Es noticia
Menú
La proeza de Vinícius: de limpiarle las botas a Benzema a firmar un contrato millonario
  1. Deportes
  2. Fútbol
el real madrid blinda al brasileño

La proeza de Vinícius: de limpiarle las botas a Benzema a firmar un contrato millonario

Vinícius consigue que el Real Madrid refuerce su confianza en él con una mejora salarial que se empezó a ganar con las remontadas en la Champions y tuvo el colofón con el gol al Liverpool

Foto: Vinícius celebra el gol al Liverpool en la Champions. (Reuters/Molly Darlington)
Vinícius celebra el gol al Liverpool en la Champions. (Reuters/Molly Darlington)

Hace cuatro meses, en la primera de las grandes remontadas del Real Madrid en el Bernabéu, Vinicius tuvo el gesto de limpiarle la bota a Benzema. El francés había marcado el tercer gol al Paris Saint-Germain y el brasileño se arrodilló para rendir pleitesía a su socio. Lo que era difícil de imaginar es lo que venía después. Vinicius llevaba una temporada en ascensión. Indiscutible en el once, se convirtió en uno de los futbolistas con más acciones para desequilibrar los partidos. Lo asombroso fue comprobar que podía hacer tres goles en un partido. Y los consiguió en la goleada (6-0) al Levante. Pero lo realmente increíble es que Vinicius pasará a la historia como el autor del gol con el que el Real Madrid ganó la decimocuarta Champions League.

Esto ya no se lo quita nadie. Podrá tener un rendimiento mejor, regular o peor, pero su nombre está entre los héroes del madridismo. Será recordado. Igual que Mijatovic es el de la Séptima, Zidane el de la Novena, Sergio Ramos el de la Décima, Cristiano Ronaldo con su doblete en la Duodécima y Bale el de la Decimotercera por su espectacular gol de chilena. Lo que ha conseguido Vinicius en su mejor temporada en el Real Madrid es, dicho de forma coloquial, callar bocas y hacer historia.

placeholder Benzema y Vinicius celebran la remontada contra el PSG. (EFE/Luis Díaz)
Benzema y Vinicius celebran la remontada contra el PSG. (EFE/Luis Díaz)

De este gol no puede vivir de por vida. La exigencia va a ser cada vez mayor, la presión para que resuelva partidos no se la va a quitar nadie y la responsabilidad también crece. La tiene como si se tratara de Benzema, Modric, Kroos o cualquier otro jugador de peso en la plantilla. Para eso, le va a dar galones Ancelotti en el equipo y Florentino Pérez con una mejora de contrato con la que va a pasar de estar en la escala salarial más baja a situarse con los de arriba.

Cinco años más

El nuevo contrato de Vinicius está acordado y solo falta el comunicado oficial. Vencía en dos años y se prolonga hasta 2027 con un sueldo que pasa de los 3,5 millones de euros a los 10 netos. Un auténtico subidón que lleva incluido una cláusula de rescisión de 1.000 millones de euros. Es el mejor regalo de cumpleaños que puede recibir en un momento en el que acaba de cumplir los 22 años y ha logrado las expectativas del presidente. En la negociación, se contempla incluir, según la 'Cadena Ser,' una cláusula por la que si gana el Balón de Oro recibirá un millón de euros. Es una manera de plantearle más desafíos a un joven futbolista que madura en lo personal y en lo profesional. Cada año, es más completo.

Foto: Denis Suárez, en el Camp Nou, contra el Barcelona. (Reuters/Albert Gea)

Vinicius fichó por el Real Madrid cuando tenía 16 años, se quedó en el Flamengo hasta cumplir los 18 años y así poder incorporarse al Real Madrid. Empezó en el Castilla, en la temporada 2018-19, donde jugó 5 partidos e hizo 4 goles y 2 asistencias. En el club asumen que no todos los futbolistas jóvenes pueden con la presión de jugar en el primer equipo. El último fiasco es el de Luka Jovic. Vinicius lleva cinco años y en este tiempo ha demostrado que tiene actitud para aprender, fortaleza mental para aguantar las críticas, esfuerzo para trabajar y mejorar la definición (su punto débil), paciencia para esperar y aprovechar su oportunidad y humildad para limpiarle las botas a Benzema. La adaptación para un joven extranjero resultó tremendamente positiva. Ha sido posible por tener una personalidad valiente y ambiciosa.

