La vuelta al cole de los mercados: ¿qué les depara el próximo curso?
  1. Mercados
tras un verano relativamente tranquilo

La vuelta al cole de los mercados: ¿qué les depara el próximo curso?

Las bolsas y demás mercados se enfrentarán los próximos meses a una serie de cambios decisivos en las políticas monetarias, además de las ya presentes tensiones comerciales

placeholder Foto: La bolsa española. (EFE)
La bolsa española. (EFE)

Se acabó lo que se daba. Llega septiembre y, por tanto, la vuelta a la rutina. Los mercados empiezan a desperezarse para afrontar el nuevo curso con energía, ya que parece que va a ser ajetreado: el cambio de ciclo económico y la guerra comercial son las asignaturas pendientes de los inversores.

Las bolsas se han mantenido relativamente apáticas estas vacaciones, especialmente en comparación con veranos como el de 2011, en el que el Ibex 35 experimentó desplomes de dos dígitos a raíz de la crisis de deuda, o el de 2009, cuando la bolsa acusó fuertes subidas ante la creencia de que la crisis se acababa.

Foto: Foto de la fachada de Lehman Brothers, el banco que desencadenó la crisis de 2008 (Efe)

Mientras que otros veranos los temas estrella fueron el Brexit, la depreciación del yuan o las tensiones entre Corea y EEUU, este año los que marcaron la temporada estival fueron el proteccionismo de Trump y la hecatombe de las divisas emergentes.

El presidente de EEUU, Donald Trump, dio el pistoletazo a la guerra comercial en julio en una escalada arancelaria contra China, aunque también tiene en el punto de mira a Europa. Los grandes damnificados de las tensiones comerciales fueron los coches, con el sector automóvil cayendo en las bolsas, tanto en España como en el extranjero.

Por otro lado, gigantes del Ibex 35 como BBVA se han visto golpeados en agosto por la debilidad de la divisa turca y la argentina. Ambas monedas llevaban cayendo todo 2018, pero ha sido en verano cuando, tras una serie de catalizadores, tanto la lira como el peso se han llegado a desplomar dos dígitos frente al dólar en apenas días.

placeholder La cotización del Ibex 35 en lo que va de 2018. (Bloomberg)
La cotización del Ibex 35 en lo que va de 2018. (Bloomberg)

Con todo, el Ibex se deja un 2,5% desde principios de junio, a la par con el Eurostoxx 50, que pierde un 1,8% este verano. Por el contrario, al otro lado del Atlántico, el S&P 500 sube como la espuma, registrando una racha alcista que ya dura más de nueve años.

Los inversores están pendientes de las próximas decisiones macroeconómicas. Para 2018, están previstas dos subidas más de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal (Fed), sin que Jerome Powell vea riesgo de sobrecalentamiento en la economía estadounidense.

Foto: Mario Draghi, presidente del BCE. (EFE)

El panorama en Europa está menos claro, con Mario Draghi dando largas sobre el fin del programa de compra de activos, conocido como QE. El Banco Central Europeo (BCE) anunció en su último comunicado al respecto que “espera que los tipos de interés oficiales del BCE se mantengan en sus niveles actuales hasta al menos durante el verano de 2019”.

Los cambios en los tipos van a ser decisivos. Es una medida muy esperada por los bancos, ya que su modelo de negocio en el sentido más tradicional depende de ella. "La eterna promesa de la bolsa son los bancos europeos", explica Felipe López, analista de Selfbank. "El hecho de que el Ibex sea un índice altamente bancarizado lo ha penalizado en muchas ocasiones, pero confiamos en que a medida que el BCE se anime a subir tipos la tendencia del sector bancario pueda cambiar".

Por otro lado, sin embargo, el cambio de políticas monetarias acompaña un fin de ciclo económico. De hecho, el ritmo de la economía ya muestra señales de desaceleración, sobre todo en Europa.

Foto: Banderas de la Eurozona. (Efe)

La gestora internacional Schroders, por ejemplo, ha rebajado sus previsiones de crecimiento para la segunda mitad del año en el viejo continente: "Tras el mal comienzo del año, había altas expectativas de que el crecimiento remontaría luego [...] pero según nos han ido llegando los datos de encuestas empresariales, nos hemos dado cuenta de que la desaceleración es más amplia de lo que parecía".

La ralentización en Europa pasa factura a la industria española. Según los últimos datos publicados por el INE, el número de nuevos pedidos procedentes de la zona euro se redujo en agosto un 2,4% respecto al mismo mes del año anterior. A raíz de esa caída, la producción industrial creció en junio un 0,5%, marcando así el ritmo más lento desde marzo de 2017.

Ante este panorama, los analistas de Bankinter recomiendan moverse a la bolsa americana. Desde el banco ven también riesgo en la situación política europea: "un gobierno populista en Italia, gobierno débil en Alemania, Brexit sin avances, confusión sobre los objetivos de Déficit Fiscal en España...".

"Mientras Europa no ofrezca una reversión a mejor (macro y/o política) las bolsas europeas seguirán evolucionando peor que la americana", zanjan desde Bankinter, matizando que pese a rendir mejor que las bolsas europeas, el parqué estadounidense cotizará "enfrentado a prácticamente el resto del mundo", haciendo mención al auge del proteccionismo en el país presidido por Donald Trump.

'America First', el tema estrella de 2018

Uno de los factores que están agravando dicha ralentización es el proteccionismo de EEUU, que ha desatado una suerte de guerra comercial. Lo que parecía que iba a ser solo un tema de verano al final va a resultar un desafío a largo. Hace unas semanas, la firma de inversión global Pimco avisaba en un informe firmado por grandes líderes económicos de "tensiones prolongadas y la posibilidad de que se intensifiquen y recrudezcan de forma imprevista".

Pimco no es la única que así lo piensa. Por ejemplo, la gestora internacional Blackrock considera que las últimas jugadas comerciales de la Administración Trump entran suponen "un deseo de cambiar las reglas del mercado establecidas desde la Segunda Guerra Mundial". "Sin arreglo fácil, las medidas comerciales probablemente continúen, cebando brotes de volatilidad y alimentando la incertidumbre a nivel macro", añade Blackrock.

"Las tensiones comerciales están siendo el tema estrella de este 2018, y seguramente lo seguirán siendo en los próximos meses", explica López. "Las negociaciones, en función de si van encaminadas a unir lazos o a romperlos, pueden traernos sorpresas positivas o negativas". Con todo, sin embargo, el analista abre la puerta a hacer limonada con la guerra comercial: "Esta volatilidad genera oportunidades que algunos sabrán detectar".

Mercado de divisas Ibex 35 Bolsas Eurostoxx 50
El redactor recomienda