Es noticia
Menú
Gobernador de Donetsk: "No regalaremos ni un centímetro de nuestra tierra a Rusia"
  1. Mundo
Entrevista a Pavlo Kyrylenko

Gobernador de Donetsk: "No regalaremos ni un centímetro de nuestra tierra a Rusia"

Entrevista con el gobernador de la Administración regional de Donetsk, en el este de Ucrania, Pavlo Kyrylenko. Rusia pretende centrar su ofensiva militar en el Donbás

Foto: El jefe de la Administración regional de Donetsk, Pavlo Kyrylenko. (Cedida)
El jefe de la Administración regional de Donetsk, Pavlo Kyrylenko. (Cedida)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Rusia y Ucrania se preparan para una nueva fase de la guerra, esta vez centrada en el Donbás. Moscú, que poco antes de lanzar su invasión a gran escala de Ucrania reconoció a las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, ha asegurado que sus objetivos son asegurar el territorio hasta las fronteras de las provincias homónimas. Ucrania, envalentonada tras lograr repeler con éxito la ofensiva rusa sobre Kiev, asegura que no cederá ni un centímetro de territorio. Los civiles, mientras tanto, están abandonando por miles la región, ante la perspectiva de una cruenta batalla.

Pero defender el Donbás no es defender Kiev. En esta ocasión, la geografía del terreno —amplias estepas llanas— puede jugar a favor de Rusia, que parece haber aprendido algunas lecciones de la primera ofensiva y ha unificado el mando militar en una sola persona, Aleksandr Dvornikov, 'el carnicero de Siria'. Además, según analistas militares tanto occidentales como ucranianos, las líneas de suministro rusas son más cortas, y el área de operaciones más concentrada permite que Rusia utilice de forma más eficaz el apoyo aéreo.

Mariúpol sigue agonizando bajo el asedio ruso

Ante el nuevo escenario militar, que forzaría a Ucrania a librar batallas más convencionales con tanques, artillería y aviones —campos en los que Rusia sigue siendo superior—, Kiev ha reforzado sus peticiones de armamento pesado a sus aliados occidentales. El reloj apremia. "Rusia está preparada para atacar en cualquier momento" en el Donbás, afirma el líder de la Administración Regional Militsr y gobernador del 'óblast' de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, en entrevista con El Confidencial. Para Kyrylenko, Rusia no necesita esperar a la reorganización de sus unidades tácticas replegadas de la provincia de Kiev, sino que podría atacar en los próximos días, "con todo". "Rusia no se va a ahorrar nada, ni armamento, ni artillería ni personal, en sus batallas en el Donbás", avisa.

PREGUNTA. Se está hablando de que la nueva fase de la ofensiva rusa se va a centrar en el Donbás. ¿Tiene estimaciones de cuándo va a empezar a intensificarse la campaña? ¿Es algo inminente con las fuerzas que Moscú ya tiene desplegadas en el este, o es más probable que esperen unas semanas para reconstituir las unidades que sufrieron pérdidas en el norte de Ucrania?

RESPUESTA. Según los datos que tenemos —de diferentes fuentes— de Inteligencia, la recolocación y la reagrupación del ejército enemigo [de las unidades rusas] ya la tienen bastante adelantada. El Ejército ruso está listo para realizar la ofensiva a nuestra región, y lo va a hacer dentro de poco. Ya vemos, por ejemplo, que los enemigos ya cumplieron con la incorporación de la reserva. Hay algunos factores que pueden retrasar la ofensiva inmediata, por ejemplo el tiempo, sin embargo, no hay nada concreto que pueda impedir la invasión rusa. Están listos para invadir.

Foto: Sergeii, el conductor del autobús de evacuación de Donetsk, que pide no salir en las fotos. (A. A.)

P. ¿Cuál diría que es la principal diferencia para defender el Donbás frente a lo que ha sido defender Kiev, militar y estratégicamente hablando? Algunos analistas apuntan a que la geografía del Donbás, de amplias estepas, puede ser más ventajosa para Rusia, a diferencia de atacar ciudades como en el 'óblast' de Kiev o Kharkiv. Además, las líneas de suministro rusas serán más cortas y menos vulnerables...

R. No quiero comentar mucho en cuanto a las particularidades del territorio del Donbás y sus ventajas. Entendemos que cada zona tiene sus particularidades geográficas. Pero puedo contestar de la manera siguiente: a lo largo de más de dos semanas el enemigo se ha preparado, ha reorganizado su Ejército y se ha preparado cuidadosamente. Y de eso se desprende que el enemigo también entiende que nosotros también estamos mejorando nuestras fuerzas y sabe bien lo fuertes que somos, y que todas nuestras fuerzas y, en particular, las fuerzas de la Joint Forces Operation [JFO, por sus siglas en inglés, la operación militar del Ejército ucraniano en el Donbás] están listas para combatir, tienen una gran experiencia militar. En cualquier caso, tenemos que entender que en el Donbás la guerra dura ya ocho años, estamos listos para defendernos, a diferencia de otras regiones.

Ucrania destruye el Moskva, buque insignia de la Armada rusa en el mar Negro

P. ¿Va a cambiar en el Donbás el tipo de guerra que hemos visto hasta ahora? El Gobierno de Ucrania está pidiendo armamento pesado, los Stinger y los Javelin no son suficientes. ¿Vamos a ver más batallas con tanques, artillería y aviones en terreno llano? ¿Qué armamento occidental se necesita en el Donbás?

R. La situación desde el punto de vista militar no va a cambiar, porque Rusia ya ha aplicado todo el armamento pesado de diferente tipo en todo el territorio de Ucrania, y lo va a seguir haciendo. Vamos a sufrir ese tipo de ataques en el territorio del Donbás. Y tendremos la escalada de la guerra. Claro que el Ejército ucraniano está listo, pero seguimos solicitando a nuestros aliados occidentales que nos provean ayuda militar porque necesitamos que esa ayuda sea de carácter sistemático y en grandes cantidades, porque entendemos que la Federación Rusa tiene mucho armamento que ha acumulado [en Ucrania]. Y, claro, no piensa ahorrar nada, ni armamento, ni munición ni recursos humanos, en las batallas de Donbás.

P. Rusia ha anunciado que ha unificado el mando militar en Ucrania en el general Dvornikov, que antes era responsable del sur/Donbás. ¿Lo conoce, militarmente hablando? ¿Qué espera de él? ¿Cree que su nombramiento intenta corregir errores de coordinación de Rusia?

R. Sinceramente, no prestamos gran atención a los jefes del Ejército, lo que nos importa más, y a eso realmente prestamos atención, es a la fuerza y el espíritu de lucha de nuestro Ejército, a las habilidades profesionales de nuestra parte. Y, aunque suene un poco feo, a nosotros nos importa un pimiento a quién matar si es enemigo, ya que estamos defendiendo nuestra tierra y no regalaremos ni un pedazo de ella, ni un centímetro de nuestra tierra ucraniana natal.

Foto: Putin, junto a Aleksandr Dvornikov (derecha). (Reuters/Alexei Druzhinin)

P. ¿Cree que el Donbás será el límite de lo que Rusia quiere obtener en Ucrania o, si tiene éxito, intentará de nuevo tomar el resto del país, incluida por ejemplo Kiev? ¿Hasta dónde cree que Putin puede llegar?

R. Las acciones de Rusia no tienen límites. No cumple sus promesas. Nuestros éxitos [militares, en Kiev] no pueden ser pretexto para relajarnos y alegrarnos. Sabemos bien que en las palabras rusas no se puede confiar nunca y lo muestra la experiencia, por desgracia. Y puedo añadir, a lo de cuánta tierra va a tomar Moscú, que Rusia tomará hasta donde le permitamos. Y no pensamos permitirle pasar ni un paso más, ni pisar nuestra tierra, y vamos a defenderla tanto tiempo cuanto se requiera.

P. Según la Administración regional de Luhansk, al menos cuatro alcaldes de ese 'óblast' se han cambiado de bando a Rusia. ¿Cree que algo así puede pasar en Donetsk? ¿Cree que todavía puede haber cierta cooperación de algunos habitantes con Rusia?

R. La situación, comparada con 2014, ha cambiado muchísimo. Ahora [la población del Donetsk] es más proucraniana. Tenemos claro que no podemos quitar esa opinión de algunos que sí [son prorrusos], entendemos que hay riesgos, especialmente en los territorios no controlados por Ucrania, o donde ocurren ahora las batallas, pero la policía está haciendo ahora todo lo posible por controlar y castigar a esa gente [que traiciona a Ucrania]. Trabajamos juntos para liquidar ese fenómeno. En Donetsk no ha habido ningún alcalde que sea colaborador desde el 24 de febrero. Ha habido algún caso de alguien con menor poder administrativo, cuyos casos se están revisando, algunos de la policía, pero no más de 10. Nadie de nivel administrativo oficial que pueda hacer daño de verdad.

Moscú denuncia que dos helicópteros ucranianos han abierto fuego en Klimovo

P. El Gobierno ha pedido a los civiles que evacúen cuanto antes las provincias de Donetsk y Luhansk. ¿Teme que Kramatosk, Slovyansk… se conviertan en un nuevo Mariúpol?

R. De la trágica experiencia que tenemos en Mariúpol, entiendo que el enemigo intentará repetirlo en otras partes. Pero estamos listos al máximo para que no se repita. Por eso pedimos a los civiles [que evacuaran], para que el Ejército tenga más opciones para batallar. El Ejército entiende que sin la gente o por lo menos con una cantidad mínima de población, nos sentimos con más margen para utilizar las armas. Es también importante que el enemigo no aplique sus formas cínicas de generar pánico matando a la gente civil, especialmente en el territorio de las ciudades más grandes de la región. Es una forma de proteger a nuestros ciudadanos.

P. ¿Teme usted que ahora que Ucrania ha ganado la batalla de Kiev, el mundo (o incluso parte de Ucrania) pierda el interés si la batalla se centra en el este, que lleva ocho años de guerra?

R. No, no tengo ese temor. No solo porque yo sea valiente, sino porque entiendo bien que Donetsk es Ucrania y que nunca el enemigo se detendrá aquí. Sé que las autoridades del Estado y el Ejército ucraniano, y yo como parte de la Administración militar, estamos haciendo todo y lo haremos para liberar nuestro país del enemigo.

Rusia y Ucrania se preparan para una nueva fase de la guerra, esta vez centrada en el Donbás. Moscú, que poco antes de lanzar su invasión a gran escala de Ucrania reconoció a las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, ha asegurado que sus objetivos son asegurar el territorio hasta las fronteras de las provincias homónimas. Ucrania, envalentonada tras lograr repeler con éxito la ofensiva rusa sobre Kiev, asegura que no cederá ni un centímetro de territorio. Los civiles, mientras tanto, están abandonando por miles la región, ante la perspectiva de una cruenta batalla.

Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda