Los familiares estallan contra la gestión de la Generalitat de las residencias en Cataluña
  1. España
  2. Cataluña
TORRA IDEA UN PLAN PARA PREVENIR UNa querella

Los familiares estallan contra la gestión de la Generalitat de las residencias en Cataluña

Los números de contagiados en las residencias de mayores se han disparado esta semana. Este miércoles, ya eran 5.200 los ancianos ingresados en residencias con coronavirus

Foto: Los familiares estallan contra la gestión de la Generalitat de las residencias en Cataluña
Los familiares estallan contra la gestión de la Generalitat de las residencias en Cataluña

La consejera de Salut de la Generalitat, Alba Vergés, presentó este jueves un ambicioso plan de actuación para reconducir la situación en las residencias de ancianos de la comunidad, un espacio donde ha habido un número incierto de muertes. Tras varios escándalos por contagios masivos en centros, el ‘president’ Quim Torra zanjó el tema retirando la custodia de las residencias a la Consejería de Trabajo para ponerlas bajo la batuta de Salud.

Los números de contagiados en las residencias de mayores se han disparado esta semana. Si el pasado lunes había 3.900 ancianos ingresados en residencias con coronavirus, este miércoles ya eran 5.200, aunque hay más de 7.000 casos sospechosos aparte. El Govern reconoce 1.898 muertos en residencias (eso es más de la mitad del total), pero desde entidades sociales sospechan que los fallecidos “son muchos más de 2.000, porque se está diagnosticando a enfermos con síntomas como si tuvieran infección de orina”. El pasado lunes, la Generalitat reconocía 358 residencias con alguna persona diagnosticada (y 418 que tenían internos con sintomatología). Este jueves, ya eran 604 las residencias con enfermos, salto cuantitativo, debido a que la pasada semana comenzaron a realizarse test masivos de laboratorio y comienzan a llegar los resultados. Las próximas semanas, estos números pueden quedar pulverizados, porque continuarán los test.

Foto: La Generalitat crea un grupo para reorientar el estado de las residencias de mayores

Desde las entidades sociales del sector, se ha puesto el grito en el cielo. “El 23 de marzo, ya hicimos llegar a la Generalitat un escrito denunciando que se estaban produciendo contagios masivos en residencias, en las que el personal no tenía ni siquiera equipos de protección individual, muy necesarios en este tipo de trabajos, porque al cuidar a ancianos, no hay distancia de seguridad que valga”, dice a El Confidencial María José Carcelén, portavoz de la Coordinadora de Residencias 5+1, una entidad formada por familiares de ancianos. Esta entidad, junto a Marea Blanca, llevará el caso a la Fiscalía.

La coordinadora tuvo tres reuniones con grupos parlamentarios y logró que en la Cámara legislativa se votase una proposición en la que se reclamaban más medidas de seguridad en las residencias. No había empezado entonces la pandemia, pero la situación ya era delicada. Ahora, es un completo desastre, según afirma Carcelén.

Las residencias siguen siendo los focos más preocupantes

El plan que prevé la Generalitat tiene varios ejes. Yolanda Lejardi, responsable de ese plan como directora de atención primaria del Instituto Catalán de la Salud (ICS), detalló este jueves que el Govern ha identificado “26 nuevos espacios que no son residencias, pero que reúnen características para reubicar en ellos a ancianos, con un total de 1.044 plazas disponibles”. El protocolo de actuación será realizar, de aquí al 8 de mayo, un total de 27.238 test PCR (detección del virus en laboratorio), “lo que permite sectorizar las residencias”. Además, se ha creado una bolsa de trabajo porque en estos momentos hay más de 5.500 bajas de personal que trabaja en residencias (se han detectado 5.755 positivos entre trabajadores de estos centros). “A la bolsa de trabajo se apuntaron 700 personas, de las que 192 son auxiliares de geriatría”, explicó Lejardi. Prometió también equipos de protección individual para todos los trabajadores y más medidas de higienización (hasta ahora, se han desinfectado solo 290 residencias).

El Govern también está investigando 10 residencias. En tres de ellas, retiró la gestión a las empresas que las llevaban. En otra, se realizaron cambios la dirección, sin retirar la gestión a la empresa que tenía la adjudicación, y las seis restantes están en fase de valoración. La consejera Vergés se felicita de que desde el inicio de la crisis se han incorporado 162 profesionales adicionales y de que en uno de los nuevos espacios detectados en Barcelona para reubicar a 600 ancianos “en 43 de las camas ya había oxígeno, mientras que en otras 356 hemos puesto nosotros el oxígeno, ya sea en botellas portátiles o de modo permanente”.

"Eso no es medicalizar"

Para Carcelén, las medidas descritas no mejoran nada. “No se trata de poner o no oxígeno. Se trata de medicalizar. Si pones oxígeno, no medicalizas un espacio. ¿Existe alguien que pueda poner un suero intravenoso? Aquí tenemos un problema: en muchas residencias hay solo un gerocultor por las noches para cada planta con 30 o 40 ancianos. Y a veces uno solo ha de cuidar de varias plantas. Pero no hay ni una enfermera o un doctor o doctora. ¿Quién atiende a los ancianos por la noche? ¿Quién está capacitado para decidir si ha de ponérseles suero? ¿Un gerocultor, que es el que está para vestirlos, darles de comer o ayudarles? ¡Por favor, que son enfermos, no ancianos!”.

Foto: La Generalitat permite sacar ancianos de residencias sin pruebas de coronavirus

Para la portavoz de la coordinadora, “llevamos muchas semanas, incluso antes de que hubiera muertos, reclamando que debían habilitarse espacios intermedios para reubicaciones y ahora ya llegamos tarde. Lo que ha prometido la consejera no es medicalizar un espacio, es poner solo oxígeno. Le dijimos a la Generalitat que el virus ya estaba dentro y no nos hicieron ni caso. Aquí se ha ignorado sistemáticamente a los ancianos y han muerto en condiciones indignas. Ha habido una absoluta incompetencia”.

La medicalización no es un capricho: cuando un anciano tiene dificultades para tragar, se ha de suministrar antibiótico vía intravenosa. Eso no lo puede hacer un gerocultor. “Si a una persona que no puede beber no le pones suero, le produces una insuficiencia renal aguda. Hemos hablado con médicos que denuncian que les llegan pacientes con los riñones secos. Esas personas necesitan algo más que los cuidados que les puede ofrecer un gerocultor: necesitan a alguien que decida ponerles una vía intravenosa”, añade la portavoz de la Coordinadora de Residencias.

Más del 90% de ancianos contagiados

“Nos hemos cansado de decirles que estaban con la cartera de servicios del año 2010, pero entonces los ancianos que llegaban a las residencias eran bastante independientes. Ahora son más dependientes”. Reconoce que es mucho pedir medicalización para todas las residencias, “pero sí se podrían haber habilitado espacios grandes y que un médico pudiese atender a entre 200 y 300 personas. Tampoco lo hicieron y pretenden poner ahora espacios con camas y oxígeno, cuando eran conscientes de la situación”.

Foto: Sanidad ignora 4.801 muertos con síntomas en Madrid: 4.172 en residencias y 629 en pisos

Desde la coordinadora, se estima que “salvo honrosas excepciones, más del 90% de las residencias de ancianos tienen Covid-19. Y creemos que ese mismo porcentaje de residentes se ha contagiado, porque no se han hecho test hasta ahora”. En algunos centros de Barcelona, la situación es casi dantesca. El caso de la residencia Casa Asil de Sant Andreu, donde oficialmente ha habido 45 muertos, puede quedarse muy corto: en otra residencia del barrio de Sant-Montjuïc se habla de casi 70 muertos. Y en otra de la capital catalana, de 26. Y en otra de Badalona,de 25.

La cosa puede empeorar. Los responsables de la Generalitat reconocieron ayer que se habían detectado 604 residencias con coronavirus y 35.378 residentes (de un total de 64.093) están en algún centro donde se ha detectado, al menos, un caso. Desde que empezó la pandemia, además, 518 ancianos fueron trasladados a sus casas (que es la opción que recomienda el Govern) y 480 fueron trasladados de centro. Paralelamente, 285 residentes de centros para personas con discapacidad volvieron a sus casas y 91 fueron trasladados de residencia.

Coronavirus Cataluña
El redactor recomienda