CINCO OPCIONES DIFERENTES

Probamos los 5 mejores cascos bluetooth con cancelación de ruido: el silencio era esto

La tecnología 'noise cancelling' ya no es cosa de unos pocos. Probamos cinco modelos para todos los gustos y presupuestos

Foto: Los contendientes de la prueba. (C. Castellón)
Los contendientes de la prueba. (C. Castellón)

El ruido del metro y el pitido que anuncia el cierre de puerta se cuela en medio de tu canción favorita. Gritos en la cafetería en la que intentas escribir unas líneas. El compañero de al lado que ha sido 'bendecido' con un chorro de voz único. Sí. Ese mismo que parece haberse tragado un juego de altavoces y es capaz de rescatarte de cualquier momento de concentración por muy blindado que estés con música y los auriculares de turno.

Que levante la mano quien no se ha sentido desquiciado con uno de estos soniquetes. Y que la levante también el que no ha deseado silenciarlo a toda costa.

Tradicionalmente, pensaba que ahí sólo quedaba darle revoluciones a la 'playlist' de Spotify de turno y poner el volumen a tope. Hasta ahora. 'Noise cancelling'. Ese el remedio. He pasado dos semanas probando diferentes auriculares inalámbricos con cancelación de ruido. Y sólo puedo decir que he disfrutado mucho más de la música en la oficina, camino al trabajo o incluso en una cafetería donde intentaba terminar un par de tareas pendientes. Pero he disfrutado también (y mucho) del silencio.

Sony WH-1000X M2

Los Sony WH-1000X M2. (Carmen Castellón)
Los Sony WH-1000X M2. (Carmen Castellón)

Son probablemente uno de los auriculares con cancelación de ruido con más fama del mercado. Y completamente merecida. Estos Sony WH-1000X M2 son sinónimo de eso: de silencio. De 'noise cancelling'.

El emparejamiento es muy rápido. Basta con descargarse la app -desde la que luego controlaremos también los perfiles de volumen- y hacerlo vía bluetooht o vía NFC, más sencillo todavía. Desde la aplicación podremos configurar algunas de las mejoras en forma de utilidad que han llegado a esta última entrega de los auriculares de los nipones: el ecualizador, el control de la posición de sonido y el sonido envolvente y la gestión de la presión atmosférica (pensado para viajes en avión). El resultado, un aislamiento excelente y un sonido que roza la perfección, con especial mención para los graves, resultando los mejores en este aspecto.

Prometen 30 horas de autonomía si tiras de la conexión inalámbrica. La cifra sube hasta 40 horas. El problema es que si eres de los que pones el volumen a tope se reduce la duración de la batería. Sin embargo, hemos probado la función de carga rápida. Una vez los sacamos de la caja y agotamos la energía hicimos dos pruebas cargándolo diez minutos, dándonos hasta una hora de vida útil en tan corto lapso de tiempo.

Basta un toque en el lateral para dejar pasar el sonido. (C. Castellón)
Basta un toque en el lateral para dejar pasar el sonido. (C. Castellón)

Además de su completa aplicación, Sony tiene una gran baza: sus controles. Con los botones ha aplicado la máxima de menos es más. Solo dos: el de encendido y el del 'noise cancelling'. ¿Y el volumen? Muy fácil, solo tienes que llevarte la mano al auricular derecho y deslizar arriba y abajo. Si viene alguien también, puedes apretar esta zona para oírle y basta con despegarla para activar la cancelación de ruido total de nuevo.

¿Sus lastres? Probablemente el diseño se uno de ellos. No por su acabado texturizado -que le da un acabado premium- sino por lo que abulta. Si fuesen un poco menos gruesos. El peso se queda en 240 gramos. Sin problemas en este aspecto. Su otra barrera, el precio. Se pueden encontrar a partir de 298 euros, una inversión, digamos, importante.

Precio: 298 euros.
Lo mejor: El sonido. Y poder pausar la cancelación de ruido con un toque.
Lo peor: El tamaño. Son los que más abultan.

Bose QC35 II

Los Bose son una de las opciones más completas que puedes encontrar. (C.Castellón)
Los Bose son una de las opciones más completas que puedes encontrar. (C.Castellón)

El otro gran candidato al trono. Probablemente el primer cajón del podio de este ranking se decidiría en un pulso por la mínima ventaja. Pequeños detalles que dependerán del gusto de los usuarios. Los QC35 II de Bose son sin lugar a dudas otro de los pesos pesados de esta categoría de producto.

Es complicado decidir si los QC 35 II es mejor que lo de Sony. Es un pulso igualadísimo

La reproducción de audio es casi impecable, exactamente igual que en los Sony. La percepción es que los nipones dan mejor resultado en la reproducción de los graves, pero la diferencia es mínima. Lo cierto es que las opciones y los perfiles de sonido son un poco más limitados que en el caso anterior. En contrapartida, a la hora de gestionar las llamadas y las conversaciones con manos libres es ligeramente superior. Y los tonos más altos son impecables.

Bose se ha sacado un as de la manga. Un botón para Google Assistant, que también hace las veces de 'play'. Está situado en el auricular derecho junto a los de volumen y el puerto microUSB (lo del tipo C se han olvidado todos, por el momento). La verdad que lo he utilizado unas cuantas veces -para llamar a mi madre- y la experiencia ha sido fabulosa (si no llega a ser por el asistente de Google aún tiene una voz demasiado enlatada). Eso sí, cuidado a la hora de configurar las notificaciones si no quieres que la música se interrumpa cada dos por tres para leerte todos los mensajes que recibes de WhatsApp

Los Q35 II cuentan con un botón para interactuar con Assitant. (C.Castellón).
Los Q35 II cuentan con un botón para interactuar con Assitant. (C.Castellón).

La autonomía es de unas 19 horas con la cancelación de ruido activa. Siempre puedes regular la intensidad de la misma -tiene tres perfiles: apagada, alta y baja- o tirar del cable. La experiencia no es igual pero sus almohadillas, que cubren toda la oreja, ofrecen cierto aislamiento y eso es de agradecer.

Precio: 329 euros.
Lo mejor: El sonido y el diseño.
Lo peor: El lío inicial de Assistant y una autonomía que podría ser mayor.

Energy Headphones A7 Bluetooth ANC

Los Energy Headphones A7 son la opción económica de este listado. (C.Castellón)
Los Energy Headphones A7 son la opción económica de este listado. (C.Castellón)

Viajamos al otro extremo de la tabla. Si nos fijásemos únicamente en lo técnico, los auriculares de Energy cerrarían este ranking. Sin embargo, la firma española ha jugado excelentemente con la balanza. Ha puesto en un lado las capacidades de sus Energy Headphones 7 Bluetooth ANC y en el otro plato el coste. El resultado un dispositivo con una magnifica relación precio.

Han jugado correctamente con el diseño para disimular que el plástico que es el componente básico de su armazón. En los laterales han imitado el aspecto de la madera y han dado un toque de color en las almohadillas -en las orejas y en la diadema- al teñirlas de color marrón. Tienen un peaje importante: el tamaño de los auriculares. Yo no tengo unas orejas enormes y he sentido que se me quedaba corto a veces. No cubren la oreja sino que se posan sobre ella. Si lo llegan a hacer así hubiesen aumentado la sensación de aislamiento.

No hay milagros a 99 euros cuando otros los venden a 300. Estos auriculares cumplen con su precio

No se pueden pedir milagros a 99 euros cuando otros lo hacen a más de 300. No hay que perder de vista esto. El 'noise cancelling' hace su función, pero no consigue el silencio de sus rivales. Ocurre lo mismo con el sonido. Un usuario normal no encontrará pegas pero gente de perfil más purista echará de menos un sonido algo más puro y un mayor rango.

Las almohadillas de estos Energy, a mi me resultan pequeñas. (C. Castellón)
Las almohadillas de estos Energy, a mi me resultan pequeñas. (C. Castellón)

La autonomía, al no tener tantas exigencias con la precisión del sistema, es uno de sus puntos fuertes. Lo he achuchado bastante y no lo he tenido que cargar ni una vez, en aproximadamente unas 40 horas de uso con la cancelación de ruido activada. Lo controles están situados en el auricular derecho. Uno para activar la cancelación de ruido, otro para iniciar y pausar la reproducción y los de volumen. En general, como decimos, una opción asequible que cumple con lo que promete sin demasiadas estridencias.

Precio: 99,90 euros.
Lo mejor: La relación calidad-precio.
Lo peor: El tamaño de las almohadillas.

JBL E65BTNC

Los JBL E65BTNC es una opción intermedia. (C.Castellón)
Los JBL E65BTNC es una opción intermedia. (C.Castellón)

Se pueden encontrar por 169 euros en varias tiendas de internet. Sobre el papel, su batería de 610 kHw, debería ofrecer una autonomía de unas 24 horas en modo bluetooht, pero dependiendo el volumen o el uso de la cancelación de ruido.

El efecto aislante está bastante logrado, incluso cuando se utiliza sin reproducción musical. Sorprende el buen trabajo que hace con los graves. Los agudos, aunque de manera no tan sobresaliente, también mantienen una gran nitidez. Sin embargo, a diferencia de los modelos superiores, la cancelación de ruido afecta ligeramente a la naturalidad de la música. Algo que se podría haber arreglado incluyendo una app que te permitiese controlar los diferentes perfiles y ajustar ciertos parámetros.

Son, junto a los AKG, los que me han dado un desempeño más dudoso a la hora de utilizarlo en las llamadas. En las llamadas muchas veces me he encontrado con una frase de mi interlocutor del tipo: '¿Vas a dejar el puñetero manos libres?'.

Los JBL E65BTNC. (C. Castellón)
Los JBL E65BTNC. (C. Castellón)

Como en el caso de los Energy, no hay que perder de vista su precio. La intromisión de la cancelación de ruido, que afecta principalmente a los agudos, en un aparato de 300 euros, sería imperdonable. Aquí se puede entender, aunque sería deseable más opciones de ajuste. Aunque su precio oficial era de 200 euros, ya es posible encontrarlos bastante más baratos. Algo que aumenta su atractivo.

Precio: 169 euros.
Lo mejor: Diseño y autonomía.
Lo peor: La ausencia de funda y el manos libres.

AKG N60 NC

AKG N60 son una buena alternativa. (C. Castellón)
AKG N60 son una buena alternativa. (C. Castellón)

Los AKG N60 NC disponen de un diseño peculiar si lo comparamos con el resto de auriculares de esta prueba, pero lo cierto es que su aspecto está bastante logrado. Para aquellos que no quieran unos cascos que abulten en exceso, esta es una buena opción. Además, la sensación al llevarlos es que son muy ligeros. Sin embargo, se echa en falta unos materiales más contundentes a la altura de su precio. Su otra gran pega, en lo que se refiere al aspecto exterior, son los botones a modo de pestañas. Simplemente no son tan cómodos como lo pueden ser los botones.

Su diseño circular se encuentra con un problema similar al de los Energy. No cubren toda la oreja y por tanto la sensación de aislamiento pierde algo de fuerza.

En el caso de las llamadas ha sido una decepción. No se me oía con claridad. Simplemente así. A lo lejos y bajita. Así que he optado por responder con el teléfono y quitarme los auriculares. Un poco engorroso, la verdad.

AKG N60 son una buena alternativa. (C. Castellón)
AKG N60 son una buena alternativa. (C. Castellón)

Con el cable puesto, la verdad que el sonido es impecable. Bien equilibrado y balanceado, con graves muy logrados y agudos muy ajustados. El rango es menor cuando se utiliza el modo inalámbrico, pero aún así se consigue un resultado notable.

Precio: 219 euros.
Lo mejor: Portabilidad y sonido cableado.
Lo peor: El diseño de botones (pestañas) y el desempeño durante las llamadas.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios