Es noticia
Menú
El 'España va bien' del automóvil: en 2021 crecieron más las marcas deportivas y de lujo
  1. Motor
  2. Industria
Ferrari, Porsche, Maserati, McLaren y otras

El 'España va bien' del automóvil: en 2021 crecieron más las marcas deportivas y de lujo

Mal año el 2021 para el automóvil en España, que apenas vio crecer las ventas un 1% frente al 2020. Y las marcas premium cayeron. Sin embargo, la crisis no afecta a los modelos 'top'

Foto: Ferrari vendió 60 coches en España en 2021, y 8 eran SF90 Stradale. (Ferrari)
Ferrari vendió 60 coches en España en 2021, y 8 eran SF90 Stradale. (Ferrari)

En lo que respecta al sector del automóvil en nuestro país, el "España va bien" acuñado hace años por el expresidente José María Aznar podría sonar a broma de mal gusto. Y seguramente con razón, porque el ejercicio 2021 se ha cerrado con unas matriculaciones ruinosas, de solo 859.477 turismos y vehículos todoterreno, cifra que representa un 0,97% de incremento en comparación con el 2020, año afectado por confinamientos y cierres temporales de fábricas y concesionarios. O dicho de otro modo: si tuviésemos en cuenta los días que estuvieron abiertas al público las redes comerciales, 2021 habría sido mucho peor que prácticamente cualquier año que recordemos. Crisis sin paliativos en la que no influyó solo la pandemia, sino también el insuficiente suministro de chips y el retraso que provoca en las entregas, el lío del impuesto de matriculación con las emisiones WLTP, la crisis económica general, el alza del precio de los combustibles y la electricidad o, desde luego, la incertidumbre tecnológica en los usuarios: no sé qué coche debo comprar, así que me espero.

La crisis atiza a los premium

Sin embargo, esa crisis de la demanda no es uniforme. Y por ejemplo ha afectado de una forma especialmente cruda al mercado premium, donde las tres marcas alemanas que siempre monopolizan el podio han caído: BMW, líder en 2021, solo un 0,1% (pasó de 35.229 a 35.193 unidades), pero Audi bajó un 6,8% (de 37.825 a 34.732 coches) y Mercedes-Benz se desplomó un 20,5% (de 42.375 a 33.676 unidades). Y si contabilizamos también las ventas de las siete siguientes marcas premium hasta completar ese 'Top 10' (Volvo, Mini, Lexus, DS, Land Rover, Tesla y Alfa Romeo), en 2021 matricularon solo 146.078 unidades, frente a las 160.142 del año anterior: un 8,78% de descenso. Y aunque tres de ellas sí crecieron (Volvo, DS y Tesla), el panorama a la baja en esa parcela del mercado es, de media, muy claro.

De hecho, hay otro análisis revelador, y es comprobar qué segmentos de mercado crecieron el año pasado y cuáles bajaron. Y entre los primeros llama la atención que los urbanos, que son coches muy pequeños como Fiat 500 y Kia Picanto, aumentaran un 19,8%; o que los SUV urbanos, como Seat Arona y Peugeot 2008, creciesen un 18,4%. Por contra, los mayores descensos correspondieron a las berlinas premium (7,9% menos que en 2020) y a los SUV premium (1,5% de disminución).

placeholder Las matriculaciones de Ferrari en España pasaron de 49 a 60 unidades. Su 'bestseller', el Roma.
Las matriculaciones de Ferrari en España pasaron de 49 a 60 unidades. Su 'bestseller', el Roma.

Pero más arriba sí hay vida. Buena vida, podríamos decir. Nos referimos a los fabricantes más exclusivos y elitistas, cuyas ventas nos sirven para hacer una aproximación a cómo se han comportado las ventas de los coches más deportivos y lujosos. Debe quedar claro que no es un estudio exhaustivo, que requeriría contar con datos muchas veces no facilitados por los fabricantes, como las versiones exactas que han matriculado de cada modelo. Sabemos, por ejemplo, que Audi ha vendido 569 unidades del Q8 y que 34 de ellas eran RS Q8 (600 CV y 163.120 euros), pero ese grado de precisión en la estadística no es el habitual. Por eso nos centraremos esta vez únicamente en marcas que 'solo' venden coches muy exclusivos y caros, y dejamos fuera a los antes citados premium, que venden también turismos más accesibles: BMW desde 31.000 euros, Audi desde 23.000, Mercedes-Benz desde 30.000 e incluso menos...

14,1% de aumento entre los 'top'

Por esa misma razón incluimos a Porsche en la élite, pues sus productos más baratos, pertenecientes a las gamas Macan, Boxster y Cayman, arrancan entre los 65.000 y los 70.000 euros, cantidades ya 'serias' para la media de los españoles. Y es la marca alemana de vehículos deportivos, precisamente, la que más vende entre las firmas 'top', con 2.423 unidades matriculadas en 2021, un 11,8% por encima de las 2.167 que vendió en España en 2020, con Macan (877 unidades), Cayenne (641) y Taycan (314) como modelos más vendidos el año pasado. Y el incombustible 911 como cuarto Porsche más demandado, con 303 unidades.

placeholder Del 911 se vendieron 303 unidades en España el año pasado, y Porsche creció un 11,8%.
Del 911 se vendieron 303 unidades en España el año pasado, y Porsche creció un 11,8%.

Pero además de los datos de Porsche hemos analizado las ventas en España de otras diez marcas de indiscutible exclusividad, ya sea por sus precios o por el tipo de vehículos que comercializan: en orden de más a menos matriculaciones en 2021 en nuestro país, Maserati, Bentley, Ferrari, Alpine, Aston Martin, Lamborghini, McLaren, Lotus, Morgan y Rolls-Royce. Y esas 11 firmas, todas realmente legendarias y con pedigrí, sumaron el pasado año 2.826 unidades dentro de nuestras fronteras, lo que representa un ascenso del 14,13% en relación a las 2.476 del año anterior. Es decir, que la crisis va por barrios, y parece estar afectando menos a la parte más alta de mercado.

placeholder Maserati, encuadrada ahora en el grupo Stellantis, aumentó sus ventas un 42,3% en España en 2021.
Maserati, encuadrada ahora en el grupo Stellantis, aumentó sus ventas un 42,3% en España en 2021.

A destacar, por ejemplo, la mejoría de los datos de Maserati que pasa de 123 a 175 matriculaciones (42,3% de aumento), propulsada por las 118 unidades vendidas del Levante, su modelo SUV. Y otro SUV, el Bentayga, fue el Bentley preferido por los españoles, con 23 coches entre los 60 entregados por la firma británica (solo uno más que en 2020, de manera que su aumento se quedó en el 1,7%). También 60 coches matriculó Ferrari el año pasado en nuestro país, un 22,4% de incremento respecto a las 49 unidades del 2020, siendo 'nuestro' favorito el Roma, con 17 unidades, seguido por el F8 Tributo (13), el F8 Spider (10) y el SF90 Stradale (8 unidades), que es un superdeportivo con mecánica híbrida enchufable de 1.000 caballos capaz de acelerar de cero a 100 km/h en 2,5 segundos o alcanzar 340 km/h.

placeholder Las ventas de Aston Martin crecieron un 70,6% en España en 2021, y el DBX fue su modelo más vendido.
Las ventas de Aston Martin crecieron un 70,6% en España en 2021, y el DBX fue su modelo más vendido.

También crecieron las ventas de Alpine, que pasó de las 14 unidades del A110 matriculadas en 2020 a las 33 del 2021 (135,7% de aumento), y Aston Martin también vio crecer la demanda de sus productos en España, donde pasó de 17 a 29 unidades (70,6%), correspondiendo 14 de esos exclusivos pedidos al DBX, su modelo SUV. Lamborghini fue curiosamente una de las pocas firmas elististas que bajó en 2021 en nuestro mercado, pasando de 30 a 26 unidades matriculadas, de las que 19 fueron Urus, también un SUV. Y es que en los últimos tiempos el fenómeno SUV se ha extendido incluso a las marcas más exclusivas del mundo, con muy pocas excepciones, como Ferrari y McLaren. Esta última también experimentó un aumento, del 22,2%, al matricular dos unidades más en 2021: 11 en vez de 9. Y por detrás de McLaren, cerrando el ránking, otros tres fabricantes de tradición británica, cada uno con solo tres matriculaciones en nuestro país el año pasado: Lotus, Morgan y la mítica Rolls-Royce, que también ganó mercado a su manera porque vendió un coche más que en 2020: dos unidades del Ghost y una del Cullinan, probablemente el SUV más refinado del mundo. Y eso, calculadora en mano, significa un 50% de aumento en el ejercicio recién concluido.

En lo que respecta al sector del automóvil en nuestro país, el "España va bien" acuñado hace años por el expresidente José María Aznar podría sonar a broma de mal gusto. Y seguramente con razón, porque el ejercicio 2021 se ha cerrado con unas matriculaciones ruinosas, de solo 859.477 turismos y vehículos todoterreno, cifra que representa un 0,97% de incremento en comparación con el 2020, año afectado por confinamientos y cierres temporales de fábricas y concesionarios. O dicho de otro modo: si tuviésemos en cuenta los días que estuvieron abiertas al público las redes comerciales, 2021 habría sido mucho peor que prácticamente cualquier año que recordemos. Crisis sin paliativos en la que no influyó solo la pandemia, sino también el insuficiente suministro de chips y el retraso que provoca en las entregas, el lío del impuesto de matriculación con las emisiones WLTP, la crisis económica general, el alza del precio de los combustibles y la electricidad o, desde luego, la incertidumbre tecnológica en los usuarios: no sé qué coche debo comprar, así que me espero.

Lujo Crisis Industria automóvil Todocamino
El redactor recomienda