Es noticia
Menú
¿Tienes problemas para adelgazar y no sabes por qué? Necesitas dormir más
  1. Alma, Corazón, Vida
ENTRE 7 Y 8 HORAS

¿Tienes problemas para adelgazar y no sabes por qué? Necesitas dormir más

Las actividades nocturnas, un mal entorno para dormir, alguna enfermedad o incluso el estrés son causas que pueden provocar que duermas poco y mal, algo que puede afectar a tu pérdida de peso

Foto: ¿Tienes problemas para perder peso y no sabes por qué? Necesitas dormir más (Damir Spanic para Unsplash)
¿Tienes problemas para perder peso y no sabes por qué? Necesitas dormir más (Damir Spanic para Unsplash)

Conforme la vida se vuelve más ajetreada, es mucho más fácil pasar más horas sin dormir. De hecho, la mayoría de la población duerme una media de seis horas o menos por noche. Sin embargo, dormir es vital para el cerebro y el cuerpo para que se recuperen de los esfuerzos y el estrés a los que les sometemos cada día.

No dormir lo suficiente puede resultar perjudicial para la salud de múltiples maneras y una de ellas, impide que pierdas peso sin saber el motivo. Dormir bien es tan importante como la dieta o hacer ejercicio físico cuando se trata de adelgazar.

Foto: Fuente: iStock

Después de una buena noche de sueño, estás descansado y puedes desempeñar tus funciones mucho mejor porque te encuentras más alerta y con un estado de ánimo mucho más positivo y enérgico para emprender aquello que te propongas. Incluso puede ayudar a tu cuerpo a combatir ciertas enfermedades que necesitas reposo.

Dormir entre 7 y 8 horas... ¡incluso 9!

En realidad, está comprobado científicamente que la mayoría de los adultos necesitan entre 7 y 8 horas de sueño para tener una buena salud y un buen rendimiento mental. Algunos necesitan dormir hasta 9 horas.

Cuando no logras conciliar el sueño, al día siguiente sentirás más hambre de lo habitual

Por eso, es fundamental que si te has propuesto perder peso tengas muy en cuenta las horas que duermes, porque la falta de sueño está directamente relacionada con la obesidad en un 89% de los niños y un 55% de los adultos.

Cuando tienes una mala noche y no logras conciliar el sueño correctamente, generalmente al día siguiente sentirás más hambre de lo habitual. La razón es que la grelina, la hormona que regula el apetito, aumenta y la letina, la hormona que sacia a nuestro organismo, disminuye.

placeholder Los adultos necesitan dormir entre 7 y 8 horas al día (Simon Berger para Unsplash)
Los adultos necesitan dormir entre 7 y 8 horas al día (Simon Berger para Unsplash)

Además, la falta de sueño aumenta que tengas antojos a la hora de comer porque tu cuerpo necesita energía y sentirás la necesidad de consumir más azúcar, grasas o carbohidratos. La privación del sueño también está relacionada con un bloqueo en el lóbulo frontal del cerebro, que es la parte del cerebro que controla la toma de decisiones y el autocontrol.

Pon una alarma par ir a la cama

Otro estudio, realizado recientemente, ha revelado que una muestra de 12 hombres que durmieron solamente 4 horas, aumentaron la ingesta de calorías al día siguiente, hasta alcanzar las 559 de más, en comparación con los días en los que se les permitió dormir ocho horas completas.

Foto: El insomnio, uno de los grandes problemas a la hora de dormir. Foto: iStock

Por otra parte, la disminución del sueño puede conducir a un metabolismo más lento según otra investigación que estudió a 15 hombres y los mantuvo despiertos durante 24 horas. Revisando los parámetros, la tasa metabólica en reposo fue un 5% más baja que tras una noche de sueño normal, mientras que la tasa metabólica después de comer desciendo un 20%.

Para mejorar el sueño puede seguir unos sencillos trucos. Para comenzar, pon una alarma por la noche para irte a dormir a la misma hora todos los días. De este modo, tu reloj biológico comenzará a reiniciarse para acostumbrarse pronto al cambio.

Apaga toda la luz artificial que haya a tu alrededor entre 1 y 2 horas antes de ir a la cama

Otra sugerencia consiste en apagar toda la luz artificial que haya a tu alrededor entre 1 y 2 horas antes de acostarse. Con esto nos referimos a las pantallas de los teléfonos móviles, tablets, ordenadores portátiles y televisores. Su luz engaña al cuerpo, haciéndote creer que es mediodía y esto hace que se descompense la hora de irte a la cama. También tomar magnesio te ayudará a desconectar cada vez que vayas a la cama.

Conforme la vida se vuelve más ajetreada, es mucho más fácil pasar más horas sin dormir. De hecho, la mayoría de la población duerme una media de seis horas o menos por noche. Sin embargo, dormir es vital para el cerebro y el cuerpo para que se recuperen de los esfuerzos y el estrés a los que les sometemos cada día.

Dormir bien Perder peso Ejercicio físico Adelgazar Estrés Obesidad
El redactor recomienda