dos caras de la misma moneda

¿Riesgo u oportunidad? La volatilidad de las bolsas polariza la liquidez de las gestoras

Según aumentan las turbulencias en los mercados, algunas gestoras 'value' desinvierten con fuerza, mientras que otras reducen liquidez y se lanzan a pescar en río revuelto

Foto: Dinero en una caja. (Reuters)
Dinero en una caja. (Reuters)

Guerra comercial, cambios de política monetaria, divisas emergentes... Se avecinan nubarrones en la economía, y las bolsas lo saben. Las grandes gestoras 'value' de España también se han percatado; de hecho, así lo demuestran sus posiciones de liquidez. Cada cartera tiene su filosofía, por lo que, mientras algunas han decidido resguardarse y retirar dinero del mercado, otras han apostado por probar suerte con la volatilidad de las acciones.

Bestinver es el caso más destacado: su fondo de renta variable ibérico, Bestinver Bolsa, registra un aumento del 38% de sus reservas de liquidez entre septiembre del año pasado y junio, igual que su fondo Bestinver International, donde las posiciones de liquidez han subido un 35% en ese periodo (aunque a finales del año pasado había hecho amagos de reducirse, registrando los 159,75 millones de liquidez en tesorería en diciembre). Lo mismo ocurre con su fondo Bestinfond, que tiene 361,98 millones de euros en el arca.

Desde la gestora presidida por Beltrán de la Lastra, alegan que los beneficios a largo plazo vienen "gracias a la liquidez que mantenemos en nuestras carteras". "La liquidez, junto con el compromiso a largo plazo de nuestros inversores, es lo que nos permite aprovechar las oportunidades que nos brinda el mercado. Podemos comprar cuando otros tienen que vender, lo que nos permite adquirir las compañías que nos gustan a los precios que queremos".

En su última carta a inversores, la gestora escribía que, al reducir su exposición a los bancos europeos "sustancialmente", hacían caja en el sector y cargaban la escopeta de liquidez. Ahora, la gestora quiere apostar por los valores industriales y últimamente ha puesto en el ojo de mira a la austriaca Andritz Ag y la holandesa Boskalis.

El sector bancario se está viendo este año, tanto a nivel europeo como nacional, especialmente golpeado por la espera del cambio de política del Banco Central Europeo, que tiene en vilo a su modelo de negocio más tradicional. En España, sin embargo, Bestinver sigue invertido en CaixaBank, Bankia y Unicaja.

AzValor ha aumentado su liquidez en tesorería tanto fuera como dentro del país. AzValor Iberia, por ejemplo, cerró el curso 2017-2018 con 12,71 millones de euros, desde los 3,29 millones que registraba en septiembre del año pasado. La tendencia es aun más clara en el fondo de azValor Internacional: las posiciones de liquidez han aumentado progresivamente un 17% entre septiembre de 2017 y junio de 2018, hasta alcanzar los 33,36 millones en tesorería.

Desde azValor explican que "se trata de algo puntual, ya que nuestra liquidez es mínima, por debajo del 3%". "No se trata de nada significativo, sino que en el proceso de inversión que realizamos hay momentos concretos de ventas y compras que pueden hacer variar levemente la liquidez, pero no responde a nada relacionado con el ciclo", zanjan.

En su última carta trimestral, la gestora avisaba: "Nosotros somos incapaces de prever las fluctuaciones de la bolsa (nadie lo ha logrado de forma sistemática), y quien crea que hacerlo es esencial para invertir bien, no debería tener el dinero con nosotros".

Con todo, en el último trimestre, azValor Iberia ha recogido dinero de varias grandes empresas: la más notable es Telefónica, de donde el pasado trimestre retiró al completo el más de 4% de su cartera que tenía apostado. Dentro del Ibex 35, el fondo también ha vendido en su totalidad en Viscofan y en parte en Técnicas Reunidas (un clásico entre los 'value'), ya que considera que estas compañías "habían subido significativamente", según matiza el fondo en su último informe a la CNMV. En ese trimestre, no entró en ninguna empresa nueva, pero sí aumentó su apuesta por Prisa, OHL o Codere.

Pescar en río revuelto

Mientras tanto, Magallanes European Equity ha reducido la liquidez en el último curso casi un 50% en su fondo de renta variable europea, contrastando con su fondo para la península Ibérica, Magallanes Iberian Equity, cuyas reservas de liquidez han fluctuado entre junio y septiembre hasta situarse en los 19,79 millones de euros (un 23% menos respecto a las registradas a cierre del tercer trimestre del año pasado).

Ante esta tendencia, desde la gestora explican que "las correcciones en el mercado han generado oportunidades de compra a valoraciones muy atractivas que hemos aprovechado, por lo que el nivel de inversión de nuestros fondos ha subido".

Con todo, en el último informe de Magallanes remitido a la CNMV en julio, la gestora explicaba que, a consecuencia del "incremento de la volatilidad" en los mercados europeos durante el primer semestre, "principalmente a causa de las tensiones políticas en países como Italia, o las derivadas de la guerra comercial que estamos viviendo actualmente", varias empresas del sector industrial o de distribución se habían visto lastradas por estas tendencias.

Así, Magallanes ha aprovechado para ponerse las botas, invirtiendo en empresas donde, "hasta ahora, no se planteaba su entrada en cartera por las altas valoraciones que les otorgaba el mercado, y que hayan caído hasta precios que consideramos baratos". Por ejemplo, a nivel europeo, la entidad presidida por Iván Martín ha entrado de lleno en empresas como la francesa Tarkett o la alemana Aurubis.

Algo similar pasa con Cobas AM, que ha reducido la liquidez en sus fondos de renta variable internacional: entre septiembre del año pasado y junio de este, Cobas Selección y Cobas International han disminuido sus reservas de dinero alrededor de un 60%. En su fondo para la Península, Cobas Iberia, la liquidez fluctúa en esos nueve meses: si las reservas de junio se comparan con las de diciembre de 2017, estas han caído un 22,6%, pero si se comparan con septiembre del año pasado, estas se han incrementado un 62%.

Por ejemplo, en su último informe remitido a la CNMV, Cobas AM explica que ve muy atractivo el sector del automóvil: "El sector se encuentra muy atractivo después de tres años de un comportamiento mediocre en los mercados, debido a los miedos al ciclo en Estados Unidos y Europa y a la migración hacia los vehículos eléctricos". La gestora de Francisco García Paramés, por tanto, invierte con fuerza en Hyundai, BMW o Renault.

"Pensamos que estos miedos están totalmente injustificados, pues siendo prudentes con los supuestos de ventas en Europa y Estados Unidos, el primer riesgo se mitiga, dado el crecimiento del resto de mercados", explicaba en julio la compañía. Además, Cobas AM se ríe de empresas de coches eléctricos como Tesla, de la que dice que "no ha demostrado todavía que es capaz de producir a gran escala y no tiene una ventaja competitiva significativa clara, pues la batería, que es el elemento principal de un vehículo eléctrico, la desarrolla con Panasonic.

"La filosofía de Cobas es la de tener la menor liquidez posible, acercándonos, si los mercados son propicios, todo lo que podemos a lo mínimo establecido por la normativa", asegura ahora un portavoz de Cobas. "Estos últimos meses, con la caída de los mercados y sobre todo de algunos valores que nosotros consideramos muy buenos, hemos aprovechado para invertir todo lo posible en ellos".
Con el cierre del tercer trimestre a finales de septiembre, los datos de las gestoras de este verano están al caer. De momento, las fuerzas que llevan asolando los mercados no dan señales de que vayan a cesar: está por ver si las carteras 'value' del país refuerzan sus tendencias o, por el contrario, cambian de rumbo con el tiempo.
Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios