Es noticia
Menú
La venganza de Pedrerol: cómo Luis Enrique burló a la prensa y perdió el Mundial
  1. Deportes
  2. Fútbol
DESTITUIDO POR LA RFEF

La venganza de Pedrerol: cómo Luis Enrique burló a la prensa y perdió el Mundial

La conversión del seleccionador en 'streamer' le valió para puentear a la prensa y ganar popularidad, pero los periodistas que alertaron contra Luis Enrique se cobran ahora la 'vendetta' tras el fiasco mundialista de España

Foto: Pedrerol y Luis Enrique.
Pedrerol y Luis Enrique.
Más información

Apoteosis del "OS LO DIJE". Frases de colaboradores de El Chiringuito tras la estrepitosa eliminación de España en el Mundial:

"Luis Enrique ha tirado a España del andamio". "Somos el hazmerreír del mundo entero". "Ahora vete a hacer stream si quieres". "Podría decir que Luis Enrique es un antimadridista, pero no lo voy a decir". "La base de esta España es el Barça". "Ayer eché de menos a Sergio Ramos".

Pero las dos sentencias con más miga las dijo el jefe, Josep Pedrerol: "Ha triunfado Luis Padrique y ha fracasado Luis Enrique". "Lecciones de españolismo ninguna".

Lo de las "lecciones de españolismo" venía por las críticas a Pedrerol durante el Mundial por atizar a Luis Enrique ganara o perdiera España los partidos.

He aquí la intrahistoria de la guerra mediática contra Luis Enrique durante el Mundial. La conversión del seleccionador en streamer le valió para puentear a la prensa y ganarse al Pueblo; pero la venganza se sirvió caliente tras el fiasco de España contra Marruecos: los periodistas que alertaron contra Luis Enrique sacan ahora pecho y quieren sangre. El seleccionador Luis Enrique ha muerto, porque la RFEF no ha esperado para anunciar su destitución. Y el asturiano ya no está al frente de España.

Cuando 7-0 es un mal resultado

Paco González (COPE) y Josep Pedrerol (El Chiringuito) con cara de "se ha muerto mi perro" mientras España le metía siete goles como siete soles a Costa Rica en el primer partido de Qatar 2022. Fue una de las grandes imágenes del Mundial mediático, acompañada de gruesas acusaciones contra los periodistas: según los tuiteros más flamígeros, Pedrerol y González preferían que perdiera España a que ganara Luis Enrique.

Foto: Luis Enrique, en el Mundial 1994, tras el codazo de Tasotti. (EFE/Archivo/Kote Rodrigo)

Dado que la prensa deportiva tiene una tendencia natural al populismo forofil y al ventajismo, parecía extraño que González y Pedrerol mantuvieran sus críticas a Luis Enrique tras el 7-0, en lugar de sumarse a la ola de simpatía (que había entonces) hacia la Selección y hacia Luis Enrique (con la popularidad disparada tras hacerse streamer).

¿Las críticas a Luis Enrique eran deportivas? ¿Un sector de la prensa había decidido atizar al seleccionador antes del Mundial y no se iba a bajar del burro pasara lo que pasara? ¿Había cuentas personales o empresariales pendientes?

Un audio manipulado

En vísperas del Mundial, Paco González (COPE) rajó contra el cambio de uniforme de la Selección (auspiciado por Luis Enrique), criticó su conversión en streamer y dejó claro que no le gustaba el seleccionador.

La cosa escaló en la COPE. Un colaborador de la emisora, Emilio Pérez de Rozas, hizo un comentario desafortunado sobre la hija fallecida de Luis Enrique: "Los medios de comunicación españoles se portaron de manera exquisita con el tema de su hija. No sé si él lo ha agradecido en algún momento. Los periodistas nos comportamos de sombrerazo. Pero ahora en Twitch [Luis Enrique] sacó fotos de esta chica... Nadie quería hablar de su hija pero él ha sacado el tema de su hija". Gran escándalo en redes.

Pero el episodio más estrepitoso lo protagonizó Juan Antonio Alcalá: publicó un audio manipulado de Luis Enrique en El partidazo. Al día siguiente, el director del programa, Juanma Castaño pidió perdón a la audiencia y al seleccionador.

Tras estos virales estridentes, se habló de que la COPE estaba en guerra contra Luis Enrique, como la SER contra el seleccionador Javier Clemente en los años noventa. Pero la analogía histórica no era correcta. Si Clemente participó en una reyerta entre bloques mediáticos (personificada en la tangana entre José Ramón de la Morena y José María García), lo que había ahora eran periodistas sueltos de la COPE criticando a Luis Enrique.

Habla Miguel Gutiérrez, conocido como La Libreta de Van Gaal, analista de referencia sobre la prensa deportiva en España: “Paco González tomó postura contra el seleccionador, pero no ha habido una campaña organizada de la COPE contra Luis Enrique. Paco González es el líder del equipo de deportes de la emisora, pero no es la COPE. Es cierto que la emisora protagonizó varios episodios sonados durante el Mundial: como el comentario sobre la hija de Luis Enrique o el audio manipulado que, me consta, fue una iniciativa personal de un redactor al margen del resto de sus compañeros. Si hubiera habido una campaña orquestada contra Luis Enrique, el director del programa de la noche [Juanma Castaño] debería haber sido el segundo gran ariete, pero no se alineó, trató de armonizar las opiniones a favor y en contra de Luis Enrique que había en la emisora”.

¿Por qué Paco González se metió con el seleccionador desde el primer día? "Luis Enrique es un personaje que no gusta al periodismo. Durante su célebre rajada contra el seleccionador en vísperas del Mundial, Paco González también dijo que Luis Enrique ya le caía mal en el Mundial de 1994".

Resumiendo: malas relaciones personales y resquemor por el salto de Luis Enrique al streaming.

Foto: Montaje EC. (Raquel Cano)

Pedrerol, el autor

Pero si la COPE es una redacción deportiva con muchas figuras, Pedrerol es el virrey único en su negociado. "En El Chiringuito son ciento y la madre, pero es un programa de autor, marcado de principio a fin por la opinión y la personalidad de Pedrerol", según Gutiérrez.

Tras sufrir España su primera derrota mundialista contra Japón, Pedrerol arrancó El Chiringuito con un discurso épico: "A octavos por la gatera. Hoy aparece Japón y nos pinta la cara. ¿Dónde están los palmeros ahora? Los que decían que no pasaba nada, los que decían que aquellos que criticábamos a la Selección no queríamos que ganase España, ¿dónde están? No vale bajarse del barco ahora, eh, aguantar ahí ahora, aguantar... Felicidades Japón por habernos puesto en nuestro lugar, nos han enseñado que para ganar hay que trabajar más, presionar más y streamear menos".

"Cuando Pedrerol carga contra Luis Enrique, se dirige al madridismo más cerrado"

¿Qué problema tenía Pedrerol con Luis Enrique? "Hay un vídeo antiguo de Pedrerol entrevistando al Luis Enrique jugador que refleja que nunca debieron llevarse muy bien. Pero, más allá de una posible mala relación personal, hay que entender el contexto de El Chiringuito, que se dirige a un espectro de audiencia determinado: el del aficionado madridista más cerrado y menos transigente, es decir, al que no perdona que Luis Enrique dijera, tras fichar por el Barcelona en los noventa, que no se reconocía en las fotos con la camiseta del Real Madrid. Cuando Pedrerol carga contra Luis Enrique, se dirige a ese público. El Chiringuito tiene siempre colaboradores a favor y en contra de cualquier tema, porque el programa es puro choque, pero todos los enfoques y editoriales del Mundial han sido contra Luis Enrique desde el primer día. Ni siquiera se sumó a la ola del 7-0; esa noche, Pedrerol salió diciendo que Costa Rica era una banda. Al perder España con Japón, con más razón, Pedrerol lanzó una encuesta a los aficionados: ¿Ha sentido usted vergüenza viendo a España? Pedrerol va siempre hasta el final", afirma Gutiérrez.

Tras el descalabro de España en el Mundial, ¿tiene motivos Pedrerol para sacar pecho? ¿Se ha cobrado la venganza contra Luis Enrique? "Pedrerol atiza a todo el que se le cruza, tenga o no motivo. Él no analiza los hechos para llegar a una conclusión, sino que parte de una conclusión y busca un camino para llegar a ella sí o sí. Cuando dice que el 7-0 a Costa Rica es un espejismo, no lo hace tras analizar el partido sino porque es lo que toca para quitar méritos a Luis Enrique. Es su modus operandi y me remito a la Eurocopa 2012: estuvo todo el torneo machacando a Del Bosque pero, tras ganar España 4-0 la final, emuló al Homer Simpson del meme escondiéndose en el seto hasta la siguiente ventana en que pudo asomar la cabeza y volver a atizarle. En esta ocasión no le ha hecho falta esconderse porque el Mundial de España ha sido muy decepcionante, pero él ya tenía el discurso escrito antes de empezar, tan solo ha tenido que amoldarlo al resultado de cada uno de los cuatro partidos".

El rey del Twitch

¿Qué fue primero? ¿La fobia de los periodistas a Luis Enrique o la fobia de Luis Enrique a los periodistas?

Juanma Castaño contó el otro día que el desencanto de Luis Enrique con la prensa se remonta a los años noventa, cuando dejó el Madrid para fichar por el Barcelona, y parte de la prensa madrileña comenzó a atacarle. Ahí empezó su a la prensa ni agua. "A diferencia de sus predecesores, Luis Enrique no da entrevistas, algo que Luis Aragonés no dejó de hacer nunca, ni cuando era hostigado a diario por la prensa. Luis Enrique dijo en un streaming que no odiaba a la prensa, pero ha dado suficientes muestras estos años de que, si no la odia, al menos la desprecia, y que no quiere colaborar con ella", cuenta Gutiérrez.

Foto: El seleccionador de España, Luis Enrique. (Getty Images)

Pero antes del Mundial ocurrió un giro inesperado: Luis Enrique se hizo streamer y cambió de golpe la relación de fuerzas mediáticas.

"La conversión de Luis Enrique en streamer fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de muchos periodistas. Luis Enrique respondía en Twitch a preguntas personales con una sonrisa, mientras que a los periodistas que le hacían preguntas deportivas relevantes, les ponía mala cara. En Twitch descubrimos a un Luis Enrique muy diferente al de las ruedas de prensa. Del Luis Enrique engreído al que muchos no tragaban a uno mucho más cercano que dedicaba una hora al día en un Mundial a hablar con los aficionados y a contar cuántos huevos había comido. Los personajes célebres del deporte llevan tiempo marcando los tiempos de la comunicación en internet, sustituyendo a los periodistas. Si hay una persona a la que le podía venir bien librarse de la intermediación de los medios, era a Luis Enrique", afirma Gutiérrez.

placeholder Portada del diario argentino 'Olé'.
Portada del diario argentino 'Olé'.

Del encabronamiento de las ruedas de prensa, pasamos a un Luis Enrique costumbrista y empático. Le había dado la vuelta comunicativa a la tortilla sin la mediación de la prensa.

Aunque salió bien, el lanzamiento del Luis Enrique streamer fue una ruleta rusa. Dado que la capacidad comunicativa digital del seleccionador era una incógnita y que hasta sus defensores admitían que era un poco borde, soltarte en Twitch a hacer monólogos en pleno Mundial (el evento deportivo más achicharrador que existe cuando las cosas salen mal) era un deporte de mucho riesgo.

Pues bien: fue abrir la boca Luis Enrique en Twitch, y empezar a caer bien al Pueblo, que le bautizó como Luis Padrique. El seleccionador no solo utilizó la herramienta para hacer chistes, también para apagar fuegos en clave costumbrista (la titularidad del novio de su hija, Ferrán Torres).

Luis Enrique, en definitiva, logró cambiar su imagen pública gracias al Twitch. Eso es así. Pero, tras el gatillazo de España en el Mundial, el peligro es que se recrudezcan las críticas tipo: España ha estado mejor en el Mundial en Twitch que sobre el terreno de juego. Edu Aguirre, de El Chiringuito, tuiteó tras la eliminación de España que "Luis Enrique nunca se tomó el Mundial en serio". Y hasta el diario argentino Olé tituló en portada: "Stremeado", con una foto de Luis Enrique cabizbajo y el siguiente texto: "El Mundial pierde a un showman en redes y a un equipo que prometía".

Foto: Molina, Rubiales y Luis Enrique antes del Marruecos-España. (EFE/F. Vogel)

El streaming, por tanto, ha sido más fácil de gestionar con vacas gordas que con vacas flacas. Según publicó Relevo, que Luis Enrique decidiera seguir saliendo en Twitch tras la derrota ante Japón, no sentó bien al vestuario. No estaba el horno para bollos.

Casi todo el mundo da por hecho que la carrera de Luis Enrique en la Selección ha llegado a su final. Ahora toca comprobar si, pasado el fracaso mundialista, Luis Enrique seguirá siendo Luis Padrique para el Pueblo o volverá a ser el Luis Enrique de toda la vida. Mientras todo eso ocurre, Pedrerol acaricia un gatito tras ganar el Mundial mediático a su estilo: con más patadón que tiki taka.

Apoteosis del "OS LO DIJE". Frases de colaboradores de El Chiringuito tras la estrepitosa eliminación de España en el Mundial:

Luis Enrique Mundial de Qatar 2022
El redactor recomienda