Es noticia
Menú
Estos sí son los mejores auriculares con cancelación de ruido: gasta la pasta en algo así
  1. Tecnología
VARIAS OPCIONES DE MUCHA CALIDAD

Estos sí son los mejores auriculares con cancelación de ruido: gasta la pasta en algo así

Aquellos con 'active noise cancelling' son una de esas inversiones en tecnología que siempre recomendaría. Aprovechando la renovación de uno de los más conocidos, los Bose QC 45, repasamos los mejores que hemos utilizado

Foto: Foto: El Confidencial.
Foto: El Confidencial.

Es posible que hayas oído hablar de los auriculares con 'noise cancelling'. Es posible que hayas valorado comprártelos o que lo hayas hecho. Incluso es probable que sin haber escuchado nada de ellos hayas deseado comprarte unos 'cascos' que te aíslen bien del ruidoso ambiente que te rodea cuando estás en la oficina, teletrabajando, estudiando o viajando en metro, en tren o en avión. Personalmente, es una de las compras que siempre recomiendo cuando alguien me pregunta por algún buen cacharro para regalar que no sea un móvil.

Auriculares con cancelación de ruido lo primero y un robot aspirador después. Pero hoy toca hablar de lo primero. Si eres de los que has oteado el mercado alguna vez en busca de una buena opción, seguramente te hayas topado con alguna recomendación de la marca Bose. Y es que esta conocida casa de sonido es una de la que tiene algunos de los modelos más populares del mercado.

Foto: Foto: El Confidencial.

No son los únicos. Hay muchas otras opciones, pero sus Quietconfort QC35 consiguieron el favor del público. Aprovechando la llegada de su renovación, los Quietconfort QC45, aprovechamos para repasar qué han cambiado en Bose y hacer un repaso por los mejores auriculares de este tipo que hemos probado para que en caso de que te quieras dar un capricho te lo des bien y des en el clavo. Más de uno pensará que es fácil decir también que por encima de los 200 euros cualquier auricular que se compre va a ser bueno. Y razón no le faltaría. Si hablásemos de otra categoría de producto. Pero aquí hay diferencias menos sutiles de lo que se pueda presuponer que son claves para la experiencia final.

placeholder Bose QC45. (M. Mcloughlin)
Bose QC45. (M. Mcloughlin)

Aunque esta tecnología es cada vez más popular en una mayor variedad de productos y modelos, incluso en los compactos, esta prueba versa sobre los modelos conocidos, en la jerga más especializada, como 'supra aurales'. Auriculares o cascos de diadema para el común de los mortales. Esto es importante, en el caso de la cancelación de ruido. ¿Por qué? Porque para conseguir un mejor aislamiento entran dos cosas en juego. Por una parte, la cancelación de ruido activa.

Sin entrar en demasiados detalles técnicos, basta con saber, grosso modo, que hay una serie de micrófonos que captan y analizan los sonidos que nos rodean y, por así decirlo, los auriculares crean una onda de sonido en dirección contraria con la que anularlos. La tecnología tiene sus límites. Funciona mejor con sonidos continuos que abruptos y también con tonos medios y graves con agudos. No solo hay que tener en cuenta eso. También influye cómo la almohadilla es capaz de 'taponar' el conducto auditivo. Por eso, un modelo de este tipo, que 'abraza' toda la oreja, es mejor que los formatos compactos. Además, si eres de los de cartílago sensible, te ahorras la sensación de que te lo mancillen.

Bose QC45: la renovación del clásico

Hechas las presentaciones, vamos a entrar en materia. Los QC45 son los herederos de la gama QC35. Es algo que queda claro en el nombre y en el aspecto, que prácticamente se mantiene idéntico desde la anterior generación, que por cierto se lanzó hace ya seis años. La fórmula funcionaba, así que mejor no tocarla en exceso no vaya a ser que la historia acabe en un gatillazo épico. Mantiene su esencia, sobria y discreta, poco llamativa. Bueno, eso en el acabado negro. Particularmente, con este tipo de auriculares prefiero este tipo de colores que los claros que me parecen más llamativos.

placeholder Los Bose Q45 II. (M. Mcloughlin)
Los Bose Q45 II. (M. Mcloughlin)

Con 240 gramos de peso se sienten ligeros y el agarre es firme pero sin excesiva presión. En general es cómodo y no aparecen molestias, aunque el uso sea prolongado. El diseño está compuesto por fibra de vidrio y acero inoxidable. Las almohadillas y la diadema, recubiertas de cuero vegano, se sienten suaves. Tienes varios botones para emparejarlos, cambiar entre los modos o controlar el volumen y la reproducción. El puerto es USB tipo C y tiene conector para utilizar estos cascos con cable si no tienes batería.

El 'gran' avance en este caso es la cancelación de ruido. Me atrevería a asegurar que a día de hoy es la que mejor rinde de las que he probado en mucho tiempo, bloqueando la mayor parte de los sonidos. Solo con encenderlos y ponértelos, sin reproducir música, ya puedes conseguir un nivel de aislamiento bueno. Cuenta con un modo que ellos han bautizado como 'consciente'. Otras marcas lo llaman modo transparente.

La cuestión es que te permite enterarte de lo que pasa alrededor. En el momento en el que escribo estas líneas, tengo el volumen aproximadamente al 40%. Está sonando una videollamada en el puesto de al lado. Con el modo 'consciente' puedo oír perfectamente lo que dicen y la música queda como una especie de banda sonora. Si activo la cancelación de ruido (modo tranquilo) mi lista de Spotify toma el protagonismo máximo y la charla queda como un leve hilo. Si subo al 50%, la música se queda sola.

Unos auriculares de este tipo necesitan ser un buen manos libres. Es indispensable, especialmente si los vas a utilizar en el trabajo o en el metro, por ejemplo, y no quieres estar quitándotelos porque tu interlocutor no te entiende bien. En este sentido, cumple bien. Quizás sería deseable un poco más de volumen, pero mi voz se ha oído clara, aunque no queda tan 'aislada' como en otros modelos y se mezcla con los sonidos que te rodean.

A mí siempre me ha llamado la atención lo que consigue Bose con los graves, sea el formato que sea. Siempre hace que suenen contundentes y con recorrido dentro de las posibilidades de los auriculares. Esta no es una excepción. Con tonos medios y agudos también se maneja muy bien aunque no llega al nivel de las frecuencias más bajas. En lo que se refiere a latencia o reproducciones

Es probable, si tienes el oído sibarita, que esta opción te genere algunas dudas. Por varios motivos. El primero, no hay opciones de ecualización. Se supone que el auricular analiza y se adapta automáticamente, pero yo no he notado estos cambios. Por lo general, es una configuración de sonido 'bienqueda'. Muy neutral. ¿Esto qué significa? Que va a gustar a un gran número, pero puede ser que aquellos que tenga el oído más fino (probablemente si eres uno de esos no me estés leyendo) y le guste una reproducción más marcada o balanceada hacia zonas altas o bajas te termine de convencer.

placeholder Los Bose Q45. (M. McLoughlin)
Los Bose Q45. (M. McLoughlin)

En este sentido, un apunte técnico. Soporta dos códecs como SBC y AAC. Esto es decir como que un restaurante admite Visa y Mastercard en España. Son las soluciones más habituales. Pero no tiene 'digiere' códecs que permitan audio de mayor calidad. Funcionan con BT 5.1 y tiene conexión multipunto a dos dispositivos al mismo tiempo.

Otro problema es la falta de versatilidad. ¿Por qué? Porque no puedes utilizarlos sin el modo transparencia o el modo silencio activado. Porque la cancelación de ruido es todo o nada, a diferencia de otros modelos que se pueden regular. No es lo mismo ir en el bus que ir andando por la calle. Hay marcas, como Sony, que a través de la app del móvil es capaz de saber dónde estás y cómo te mueves y adaptarla automáticamente.

Se agradecerían más opciones en la app en este sentido o en el de personalizar la reproducción. La autonomía oscila entre unas 23 o 24 horas, según las pruebas que he hecho (con el ANC encendido). Es buen registro, un notable alto. Es más que probable que no los tengas que cargar en varios días o incluso te valga para más de una semana, dependiendo el uso que les des, pero está un pasito por detrás. La carga completa tarda entre 2 y 3 horas, pero con un pequeño chute de energía (el tiempo en el que tardas en ponerte un café o despachas una videollamada corta de llamada) te da para sacar un par de horas de uso.

Un par de apuntes finales. Incluye un estuche para transportarlo. No tiene más misterio, pero tiene el tamaño justo. Nada de experimentos en este sentido. Además, el diseño de los auriculares permite doblarlos de forma muy compacta, de manera que te entren en un bolso mediano o en el bolsillo frontal de una mochila. Muy bien en este punto. Aunque su precio original es de 349 euros, ya es posible encontrarlos con un importante descuento y con precios que rondan los 269 euros.

placeholder Los Bose Q45 son muy similares a sus anteriores. (M. McLoughlin)
Los Bose Q45 son muy similares a sus anteriores. (M. McLoughlin)

Las alternativas están en casa

Si no fuese por este ajuste y la posibilidad de encontrarlos ya bastante rebajados, la compra de los Bose QC45 sería, digamos, una decisión que tendría que ser bastante más meditada. ¿Por qué? Porque hay opciones mucho más asequibles o que por poco más te pueden dar mucho más. Y no hablamos de otras marcas. Hablamos de otros modelos de la propia Bose. El primero, el Bose QC35 II. Es decir, su predecesor. Esto ocurre con todo. Televisiones, monitores... Los iPhone es un buen ejemplo. Sale la nueva generación y la anterior suele bajar el precio y aumentar su atractivo para muchos, que no les importa perder algunas funciones de los nuevos.

¿Qué pierdes y qué ganas si optas por esta generación? Para empezar un ahorro de unos 40 o 50 euros, dependiendo la oferta con la que te encuentres. Es cierto que si los QC45 no hubiesen bajado tanto de precio, las diferencias serían de ciento y pico euros. Para empezar hay cambios significativos en el tema de la cancelación. Aquí no tenemos un modo claridad, pero por contra tenemos tres niveles de cancelación de ruido. Sobre la capacidad para bloquear el ruido es cierto que está un pasito por detrás, especialmente la hora de bloquear frecuencias altas. ¿Necesitas ese plus? Dependiendo tus necesidades y tu deseo.

El diseño es muy similar, aunque es cierto que la textura de las almohadillas cambia. No es una diferencia radical, es un toque diferente y en ningún caso molesto. El puerto sí que cambia, ya que el viejo modelo tiene un miniUSB (quizás esta sea la mayor pega que le veo, por eso de que el USB tipo C va siendo la norma poco a poco y andar con dos cables diferentes puede ser un peñazo). La autonomía también es algo menor, con unas 18 o 19 horas de uso con cancelación de ruido. Los tiempos de carga son muy similares.

Sobre la reproducción musical es cierto que también es muy similar, tiene la misma compatibilidad de códecs y la ausencia de ecualizador en la app. Quizás esté no sea tan exageradamente neutro como el anterior modelo, pero creo que responden a ese perfil general que puede satisfacer a muchos. Como manos libres ofrecen rendimiento similar. Una cosa que no me termina de convencer es que en ningún caso la reproducción se detiene cuando te los quitas.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

En donde sí existen más diferencias es entre los QC45 y los Bose ANC 700. El diseño difiere bastante. Este último modelo, que se puede ver en la imagen superior, tiene la diadema el descubierto. En general es más 'premium'. La desventaja es que no se pliegan como sus hermanos más 'modestos'. Sobre el diseño, mencionar que aquí también tenemos puerto USB tipo C para cargarlos, una selección de botones bastante minimalista. Eso sí, aquí tenemos la oportunidad de utilizar controles táctiles.

Donde los ANC 700 de Bose tienen ventaja es en la reproducción musical y su uso como manos libres. Mientras los QC 35II y los QC45 cumplen a la hora de poder hacer llamadas o mandar audios de WhatsApp, aquí noto una mayor claridad. A la hora de reproducir música, tenemos ecualizador en la app que nos permitirá ajustar y darle más peso a la frecuencia que más nos guste. La reproducción es más fiel y más rica. Particularmente me resulta más agradable. Por contra, la cancelación de ruido de los Bose ANC 700 es un poco menos capaz, asemejándose más a los QC35 II. Sin embargo, se puede regular entre 11 niveles distintos, lo que particularmente me parece un punto claro a su favor. Se pueden encontrar ya en oferta con precios en torno a los 290 euros.

Compra los QC 45 (263€) Compra los QC 35 II (220€) Compra los 700 ANC (290€)

Sony, un clásico a tener en cuenta

Cuando se habla de cancelación de ruido, hay que tener en cuenta, siempre, a Sony y sus WH-1000XM4, una de las grandes referencias de esta categoría producto. Tienen un diseño también muy sobrio, al estilo de los Bose QC 45. En ambos casos nos encontramos con el aspecto que aparece en el imaginario colectivo cuando hablamos de auriculares supra aurales o de diadema. Es un diseño más sobrio, más ejecutivo. El casco (o 'recinto') es algo más grueso que otros y está rematado en plástico mate como prácticamente todo el conjunto. Esto quizás le pueda dar un acabado menos 'premium', pero hace que sean bastantes más ligeros.

Disponen también de un mecanismo de bisagras para plegarlos completamente, lo que hace que entren fácilmente en el bolsillo pequeño de una mochila o un bolso de tamaño medio. Aunque se puede hacer deporte con ellos, no me parece excesivamente cómodo cuando hablamos de correr. Pero vamos, esto es aplicable a cualquiera de este listado.

Además, las almohadillas, de espuma de uretano, están recubiertas de piel, así que tendrás que secar el sudor. Cuenta con USB tipo C y dos controles físicos. Uno es el botón de encendido y emparejamiento y el otro puede servir para activar la cancelación de ruido o el modo transparencia o convocar al asistente del móvil. Incluye, como en anteriores versiones, la posibilidad de dejar pasar la voz posando la mano sobre la oreja derecha.

Como decíamos, hay una diferencia perceptible entre el sonido que pueden ofrecer modelos de 200 o 400 euros más. Pero, sin embargo, creo que Sony es el rey de esta zona media de precio. Se nota el procesado que hace con el audio comprimido (gracias a su códec LDAC) para restaurar parte de la calidad y mejorar la fidelidad. Particularmente, me resulta un audio menos neutral que el de los 700 ANC, pero el 'acabado' que Sony da al sonido de sus equipos me resulta agradable. Siempre puedes tirar de la 'app' y los ajustes para adaptarlo. Por cierto, en Android, funciona con el emparejamiento rápido.

Estos Sony te permiten también, desde la aplicación, graduar la cancelación de ruido (15 niveles) y la transparencia. Una de las cosas más interesantes es que el auricular es capaz de registrar lugares o si estás andando, yendo en trasporte público o corriendo y activar automáticamente el mejor escenario para cada momento. Y funciona muy bien. La cancelación de ruido es de lo mejor que puedes encontrar, eso sí, un poco por detrás de los QC 45 y los AirPods Max. Sin embargo, muchos no serán capaces de ver justificada la diferencia de precio con los auriculares de Apple por este motivo.

Donde no rinde tan bien es su uso como manos libres. Puedes mantener una conversación, pero le cuesta algo más que a los 700 ANC. Es cierto que han mejorado desde la anterior generación como en el caso de la multiconexión, pero todavía tienen algo de trabajo de cara a la próxima entrega si quieren ganar el pulso que mantienen con Bose en esta franja de precios.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

En el aspecto energético, los Sony WH-1000XM4 tienen mucho aguante. Son un modelo destacado en materia de autonomía, ya que logran hasta 30 horas con la cancelación de ruido activa. Eso hace que dependiendo el uso que les des, puedes pasarte alegremente 15 días sin tener que cargarlos. A la hora de repostar el depósito de gasolina también miran a muchos rivales por el retrovisor: con 15 minutos, tienes tres horas y media. Creo que esto, junto al diseño más compacto y plegable, y su buen rendimiento general hacen de este modelo (incluso el anterior) una excelente inversión, con una buena relación calidad-precio. Se pueden encontrar en Amazon por 254 euros, más de cien euros por debajo de su precio original.

