A Valverde le sorprendió su actitud

El error de Nairo Quintana o cómo su falta de diálogo perjudicó a Movistar

El colombiano cedió en la subida final al Tourmalet cuando sus compañeros se encontraban tirando en cabeza. No avisó de su debilidad y obligó al equipo de Unzué a replantearse la estrategia

Foto: Movistar, tirando con fuerza del pelotón poco antes de que Nairo se descolgara. (EFE)
Movistar, tirando con fuerza del pelotón poco antes de que Nairo se descolgara. (EFE)

Por primera vez en su carrera, Alejandro Valverde llegó a la salida del Tour de Francia sin intención de luchar por el podio. O eso dijo. Dos semanas después es el mejor español en la clasificación general y el mejor de su equipo. A Mikel Landa le alejó la mala suerte de los favoritos hace unos días y a Nairo Quintana le fallaron las fuerzas este sábado en las rampas del Tourmalet. Así que el campeón del mundo, a sus 39 años, es el mejor corredor del Movistar tras dos tercios del Tour.

Valverde, que perdió 58 segundos en meta, es noveno a 5'27'' de Julian Alaphilippe, cada vez más líder. Justo detrás está Enric Mas y undécimo es Landa, que fue el mejor en el mítico puerto pirenaico y se dejó solo 14 segundos respecto al ganador de la etapa, el francés Thibaut Pinot. ¿Y Quintana? Entró a 3'24'' tras quedarse a 10 kilómetros de meta. La pájara del colombiano fue una sorpresa hasta para sus compañeros, todo ello en el Día Nacional de Colombia.

"Creo que hemos hecho una buena etapa, cogiendo el mando de la carrera desde lejos. Se ha intentado. Nairo no estaba en su mejor momento, pero tampoco lo sabíamos, tampoco ha dicho nada, habría que preguntarle a él", dijo Valverde en meta. El Movistar tomó la iniciativa en el primer puerto del día, el Col du Soulor, y siguió tirando en el Tourmalet, pero su plan saltó por los aires cuando Quintana se vino abajo.

Nairo Quintana, en una imagen de archivo. (EFE)
Nairo Quintana, en una imagen de archivo. (EFE)

Hasta ese momento, Quintana no había dado señales de tener problemas y sus compañeros trabajaban con la idea de que pasara a la ofensiva en el puerto final. No sucedió y el colombiano añadió una página a su historia de decepciones en el Tour. "Está claro que no fue buen día. Seguramente la caída tuvo algo que ver (...) Esperaba un día bastante bueno, pero el cuerpo no ha respondido. Mikel venía muy bien y tampoco les podía parar a ellos", explicó Quintana. La realidad es que con su decisión de no contar nada a sus compañeros, Quintana los perjudicó. Arruinó el trabajo de su equipo. En cuanto se quedó, el Movistar dejó de tirar y Soler se descolgó para acompañarle. El Movistar perdió a un corredor valioso para tirar del grupo de favoritos y perdió la iniciativa.

Landa se vació

Fue una etapa decepcionante para el Movistar, que no tuvo opciones de pelear por la victoria. Valverde se quedó descolgado del grupo principal y dejó solo a Landa, que llegó hasta el final con los mejores, pero sin opciones de pelear por el triunfo. No tenía fuerzas ni tampoco velocidad para medirse con sus rivales. "A falta de cinco kilómetros he dado un pequeño bajón, y las sensaciones que traía al principio de etapa ya no las tenía. Aun así, creo que ha estado muy bien la etapa. Íbamos convencidos de disputar el triunfo de hoy, pero Nairo no ha tenido la etapa y hemos tenido que cambiar un poco el planteamiento", explicó el vasco.

"Yo al final he acusado un poco, pero a la marcha a la que se iba ya prefería coger mi ritmo y no explotar. He cedido solo 57-58″, o sea que bien. ¿La jefatura del equipo? Hombre, yo creo que está clara, ¿no? Por lo demás, no hay nadie muy superior: Alaphilippe sufriendo como todos, prácticamente todo el mundo al límite… El que mejor veo es Pinot", declaró Valverde.

Mikel Landa, llegando a la meta del Tourmalet unos pocos segundo por detrás de los favoritos. (Reuters)
Mikel Landa, llegando a la meta del Tourmalet unos pocos segundo por detrás de los favoritos. (Reuters)

Lo normal es que el murciano vaya a menos con el paso de las etapas, pero de momento es el mejor de su equipo con más de medio Tour a sus espaldas. Landa es el ciclista mejor colocado del Movistar para luchar por el podio, pero lo tiene bastante lejos: está cuatro minutos exactos de Steven Kruijswijk, tercer clasificado. "¿Etapas o general? Me gustaría disputar etapas y acabar lo más cerca posible del podio. Quedan etapas con muchos puertos donde se puede meter gente por delante con tiempo perdido… esto puede dar muchas vueltas. Estoy más animado, hoy con la afición te da un subidón… Queda mucho Tour", dijo Landa.

"Seguimos adelante con Mikel y Alejandro, hay que apoyarles. Ahora mismo ellos están delante mío y hay que apoyarles", dijo Quintana, resignado a dar un paso atrás. Una vez más, el Tour le ha dicho que no, que no tiene la victoria en sus piernas. Y no ha hecho falta que estuviera Chris Froome al frente.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios