Todo hace indicar que estará en el Tour

El paso atrás de Nairo Quintana y las incógnitas lejos de Movistar

La UCI no aceptó a su nuevo equipo, el Arkea francés, en la máxima categoría del ciclismo. Este hecho le resta posibilidades de competir en las grandes y también en otras pruebas de relevancia mundial

Foto: Nairo Quintana, con el maillot de Movistar el pasado 2018. (Reuters)
Nairo Quintana, con el maillot de Movistar el pasado 2018. (Reuters)

Estar en el World Tour, la máxima categoría del ciclismo, es oxígeno para cualquier equipo potente que se precie. Visibilidad, calendario, premios... nada es equiparable. Sin embargo, y por primera vez desde que debutara en profesionales hace ocho años, Nairo Quintana no será de la partida. Su nuevo equipo, el Arkea, no ha sido escogido este pasado jueves por la Unión Ciclista Internacional (UCI) para dar el salto. Ni siquiera su fichaje y el del afamado esprínter Nacer Bouhanni han resultado. Será Cofidis quien, diez cursos después de su descenso de la élite (2010), disfrute finalmente de las dulces mieles de la división reina. Se lo había ganado.

Esta noticia, que en Colombia, su país natal, se ha vendido de buenas maneras, es sin duda un paso atrás. Nairo Quintana cotiza a la baja, más tras salir del Movistar, una decisión que tomó, a juzgar por sus palabras, más por obligación que otra cosa ("Tengo que romper este matrimonio por ahora"). No parece que Arkea esté reuniendo a los mejores lugartenientes posibles para ayudar al de Boyacá a cumplir su sueño de amarillo, ese que no pudo conseguir en el equipo azulón, y, aunque tenían previsto continuar en la segunda división (Continental Pro) al no clasificarse entre los 18 mejores equipos del mundo, la decisión ha causado cierta trizteza.

De todos modos, Quintana sí estará en la próxima edición del Tour de Francia, más que nada porque su escuadra es gala y a buen seguro recibirá invitación como este pasado año, y también, con toda probabilidad, en la Vuelta a España dada su condición de ganador en 2016, aparte de toda la afición latinoamericana que arrastra y que es especialmente ruidosa en las carreteras peninsulares. Más incógnitas despierta un Giro de Italia que también le vio coronarse en 2014. El proyecto del director Emmanuel Hubert podría estar también en carreras de primer orden como la Tirreno-Adriático, Volta a Catalunya, Critérium du Dauphiné, Flecha Valona, Lieja-Bastoña-Lieja, París-Niza, Tour de California o Clásica de Hamburgo, entre otras, aunque pendiente siempre de invitación, circunstancia que preocupa dada la fuerte inversión llevada a cabo para 2020. En este sentido, la formación tendrá que conseguir buenos resultados para entrar en los planes de los principales organizadores.

Nairo Quintana, el día que anunció su despedida de Movistar durante la Vuelta a España. (EFE)
Nairo Quintana, el día que anunció su despedida de Movistar durante la Vuelta a España. (EFE)

En la temporada actual, de las 37 carreras que compusieron el calendario World Tour, el Arkea participó en nueve, la última de ellas la Clásica de Bretaña a principios de septiembre. Por lo tanto, Nairo Quintana perderá parte de la exposición mediática que acaparó en cursos anteriores, puede que tenga que correr más por el bien de su equipo (lo que afectaría a su descanso) y en su preparación de cara a las grandes podría no testar como a él le gustaría su nivel respecto al de los rivales si su equipo no es aceptado en las pruebas más exigentes del circuito. Esta es la situación que se le presenta por delante al 'escarabajo', que ya puede empezar a cuestionarse si su elección fue, desde el punto de vista deportivo, la más acertada.

Su debut, el 11 de febrero

Su hermano, Dayer Quintana, y Winner Anacona, que también se desligó de Movistar, serán sus grandes apoyos en la montaña junto al irregular Warren Barguil, que en su momento dejó Sunweb porque no quería trabajar para Tom Dumoulin ni Wilco Kelderman (¿hará esta vez lo mismo?), y Diego Rosa, un corredor que ha defraudado en su breve etapa en el Ineos. Con todas las cartas marcadas, no parece la mejor de las escuadras para afrontar en condiciones una carrera de tres semanas, si se diera. Cuesta de creer que Nairo, aún con 29 años, no recalara en otras formaciones como NTT (antiguo Dimension Data), Israel o el propio Cofidis, plantillas sin líderes con su bagaje y palmarés que competirán en todos los frentes que deseen este curso. ¿Fueron los bretones los únicos que aceptaron las condiciones impuestas por el exMovistar?, ¿le ha perdido el pelotón la fe al menudo escalador?

Sea como fuere, Nairo debutará con los colores de su nuevo equipo el próximo 11 de febrero en la Vuelta a Colombia, que en esta edición pasará por carreteras boyacenses, junto a su casa. En un principio tenía previsto participar en la Vuelta a San Juan (Argentina), el 26 de enero, pero finalmente el corredor descartó esta idea y retrasó su aparición. A partir de ahí, su calendario es aún una incógnita por despejar. Quintana, que espera haber dejado atrás la polémica que le persiguió durante varias temporadas con los telefónicos, irá desvelando sus objetivos a partir del 2020. "Les quiero dar tranquilidad. El Arkéa está muy bien estructurado, mucho mejor que otros equipos en el World Tour", advirtió esta semana ante los medios de comunicación. Nairo, ante su mayor desafío.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios