Es noticia
Menú
El paso atrás de Luis Enrique para dar un empujón a su gran idea de España en el Mundial
  1. Deportes
  2. Fútbol
un partido perfecto

El paso atrás de Luis Enrique para dar un empujón a su gran idea de España en el Mundial

La goleada de España contra Costa Rica en el debut del Mundial confirma que Luis Enrique pule su propuesta futbolística con el retoque defensivo de poner a Rodri como central

Foto: Luis Enrique, con Felipe VI, tras ganar a Costa Rica. (EFE/Ballesteros)
Luis Enrique, con Felipe VI, tras ganar a Costa Rica. (EFE/Ballesteros)
Más información

El mejor partido de Luis Enrique como seleccionador llega en el debut del Mundial. Es lo más positivo que le puede suceder a un profesional que tiene y defiende con pasión su idea de juego. España devoró a Costa Rica hasta marcar siete goles. Siempre quiso más, mostró ambición, fue inconformista y envió un potente mensaje. Si es capaz de mantener este nivel, es una de las candidatas para ser campeona del mundo. Lo más destacado es que es un triunfo de una Selección que tiene un sello propio, sabe a lo que juega y cuando lo plasma en el campo le sale un partido redondo y es capaz de ganar a cualquiera.

Luis Enrique perfecciona su idea con un retoque defensivo. Rodrigo Hernández, Rodri, fue el central titular junto con Laporte. Es el paso atrás que da el seleccionador con el objetivo de estructurar un equipo que sea más compacto y contundente. El debut es uno de los partidos más importantes del Mundial. La clave es empezar bien, y más teniendo en cuenta lo que ha sucedido con las derrotas de Argentina y Alemania. Con Rodri, un pivote de central, el seleccionador pule su idea futbolística.

placeholder Morata celebra el gol marcado a Costa Rica.
Morata celebra el gol marcado a Costa Rica.

No fue un partido exigente en lo defensivo. Costa Rica se rindió muy pronto, con un inicio de mucha posesión y efectividad de España. Pero Luis Enrique es el primero que esperaba e imaginaba a un rival rocoso y peligroso si era capaz de salir al contragolpe. Decidió que el equilibrio táctico estaba en poner a Rodri de central, por detrás de Busquets y al lado de Laporte, para ganar duelos por arriba y por abajo y dar buena salida al balón. Para ser, en definitiva, menos frágiles. Es una buena noticia para un equipo que tiene su punto débil atrás. Una mala noticia para Eric García, Pau Torres y Guillamón. Jugarán en este Mundial porque Luis Enrique suele rotar, pero si España avanza en el torneo, el plan tiene pinta de seguir con Rodri de central.

La versatilidad, una virtud

Es un paso atrás para optimizar la idea, para dar impulso al estilo de juego ofensivo y ser más fuertes en la retaguardia. Luis Enrique justifica lo de Rodri por su versatilidad, porque "reúne todas las condiciones que puede tener un central. Nos viene muy bien y soy muy afortunado". Las cosas del técnico asturiano, que compareció tras la goleada ante los medios de comunicación con un tono moderado y un claro mensaje: "El elogio debilita".

Foto: Cristiano Ronaldo en un partido con el Manchester United. (Reuters/Craig Brough)

Luis Enrique se ha superado en su primer partido en el Mundial de Qatar. Hace dos años de la goleada a Alemania (6-0) en el estadio de La Cartuja de Sevilla (17 de noviembre de 2020). Siete goles y portería a cero es la mejor carta de presentación en un Mundial. Los jugadores hicieron el partido perfecto, el plan soñado, y elevaron a categoría de sublime la propuesta futbolística de Luis Enrique. Es para estar muy satisfecho, pero también para tener los pies en la tierra. El domingo estará enfrente una Alemania herida y necesitada tras la sorprendente derrota contra Japón.

De momento, toca disfrutar del presente y celebrar que la España de Luis Enrique es la Selección más divertida del Mundial. La que no especula ni renuncia a ir a por el segundo, el tercero, el cuarto, el quinto, el sexto y el séptimo. Es una gozada comprobar que hay gol y que no solo depende de un jugador, sino que, como dice Luis Enrique, tiene que ser producto del trabajo de todos. España empieza con muy buen pie, desplegando un fútbol colectivo, brillante en su idea de llevar la iniciativa del partido y ser el dueño de la pelota.

Subidón y prudencia

Si hay que enfriar la euforia, es por el hecho del pobre nivel competitivo que mostró Costa Rica, pero, como dice Luis Enrique: "Lo importante es plasmar la idea con el objetivo de dominar el juego. Tenemos margen de mejora". Es una victoria convincente y hay que darle continuidad. Luis Enrique ha encontrado un atajo: poner a Rodri como central. Su mejor resultado se puede convertir en el peor si España cae en la fragilidad defensiva y, aunque esta tarea es un trabajo colectivo, depende mucho de que los mejores estén en el campo.

El subidón que produce ver a España empezar el Mundial con una goleada y la portería a cero es importante, pero no hay que llevarse a engaños. Costa Rica decepcionó, fue un rival blando y a Keylor Navas se le notaron los cinco meses de inactividad. Alemania, sin ninguna duda, será un rival más exigente y habrá fases del partido en que lleve al límite a España.

No está nada mal el breve análisis que hizo Felipe VI en el vestuario de la Selección, tras el partido, en un ambiente de euforia y en presencia de Luis Enrique, Luis Rubiales y todos los jugadores: "Todavía queda mucho campeonato. Pero al margen del resultado, veros jugar ha sido una auténtica gozada. Empezar así da gusto". Exacto. Todavía queda mucho por hacer.

El mejor partido de Luis Enrique como seleccionador llega en el debut del Mundial. Es lo más positivo que le puede suceder a un profesional que tiene y defiende con pasión su idea de juego. España devoró a Costa Rica hasta marcar siete goles. Siempre quiso más, mostró ambición, fue inconformista y envió un potente mensaje. Si es capaz de mantener este nivel, es una de las candidatas para ser campeona del mundo. Lo más destacado es que es un triunfo de una Selección que tiene un sello propio, sabe a lo que juega y cuando lo plasma en el campo le sale un partido redondo y es capaz de ganar a cualquiera.

Luis Enrique Mundial de Qatar 2022
El redactor recomienda