según datos de la cnmv

Los bajistas no dan tregua a los bancos y se sitúan en máximos históricos en Bankia

Las posiciones cortas se sitúan en máximos históricos en Bankia, mientras que aumentan o se mantienen en todos los demás bancos del Ibex 35

Foto: El oso, símbolo de las posiciones cortas en bolsa. (Foto: Reuters)
El oso, símbolo de las posiciones cortas en bolsa. (Foto: Reuters)

Las posiciones cortas se ceban de los bancos en agosto, acechando especialmente a Bankia y Caixabank. Según los últimos datos de la CNMV, los bajistas se sitúan en máximos históricos en el banco dirigido por José Sevilla al afianzar un 4,86% de su capital, mientras que en el banco catalán han doblado su presencia en las dos últimas semanas hasta alcanzar máximos de octubre en un 0,41% del capital.

La CNMV empezó a publicar en 2010 el porcentaje de bajistas sobre valores de la bolsa española, publicando estos datos periódicamente cada dos semanas. Además, el regulador también obliga a declarar las posiciones cortas individuales que pasen del 0,5% del capital de una empresa. En Bankia, los dos fondos que superan ese umbral son AQR Capital Management, con un 1,59% del pastel, y BlackRock, que tiene bajo su ala un 0,5% del capital.

Con todo, las firmas JP Morgan y RBC elevaban el martes sus recomendaciones a comprar en Caixabank con un precio objetivo que supone un potencial de subida de entorno al 15% para los próximos doce meses. Frente a la noticia, el banco catalán subía un 3% en el Ibex 35.

Todos los bancos del Ibex 35 caen en bolsa en lo que va de 2018 — y los bajistas se ceban con ello — . Por ejemplo, pese a no estar en máximos en BBVA o Banco Sabadell, las posiciones cortas en estos dos bancos han aumentado considerablemente en las dos últimas semanas: en el banco vizcaíno, los bajistas se han prácticamente doblado hasta el 0,56% del capital, mientras que en la entidad catalana ya apuntan a querer regresar a máximos anuales al situarse en el 1,46% del capital.

En el Banco Santander y Bankinter los inversores no aumentan sus apuestas en contra del valor, pero tampoco ceden del 0,2% y 0,49% que ya tenían anteriormente. Es decir, los bajistas no han dado tregua a ninguno de los valores del sector bancario del Ibex 35. Lo cierto es que, en lo que va del año, el sector financiero cotiza de forma generalizada a la baja, a excepción de Caixabank, que se ha salvado de la debilidad acusada últimamente por las economías emergentes y sube alrededor de un 2,3% en 2018.

Según explica Juan José Fernández-Figares, director de Análisis en Link Securities, el mal rendimiento generalizado de la banca está ligado al menor crecimiento que está registrando la economía de la eurozona "en comparación con los elevados ritmos alcanzados a finales de 2017". Esta ralentización ha provocado que las expectativas de que el BCE suba los tipos de interés se retrasen hasta el año que viene, lo cual daña al modelo de negocio de las entidades financieras.

"A estos niveles de tipos los márgenes de los bancos sufren mucho y ello se refleja en sus bajas rentabilidades sobre fondos propios (ROTE y ROE) y en sus valoraciones", explica Fernández-Figares. Con todo, el analista matiza que por ejemplo "el comportamiento de Bankia en bolsa ha sido muy supeditado a la posible desinversión del Estado en la entidad, por lo que es complicado sacar conclusiones del mismo".

En agosto de 2011, en el contexto de la crisis financiera, la CNMV prohibió la toma de posiciones cortas sobre valores del sector financiero con el objetivo de reducir su exposición a la extrema volatilidad que registraban entonces los mercados. Esta medida duró hasta febrero de 2012.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios