PARTICIPARá EN EL PRÓXIMO DAKAR

El giro en la vida de Chus Puras, la leyenda que corría hasta con la pierna escayolada

Uno de los pilotos españoles más carismáticos. El que ostenta el mayor número de victorias en los rallies. Ha vuelto a competir en dos pruebas para disfrutar. Con ustedes, Chus Puras

Foto: Jesús Puras, el piloto con más triunfos en la historia de los rallies españoles, se ha puesto de nuevo el mono.
Jesús Puras, el piloto con más triunfos en la historia de los rallies españoles, se ha puesto de nuevo el mono.

De repente, en una valla publicitaria de Citroën aparece una veterana figura, uno de los pilotos míticos de aquella edad de oro de los rallys españoles en los ochenta y noventa. Es Jesús (Chus) Puras, aquel piloto que llegó en tromba al Campeonato de España de Rallies, dominador del mismo durante años, y protagonista de la primera victoria de Citröen el Mundial de Rallies. Es el piloto con mayor número de victorias en España con 60. Una figura carismática que no solo quedó grabada en el recuerdo de los aficionados españoles, sino que aún sigue viva, como él mismo ha podido experimentar estos días. Así que había que hablar con el propio Chus Puras.

Doce años después ha vuelto a competir en los rallys españoles. En dos concretamente (el Princesa de Asturias y el de Santander) y con 56 años también prepara su segundo Dakar. “Me sigue gustando mucho pilotar coches de rallies, y quizás sea esta la motivación. Pero, evidentemente, tengo los pies en el suelo, sé donde estoy, y voy haciendo cosas que me motivan y me gustan, y estas cosas que hemos hecho o lo que venga en el futuro como el próximo Dakar es parte de esas ganas de seguir compitiendo y disfrutando en un coche de carreras”, explica a El Confidencial. Con ustedes, Chus Puras.

"Sí, me ha sorprendido"

Para situarnos, ¿cómo se justifica esa presencia en las vallas publicitarias, tantos años después de retirarse, de nuevo con el mono de Citroen compitiendo en los tramos españoles? “En verano hicimos un pequeño rally un poco publicitario, el de Transmiera, el concesionario Auto Gomas de Santander quería que estuviese porque le interesaba mucho. Yo no tenía mucha idea de ponerme el casco otra vez, pero creía que era una buena cosa el probar un C3 de última generación y, por qué no, disfrutar con la afición española. Fruto de la buena aceptación de esa participación, hablamos con Citroën España, que tenían la idea de hacer varias actividades con motivo de los cien años de la marca y los cien triunfos en el Mundial de Rallies. Con ellos se montó este pequeño proyecto de competir en dos carreras. Y, la verdad, creo que ha sido un acierto. He disfrutado muchísimo”.

¿Y cómo ha sido la respuesta de los aficionados, tantos años después de su retirada? Porque en las redes sociales y en los tramos parece que no se le ha olvidado. “Sí, me ha sorprendido. Han sido más de veinticinco años dedicado en cuerpo y alma a los rallys, muchos títulos, y todo esto ha hecho que la gente se siga acordando. En los tramos ha sido impresionante el apoyo que he tenido, he visto a la gente vibrando mucho. Son tiempos muy diferentes, pero mi objetivo era estar con la marca y disfrutar estas dos carreras, creo que la afición lo ha agradecido y, por supuesto, yo también”. El piloto, ¿cómo se ha sentido? "La verdad es que hago mucho deporte, mi vida ha estado basada en la preparación física y el deporte. Soy muy aficionado a las motos y al enduro, y practico con la moto desde hace muchos años, lo que me mantiene muy en forma”.

Chus Puras, el motero.
Chus Puras, el motero.

De hecho, Puras compitió en el Dakar de 2018 en moto, aunque tuvo que retirarse tras un accidente. “Quería conocer el Dakar por dentro, siempre me había gustado la especialidad. Y opté por participar con una KTM 450 en un equipo con mucha experiencia como X Raid, y la verdad es que fue una experiencia muy buena, estuve un año preparándola en varios raids en África y en América. Toda esa experiencia me vino muy bien. Sabía que mis posibilidades en moto no tienen nada que ver con un coche, y me lo tomé en plan aventura. Esta experiencia me está ayudando mucho para el próximo Dakar, que haré con un buggie de la categoría SSV. Ahora es más fácil estar en el Dakar con un coche”.

Puente abajo y la pierna rota

Así que Chus Puras no estaba tan ‘desengrasado’ y sigue en la brecha a su manera. Pero, si echara la vista atrás, ¿qué recuerdos personales le vienen a la mente de aquellos años dorados de los rallies españoles? “A partir de los noventa fue una época gloriosa en el automovilismo español. Por nuestra parte conseguimos muchos títulos con Citroen (ocho nacionales en total). Desde el año 95 la marca estuvo de lleno en los campeonatos con programas deportivos, y ayudó mucho al deporte español. Trabajar con Citroen España de la mano de Jose María Barroso y Piedrafita Sport, me dio la posibilidad de dar el salto al campeonato del Mundo con el Xsara Kit Car, y luego ganamos en 2001 en Córcega con el World Rally Car, el primer rally Citroen en el Mundial con un coche con el que partimos de cero. Fueron unos años muy bonitos trabajando con Citroen Francia y Guy Frequelin que era el director deportivo de la marca a nivel mundial”.

La motivación y entrega de Puras era legendaria. Le recordamos aquel rally que se fue por un puente abajo y se fracturó la pierna. En el siguiente rally estaba ya al volante. “Había competido en la Copa de España en el 86, mi primer título nacional, era como la segunda división de los rallies. Luego en el 87 luchaba por el título del Grupo N, que era muy importante para mí, tenía mucha motivación, quería era hacerlo bien para seguir buscando objetivos y un volante oficial. Tuve este accidente en el Rallie de Alicante, en el tramo de Aguas de Bussot, por un problema con los frenos. El golpe fue muy fuerte. A los quince días del accidente, en el Villa de Llanes, tenía que entrar en el coche con las muletas. Logré ganar el campeonato a final de año, lo que me permitió dar el primer paso profesional con Ford España, y al año siguiente di el salto con el Ford Sierra Cosworth al Grupo A”.

¿Qué sensaciones le dejaron aquellos coches de la época, en comparación con los que ha conocido en los últimos tiempos? “He competido con casi cuarenta coches diferentes en mi carrera, y te puedo decir que han cambiado mucho. He tenido la suerte de competir con el C3 R5 actual, que es un coche de última generación. La evolución de los chasis y suspensiones es una de las cosas que más me ha llamado la atención con respecto al Xsara Kit Car o al World Rally Car con el que gané en Córcega. Pero sobre todo me llama la atención cómo ha cambiado el paso por curva. El C3 es muy neutro, tiene un paso por curva impresionante. Luego, los frenos son increíbles, puedes frenar encima de las curvas. En general, son coches muchísimo más efectivos, y sobre todo mucho más equilibrados”.

Con las fotos de cuando eran niños

¿A qué se ha dedicado desde su retirada en 2007 si el ‘gusanillo’ sigue tan vivo en el cuerpo de Chus Puras? “Siempre he seguido en contacto con gente del motor. Tengo negocios inmobiliarios que he tenido que atender cuando dejé de correr oficialmente. También he podido viajar muchísimo con mi familia, porque no tuve tiempo durante muchos años, solo veía cruces, carreteras, y hoteles de cuatro días y para casa. Así que he tenido unos años de estar un poco más de estar en la familia. Luego, han surgido estos proyectos con Citroen y el Dakar, y son cosas que me gusta hacer, que tengo ganas, y mientras el cuerpo aguante”.

Con la perspectiva del tiempo y de correr para disfrutar como en el presente, ¿qué le han dado a Chus Puras los rallys? “A mí, todo. Es donde me hecho como persona y como deportista. Ha sido una vida dedicada en cuerpo y alma al deporte del motor. Lo que empezó siendo un hobby con 18 años cuando debuté en el Villa de Llanes con mi R5 TS de 64 cv luego se convirtió en mi profesión al cabo de unos años. La verdad es que he tenido una carrera complicada, me tuve que ir haciendo mi hueco en el campeonato de España y en el Mundial. Pero cuando me retiré del asfalto en el año 2007 me retiré muy tranquilo y contento de haber conseguido tantos títulos españoles, el campeonato del Mundo de Grupo N, el de F2 (dos litros) y, sobre todo, haber ganado una prueba del Mundial, que solo lo hemos conseguido Carlos (Sainz) Dani (Sordo) y yo.

Para terminar, ¿cómo ha vivido este nuevo contacto con los aficionados los veteranos, y con los más jóvenes? ¿Ha sentido en ellos el poso que dejó su carrera deportiva? ¿Qué les dice a quienes le han visto de nuevo desde las cunetas? “Lo único que puedo decir es: gracias. Porque supieron estar en las cunetas de cualquier rally donde corría, tanto a nivel nacional como en el extranjero. ¿Qué puedo decir? En estos rallys he visto no solo a gente de mi quinta y también de los noventa, sino también a sus hijos, que no me conocían pero habían oído hablar de mí. He tenido la oportunidad de conocer a gente joven de dieciséis o veinte años que hasta me traían fotos de cuando eran pequeños en los rallies, venían ahora con las fotos para que les firmase autógrafos. Siempre es bonito que la afición te reconozca tu trabajo, porque siempre le he dedicado el cien por cien de mi tiempo a todo lo relacionado con las carreras para hacerlo bien. Así que, como te puedes imaginar, si al cabo de los años la gente se acuerda, para mí es muy, muy gratificante”.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios