EL SELECTIVO ESPAÑOL, EL ÚNICO QUE NO SE HA RECUPERADO

El X aniversario de la quiebra de Lehman pone sobre la mesa el drama del Ibex

Los mercados llegan a esta fecha al rojo vivo, con la crisis de los mercados emergentes y la guerra comercial iniciada por EEUU amenazando el ciclo económico

Foto: Décimo aniversario de la bancarrota de Lehman Brothers. (Reuters)
Décimo aniversario de la bancarrota de Lehman Brothers. (Reuters)

El aniversario de la quiebra de Lehman Brothers, en septiembre de 2008, es uno de esos hitos históricos que sirven de referencia temporal para sacar la calculadora y hacer balance en los mercados. Y, en esta ocasión, la fecha es si cabe más redonda, porque en una semana se cumplirán diez años desde la caída del gigante de Wall Street y el inicio oficial de la mayor crisis desde la Gran Depresión.

[Diez años de LB: el día en que el capitalismo se fue al infierno]

Los mercados llegan a esta fecha al rojo vivo. Como cada agosto, siempre hay una cuestión que suele convertirse en el 'leitmotiv' de los bandazos de las bolsas en un periodo especialmente volátil como consecuencia de la caída del volumen negociado y en esta ocasión han sido los emergentes, con Argentina y Turquía llevando la voz cantante. Sin embargo, esa inestabilidad no parece que vaya a ser cosa de un mes y apunta a convertirse en el germen de algo más gordo para unos índices que se mueven en máximos desde hace tiempo... salvo el Ibex 35, para el que la foto es bien distinta. De hecho, el VIX, que es el índice que sirve para medir esta volatilidad, se ha disparado un 24% en los que va de mes.

Evolución del VIX.
Evolución del VIX.

Con la sacudida de Latinoamérica y Turquía (unos de los principales mercados del BBVA), el selectivo español ha caído con fuerza este verano y ya acumula un descenso del 9% en el año hasta situarse en zona de mínimos anuales. De hecho, tras romper el soporte de los 9.300 puntos, la cota psicológica de los 9.000 se encuentra en peligro. Eso supone más de 2.000 puntos de diferencia con respecto a los niveles en los que se encontraba el índice hace diez años.

Pero el dicho de que 'las comparaciones son odiosas' cobra aún más sentido en este caso. Mientras que el Ibex 35 acumula una caída del 18% desde mediados de septiembre de 2008, los principales índices de los países desarrollados no solo no pierden, sino que la subida acumulada en este periodo de tiempo es considerable. Tal es así que el que menos ha avanzado ha sido el Cac 40 parisino, un 20%, mientras que el Dax alemán ha ganado un 90%, el Standard & Poor's 500 y el Dow Jones de Industriales más de un 125% y el tecnológico Nasdaq por encima del 250%.

Evolución de los principales índices desde 2008.
Evolución de los principales índices desde 2008.

No en vano, el resto de índices se han podido aprovechar del ciclo gracias al peso que tienen los valores industriales mientras que el Ibex 35 tiene la lacra del sector bancario. Y es que, como explica Gonzalo Lardíes, gestor de A&G, a Cotizalia, "la banca es dramática... a lo que hay que sumar Inditex y Telefónica, que están como están". En este sentido, el gestor recuerda que "los bancos pesan, o pesaban mucho. En el ciclo anterior crecían a crédito y la adecuación a la realidad ha sido a costa del accionista", continúa.

Así, el Banco Santander, que es el valor que más peso tiene del selectivo con una ponderación del 14,93%, es también uno de los que más ha caído en estos diez años. De hecho, antes de la caída de Lehman Brothers se encontraba en los 5 euros por acción y en estos momentos está cerca de perder los 4 euros. También BBVA se encuentra entre los peores, con un retorno negativo del 52% y Sabadell con un retroceso del 61%. El peor, no obstante es Bankia y no desde 2008, sino desde su salida a bolsa en 2011, cae un 98% con rescate de por medio.

"Pero en la bolsa española, si miras mejor a las compañías de ciclo pequeñas y medianas, están en máximos". Es el caso de empresas como Más Móvil que lidera de largo el mercado en este periodo tras revalorizarse más de un 2.400%. Le siguen Miquel y Costas (720%), Airbus (606%) o Amadeus (595%) que es también el mejor valor del Ibex 35. "Europac, Ence, CIE, Fluida o Vidrala... Todas han volado y por eso los fondos de smallcaps han recogido esa mejora en estos años".

Esa es la diferencia clave entre el principal índice de la bolsa española y el resto de Europa o Estados Unidos: que en estos han tirado las grandes compañías industriales gracias a que llevaron a cabo un duro ajuste durante la crisis que les ha permitido aprovechar el ciclo haciéndose mucho más eficientes.

Ajuste en las carteras

La pregunta que se hace el mercado es: ¿y ahora qué? Para Victoria Torre, de Selftrade, "el selectivo español se ha quedado rezagado respecto a otros índices europeos. Muchos son los motivos que podrían achacarse a este comportamiento, como la exposición de nuestras compañías a Latinoamérica, el alto grado de bancarización del Ibex, la inestabilidad política... Pero no descartamos que este mal comportamiento se prolongue, y que no sea exclusivo a nuestro país, sino también a otros índices europeos. Vemos cómo se está produciendo un ajuste generalizado de carteras que están reduciendo el peso de los activos de riesgo", asegura.

Y es que, para la experta, teniendo en cuenta el factor geográfico, agosto ha sido la prueba de que el dinero está yendo de la renta variable europea a la americana. El trasfondo de todo son los temores a la guerra comercial y la crisis de los emergentes. A pesar de encontrarse en máximos históricos, la bolsa americana está denominada en dólares, la divisa refugio por excelencia. Además, en caso de una intensificación de la guerra comercial la bolsa americana no se vería tan perjudicada al depender más del consumo doméstico que del comercio internacional.

"El Ibex debe encarar esta recta final del año tratando de poner en valor sus cualidades. Las compañías españolas se encuentran en un periodo de crecimiento de los beneficios, algo que puede verse potenciado al estar España liderando el PIB de la eurozona y al estar el euro bajando, al menos frente a las divisas fuertes". Además, a su juicio, "la bolsa española es una de las que más baratas se encuentran en términos de PER, (a día de hoy ronda un nivel de 12x, muy inferior a su media histórica), aún está lejos de sus máximos históricos, y cuenta con una rentabilidad por dividendo muy atractiva (del 4,4% en estos momentos)", concluye.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios