno este va a andar más. Cada uno anda lo que sus piernas le permiten.

En este sentido, si uno va mal y tengo otras dos bazas serias para jugar las voy a emplear. De hecho, es mi obligación. Puedo tener hasta suerte y que pase lo contrario: que los tres vuelen esas semanas y pueda jugar a desgastar al resto de rivales con diferentes ataques o planteamientos. Si solo tienes un líder destacado los equipos, que no son tontos, saben a quién tienen que vigilar, pero si tienes varios en la pomada... ¿a por quién sales?

P. Contésteme con claridad: ¿pecó de individualismo el mejor equipo del Tour de Francia este año?

R. El único momento en el que me enfadé mucho fue la penúltima etapa en Val Thorens. Teníamos la oportunidad de acercar a Valverde a la altura de Nibali. Estoy seguro que hubiera ganado esa etapa con la colaboración de Mikel y Nairo, pero desgraciadamente no resultó. A Alejandro le faltó decisión en los kilómetros finales, debería haberles dicho: "Oye, tirad que voy bien y puedo ganar". No lo hizo y creo que en ese momento era imprescindible haberlo hecho. Por respeto, por lo que sea, no lo pidió.

Desde el coche les puedes indicar, pero a veces no ves lo que está pasando por delante, no te giras al monitor o la señal que te llega por radio no es la idónea. En esos momentos, donde te estás jugando una victoria con tu campeón del mundo, son ellos los que tienen que saber actuar por sí mismos. Son mayorcitos. Sabiendo como terminaba la etapa lo normal era que Nairo y Mikel le hubieran acercado en vez de atacar. Hubiera sido la leche ganar con el arcoíris, pero de nada sirve lamentarse ya.

Alejandro Valverde cruza la meta de Val Thorens, la penúltima etapa del pasado Tour. (EFE)
Alejandro Valverde cruza la meta de Val Thorens, la penúltima etapa del pasado Tour. (EFE)

P. ¿Qué se comentó posteriormente en el autobús?

R. Les pregunté que si eran conscientes de la oportunidad que habíamos perdido. Había rostros de seriedad, lógicamente. Ese día en el Tour corrimos peor que un equipo de juveniles, como aquel que dice. No ya como juveniles, que ellos todavía... sino peor. No estuvimos a la altura. Sinceramente, le hecho más la culpa a Alejandro que a los otros dos. Nos quedamos con mal sabor de boca. Hubiera sido precioso ver a Alejandro cruzar la meta con el maillot de campeón del mundo, pero así sucedieron las cosas.

P. Los aficionados no entendieron algunos movimientos que el equipo realizó durante la carrera, tampoco algunas desatenciones de Nairo y mucho menos el famoso vídeo antes de la etapa de Nimes. ¿Usted cree que las críticas tuvieron sentido o se exageró?

R. Cada uno va a defender sus intereses. En un equipo, cuando uno se ve con opciones de hacer cosas importantes y sus otros compañeros no parecen estar finos, lo normal es que haya discrepancias y cada uno barra para su casa. La realidad es que en este último Tour hubo un grupo de cuatro o cinco corredores mejores y ya está. En el Tourmalet ya vimos que Nairo no estaba para disputar la carrera, vimos su debilidad.

Es cierto que no dijo nada, pero si no lo hizo fue precisamente porque ya no estaba pensando en correr por la general. Fue entonces cuando apostamos por Mikel, que estaba muy seguro de sí mismo, y luego ya vés, en Prat d'Albis fuimos para adelante con mucha valentía. Metimos a Nairo en la fuga y esperamos el movimiento de Mikel, que demarró por detrás con mucha fuerza en busca de algo grande.

P. Sí, pero cuando llegó a la altura de Nairo no obtuvo ayuda alguna por parte del colombiano.

R. Es cierto. No fue un detalle de compañeros. La actitud tiene que estar siempre por encima de todo y, desde luego, Nairo aquel día no la tuvo. Tenía que haber echado una mano, por mínima que fuera, para darle un respiro a Mikel. Es obvio y en las cámaras se vio. Lo que sí te digo es que estas cosas no fueron determinantes para que ninguno de ellos esté ya en el equipo. Rivalidades en Movistar ha habido muchas. Tuvimos la de Induráin y 'Perico' en su momento, también la de 'El Chava' y Olano... a nosotros todo esto nos pasa porque no siempre tenemos un líder claro. Insisto, prefiero que no lo haya. Me gusta jugármela a varias cartas en vez de a una.

"Lo de Nairo con Mikel en el Tour no fue un detalle de compañeros. La actitud siempre tiene que estar por encima de todo"

P. A Ineos estas cosas no le pasan y también tiene varios gallos en el mismo corral.

R. Esto no es un campo de fútbol donde juegas once contra once y el terreno es siempre el mismo. Este es un deporte de improvisación, donde pueden ocurrir muchas cosas. Entiendo que la gente nos compare con Ineos y otros equipos, pero yo no corro para la gente, que es muy apasionada y a veces es normal que se dejen llevar por eso. Además, Ineos engaña. Parece que son dos o tres gallos, pero en realidad siempre hay uno muy destacado. Se ha visto con Bernal y antes con Froome.

P. Hombre, pero Geraint Thomas podía haber ganado este Tour también y no se quejó...

R. No sé si lo hubiera ganado, al final lo que sabemos es que se lo quedó Bernal. Este Tour ha sido muy raro, marcado por una etapa donde faltaban unos cuantos kilómetros antes de suspenderse y podían haber pasado aún muchas cosas. Bernal se puso de amarillo y hasta ahí podemos leer. A Ineos la carrera se la hizo Deceuninck y cuando les tocó asumir la responsabilidad tuvieron hasta la colaboración de Pinot, que era la alternativa más clara y desgraciadamente se tuvo que retirar por lesión.

P. Imagino que sigue a favor de que se imponga un tope presupuestario a los equipos...

R. Sí, entiendo que para garantizar el espectáculo del ciclismo como deporte sería muy beneficioso que existiera un límite para gastar en corredores.

La ya extinta 'tricefalia' de Movistar, con Eusebio Unzué (d)
La ya extinta 'tricefalia' de Movistar, con Eusebio Unzué (d)

P. El fuego se avivó de nuevo en la Vuelta, allí no gustaron los gestos de Marc Soler en Andorra...

R. Para divertiros, para que no os aburráis (risas). Es una reacción de un chaval que tiene la sensación de que puede ganar una etapa en casa, que tampoco estaba clara, por cierto. Labores de equipo nos obligan a tomar decisiones y en aquel momento, con toda la lógica del mundo, le mandamos parar para arropar a Nairo. A Nairo hay que aprovecharlo cada vez que la carretera pica para arriba porque en las cronos sabes que no te va a recuperar tiempo. Tuvimos que reaccionar a cuenta del interés general del equipo. Marc, al día siguiente, se disculpó por haber reaccionado de esa manera.

P. Este año le toca a él ser uno de los líderes de la carrera, ¿está preparado?

R. Él ya tiene el horizonte despejado y está preparado para asumir la responsabilidad. Le llega este paso en un buen momento y va a responder a las expectativas.

P. ¿El conflicto con Giusseppe Acquadro empobrece a Movistar?

R. No lo considero. Sin más, es un profesional que ha llevado el asesoramiento de varios de nuestros corredores. Este año por su actitud en un determinado momento entendimos que nos había faltado al respeto. Aquello crispó nuestra relación y renuncié a seguir trabajando con él.

P. ¿Hay margen para la reconciliación entre ustedes?

R. Nunca diré que de este agua no beberé, pero no es mi intención.

P. ¿Le dolió especialmente la marcha de Richard Carapaz?

R. Me dolió el comportamiento de Acquadro, que jugó con nosotros pese a tenerlo hecho con Ineos desde hacía bastante tiempo. El propio Ineos nos lo dijo. Puedo entender que Carapaz se vaya, eso no se lo voy a discutir, pero lo que no puedo tolerar es que me engañen jugando con fechas. Eso no es de recibo. Desconozco por qué nos tuvieron a la espera, generándonos falsas ilusiones. Es ridículo. No puedo admitir esa actitud y esa es la razón por la que rompimos profesionalmente.

