también es la única que sube en el año

CaixaBank se salva en bolsa de la sangría de las divisas emergentes

La empresa catalana es la única que ha conseguido borrar las caídas de agosto, en un crudo contraste con BBVA o Santander, que tienen una gran exposición a Turquía y América Latina

Foto: Un hombre en un local de cambio de divisas en Brasil. (Reuters)
Un hombre en un local de cambio de divisas en Brasil. (Reuters)

Ya se empieza a notar a qué bancos les pasan factura los países emergentes y a cuales no tanto. La entidad catalana es la única que ha conseguido salvar su cotización en agosto, mientras que otros competidores con mayor exposición a países emergentes, como BBVA o el Banco Santander caen a dos dígitos en el año y en el último mes.

El martes, habían destacado en el Ibex 35 las subidas de CaixaBank, aupada por dos cambios de valoración: tanto RBC como JP Morgan elevaban sus recomendaciones a "comprar". No obstante, lo que más llamó la atención de la jornada bursátil fue que los cuatro valores que cerraron a la cabeza del Ibex 35 eran bancos. Y, más específicamente, bancos con poca o ninguna exposición a países emergentes: a la entidad catalana le siguieron en las alzas Bankinter, Bankia y Sabadell.

La cotización de ese día era una foto de una tendencia más amplia. De los seis bancos que componen el Ibex 35, CaixaBank es el único que sube en lo que va de año, afianzando un alza del 2,5% en 2018. Todos los demás bancos del selectivo caen en los últimos ocho meses: Bankinter se deja un 2,2%, Bankia un 17%, Sabadell un 20%, Santander un 21% y BBVA un 24%.

Las dos entidades que encabezan las pérdidas son las dos que más presencia tienen en el extranjero y que, por ende, peor paradas se han visto frente a la pérdida de valor de divisa en puntos calientes como América Latina o Turquía. El mayor damnificado de la fortaleza del dólar ha sido BBVA: desde que 'el infierno' de la lira se desató a principios de agosto, el banco vizcaíno ya pierde más de un 14% en bolsa.

El cambio de la lira turca con el dólar contrapuesto a la cotización de los seis grandes bancos españoles desde julio de 2018. (Bloomberg)
El cambio de la lira turca con el dólar contrapuesto a la cotización de los seis grandes bancos españoles desde julio de 2018. (Bloomberg)

De hecho, JP Morgan no solo le subió 'el rating' a CaixaBank si no que también rebajó la recomendación de BBVA: ha reducido su precio objetivo a los 6,6 euros desde los 8 euros y ha pasado de considerar que el banco es un valor "sobreponderado" a recomendar "vender".

"BBVA es el banco europeo con mayor presencia en países emergentes, por lo que si un banco es ya de por sí una inversión arriesgada, BBVA lo es más todavía. Sin ir más lejos, BBVA tiene más empleados en México que en España", explica Felipe López, analista de Selfbank. En cuanto a la relación del banco con Turquía, López añade que "la entidad lleva años haciendo una apuesta fuerte por el país, en un primer momento por la esperanza de que llegase algún día a formar parte de la zona euro, y más adelante por las perspectivas económicas de un país emergente de 80 millones de habitantes y un enclave geográfico privilegiado".

Un 16% del margen bruto de BBVA provino de Turquía en el primer semestre del año, siendo el banco propietario una participación del 49,85% en el banco turco Garanti. Algo parecido le pasa a Santander, pero en América Latina: un 26% del beneficio ordinario del banco provino de Brasil en el primer semestre de 2018, además del 6% y 3% provenientes de Chile y Argentina. Con las caídas del peso argentino y el real brasileño, también en agosto el Santander se desploma más de un 9% en agosto, rozando mínimos históricos.

"El mayor riesgo es el de un eventual incremento de la morosidad en Brasil, el país más importante para la entidad por encima incluso de España", explica López. "No obstante, en Brasil no vemos un peligro inminente de recesión como sí le ocurre a Argentina. Su divisa es más fuerte y el riesgo país muy inferior al no tener tantos precedentes de crisis económicas ni de impagos de deuda. Además, su economía está mucho menos ‘dolarizada’ que la argentina".

Lo cierto es que todos los bancos reaccionaron a la debilidad de las divisas emergentes durante agosto, pero algunas en menor medida: Bankia se deja un 2%, Bankinter un 7,7% y Sabadell un 6,29%. CaixaBank también cayó, pero destaca por ser el único que remonta en el mes con un avance del 2,5%. Y es que el banco, que presentó unas buenas cuentas semestrales antes del verano.

El banco catalán "está recibiendo el favor de los analistas, que ven un banco bien gestionado, con un PER estimado de apenas 10 veces beneficios y una rentabilidad por dividendo del 4,7%", explica López. "Caixabank no es tan sensible al Euribor como otras bancos domésticos gracias a una potente estructura de cobro de comisiones. Su negocio de bancaseguros, de asesoramiento patrimonial y su crecimiento en créditos al consumo (no referenciados al Euribor) no han sido pasados por alto los analistas".

CaixaBank ya pasó por su propio bache a principios de año, lastrado en bolsa por la incertidumbre de la crisis política en Cataluña. De hecho, esta es una de las razones por las que RBC ha decidido mejorar su recomendación desde "vender" a "comprar" es la actitud de Pedro Sánchez frente a Cataluña. El banco canadiense ve con buenos ojos la propuesta del presidente español de celebrar un referéndum de autogobierno: "un compromiso era algo que el anterior presidente no estaba dispuesto a considerar. Creemos que esto representa un desarrollo positivo en la situación catalana que será apoyada por la mayoría de la población de la región, de los cuales suponemos que estarán cansados del conflicto continuado", ha explicado la entidad en su último informe.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios