Hubo una época en que Rusia y Estados Unidos compartieron continente. Hasta 1867, lo que hoy se conoce como Alaska, era la Rusia Americana

Pero el 30 de marzo de ese año, el gobierno del zar Alejandro II, decidió vender la región a los americanos por 7,2 millones de dólares. Una ganga, si tomamos en cuenta que, en apenas cincuenta años, Estados Unidos ganaría cien veces esa cifra explotando el subsuelo, y, lo que quizás es más clave, se había convertido en una nación del Ártico gracias al que es hoy su gran rival en la zona.

Una compra, la de Alaska, que podría considerarse la inversión inmobiliaria más rentable de la historia, (según desde que lado se mire) y que aún hoy no deja de sorprender. Pero, Rusia tenía sus razones. Así te lo explicamos en el vídeo sobre estas líneas.

Si quieres ver más vídeos como este, suscríbete a nuestro canal de YouTube aquí.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios