“No se entendería que no fuéramos capaces de pactar PSC, ERC y En Comú”
  1. España
  2. Cataluña
entrevista a Jéssica Albiach

“No se entendería que no fuéramos capaces de pactar PSC, ERC y En Comú”

La cabeza de lista de En Comú aboga por un acuerdo con PSC y ERC, como lo hubo en la investidura de Pedro Sánchez y para aprobar los Presupuestos Generales del Estado

Foto: Jéssica Albiach. (Fotografía cedida)
Jéssica Albiach. (Fotografía cedida)

Jéssica Albiach Satorres (Valencia, 1979) es cabeza de lista de En Comú Podem en las elecciones catalanas del 14 de febrero. Asegura que no se entendería que no hubiera un acuerdo entre su grupo, el PSC y ERC después de las elecciones para formar Gobierno en la Generalitat, porque ya lo hubo en el Gobierno central para la investidura y para los Presupuestos. No precisa si la fórmula debe ser un tripartito. Asegura que nunca pactará con la derecha catalana de JxCAT, ni la española del PP.

PREGUNTA. ¿Deben ser el 14 de febrero las elecciones?

RESPUESTA. Había un acuerdo, no solo por parte nuestra, que decíamos que era de sentido común que se tenían que posponer, sino de todos los grupos parlamentarios presentes en la mesa de partidos. Incluso el PSC, que en un principio decía que tenían que ser “si o sí” el 14, dijo con los datos del Departamento de Salud que se tenían que posponer. Ahora bien, la situación ha llegado donde ha llegado, el TSJC decidirá finalmente y lo que no querría es generar más incertidumbre en la ciudadanía, que ya está soportando bastantes cuotas de desesperación y sufrimiento con todas estas crisis que tenemos encima. Llegados a este punto, hay que exigir al Gobierno de la Generalitat todas las medidas necesarias para que se celebren con garantías y seguridad, y a los partidos, que sean trasparentes en sus propuestas. Andar mareando más a la gente, lo único que haría es fomentar una desmovilización cuando son unas elecciones muy importantes, en las que nos jugamos el futuro del país.

Foto: El coordinador de ERC, Pere Aragonès, y la portavoz del partido, Marta Vilalta. (EFE)

P. ¿Cuál es su expectativa para los resultados?

R. Podemos seguir repitiendo el desgobierno que tenemos ahora mismo, que no ha servido para avanzar en el terreno nacional, ni en el social ni en el económico, que no ha sabido dar respuesta a los problemas de la gente, o hay una alternativa que pasa por que En Comú Podem esté en el Gobierno y dar salidas progresistas a las crisis que tenemos. Eso pasa por blindar la sanidad, transformar el modelo de las residencias, que hemos visto que es cruel e injusto, parar el desmantelamiento industrial y también tener en el Gobierno de la Generalitat a gente que crea en el diálogo como solución al conflicto político que tenemos. Nosotras siempre decimos que no pactaremos con la derecha, ni la derecha catalana, ni a derecha españolista, por tanto, que nos tenemos que entender entre las distintas fuerzas que nos decimos progresistas.

"Para nosotras, es importante que JxCAT esté fuera del Gobierno de la Generalitat"

P. Es decir, que quieren tener capacidad para poder pactar o con el PSC o con ERC.

R. Sí, pero creo que sería un error pensar que esto va de dos. Creo que nos vamos a necesitar más, porque los números son tozudos y hay que sumar 68 diputados y diputadas, por lo que seguramente nos tendremos que poner de acuerdo los tres. Si nos hemos podido poner de acuerdo en el Gobierno central de una manera u otra, porque para Cataluña no quiero avanzar la fórmula hasta que tengamos los resultados electorales, si ha sido posible una entente para los Presupuestos Generales del Estado o la investidura del Gobierno, no entendería que no fuéramos capaces de formar un Gobierno en Cataluña que es imprescindible para salir de esta situación. Y para nosotras es importante que JxCAT esté fuera del Gobierno porque es una fuerza que no cree en la mesa de diálogo, la da por enterrada, con la que no compartimos su modelo económico y social, pero además en sus filas tiene a personas que son abiertamente defensoras de un nacionalismo excluyente y aquí es importante que ERC tenga claro que pactar con JxCAT, al final, es limpiarle la cara a este nacionalismo excluyente al que le sobramos la mitad de catalanes.

