Menú

Economía

SMI

placeholder La batalla adulterada del salario mínimo

Subir el salario mínimo interprofesional no va a ser la ruina de las empresas ni la panacea para los más vulnerables a la inflación, pero es un arma arrojadiza muy útil en campaña