Compra los WH-1000XM4 (254€)

¿Y qué ocurre con los AirPods Max?

A estas alturas, es de sobra conocido que los AirPods ya no tiene solo versión compacta, sino que también un modelo de diadema, los primeros que crea Apple, que los lanzó a finales de 2020. Tienen una presentación y un aspecto indudablemente 'premium' (gana en persona frente a lo que se pueda ver en los 'renders') a la altura del precio que piden. El precio oficial está por encima de los 600 euros, aunque ya se pueden encontrar en diversas plataformas por debajo de los 500 euros.

Solo puedo decir que son muy cómodos. Partiendo de que este tipo de dispositivo no es mi favorito para hacer actividades con mucho rebote como puede ser carrera en cinta, la particular diadema que tiene los fija bien en la cabeza y hace que no sea tan aparatoso trotar con ellos. Eso sí, son notablemente más pesados que otros modelos (384 gramos frente a, por ejemplo, los 250 gramos de Bose y Sony). Dependiendo de gustos y manías, esto puede ser un detalle más o algo importante a tener en cuenta.

Otra de las cosas a la que hay que hacerse es la corona digital que gobierna estos AirPods Max. Es el mismo mecanismo que está en el Apple Watch. Te sirve para subir el volumen, bajarlo, reproducir y parar la música, así como preguntar a Siri. El otro control que tienes es un botón para encenderlos o pasar al modo transparencia.

En el diseño, solo hay dos lunares. Por una parte, la funda, que detecta cuando has introducido los auriculares para ponerlos en un modo hibernación. Es una buena idea de estas que solo se le ocurren a Apple, pero que a la hora de la verdad puede generar ciertas dudas sobre si realmente es protección suficiente. El otro problema, que comparte con modelos como Bose ANC 700, es que su diseño no se pliega completamente.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

En el apartado de conexiones físicas solo tenemos el puerto Ligthning. Ese es un pequeño problema. La verdad que podían haber aprovechado y dar el salto al tipo C como ya han hecho en los iPads. Este, sin embargo, no es el aspecto más reprochable. No hay posibilidad de conectar un cable para utilizarlo con dispositivos, como la Nintendo Switch en modo portátil (en mi caso) o un equipo de alta fidelidad, que no permitan utilizar auriculares BT, a excepción que compres un cable adaptador que cuesta 40 euros. Y por lo que se pide debería incluirlo.

Junto a los QC 45 de Bose, creo que son los que tienen mejor cancelación de ruido. Se comportan excepcionalmente bien en todos los casos, especialmente con las voces. Se cuelan mínimos ruidos de fondo, especialmente en el caso de la TV, pero se desvanece en cuanto empiezas la reproducción. El sonido, al utilizar esta función tan peculiar, se altera mínimamente, no se nota modificado en exceso.

El modo transparencia (que se activa con un solo botón físico o fácilmente desde el iPhone) también logra un muy buen punto entre lo que quieres escuchar y lo que pasa a tu alrededor. La pega, que, a diferencia de otros modelos, estas herramientas no son regulables. Su uso como manos libres —siempre que no te los coloques al revés, algo que me ha ocurrido en un par de ocasiones— es también excelente. Cabe mencionar aquí que también son compatibles con el audio espacial que lleva Apple tiempo promocionando. Sobre el sonido, decir que es fiel, a la altura de este precio, pero como crítica habría que señalar que tampoco soporta más códecs haya del ACC.

Sobre la autonomía quedan lejos de los reyes de este apartado, pero ofrece una buena cifra de 20 horas con la cancelación de ruido activa. Además, cuenta con carga rápida, que permite que en cinco minutos consigas una hora y media de autonomía.

Compra los AirPods Max (493€)

El capricho: B&O H95

Si lo que buscas son unos auriculares de lujo, igual Bang & Olufsen tiene algo que encaja más con tus pretensiones y con tu presupuesto que lo visto hasta ahora con sus H95, que cuestan 800 euros. Los H95 apuestan por un diseño algo más barroco que otras marcas, disponible en el dorado de las imágenes, un negro más discreto y un elegante color plateado. Eso no significa que sea aburrido o típico. En este caso combinan el aluminio y el cuero. A mi particularmente este tejido, que no deja de ser de primerísima calidad, me resulta más incómodo por la transpiración y el calor 'añadido' cuando empieza a subir el termómetro. El diámetro de cada 'casco' es algo mayor, pero la profundidad de la almohadilla es menor, lo que puede hacer que algunos con las orejas grandes sientan que están más encajonadas.

El modelo tiene un mecanismo para plegarlos casi al completo, pudiendo llevarlos de manera más compacta que los AirPods Max en una bolsita o similar. Contamos con un botón de encendido combinado con el control para activar el modo de emparejamiento. También disponen de puerto USB tipo C y conector para 'jack' (en este caso, el cable sí viene incluido) y un control adicional para activar la cancelación de ruido. Para controlar el volumen y la transparencia contamos con un dial en cada auricular que al girarlo modificaremos los ajustes. La verdad que es una solución muy intuitiva e inteligente.

Donde los B&O H95 se apuntan un tanto es en el estuche. Es una funda completamente hecha de metal, muy elegante, que asegura los auriculares perfectamente, con espacio para llevar todos los cables. Eso sí, es muy segura pero la más voluminosa de todas.

Respecto al sonido, creo que aquí se nota la tradición y experiencia de la marca danesa, que lleva décadas haciendo equipos de audio. Y su rendimiento es casi perfecto, de 9,7. Con lo que cuestan, qué menos. Creo que logra la reproducción más fiel de todas, empastando algo mejor todas las partes de la composición. Algo que se nota, especialmente, en melodías que juntan muchos instrumentos bajo la voz.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Aunque auriculares ofrecen un sonido más fiel, lo cierto es que se ven superados en la cancelación de ruido por Sony, los Airpods Max y los Bose. ¿Quiere decir esto que no hacen buen trabajo? En absoluto. Lo que pasa que entornos muy ruidosos tendrás que subir la música a un volumen mayor para ahogar completamente el ruido, cosa que no ocurre en otros casos. Esto también tiene un beneficio: al ser una cancelación de ruido activa menos agresiva, el sonido suena mucho más natural que otros modelos. Con la transparencia nos encontramos la misma situación: deja pasar la voz y lo que nos rodea bien, pero no creo que alcance el nivel puntero de los QC 45 o de los AirPods Max.

Los B&O H95, que cuentan con 'app' con ecualizador tanto para iOS como para Android (así como emparejamiento rápido con ambos sistemas) y otras opciones de control, son los auriculares de este listado con mejor autonomía y, probablemente, del mercado en general. Si no utilizamos la cancelación de ruido, podemos alcanzar las 50 horas de autonomía. Eso sería una semana sin cargarlos utilizándolos durante 7 horas y pico cada jornada. Si tiramos de esta función, la cifra ronda, según la marca, 38 horas, un registro brillante.

Compra los H95 (800 €)

_______________________

El Confidencial ha seleccionado los productos para esta 'review' siguiendo un criterio estrictamente editorial. El texto incluye una selección de botones/enlaces para comprar el producto al menor precio posible. El Confidencial puede generar ingresos por las ventas de estos productos, pero la inclusión de los enlaces cumple una mera función de servicio al lector dentro de un contenido periodístico.

Es posible que hayas oído hablar de los auriculares con 'noise cancelling'. Es posible que hayas valorado comprártelos o que lo hayas hecho. Incluso es probable que sin haber escuchado nada de ellos hayas deseado comprarte unos 'cascos' que te aíslen bien del ruidoso ambiente que te rodea cuando estás en la oficina, teletrabajando, estudiando o viajando en metro, en tren o en avión. Personalmente, es una de las compras que siempre recomiendo cuando alguien me pregunta por algún buen cacharro para regalar que no sea un móvil.

El redactor recomienda