Es noticia
Menú
El melón de Ansu Fati y un suspenso general: las notas del desastre español en el Mundial
  1. Deportes
  2. Fútbol
Mundial de Qatar

El melón de Ansu Fati y un suspenso general: las notas del desastre español en el Mundial

El seleccionador evitó valorar las actuaciones de su equipo. En frío, hacemos un ejercicio de crítica para calificar la actuación de los futbolistas españoles tras el desastre ante Marruecos

Foto: Los jugadores españoles sufren en la tanda de penaltis. (EFE/EPA/Tolga Bozoglu)
Los jugadores españoles sufren en la tanda de penaltis. (EFE/EPA/Tolga Bozoglu)
Más información

La Selección española de fútbol consumó su fracaso en el Mundial de Qatar con una dolorosa eliminación ante Marruecos. El soporífero juego del equipo desde la segunda parte contra Japón se extendió en los 120 minutos que duraron los octavos de final con nuestros vecinos. Luis Enrique dice adiós a la Copa del Mundo con aire de fin de ciclo y con los objetivos sin cumplir. Estas son las notas de un desastre general, en el que solo unos pocos futbolistas salen reforzados.

Luis Enrique | Suspenso (3)

Ni streamings, ni borderías, ni topicazos. Lo que hay que echarle en cara a Luis Enrique es no ser capaz de mostrar un fútbol combinativo y efectivo. El seleccionador estaba dispuesto a morir con sus ideas, pero la realidad es que España fue un equipo peor que en la pasada Eurocopa. El asturiano es, sin lugar a dudas, uno de los mejores entrenadores del mundo y, por lo tanto, su idea de juego tiene que ir más allá de una eterna posesión sin peligro. El día de la marmota, España domina, España tiene la pelota, España no crea peligro y España cae en un Mundial. Era la Selección de Luis Enrique y ahora toca poner la cara.

Foto: Luis Enrique felicita a Bono tras caer eliminada España. (Reuters/Lee Smith)

Unai Simón | Suspenso (4,5)

El guardameta vasco llegó a Qatar con la etiqueta de indiscutible, cubierto por dos compañeros de posición de menor estrella como Robert Sánchez y David Raya, y se marcha completando un campeonato malo. Es cierto que Luis Enrique le empujó en todo momento a arriesgar con la pelota en sus pies y evitar el pelotazo (precisamente, su peor cualidad como portero), pero frente a Japón, de sus manos llegó el primer tanto de los nipones. No fue el guardameta de la Eurocopa y, aunque paró un penalti en la tanda ante Marruecos, su nota no llega al aprobado.

Dani Carvajal | Suspenso (4)

Jugó dos de los cuatro partidos de la Selección española y en todos ellos se echó de menos a César Azpilicueta. Campeonato pobre. Al lateral derecho del Real Madrid le traicionan el físico y sus problemas con las lesiones, que le provocan la falta de continuidad necesaria para alcanzar sus picos de nivel. Luis Enrique decidió dar la titularidad a Marcos Llorente en los octavos de final contra Marruecos, lo cual no habla demasiado bien de la confianza en el carril diestro.

Rodri | Bien (6,8)

Roza el notable. Rodri era el suplente de Sergio Busquets el día de la lista para Qatar y abandona Doha como el mejor defensa de la Selección. El pivote del Manchester City ofreció salida de balón y contundencia a la zaga española. Además, fue de los pocos jugadores regulares, junto a Unai Simón, el único en disputar los 390 minutos que la Selección jugó. Un futbolista llamado a estar en todas las listas de los próximos años.

placeholder Rodri, durante el partido de octavos. (EFE/Juanjo Martín)
Rodri, durante el partido de octavos. (EFE/Juanjo Martín)

La pregunta es, ¿le veremos en la medular o en la defensa?

Aymeric Laporte | Suspenso (4,5)

Venía de ser el mejor defensa de la pasada Eurocopa, pero con el hándicap de apenas sumar minutos en el Manchester City de Pep Guardiola a consecuencia de sus problemas físicos. No se vio su mejor versión, a pesar de ser el central puro de mayor talento en la convocatoria, aunque no fue de los peores. Se echó en falta mayor presencia de sus remates en acciones ofensivas de balón parado.

Jordi Alba | Bien (6,5)

Por momentos, fue un puñal por la banda izquierda, el hombre destinado a dar profunidad al eterno ataque estático de los pupilos de Luis Enrique. Cuando más le necesitaba la Selección, menos se vieron sus internadas. No debería ser el referente ofensivo y, por tanto, no es justo cargarle con dicha responsabilidad. A nivel físico, se le vio superado y necesitó recambio en varios momentos.

Foto: El lateral del Barça está siendo de los mejores en el Mundial. (Reuters/Albert Gea)

Sergio Busquets | Suspenso (3,5)

La España de Luis Enrique no se entiende sin Sergio Busquets. Cuando el pivote está mal, el equipo está mal. Alejado de su mejor momento de forma, y jugando, posiblemente, su último gran torneo con la Selección, el catalán no pudo hacerse con las riendas del equipo. Acumuló balón y balón, pase tras pase, de lado a lado, pero jamás consiguió dar brillantez al juego del equipo, a excepción del oasis que supuso la goleada inicial ante Costa Rica. Marruecos le dio vía libre, le tapó los huecos de los delanteros, y fue incapaz de conectar con ellos. Un torneo para olvidar... que encima tuvo mayor castigo con su ridículo penalti fallado en la fatídica tanda de octavos.

Pedri | Suspenso (4,9)

Si Pedri González sale como suspenso en esta lista es, únicamente, porque es el mejor futbolista español del momento y su rendimiento debería ser acorde. Es el único (incógnita Ansu Fati) que opta a estar entre los 10 mejores jugadores del mundo en los próximos años. Y hay que exigirle como tal. Perdió toda la profundidad que exhibió ante Costa Rica y se diluyó cual azucarillo en un mar de pases intrascendentes. Ojalá este haya sido su peor torneo con la Selección.

Gavi | Bien (6,3)

El mediocampista del Barça se ha convertido en el jugador más joven en ser titular en un partido de una fase eliminatoria de un Mundial, después de Pelé. El brasileño lo hizo en 1958 con 17 años y 249 días y el español a los 18 años y 123 días. A veces demasiado excitado, pero dejando todo, absolutamente todo, en el césped. De esos futbolistas que siempre quieres en tu equipo. Su cambio contra Marruecos todavía duele a la afición.

placeholder Gavi metió la cabeza en todos los balones divididos. (Reuters/Lee Smith)
Gavi metió la cabeza en todos los balones divididos. (Reuters/Lee Smith)

Dani Olmo | Bien (6)

La estrella tapada de la Selección, intocable para Luis Enrique y un jugador diferente. Le faltó la efectividad que le caracteriza, pero era de los pocos que, cuando ardía el balón en los pies, miraban hacia la portería del rival. Llegaba con poco recorrido por una lesión y no le pesó la inactividad. El Leipzig se le queda pequeño.

Marco Asensio | Suspenso (4,8)

Venía con la etiqueta de hombre gol y, al menos, generó peligro y celebró un tanto. Ese fallo en la primera mitad de partido contra Marruecos le va a escocer unos cuantos meses. Quizá no es el futbolista que un día parecía que iba a ser, pero con el presente de la Selección, Asensio se ha ganado un hueco en la rotación. Lo malo, un titular de España tiene que ofrecer más, muchísimo más.

Álvaro Morata | Notable (7,2)

Álvaro Morata es un tipo peculiar. En la cultura popular se ha ganado el sambenito de fallón, pero lo cierto es que es una de las máximas certezas de la Selección española. Siempre aporta, siempre marca. Sin ser titular indiscutible, empleado como revulsivo por Luis Enrique, el delantero del Atlético de Madrid se va de Qatar con tres goles en su casillero particular. En las derrotas, no le llegaron los balones y poca culpa se le puede achacar. Sale reforzado del Mundial.

Foto: Morata celebra su gol a Japón. (EFE)

Ferran Torres | Suspenso (3,8)

¿Dónde está ese futbolista de las categorías inferiores del Valencia que desbordaba y generaba peligro en cada jugada? Ferran Torres, desde su llegada al FC Barcelona hace un año, está estancado. Pocos han gozado de tantas oportunidades, solo respondidas por los números que, innegablemente, ofrece. Dos goles en su estadística que, a juzgar por su rendimiento, son demasiados.

Nico Williams | Aprobado (5)

Raspado, pero hay que premiar su juventud y sus ganas de aportar. Llegaba al Mundial como una opción aparentemente residual y acabó por ser un fijo desde el banquillo para Luis Enrique. Le faltaron contundencia arriba y, en general, brillantez. Nada que no se solucione con la experiencia, sin demasiado dramatismo.

César Azpilicueta | Bien (6)

El líder silencioso de la Selección. Un capitán en toda regla que, para lástima de Luis Enrique, cayó tocado ante Alemania. Pocas cosas negativas se pueden decir del futbolista del Chelsea. Que en los peores momentos de la Roja, se le echó de menos. Se le echó mucho de menos. Tiene la capacidad de aportar solidez a toda la defensa. Su mejor nivel ha coincidido con una etapa oscura para España.

Foto: El seleccionador de España, Luis Enrique. (Getty Images)

Alejandro Balde | Aprobado (5,2)

Caso muy similar al de Nico Williams, pero con algo más de brillo. Accedió a la lista a última hora y tras la lesión de José Gayá. Venía de ser el mejor lateral izquierdo de España, pero el nivel de Jordi Alba fue mejor de lo esperado. Tiene condiciones físicas y técnicas para ser titular muchos años. Aquí hay un futbolista.

Koke Resurrección | Suspenso (4,5)

El capitán del Atlético de Madrid es uno de los grandes líderes del vestuario, un veterano llamado a ser importante en el centro del campo. Sus 50 minutos con la Selección en el Mundial se resumen en la intrascendencia. A Koke hay que pedirle más porque puede dar más. Luis Enrique no acabó convencido y apostó por Carlos Soler para reactivar el equipo ante Marruecos. Temporada amarga para el rojiblanco por culpa de las lesiones.

Carlos Soler | Suspenso (4)

Es cierto que el centrocampista del Paris Saint-Germain ha tenido escaso protagonismo este Mundial, pero esto es un torneo corto y media hora de nivel te manda a la historia. No fue el caso de Carlos Soler. Apenas se le vio ante Marruecos y, para colmo, falló en su gran especialidad: el punto de penalti. Los nervios le jugaron una mala pasada, era el campeonato para brillar.

Foto: España se despide de Qatar. (EFE/Tolga Bozoglu)

Marcos Llorente | Suspenso (4,6)

Desubicado y con poca participación ofensiva, así estuvo Marcos Llorente en el único partido que disputó en Qatar, los 120 minutos contra Marruecos. Su excelsa condición física sostuvo las acometidas (muy escasas) de los africanos, pero con el balón en los pies estuvo fallón. Se echó en falta ese jugador vertical que nos deleitó hace dos temporadas.

Pau Torres | Suspenso (4)

La exquisita puesta en escena técnica de Pau Torres no convenció a Luis Enrique en su primera oportunidad en el Mundial. Fue ante Japón y acabó por ser la única que le dio el seleccionador. Lo cierto es que el de Villarreal no dio motivos para justificar su titularidad.

Ansu Fati | Suspenso (3,5)

Llegaba en un momento físico muy delicado, intentando reencontrarse después de que sus rodillas cortasen la progresión del llamado a ser la gran estrella española de la década. Luis Enrique apostó por él y dejó fuera a delanteros con más méritos en sus piernas esta temporada. Y la jugada ha salido mal. El extremo blaugrana ha tenido dos ratos en el césped, confirmando que su estado físico era más que justito. No ofreció nada para justificar su convocatoria. Pese a ello, hay que cruzar los dedos para que regrese su mejor versión. España no tiene a un futbolista como Ansu Fati, aunque suspenda en Qatar.

placeholder Ansu Fati, en una imagen tras la eliminación. (Reuters/Pedro Nunes)
Ansu Fati, en una imagen tras la eliminación. (Reuters/Pedro Nunes)

Pablo Sarabia | Suspenso (4)

El del Paris Saint-Germain desapareció de los planes de Luis Enrique. Solo le dio entrada en los últimos tres minutos frente a Marruecos pensando en los penaltis, donde tenía un currículo envidiable. Como suele suceder en estos casos, falló y su lanzamiento fue al palo. Antes, mandó al larguero la última gran oportunidad de España en la prórroga. Una pena.

Raya, Sánchez, García, Guillamón y Pino | Sin calificar

Ni minutos ni oportunidades. Eric García es el nombre que más sorprende. Por momentos, indiscutible para Luis Enrique. Su mal momento en el Barcelona pesó demasiado y el seleccionador no le puso ni un minuto.

La Selección española de fútbol consumó su fracaso en el Mundial de Qatar con una dolorosa eliminación ante Marruecos. El soporífero juego del equipo desde la segunda parte contra Japón se extendió en los 120 minutos que duraron los octavos de final con nuestros vecinos. Luis Enrique dice adiós a la Copa del Mundo con aire de fin de ciclo y con los objetivos sin cumplir. Estas son las notas de un desastre general, en el que solo unos pocos futbolistas salen reforzados.

Mundial de Qatar 2022
El redactor recomienda