Richard Carapaz, con la 'maglia rossa' y el trofeo de campeón del Giro. (EFE)
Richard Carapaz, con la 'maglia rossa' y el trofeo de campeón del Giro. (EFE)

P. ¿Es Andrey Amador corredor de Movistar?

R. A día de hoy, sí. Tenemos un precontrato firmado por él y por su agente que está en disposición de la UCI para que resuelva.

P. El costarricense dice que quiere ir a Ineos, que necesita aires nuevos.

R. Lo tendrá que explicar él. Para mí, la firma es algo muy serio. Tanto Amador como Acquadro están en una situación comprometida ante la UCI porque tienen dos contratos firmados: uno con nosotros y otro con los británicos. ¿Acquadro dice que él no ha firmado nada? Bueno, pues que diga lo que quiera. Ya lo veréis. Ambos firmaron con nosotros en vísperas de la salida del Giro en Bolonia. El resto, historias.

P. ¿Para cuando espera una respuesta de la UCI?

R. Según nos han dicho, antes de terminar el año.

P. Si la decisión es favorable para ustedes, pero el corredor insiste en su idea de irse a Ineos....

R. No se lo impediremos, pero tendrá que pagar la indemnización correspondiente porque así lo estipula la ley. Este conflicto tiene fácil solución: si paga, se va.

P. Debe ser muy alto ese importe si prefiere agotar otras vías primero...

R. El firmado. Te podría decir más cosas, pero no es el momento ahora.

P. De todas las maneras, ¿sería bien recibido en el equipo si al final decidiera quedarse?

R. Por supuesto, es un gran profesional. Hay pocos gregarios como él. Si estamos en estas es porque, entre otras cosas, le queremos con nosotros.

"Amador es corredor de Movistar. Tanto él como su agente firmaron con nosotros en vísperas de la salida del Giro en Bolonia"

P. Voy echando el cierre. Usted ha compartido largos ratos durante su trayectoria con grandes ciclistas españoles: Delgado, Indurain, 'El Chava'. A otros los ha sufrido: Freire, Heras, Contador... pero sinceramente, ¿cree usted que Alejandro Valverde es el corredor más completo que ha visto nunca?

R. (Duda) Yo diría que es el más polivalente. Son muchos años a gran nivel. Hay ciclistas que se le han podido parecer en un 50%, otros en un 70% y los que más, en un 80%, como podrían ser Sean Kelly o Laurent Jalabert. Los tres han ganado una Vuelta, clásicas y carreras de una semana. Jalabert incluso también ganó un Mundial, pero ninguno de los dos ha logrado siete podios en mundiales. Ha subido al cajón en Tour y Giro también, lo de Alejandro es una barbaridad. Especialistas para algo en concreto pues sí, los hubo mejores, como Induráin para grandes vueltas. Sin embargo, Alejandro es un todoterreno, capaz de llevarse el gato al agua en cualquier parte.

P. ¿Qué supondría una medalla en los Juegos?

R. Te diría que nada porque a su palmarés ya no le hace falta nada más, igual algo en el pavé. Me parece increíble que con 40 años vaya a ser el gran favorito en Tokio, tiene un valor impresionante. Si ya quedase campeón pues disfrutaré y lloraré como el resto del país. Sería la guinda a una carrera prácticamente perfecta. Ganará o no, pero lo que sí te puedo garantizar es que, pase lo que pase, dará sentido al esfuerzo de todos sus compañeros. Por eso te digo que, más allá de las victorias, lo que hay que apreciar de él es que siempre compite, tanto dan las circunstancias. Pasan los años y sigue ahí arriba peleando en los mejores escenarios. No decepciona nunca.

P. Si tuviera que escoger entre el Alejandro Valverde de esta última década y el Miguel Induráin de principios de los noventa con cuál se quedaría?

R. Me quedo sin los dos (risas). No puedo escoger a uno en detrimiento del otro porque entonces sería injusto con la historia y, además, igual alguno hasta se enfada.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios