PRUEBA AUDI Q8 50 TDI QUATTRO

Audi Q8, el todocamino de lujo que no tiene la limitación de una berlina

El Audi Q8 combina el conocido motor V6 TDi de 286 caballos con el cambio Tiptronic de ocho marchas y la tracción Quattro. Su precio parte de los 86.000 euros

Con el Q8, Audi ha sabido trasponer el concepto de la gran clase al mundo del vehículo todocamino, consiguiendo con ello una nueva dimensión del confort para los grandes viajes. Viajar en una gran berlina de lujo es un placer y una forma muy exclusiva de desplazarse de puerta a puerta. Pero tiene alguna pequeña limitación, como su acceso al interior del vehículo o una posición en su interior demasiado baja.

Pero con el Q8 se supera esta pequeña limitación de las grandes berlinas, ya que se mantienen las mismas dimensiones de su habitáculo, pero con una posición más elevada. Eso permite tener una mejor visibilidad hacia el exterior, pero sobre todo poder entrar y salir mucho más fácilmente del habitáculo. Y eso es algo muy importante para los que suelen ser los usuarios habituales de este tipo de coches de lujo.

Además de esa posición sobre elevada respecto al A8, también hay otro aspecto destacable: su mayor altura libre hasta el techo, lo que proporciona no solo más comodidad sino, sobre todo, una sensación de espacio realmente agradable en su habitáculo. Por lo demás, el coche ofrece lo mismo en su interior que una gran berlina, todo tipo de opciones, asientos independientes, asientos con masaje o calefactados... Y es que, en realidad, un Q8 puede ser la transcripción al mundo todocamino del concepto del A8.

También proporciona una mayor sensación de libertad, por su mayor altura libre de la carrocería al suelo y sus ciertas opciones de uso fuera del asfalto. Esto creo que es un valor añadido, aunque en realidad pocas veces se llegará a usar. Pero proporciona más amplitud de miras que las de un A8, muy bajo, muy pegado al suelo y con un aspecto más de representación.

El coche está basado en la misma plataforma del Q7, y también sus dimensiones son muy parecidas. Este Q8 se sitúa en los cinco metros, por lo que es un todocamino grande, similar al Q7 por su tamaño. Sin embargo, su aspecto exterior más ligero, gracias a su habitáculo configurado como un cinco plazas y su zaga menos vertical, lo hace también más ligero a la vista que su hermano de siete plazas. Su maletero es, sin duda, una de las grandes virtudes, ya que al no tener la opción de las siete plazas del Q7, se aprovecha mucho mejor y supera los 600 litros, además de ser de muy fácil acceso.

Por lo que se refiere a su comportamiento dinámico, es increíble comprobar cómo se puede mover por una carretera un vehículo de este tipo, de más de 2.210 kilos de peso en vacío y bastante alto, cómo puede abordar zonas de curvas sin renunciar a un comportamiento bastante dinámico. Todo ello gracias a su suspensión neumática, lo que contribuye al mayor confort de sus ocupantes, pero también a reducir al máximo los balanceos de la carrocería. Y gracias al Audi Drive Select, se puede elegir entre un modo 'sport', un modo ECO o el más confortable, según queramos primar una cosa u otra.

En cuanto a tecnología, tiene lo más avanzado del sector del automóvil, con conducción semiautónoma de nivel 2, la máxima legalmente permitida, y un sinfín de elementos de seguridad, de ayudas a la conducción y elementos como el cuadro de instrumentos digital, el control por voz o la máxima conectividad.

Para los más pudientes, se ofrece un RS8 que es absolutamente salvaje, con un motor de 600 caballos y un precio de 155.000 euros

Mecánica diésel

En su mecánica, este Q8 no aporta muchos cambios. Es un motor ya muy conocido en el grupo Volkswagen, un V6 TDi de 286 caballos, que ofrece mucho par motor y que permite un funcionamiento muy bueno, rápido cuando hace falta pero también bastante parco en consumo para el coche que es. Su consumo homologado es de 8,4 litros, pero con una conducción normal en carretera, estaremos entre nueve y 10 litros. Y su cambio es un Tiptrobnic de ocho marchas muy cómodo para el uso diario, aunque menos efectivo que el S-Tronic de doble embrague de las versiones más deportivas.

Gracias a la tecnología 'mild hybrid' que emplea y a su motor eléctrico de 16 caballos con batería de 48 voltios, cuenta con la etiqueta ECO. Esto es algo que no deja de ser un poco sorprendente, que este tipo de vehículos tan grandes y pesados, de Mercedes, Audi o BMW, pueda ser considerado coche ecológico para circular por el centro de las ciudades.

Es un coche caro, porque en este caso parte de los 86.000 euros. Pero aunque pueda parecer un poco extraño, yo diría que es un precio muy razonable, porque adquirir un coche como este, con el motor diésel de acceso de 231 caballos por un precio de partida de 82.000 euros de precio oficial sin descuentos, creo que es aceptable, si se tiene ese dinero. Para los más pudientes, se ofrece un RS8 que es absolutamente salvaje, con un motor de 600 caballos y un precio de 155.000 euros.

Ficha técnica

  • Motor: seis cilindros en V.
  • Potencia máxima: 286 CV a 3.500 rpm.
  • Par máximo: 600 Nm desde 2.250 rpm.
  • Cilindrada: 2.967 cc.
  • Combustible: gasóleo.
  • Velocidad máxima: 245 km/h.
  • Aceleración de cero a 100 km/h: 6,3 segundos.
  • Caja de cambios: automática de ocho marchas.
  • Tracción: 4x4 permanente.
  • Consumos homologados WLTP (combinado/velocidad baja/media/alta/muy alta): 8,2/10,6/8,2/7,0/8,4 litros.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,98 x 1,99 x 1,70.
  • Capacidad maletero: 605 litros.
  • Peso en vacío: 2.210 kg.
  • Precio: 86.000 euros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios