ERC prepara el terreno para deslegitimar las elecciones catalanas si se celebran el 14-F
  1. España
  2. Cataluña
Escenifica el choque con el TSJC

ERC prepara el terreno para deslegitimar las elecciones catalanas si se celebran el 14-F

"No podemos estar con esta incertidumbre y considerar normal esta judicialización, que solo contribuye a acentuar la desconfianza", apuntó Pere Aragonès en sus críticas al TSJC

Foto: El vicepresidente del Govern con funciones de presidente, Pere Aragonès (i), y el presidente del grupo parlamentario Socialistes Units per Avançar, Miquel Iceta. (EFE)
El vicepresidente del Govern con funciones de presidente, Pere Aragonès (i), y el presidente del grupo parlamentario Socialistes Units per Avançar, Miquel Iceta. (EFE)

ERC prepara el terreno para deslegitimar las elecciones catalanas si se celebran el 14-F. Sobre la idea de 'legitimidad' pivotarán las alegaciones que se presentan hoy, según recalcó el 'president' en funciones, Pere Aragonès, en sus explicaciones de ayer ante la Diputación Permanente del Parlament. Aragonès fue muy duro y acusó al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de “judicializar la pandemia”. Según los argumentos del recurso, las elecciones no serán legítimas si hay miles de personas que no pueden votar por culpa de la pandemia. Si eso pasa, según la Generalitat, “no se puede legitimar el proceso electoral”. Resulta evidente que este criterio se olvidará en caso de que ERC gane los comicios o pueda sumar con el bloque independentista para formar Gobierno.

ERC escenificó desde la tribuna y desde los pasillos del Parlament una “batalla hasta el final” por el aplazamiento electoral y por defender la fecha del 30 de mayo, en palabras de Aragonès. Eso implicaría, incluso, presentar recurso ante el Tribunal Constitucional en caso de que la decisión sea contraria al intento de la Generalitat de llevar a finales de mayo la llamada a las urnas.

El TSJC rechaza cautelarmente el aplazamiento de las elecciones en Cataluña

Además, Pere Aragonès atacó al mismo tribunal del que depende la decisión; no es admisible que "una vez más, sea la Justicia la que vuelva a condicionar la legislatura ante los intentos de quien antepone de forma totalmente irresponsable sus intereses electorales a la salud de la ciudadanía. No podemos estar con esta incertidumbre y considerar normal esta judicialización, que solo contribuye a acentuar la desconfianza".

El presidente en funciones aseguró: “Estamos seguros de que tenemos la razón sanitaria”. Ha defendido la “alta profesionalidad” del Gabinete Jurídico de la Generalitat y pidió al TSJC “rapidez” en su decisión. El vicepresidente económico también acusó al PSC de “pucherazo”, al, a su juicio, haber impulsado los recursos contra el decreto.

JxCAT ve la decisión del TSJC como ''una nueva injerencia'' en la política catalana

“Hay un riesgo muy grave de que aumente la abstención si se vuelve a la fecha del 14-F”, apuntó Aragonès, al tiempo que señaló que el mecanismo con el que se ha intentado cambiar la fecha de las elecciones es “calcado” al que se llevó a cabo en Galicia y Euskadi, cuando se aplazaron sus respectivas elecciones durante la primera ola del coronavirus.

Aragonès pidió reforzar el consenso político entre los grupos parlamentarios. Pero no solo topó con el rechazo del PSC. Cs también empezó a desmarcarse de la línea marcada por el Govern. Carlos Carrizosa, así, señaló: “Resulta que les pedimos que hagan una cosa para proteger a los ciudadanos y hacen una pifia como esta”. Y, en menor medida, también lo hicieron los comunes. ERC presumía de unanimidad, pero poco a poco sus aliados se iban desmarcando. No faltaron, como ya es costumbre, los reproches entre JxCAT y los republicanos.

Hasta el sábado

La incertidumbre durará hasta el sábado en el mejor de los casos. Hoy se presentarán las alegaciones, tanto de la Generalitat como de la Fiscalía, que en este momento se muestra partidaria de mantener las cautelares, por lo tanto, las elecciones seguirán fijadas el 14-F y la maquinaria electoral ha de seguir en marcha hasta que el TSJC diga lo contrario. Lo que es previsible que pase hoy es que el TSJC falle sobre el resto de cautelares presentadas.

Se prevé que este viernes el TSJC ya entre al fondo de la cuestión de las elecciones


A partir de aquí, una vez estudiadas las alegaciones, fuentes jurídicas esperan que mañana viernes, entonces sí, el TSJC entre en el fondo de la cuestión. Algunas de las fuentes más moderadas esperan que el TSJC, en su fallo, marque el camino a la Generalitat para que entonces, el viernes, haga un nuevo decreto que confluya con los designios del tribunal.

Así, el sábado ya se publicaría en el DOGC el nuevo decreto y acabaría la inseguridad jurídica en que se ha instalado Cataluña esta semana.

Posibilidad de recurso

Pero si la escenificación de ayer de ERC responde a la realidad, los republicanos no lo aceptarán. En este momento, el núcleo duro de Aragonès está trabajando aislado. En JxCAT no saben por dónde pueden salir. Si la batalla es “hasta el final”, como se argumentó ayer, si ERC quiere hacer de la fecha electoral una cuestión de principios, entonces tocará recurrir la decisión del TSJC en el Tribunal Constitucional. Y seguirá el sainete. Aragonès ha seguido defendiendo la solvencia de los equipos jurídicos de la Generalitat, pero sobre el decreto de suspensión del 14-F pesan demasiadas dudas para no asumir responsabilidad alguna.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Cataluña
El redactor recomienda