P. ¿Su preferencia entonces es un tripartito?

R. No hay que avanzar fórmulas, porque hay muchas. Por ejemplo, la de la Comunidad Valenciana, la del Gobierno central o la de Barcelona, y en Cataluña también nos tenemos que poner de acuerdo. No quiero hablar de tripartito porque hay distintas maneras de articular el Gobierno.

Foto: El todavía ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

P. ¿Cuánto condiciona su campaña y las decisiones posteriores que están en España en un Gobierno de coalición con los socialistas con los que compiten?

R. Hay que dejarle muy claro a la gente que ha pasado el tiempo de las mayorías absolutas, que no existen ya gobiernos de partido único y que fuerzas de partidos diferentes que tienen sus discrepancias y sus propios programas tienen que llegar a acuerdos. La gente sabe perfectamente y tendremos que explicarlo en campaña que el Partido Socialista y nosotras defendemos cosas distintas. Por ejemplo, ¿qué hubiera pasado si Unidas Podemos y En Comú Podem no hubiesen estado en el Gobierno central con las pensiones. cuando hemos visto que había intención de algunos ministros de recortarlas? ¿O creemos que estarían tramitándose todas las medidas para regular el precio de los alquileres o el escudo social o los ERTE? También con el tema de la monarquía. Hay que dejarle muy claro a la gente que tenemos programas distintos, igual que con ERC, pero que nos vemos en la obligación de esa mayoría progresista que existe en la calle y a nivel social traducirla en acuerdos, porque si no le damos una salida progresista a la crisis, pasa como en 2008, que la acabamos pagando los de siempre.

P. El PSC se presenta con la bandera de la gestión de Illa, ¿cómo juzga su gestión de la pandemia?

R. La primera ola, obviamente, a todos los gobiernos del mundo los pilló de improviso, nadie sabía a qué nos estábamos enfrentando. Pero ni los gobiernos municipales, ni los autonómicos ni los centrales. Nos pilló a contrapié, porque nadie estaba preparado para un fenómeno de estas dimensiones. A partir de aquí, desde el Gobierno, se ha hecho lo que se ha podido, y lo que sí me gustaría ahora es que el Partido Socialista explicara qué está pasando con el proceso de vacunación, porque están llegando informaciones preocupantes sobre la planificación y de las siguientes fases. Y es importante saber si tenemos garantizadas todas las dosis y los criterios para vacunar en la segunda fase, porque estamos viendo que el virus golpea más a familias con menor renta, quizás el criterio de la renta también se debería incorporar a la hora de vacunar y priorizar a aquellas personas que viven en condiciones más precarias o en viviendas más pequeñas y con problemas de ventilación o que no pueden teletrabajar.

placeholder Jéssica Albiach. (Fotografía cedida)
Jéssica Albiach. (Fotografía cedida)

P. La contradicción es que la gestión es de Illa y es la gestión de un Gobierno en el que está Unidas Podemos.

R. No quiero hacer polémica de la gestión de la crisis, pero sí insistir en que principalmente todas las medidas que forman parte del escudo social han estado promovidas por los ministros y ministras de Unidas Podemos y hemos visto reticencias de los del Partido Socialista. Pero con la gestión de la pandemia a nivel sanitario hay que ser muy cautelosos, porque nadie puede decir que lo hubiera hecho mejor.

P. ¿Y la gestión de la pandemia desde la Generalitat?

R. Me quejé y denuncié que en la primera ola el Gobierno de la Generalitat no es que no tuviera buenas propuestas, era que tenían que llevarlas a cabo desde el Gobierno central. Por lo tanto, tenía buenas ideas pero las usaba para confrontar, no entendía que esto iba de cooperación y no de confrontación. Nos hemos encontrado que cuando le ha tocado el turno al Gobierno de la Generalitat, hemos estado mes y medio sin secretario de Salud Pública, que es el máximo responsable en la gestión de la pandemia y que muchas veces las confrontaciones entre socios del Gobierno no eran para ver quién llegaba más lejos en la protección de la gente, sino que al final era no hacerse cargo de las decisiones de los otros 'consellers' con la vista puesta en las elecciones. Ha fallado el proceso de rastreo, que se ha externalizado, y no se ha aprovechado el periodo de la primera ola para planificar bien. En el rebrote de Lleida, se llegó tarde y las ayudas de los autónomos se convirtieron en los juegos del hambre por falta de planificación y sin buena gestión.

Foto: El vicepresidente del Govern con funciones de presidente, Pere Aragonès (i), y el presidente del grupo parlamentario Socialistes Units per Avançar, Miquel Iceta. (EFE)

P. En Cataluña, se suele votar con el eje independentista o constitucionalista, en esta ocasión, ¿va a influir más la pandemia?

R. La pandemia sí que ha abierto la puerta a que en estas elecciones no todo vaya en torno al eje nacional, sino que también votemos otras claves que son necesarias, por ejemplo, Cataluña iba reclamando cambios en el modelo productivo o económico y de gestión de la sanidad pública y ninguno de los anteriores gobiernos se había atrevido llevarlos a cabo. Los partidos independentistas decían que eso se tenía que posponer y se ha demostrado que ahora lo importante y lo urgente coinciden. Ahora hay una pulsión de cambio por tantas expectativas frustradas.

"Ya está bien de que Cataluña esté de espaldas a muchos pueblos del Estado"

P. ¿Siguen pensando que la solución última es un referéndum?

R. Obviamente, el referéndum lo mantenemos en el programa, pero creo que ahora mismo hay que ser realista y no me gusta generar falsas expectativas en la gente. Ahora mismo, si hay un referéndum, tendría que ser pactado y con reconocimiento internacional, y no hay mayorías en el Congreso para que lo haya, por eso, ante esta situación, nos podemos quedar de brazos cruzados o mirar cómo avanzamos. Por eso, lo que hay que hacer es trabajar desde la mesa de diálogo en un acuerdo que sea votado por catalanes y catalanas y que salga adelante. Y es necesaria una reforma del sistema de financiación, que estoy empeñada que venga potenciado y trabajado desde el eje mediterráneo, con Valencia y con Baleares, con los que compartimos muchas causas, y ya está bien de que Cataluña esté de espaldas a muchos pueblos del Estado: es clave la necesidad de alianzas y nuestra papeleta es la de una Cataluña republicana y fraterna.

placeholder Jéssica Albiach. (Cedida)
Jéssica Albiach. (Cedida)

P. ¿Están a favor de los indultos?

R. Estamos a favor de la libertad de los dirigentes independentistas, por un tema humanitario, por un tema jurídico, porque vemos cómo la sentencia del Tribunal Supremo es injusta y está basada en un delito de sedición que no tiene parangón en otros países europeos, y también por un tema político y estratégico, porque hasta que no estén en libertad, será difícil que haya una negociación real para solucionar el conflicto. La vía de los indultos está a la espera del Supremo y también estamos trabajando con la 'vía Asens' para reformar el delito de sedición y ponerlo en estándares europeos.

P. ¿Carles Puigdemont es como los exiliados de la Guerra Civil?

R. Se generó una polémica que ha sido muy bien explicada luego por Pablo [Iglesias]. Puigdemont es un exiliado, básicamente, porque si estuviera aquí estaría en la cárcel, pero también sabemos todas que no son situaciones comparables. Entre una dictadura y una democracia, que es imperfecta, pero es una democracia y con una cúpula judicial con sesgo reaccionario, pero es una democracia y las condiciones no son las mismas. Y todo esto ha servido para que determinados partidos de la derecha se vuelvan por un solo día republicanos. Todas las que tenemos familiares que fueron represaliados y perdieron la vida en esa época sabemos que no es así y nuestro compromiso con los republicanos de entonces es incontestable.

PSC Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) En Comú Podem Cataluña
El redactor recomienda