Es noticia
Menú
Los patinazos de Bale: ¿está arrepentido por no haber peleado más en el Real Madrid?
  1. Deportes
  2. Fútbol
víctima de la falta de compromiso

Los patinazos de Bale: ¿está arrepentido por no haber peleado más en el Real Madrid?

El plan perfecto de Bale se viene abajo. El galés da los primeros tumbos para encontrar un equipo con el que poder seguir activo y poder llegar en forma al Mundial de Qatar

Foto: Gareth Bale, en el partido entre Gales y Holanda. (Reuters/Rebecca Naden)
Gareth Bale, en el partido entre Gales y Holanda. (Reuters/Rebecca Naden)

A Gareth Bale le ha faltado una temporada en el Real Madrid para cumplir con el plan perfecto. Quedarse en la capital de España es su prioridad y tener un equipo con el que entrenar para estar en forma para los partidos de Gales era lo ideal. Cuando se ha dado cuenta de que lo suyo con el Real Madrid era un divorcio sin marcha atrás, empezaron los movimientos a la desesperada. Bale se ha ofrecido al Atlético de Madrid y le han dado calabazas. Ángel Torres dice que sus agentes han sondeado la posibilidad de jugar en el Getafe. Pero la cosa no queda aquí, porque hay informaciones que lo relacionan con el Rayo Vallecano.

Bale está haciendo el ridículo por no haberse pensado mejor que, con compromiso y entusiasmo, podría haber arañado una temporada más de contrato en el Real Madrid. Ha desaprovechado la oportunidad y tiene que estar arrepentido porque habría sido todo más sencillo con el plantón que le ha dado Mbappé al Real Madrid. Pero para eso tendría que habérselo puesto difícil al club y ni tan siquiera le hizo dudar. Algunos de sus compañeros en el vestuario del Real Madrid le aconsejaron que cambiara de actitud y se enchufara. No hizo caso.

placeholder Gareth Bale, con el brazalete de capitán de su Selección. (EFE/Dustin Willon)
Gareth Bale, con el brazalete de capitán de su Selección. (EFE/Dustin Willon)

El galés, por su apatía, ego o mala cabeza, ha estropeado su mejor plan. Con 33 años que va a cumplir en julio y con las reticencias que hay en el Real Madrid para fichar a un delantero, la continuidad de Bale habría sido una solución. Tiene gol, condiciones físicas, le valoraban sus compañeros y hasta Ancelotti. Era, incluso, defendido con uñas y dientes por Florentino Pérez. Pero esa falta de actitud y rebeldía provocó que tirara a la basura su carrera. Pudiendo ser un futbolista con protagonismo en el Real Madrid, seguir en la élite, empieza a dar los primeros tumbos, buscando un equipo en el que prolongar su carrera, por lo menos, hasta el final de año.

Ofertas menores

El escenario ideal para el galés era clasificar a su selección para el Mundial y seguir activo para llegar con ritmo a Qatar. La cita mundialista se disputa entre noviembre y diciembre. Conseguida la clasificación, el problema de Bale es encontrar un equipo, a pesar de que dijera antes del partido contra Ucrania que "tengo muchas ofertas". Las que se conocen, hasta el momento, son una del Cardiff, que juega en la segunda división inglesa, y un posible interés del Southampton y el Celtic de Glasgow. El problema que tienen estos clubes es cómo negociar el salario de un jugador que era el mejor pagado en la plantilla del Real Madrid. Y su compromiso.

Foto: Tchouameni despeja un balón de cabeza en un partidon del Mónaco. (Efe/Sebastien Nogier)

El problema que tiene Bale es que su prioridad era seguir en Madrid y no tiene tanto mercado como se imaginaba. En sus planes llegó a pensar en retirarse del fútbol si Gales no iba al Mundial. Se va a tener que mover muy bien Jonathan Barnett, su agente, para encajarle en un equipo que acepte sus condiciones. No lo tiene fácil. Bale está señalado como un profesional que se deja llevar entre semana y aprieta cuando se acercan los partidos de la selección para llegar en forma. Aquí lo da todo. Es otro jugador, como demostró en la pasada Eurocopa y en el decisivo partido contra Ucrania, en el que fue determinante para que su Selección se clasificara para un Mundial 64 años después.

Los números no engañan. Tampoco la imagen que ha transmitido de estar despegado del día a día en el Real Madrid. Gareth Bale se ha confundido, ha estado mal asesorado y tiene que estar arrepentido. El Real Madrid era su casa, su hábitat para haber seguido en activo en un club top y no tener el problema de buscar un equipo con el que llegar en buenas condiciones al Mundial de Qatar.

Falta de compromiso

Era imposible que el Real Madrid rectificara y le ofreciera un año de renovación, como ha sucedido con Luka Modric. Con 290 minutos disputados esta temporada, repartidos en cinco encuentros de Liga y dos apariciones fugaces en la Champions, con un solo gol y ninguna asistencia, no había otra opción. Bale paga las consecuencias de su pobre rendimiento y falta de compromiso en los últimos cuatro años. Ni siquiera la temporada de cesión en el Tottenham sirvió para volver a creer que era un jugador recuperable y con hambre para jugar con regularidad en el Real Madrid.

Gareth Bale es un ejemplo de autodestrucción. Florentino y Ancelotti le dieron una nueva oportunidad y la desaprovechó. Empezó de titular y duró dos partidos su compromiso. En el primer parón de selecciones, en el mes de septiembre, regresó con molestias. Se bajó del barco y el que se subió fue Vinícius para convertirse en uno de los capitanes de la nave que ha acabado la temporada con tres títulos.

Foto: Jesé sentado en el césped en un partido con la UD Las Palmas. (@JeseRodriguez10)

El galés tuvo una mínima esperanza, al final de la temporada, cuando conoció que Mbappé se quedaba en el Paris Saint-Germain, de tener otra oportunidad en el Real Madrid. Como sucede con Hazard. Ya era demasiado tarde. El Bernabéu tampoco le quería y se lo hizo saber con pitos en el partido contra el Getafe del 9 de abril. Después de más de dos años sin pisar el Bernabéu, Ancelotti le sacó en los últimos quince minutos y fue silbado. Gareth Bale podía haber seguido más tiempo en el Real Madrid si hubiera tenido otro comportamiento. Lo tenía todo y ahora está buscando equipo. La última bala, donde quiere brillar, es el Mundial de Qatar. Encontrar un club que confíe en él es lo complicado.

A Gareth Bale le ha faltado una temporada en el Real Madrid para cumplir con el plan perfecto. Quedarse en la capital de España es su prioridad y tener un equipo con el que entrenar para estar en forma para los partidos de Gales era lo ideal. Cuando se ha dado cuenta de que lo suyo con el Real Madrid era un divorcio sin marcha atrás, empezaron los movimientos a la desesperada. Bale se ha ofrecido al Atlético de Madrid y le han dado calabazas. Ángel Torres dice que sus agentes han sondeado la posibilidad de jugar en el Getafe. Pero la cosa no queda aquí, porque hay informaciones que lo relacionan con el Rayo Vallecano.

Gareth Bale Ángel Torres Florentino Pérez
El redactor recomienda