Es noticia
10 días con los auriculares de los que nadie habla mal: ¿realmente estos AirPods son tan buenos?
  1. Tecnología
UNA CANCELACIÓN DE RUIDO Y SONIDO BRUTAL

10 días con los auriculares de los que nadie habla mal: ¿realmente estos AirPods son tan buenos?

Sony renueva sus icónicos WF-1000XM5 con mejoras en todos los frentes. Son los mejores auriculares que se pueden comprar a día de hoy. Pero eso hay que pagarlo en un mercado que ha cambiado a pasos agigantados

Foto: Foto: El Confidencial.
Foto: El Confidencial.

Aunque parece que lleva toda una vida entre nosotros, la cancelación de ruido no hace tanto tiempo que se popularizó. Muchos usuarios la conocieron de la mano de Apple, cuando los de Cupertino lanzaron sus primeros AirPods Pro, allá por 2019. Pero como otras tantas veces ha ocurrido, ya había otras marcas que llevaban tiempo trabajando en silencio con esta tecnología antes de que su popularizase.

Una de las que lleva tiempo pico pala casi desde el principio es Sony. Los japoneses no tardaron en subirse a esta ola y convertir esta función en una de las vigas maestras de sus auriculares gran reserva. Tanto en formato diadema, donde mantiene una cruda competencia con Apple, Bose o B&O entre otros; como en formato compacto, conocido en la jerga especializada como intraurales. Hoy toca hablar de los segundos, ya que la factoría asiática ha renovado sus icónicos auriculares con los WF-1000XM5. Es la quinta generación de un modelo que siempre aspiraba a recibir el título oficioso de los mejores auriculares que uno se puede comprar. Y, aunque la competencia cada vez es más dura, creo que en este 2023 lo ha vuelto a conseguir una vez más.

Hemos pasado varios días con los WF-1000XM5 de Sony. Viene con mejoras en todos los frentes. Menos en el precio. Su precio de partida son 320 euros. Casi nada. Pero es lo que tiene ser un producto de audio pata negra. Que hay que pagarlo. Aquí hay tres posibilidades. La primera es que tu presupuesto no tenga techo y no te preocupe la factura final. La segunda es que no te corran prisa y no te importe esperar un poco a que aparezca alguna oferta. La tercera es que te parezca una locura gastarte más de 50 o 60 euros en algo así y los quites de tu mente. Si este es tu caso, gracias por leer hasta aquí.

placeholder
Sony WF 1000-XM5
Compra por 317€
DESCUENTO 23%

Por mucho que compitiesen por ser los mejores, hay algo que a Sony se le atragantó más que a otros. Y ha sido el diseño. Tanto de los 'cascos' en sí como de la caja. Siempre han pecado de tener un cuerpo bastante tosco. Que la calidad de audio y la cancelación de ruido hacían que fuese peccata minuta, también. El gran salto vino en la anterior edición, que presentaron un aspecto bastante más refinado y compacto.

Pero lejos de acomodarse lo han vuelto a hacer. El estuche ahora es más pequeño que el de sus predecesores y se aproxima al tamaño que ofrece las funda de los AirPods Pro, por citar algún modelo. Es mucho más cómodo de llevar en el bolsillo del pantalón. Los auriculares también son más pequeños (un 25% por ciento menos que los anteriores) y adoptan una nueva forma más fácil de colocar y que ayuda a que se mantengan firmes en las orejas, sin caerse. El cuerpo del auricular es negro o gris con algún detalle en color bronca. Sin cambios hasta aquí. Tiene dos acabados. La zona de los controles táctiles es mate, mientras que los bordes son brillantes. El objetivo es que si utilizamos mucho esta forma para controlarlos, no acabemos con los WF-1000XM5 llenos de huellas.

Foto: Foto. M. Mcloughlin

Aquí no tenemos aletas como otros modelos que nos ayuden a sujetar el auricular. Hay que introducirlo y luego girarlo. La presión que ejecuta la almohadilla es suficiente. Una almohadilla que incorpora espuma a su composición, en lugar de ser únicamente de silicona. La verdad que el tacto es bastante más agradable. Eso sí, es importante escoger el tamaño correcto. En los primeros días, opté por la que venía. Pero, poco después, no tardé en cambiar a una más pequeña. Mejoró el agarre, pero también el aislamiento. Es importante dedicarle unos minutos a encontrar el accesorio correcto cuando los vayas a utilizar por primera vez. Por cierto, si estás pensando en utilizarlos para hacer deporte, un apunte importante. Cuentan con IPX4, una certificación que nos asegura que pueda resistir el sudor y salpicaduras de agua.

