Lo mejor y lo peor | Como diría Florentino: "Igual hay que recordar quién es el Madrid"
  1. Deportes
  2. Fútbol
único equipo español clasificado

Lo mejor y lo peor | Como diría Florentino: "Igual hay que recordar quién es el Madrid"

Florentino provocó una ovación de los socios en la asamblea con este desafío: “Igual hay que recordar a la UEFA quién es el Real Madrid”. Ancelotti enchufa al equipo a la Champions

Foto: Los jugadores del Real Madrid celebran el triunfo contra el Sheriff. (Reuters/Gleb Garanich)
Los jugadores del Real Madrid celebran el triunfo contra el Sheriff. (Reuters/Gleb Garanich)

Al Real Madrid le vale un empate contra el Inter de Milán, en el partido que se tiene que disputar el 7 de diciembre en el Bernabéu, para ser primero del grupo. El equipo de Carlo Ancelotti está clasificado para los octavos de final tras ganar 0-3 al Sheriff y es el único equipo español que lo ha conseguido a falta de una jornada. Al Barcelona, Atlético de Madrid, Villarreal y Sevilla les tocará sufrir hasta el final. Para que luego diga la UEFA que el Real Madrid es un club rupturista y tenga a Luis Figo como azote cuando manifiesta que “la Superliga está muerta”. Hasta que no se pronuncie el Tribunal de Luxemburgo, en un caso que está judicializado y en el que Florentino lleva la voz cantante, tendrán que seguir metiendo la bolita del Real Madrid en el bombo.

De momento, ya está en los octavos de final tras tomarse el envite del Sheriff como un ajuste de cuentas. Goleada en Tiraspol. En el Bernabéu se produjo una histórica derrota y a Florentino le echaron en cara eso de que la Superliga es una competición cerrada y que no atiende a los méritos de todos los equipos. La derrota contra el Sheriff fue el arma arrojadiza para sacarle los colores por el proyecto elitista de la Superliga. Quedar primeros de grupos significará que el Real Madrid, pese al sueño de su presidente, sigue muy vivo y tomándose muy en serio la Champions. Como dijo Florentino en la asamblea a sus socios: “Igual hay que recordar a la UEFA quién es el Real Madrid”. La temporada pasada fue semifinalista con Zidane y ahora Ancelotti declara que “este equipo puede competir contra cualquiera”.

Foto: David Alaba celebra el gol marcado al Sheriff. (Reuters/Gleb Garanich)

Lo mejor | La dinámica y las sensaciones son positivas

El Real Madrid tuvo un bache con dos derrotas seguidas, contra el Sheriff en el Bernabéu y el Espanyol en Cornellà, y la reacción ha sido magnífica. En los siguientes ocho partidos, el balance es de siete victorias (dos con el Shakhtar, Barcelona, Elche, Rayo Vallecano, Granada y Sheriff) y un empate (Osasuna). Ha dejado la portería a cerio en tres de esos encuentros. Y, en los dos últimos partidos, tras el parón, ha marcado siete goles. Las estadísticas son buenas y las sensaciones acompañan al equipo de Carlo Ancelotti. El Real Madrid sale a los partidos enchufado, trabajan todos los jugadores para recuperar la pelota y aportan goles desde todas las líneas.

placeholder David Alaba celebra el gol marcado al Sheriff.
David Alaba celebra el gol marcado al Sheriff.

A la pegada de Benzema, Vinícius y Marco Asensio se han ido incorporando Nacho, Alaba, Mendy, Lucas Vázquez y Kroos. El gol está repartido, el juego es intenso y la solidez defensiva ha mejorado. Son buenas señales para un equipo que tiene la exigencia de ganar títulos. La temporada pasada murió en la orilla con Zidane. Ancelotti lo sabe y asume la presión. “Hasta ahora hemos cumplido. Las cosas están saliendo bien. Mostramos mucha calidad en varios sectores, pero se puede mejorar”, comenta el técnico.

Lo peor | La lesión de David Alaba

Saltaron las alarmas en Tiraspol cuando David Alaba se sentó en el césped y pidió el cambio. No es grave, según confirmó Ancelotti, y el diagnóstico es un leve esguince de rodilla. Pero lo que viene por delante hasta final de año son puertos de alta montaña y el defensa austriaco tiene condición de imprescindible. El Real Madrid le necesita sano y sin riesgos de recaída para los partidos contra el Sevilla, Athletic, Real Sociedad e Inter de Milán.

Foto: Gareth Bale antes de empezar un partido con Gales. (REUTERS/Matthews Childs)

David Alaba es el jefe de la defensa. Ya se puede decir que es el líder que manda, ordena y da consistencia con su experiencia a la línea defensiva que forma junto a Carvajal, Militao y Mendy. Una lesión de Alaba, aunque siempre está Nacho para dar soluciones, resta potencial. El austriaco ha caído de pie en el Real Madrid. La adaptación ha sido inmediata. Otros jugadores estrellas, como sucedió con Zidane, tuvieron problemas en sus primeros meses. Notaron el cambio. Alaba parece que lleva toda la vida en el Madrid. Es omnipresente. Aporta orden, carisma, ordena, destruye y construye. Saca el balón jugado, se lanza al ataque para dar pases y hace goles. Lleva dos (Barcelona y Sheriff). Y el último ha sido de falta directa. Tiene galones y una lesión, por leve que sea, es motivo de preocupación.

Lo normal | El trío Casemiro-Kroos-Modric

El centro del campo es lo más fiable que tiene el Real Madrid y se ha convertido en algo normal que Casemiro, Kroos y Modric ofrezcan un rendimiento alto y con continuidad. La mejoría y los resultados están cimentados en lo que ofrecen tres centrocampistas perfectamente acoplados y con diferentes recursos para dar equilibrio, fluidez y profundidad al juego. Están en otro de los mejores momentos desde que llevan juntos en el Real Madrid y ya son muchos años. No hay desgaste, no hay relajación y eso significa que quieren desafíos. Hay ilusión, físico, experiencia y calidad. En el centro del campo está ganando los partidos el Real Madrid. Con juego y ahora también con goles. Kroos lleva dos tantos y dos asistencias en los dos últimos partidos (Rayo y Sheriff). El golpeo a la escuadra en Tiraspol es una obra de arte.

Lo bueno | Benzema es el culpable de los goles

Karim Benzema marcó al Sheriff su gol número 15 de la temporada con el Real Madrid. Lleva 10 en la Liga y cinco en la Champions. El francés lo celebró con rabia, en un día complicado, donde conoció el veredicto del caso Valbuena y en el que se le condena por complicidad tentativa en un intento de chantaje. Lo bueno de Benzema es que tiene una mentalidad privilegiada para que no le afecte todo este asunto extradeportivo y lleva tiempo creciendo y asumiendo más responsabilidades en el equipo.

Foto: Benzema celebra un gol con la selección de Francia. (Reuters/Gonzalo Fuentes)

Está en su mejor momento profesional y sabe separarlo de lo personal. Benzema es una garantía en un equipo que no tiene a Bale, por lesión, ni a Hazard, baja por una gastroenteritis. El delantero francés ha participado en el 35% de los goles del Real Madrid y se ha puesto a dos de Raúl (66) en la Copa de Europa.

Lo malo | Los cambios tardíos de Ancelotti

Ancelotti ha dado con la tecla para sacar un alto rendimiento con el sistema del 4-3-3 y los jugadores adecuados para interpretarlo, ser equilibrados y eficaces. Pero juega con fuego si pretende quedarse con un grupo de 15 jugadores para afrontar lo que resta de temporada. Queda lo más difícil. Llegarán las eliminatorias de la Champions, los meses en los que no se puede pinchar en la Liga y otras competiciones. Tiene que gestionar los esfuerzos de los titulares e incorporar más efectivos a la dinámica del equipo.

Hay futbolistas que los juegan todo. Benzema y Vinícius completaron el partido contra el Sheriff. Podía haber refrescado con Jovic. Confía mucho en su grupo y da pocas oportunidades con el riesgo de fundir las fuerzas para el tramo decisivo de la temporada. Falta que se incorpore de su lesión el uruguayo Fede Valverde, pieza básica para dar relevos en el centro del campo. Seguir apostando por Camavinga. De Isco, como se vio en Granada, ya se puede esperar poco. Tiene que rotar más.

Florentino Pérez
El redactor recomienda