Dos años a buen nivel en escuadras lusas

Del Europeo al paro: Óscar Pelegrí y la dura situación de los ciclistas de pista españoles

Convocado por primera vez para un Europeo con la Selección, el castellonense no encuentra equipo para 2020. Sus compañeros en el velódromo tampoco gozan de una buena situación. Hace tres cursos fue campeón de España sub23 en ruta

Foto: Óscar Pelegrí, con la Selección durante los Europeos de Apeldoorn. (RFEC)
Óscar Pelegrí, con la Selección durante los Europeos de Apeldoorn. (RFEC)

Óscar Pelegrí fue uno de los más destacados ciclistas españoles en el calendario portugues la temporada pasada, con dos victorias de prestigio en la general del GP Abimota y una etapa en el novedoso GP N2. Junto a Domingos Gonçalves, este 2019 corredor del Caja Rural, se situó como una de las grandes bazas de su antaño equipo, el Radio Popular - Boavista, para el triunfo en las volatas. Sin embargo, al final de aquel curso se vio obligado a pedir trabajo por las redes sociales. Su formación no le renovó y le dejó en el paro. Sobre la campana encontró acomodo en las filas del Vito - Feirense, también en categoría Continental, pero la historia se ha vuelto a repetir unos meses después: el castellonense, de 25 años, vuelve a estar sin equipo en pleno mes de octubre. "Se han cerrado algunas puertas en las últimas horas. Tengo esperanzas de que surja algo, pero a ver cómo son las condiciones. En Europa parece complicado porque los equipos tienen sus plantillas prácticamente hechas, pero no tendría problemas en irme a otro continente a competir", cuenta a El Confidencial desde su habitación de Apeldoorn (Países Bajos).

La historia esta vez es aún más llamativa porque, al mismo tiempo que los lusos le comunicaban que no continuaría (tienen problemas de patrocinio), Pelegrí recibía la llamada de la Federación Española (RFEC) para acudir a los Campeonatos de Europa de Pista que, desde el pasasado miércoles, se celebran en la mencionada localidad holandesa. La convocatoria, con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el horizonte, es verdaderamente significativa. Pelegrí, campeón de España sub23 en ruta (2016), consolida ahora su progresión en en el velódromo. En 2018 fue campeón nacional en Madison junto a Sebastián Mora (doble corona continental en la especialidad junto a Albert Torres), un anticipo de lo que estaba por venir. Este invierno debutó a nivel internacional en las pruebas de la Copa del Mundo en Hong Kong y Cambridge y obtuvo una cuarta plaza en los Juegos de Minsk ante hombres de suma relevancia como Van Schip, medalla de oro mundial.

Pelegrí, en la tercera posición durante la prueba de Eliminación. Detrás, el italiano Elia Viviani. (RFEC)
Pelegrí, en la tercera posición durante la prueba de Eliminación. Detrás, el italiano Elia Viviani. (RFEC)

Su extraordinario rendimiento le valió para entrar en la lista de escogidos por Raúl Mena, seleccionador, para estos Europeos que son un test de nivel de cara a Tokio. "No soy un corredor estrictamente de pista, por lo que estoy descubriendo una modalidad del ciclismo que es muy técnica, donde los relevos y el posicionamiento son fundamentales. Necesitaría competir más para acercarme a los grandes dominadores aquí. Todavía hay mecanismos que puedo mejorar mucho", explica. De momento, la experiencia no puede ser más que positiva, pues en su debut en la prueba de Eliminación brilló con un sexto puesto por detrás de nombres como Bryan Coquard o Elia Viviani, uno de los mejores esprinters del World Tour que también se deja ver por estas lides y que a la postre se colgó la medalla de oro. Este sábado el español afronta la Puntuación (se puese seguir por Eurosport), donde se siente más seguro. "Al ser una prueba más larga, de fondo, me viene bien para mis características. Los rivales son duros, pero espero dar guerra", apunta.