Este es el Everest de Vinicius. Del Castilla a marcar el gol en la final al Liverpool ha pasado por comprobar que Lopetegui y Zidane desconfiaban de su nivel para ser titular. Lo veían más como un revulsivo. A Solari le encajaba y recomendaba tener paciencia para pulir su talento. Ancelotti le dio la confianza y, junto con Benzema, la receta del palo y la zanahoria. Vinicius ha sido capaz de quitarle el puesto a Bale y Hazard. Lo ha conseguido en su mejor temporada (22 goles y 16 asistencias), pero no todo han sido flores. Benzema le ha dado consejos para que entendiera mejor el juego al espacio, la pausa y el primer toque. Ancelotti trabajó en la toma de decisiones y en el control de sus impulsos para no caer en las provocaciones y aprovechar toda la energía de su juego explosivo para eliminar rivales.

Foto: Paco Pavón, en un torneo benéfico de pádel. (EFE/Fernando Alvarado)

Vinicius tiene la recompensa con una gran ficha que sale de su rendimiento, de la masa salarial que libera el club con las salidas de Marcelo, Bale e Isco y del plantón de Mbappé. Florentino está ilusionado y orgulloso de la explosión de Vinicius. Pero no está todo hecho. Lo que ha mostrado en la última temporada lo tiene que repetir y superar. El Real Madrid tiene Vinicius para muchos años, pero seguirá bajo la lupa. Por esto pasó Benzema y también ha servido para que ambos jugadores se unan. El francés tuvo la desconfianza de Mourinho y de la afición del Bernabéu, que le pitaba en las primeras temporadas en el Real Madrid. También las críticas de los que veían a un jugador poco agresivo y apático. Hoy, Benzema es un superclase que se ha quedado con las ganas de tener a Mbappé de compañero y que tiene que redoblar su confianza en el joven brasileño.

Vinicius ha estado de vacaciones en Estados Unidos, Brasil e Ibiza. Arranca la pretemporada pletórico de ánimo y motivado con su proeza. Tiene un sitio en el once y ha doblado su salario. En el cuerpo técnico hablan de un jugador con un físico privilegiado, que ha llegado fibroso y que tiene una salud de hierro porque es capaz de aguantar tres partidos una semana y se lesiona poco. Pero esta temporada es diferente. Está el Mundial de Qatar entre noviembre y diciembre y el desgaste de tantos partidos puede ser negativo en el tramo final de la temporada. Es en este periodo donde el brasileño mostró ser determinante en las remontadas de la Champions, el final de Liga y el partido contra el Liverpool. Si el Real Madrid decide no fichar otro delantero y si Hazard no da ese paso de jugar con más regularidad, nos vamos a empachar de Vinicius.

Hace cuatro meses, en la primera de las grandes remontadas del Real Madrid en el Bernabéu, Vinicius tuvo el gesto de limpiarle la bota a Benzema. El francés había marcado el tercer gol al Paris Saint-Germain y el brasileño se arrodilló para rendir pleitesía a su socio. Lo que era difícil de imaginar es lo que venía después. Vinicius llevaba una temporada en ascensión. Indiscutible en el once, se convirtió en uno de los futbolistas con más acciones para desequilibrar los partidos. Lo asombroso fue comprobar que podía hacer tres goles en un partido. Y los consiguió en la goleada (6-0) al Levante. Pero lo realmente increíble es que Vinicius pasará a la historia como el autor del gol con el que el Real Madrid ganó la decimocuarta Champions League.

Vinicius Junior Real Madrid Karim Benzema
El redactor recomienda