Sonido brutalmente equilibrado

El sonido de los WF-1000XM5 me parece brutalmente equilibrado y convincente. No se podía esperar otra cosa de un producto de este precio. Pero particularmente me parece el más completo de los que he probado, incluyendo los Bose EarBuds 2, los B&O Beoplay EX o los AirPods Pro 2. Antes de entrar en materia, hay que destacar dos cosas. Por una parte, la aplicación oficial que ha creado Sony. Es de lo mejor y más completo que se puede encontrar a día, pero en el aspecto del audio es importante para que puedas acceder al ecualizador, que te dejará ajustar la reproducción a tu gusto. Ocho modos predefinidos y algunos más para que lo personalices como más te guste.

placeholder FOTO: M.MCLOUGHLIN
FOTO: M.MCLOUGHLIN

Una de las cosas que me ha llamado la atención desde el primer momento es la claridad. Los cambios que Sony ha hecho en estos WF-1000XM5 dan a la reproducción un chute extra de nitidez. En el momento que me lo puse la sorpresa fue instantánea. Esa naturalidad se deja notar en todos los aspectos de la reproducción musical. Desde la parte vocal hasta la parte instrumental. Algunas de las canciones que tengo en mi playlist para este tipo de pruebas son "Booty Swing", de Parov Stellar, "I´m not the Only One", de Sam Smith, "Homesick", de Loving Caliber, "Música ligera", de Ana Mena, "Speak Now", de Taylor Swift, "Nothing but a lie", de La Pegatina, "Get after it", de Carl Cox, y "Sharks", de Imagine Dragons.

Foto: Foto: M. McLoughlin.

A estos niveles, difícil notar un cambio grande de generación a generación, pero Sony lo ha logrado. Gran parte del mérito recae en el uso de un nuevo controlador, que ahora mide 8,4 milímetros. Está hecho con dos materiales diferenciados, uno pensado en las frecuencias altas y otro para las frecuencias más bajas. Todos estos cambios hacen que este controlador tenga que moverse menos y se reduzcan los ruidos y distorsiones que se generan por estos desplazamientos.

Particularmente, he utilizado el ecualizador para remarcar ligeramente más los graves, porque particularmente el modo estándar me dejaba frío. Hay hasta ocho niveles distintos para marcar más las frecuencias más bajas. Eso sí, si eres de los que te gusta una cosa muy exagerada en este aspecto, quizá te convenzan más de los Bose EarBuds II. Pero particularmente me han convencido más el rendimiento general de los auriculares de Sony en todas las frecuencias. Si vienes de unos auriculares tipo AirPods de Apple o unos FreeBuds Pro de Huawei, probablemente te encuentres un sonido que te suene menos balanceado que en otras ocasiones. Sobre códecs, mencionar que tenemos compatibilidad con LDAC (presente en varios teléfonos Android, no así en iOS), que mejora la transmisión si estamos utilizando servicios de streaming como Amazon Music o Tidal. La generación de Bluetooth es 5.3.

placeholder FOTO: M. MCLOUGHLIN
FOTO: M. MCLOUGHLIN

No solo viven de la música

Pero unos auriculares de este tipo no viven solo del sonido. Su funcionamiento como manos libres es clave para decantar la compra. En anteriores generaciones Sony mantenía el tipo pero no deslumbraba. Le ocurría también en sus auriculares de diadema, que sufrían bastante cuando se intentaba mantener una conversación en exteriores si corría el aire o en entornos ruidosos como puede ser una estación de metro. Con los XM4 ya hubo un paso adelante, pero ahora se ha mejorado todavía más el desempeño en las llamadas.

Foto: Foto: El Confidencial.

El diseño tiene mucho que ver, ya que está menos expuesto al efecto del viento. Otros elementos que intervienen en esa mejora son un conductor óseo que identifica cuando estamos hablando, así como unos procesadores y micrófonos mejorados. El resultado es una conversación muy natural y correcta. Quizá otros modelos generan más aislamiento del sonido que nos rodea, pero aquí las voces se oyen de forma muy natural. Con los audios de WhatsApp, tres cuartas partes más de lo mismo. ¡Ah! En este punto, el de usarlo como manos libres, viene la excentricidad de este año: un control gestual que nos permite asentir con la cabeza para responder o colgar llamadas. Es curioso. No creo que lo utilizaría mucho, porque en mis pruebas he colgado a más de uno sin quererlo. Cosas de gesticular mucho cuando se habla por teléfono.

placeholder FOTO: M. MCLOUGHLIN
FOTO: M. MCLOUGHLIN

La cancelación de ruido es estupenda. Ya lo era en la anterior generación. Aquí se beneficia, además del nuevo procesador y el chip de cancelación de ruido, de los 6 micrófonos repartidos entre ambos auriculares. Mi sensación es que amortigua estupendamente todo tipo de sonidos, tanto graves como agudos. Tanto en la oficina como en el transporte público o en el gimnasio se han comportado estupendamente. Sigue siendo una de las mejores cancelaciones de ruido que se puede encontrar con el mercado. El modo transparencia no tiene demasiado misterio. Frente a otras opciones, lo interesante es que nos deja graduar el sonido ambiente que queremos dejar pasar. No es lo mismo lo que podemos necesitar en la oficina que corriendo por la calle.

Foto: Foto: EC.

Un último apunte para la autonomía. Aquí no hay avances en la hoja de especificaciones frente al anterior modelo, 8 horas con cancelación de ruido y otras 16 teniendo en cuenta la batería del estuche. Es probable que no los tengas que cargar en toda la semana. Mis impresiones son que cumplen esos guarismos. Teniendo en cuenta que se ha aligerado el peso y se ha reducido el tamaño de los auriculares, ofrecer el mismo rendimiento de la batería, me parece digno de subrayar. Tenemos carga rápida, por lo que un breve chute de unos minutos (con solo 180 segundos tenemos una hora de reproducción de música) podremos evitar quedarnos con el depósito vacío. En este sentido me parece un sobresaliente.

Poco más que comentar. La app, que ya hemos dicho que es una de las más completas que existen, ofrece algunas funciones y capacidades de personalización interesantes. Por ejemplo, podemos darle acceso a nuestra ubicación (aprende rapidísimo) y que nos cambie los ajustes automáticamente cuando lleguemos a casa, al gimnasio o los lugares que frecuentemos. Si tienes Android, tendrás compatibilidad con audio espacial. Podrás activar o desactivar el mencionado control de cabeza, activar la función para que cuando alguien te hable se pare la música o personalizar los controles táctiles, que ahora permiten muchas más opciones.

Un gran reto

Hasta aquí la review de los WF-1000XM5. ¿Cuál es el problema? Su precio de 320 euros. No porque no los valgan. Particularmente, siempre digo que si eres de los que tienes un oído fino te reserves un buen pellizco para comprarte unos buenos auriculares o una buena barra de sonido. Otra cosa muy diferente es si todo el mundo es capaz de aprovechar todo esto. Al principio la cancelación de ruido era algo exclusivo de los mejores modelos, pero poco a poco se ha ido democratizando el asunto y ya hay auriculares que ofrecen la cancelación de ruido suficiente y una buena calidad por bastante menos presupuesto.

Foto: Vista de la trasera de los Nothing Phone (2). (EC Diseño)

Obviamente, hay renuncias. Pero la mejora paulatina de modelos entre 100 y 200 euros hace que parte de los que serían susceptibles de gastar más e irse a un tope de gama opten por algo más discreto. Ejemplos hay bastantes, los Pixel Buds Pro, los últimos Nothing Ear, los Enco X de Oppo o los FreeBuds Pro. Insisto no son equiparables, pero que ya tenga cancelación de ruido va a hacer que los usuarios no se fijen en algo mejor. La propia Sony tiene alguna propuesta barata para los que simplemente quieren tener estas funciones sin dejarse un dineral, los WFC700N. Si buscas algo diferente, mención especial para el acabado violeta.

La popularización de la cancelación de ruido en modelos más baratos le quita atractivo a auriculares así

Todo esto se entiende muy bien cuando se mira la estrategia de Apple. Lo de anular el sonido ambiente queda únicamente reservado para los AirPods Pro. De todas formas, el mercado de auriculares es uno de los volubles en precio. Si quieres estos WF-1000XM5 y no te corren prisa, si esperas unos meses para comprarlos es probable que sean carne de algún jugoso descuento. El anterior modelo de estos Sony también era muy bueno y ahora recorta su precio, como suele ocurrir cuando sale un nuevo modelo. El problema es que este chollo durará poco, ya que los japoneses han confirmado que han dejado de fabricarlos, así que será posible comprarlos mientras a los distribuidores les quede stock.

SI TE INTERESA EL ANTERIOR MODELO DE SONY:

placeholder
WF-1000XM4
Compra por 179,9€

LA MEJOR ALTERNATIVA:

placeholder
Bose QuietComfort Earbuds II
Compra por 259€
DESCUENTO 37%
PRECIO MÍNIMO

CUATRO DE NUESTRAS SUGERENCIAS ENTRE 100 Y 200€:

placeholder
Pixel Buds Pro
Compra por 179,9€
placeholder
FreeBuds Pro 2
Compra por 154€
DESCUENTO 17%
placeholder
OnePlus Buds Pro 2
Compra por 124€
placeholder
Nothing Ear (2)
Compra por 129€
DESCUENTO 27%
PRECIO MÍNIMO

_________________________

El Confidencial ha seleccionado los productos para esta review siguiendo un criterio estrictamente editorial. El texto incluye una selección de botones/enlaces para comprar el producto al menor precio posible. El Confidencial puede generar ingresos por las ventas de estos productos, pero la inclusión de los enlaces cumple una mera función de servicio al lector dentro de un contenido periodístico.

Aunque parece que lleva toda una vida entre nosotros, la cancelación de ruido no hace tanto tiempo que se popularizó. Muchos usuarios la conocieron de la mano de Apple, cuando los de Cupertino lanzaron sus primeros AirPods Pro, allá por 2019. Pero como otras tantas veces ha ocurrido, ya había otras marcas que llevaban tiempo trabajando en silencio con esta tecnología antes de que su popularizase.

¿Me lo compro?
El redactor recomienda