La realidad de los 'pistards'

Pelegrí afirma no estar pasándolo demasiado bien. Las incógnitas sobre su futuro le atormentan de vez en cuando, aunque su participación en el Europeo le permite poner el foco en la competición y liberarse de parte de la ansiedad que acumula. Hace dos temporadas que contrató los servicios de David Llopis, psicólogo deportivo y director del Master de Psicología y Coaching del Deporte en Florida Universitaria (centro adscrito a la Universidad Politécnica de Valencia), para canalizar algunos problemas emocionales y prepararse mentalmente de cara a las carreras. "Es trabajador, competente y muy profesional. Saca el máximo aprendizaje de cada experiencia. Ha aprendido a manejar con otro espíritu situaciones de incertidumbre como la actual. Antes él tenía una visión más negativa, pero hemos encontrado las herramientas para gestionar mejor estos momentos. Es la segunda vez que se enfrenta a una situación así. No es fácil y resulta paradójico que desde la Federación premien su talento, pero luego ninguna formación le haya fichado para la próxima temporada. Hay cosas que son difíciles de entender", explica Llopis.

La realidad es que su situación no se aleja de la de sus compañeros de Selección. En España no existen equipos profesionales de pista, por lo que los corredores que apuestan por esta disciplina se ven obligados a buscar acomodo en formaciones de ruta. Sin embargo, esto no es tarea fácil, a menudo los 'pistards' son rechazados. Desgraciadamente, sus objetivos no casan con la línea impuesta por los patrocinadores y directores de equipos de carretera. Sebastián Mora, uno de nuestras mayores bazas en el velódromo, campeón del mundo y favorito a presea olímpica, firmó el año pasado con un Caja Rural que ahora ha decidido prescindir de sus servicios a falta de nueve meses para Japón. Está en el paro, al igual que el otro gran aspirante de la delegación y también campeón del mundo, Albert Torres, cuyo último equipo conocido fue el Inteja de la República Dominicana (2018). "Me parece increible que un corredor de pista siga siendo un bicho raro en este país. En Gran Bretaña de aquí han sacado a grandes campeones como Bradley Wiggins o Geraint Thomas. Yo no soy un corredor exclusivamente de pista y por eso te digo que es perfectamente compatible compaginar ambas disciplinas. Viviani te podrá decir lo mismo. En el pelotón podemos ser de utilidad para todo porque somos rápidos e igual que esprintamos para una victoria, podemos servir de lanzadores o mantener bien posicionado a nuestro líder en la general antes del puerto final", argumenta Pelegrí.

El español Sebastián Mora, con el oro continental cosechado el pasado jueves en Scratch. (EFE)
El español Sebastián Mora, con el oro continental cosechado el pasado jueves en Scratch. (EFE)

Una subsistencia dura

Actualmente, la mayoría de ciclistas de pista españoles viven de las becas que proporciona el COE (programa ADO) y las federativas. Por supuesto, también de patrocinadores privados. La falta de calendario, consecuencia de la escasez de oportunidades en equipos de ruta, lastra en parte sus aspiraciones. La preparación no se basa solo en entrenar, también en competir en carretera contra 'pros' El ciclismo en pista es uno de los grandes abandonados del deporte nacional pese a que en Olimpiadas ha dado mayores éxitos que el de ruta. Basta con recordar las preseas doradas de José Manuel Moreno y Joan Llaneras, o las platas de José Antonio Escudero y Toni Tauler. Si el panorama es difícil en su vertiente masculina, ni que decir de la femenina. "Competir en algunas pruebas bajo los colores de la Selección no es suficiente. Hace falta algo más porque la situación de los compañeros es difícil. Tenemos dos cracks mundiales sin equipo, es inconcebible", alerta el castellonense.

Pelegrí apura el Europeo de Apeldoorn a la espera de saber si tendrá o no un equipo en el que competir en 2020. "A veces cuesta encontrar la motivación, pero hay que seguir luchando. No hay que volverse loco. Mantener la calma y trabajar el aspecto mental para evitar que esto te afecte es la clave. No sé si este Europeo me valdrá para algo, pero no voy a dejar que la situación me amargue esta bonita experiencia", manifiesta el 'rookie' de la delegación española. "No sé si estaré o no en Tokio, lo veo improbable porque ya tenemos a Mora y Torres que son las auténticas estrellas. Si no encontrara un sitio en ninguna formación es posible que me centre en la pista, que hasta ahora la veía más a largo plazo, para estar preparado por si hay alguna baja entre los fondistas y me toca acudir. Desde luego, contar con la confianza del seleccionador en estos Europeos es bueno porque significa que estoy ahí", dice quien ha conocido de golpe y porrazo las dos caras del ciclismo.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios