La mancha de Benzema y una condena agridulce para el intocable de la selección
  1. Deportes
  2. Fútbol
necesita quedar libre de cargas

La mancha de Benzema y una condena agridulce para el intocable de la selección

Condenado por complicidad tentativa de chantaje, pero no sufrirá las represalias de la Federación de Fútbol de Francia. Ahora es un ídolo y el objetivo es el Mundial de Qatar

Foto: Benzema celebra un gol con la selección de Francia. (Reuters/Gonzalo Fuentes)
Benzema celebra un gol con la selección de Francia. (Reuters/Gonzalo Fuentes)

Todavía hay partido y no lo da por perdido. Falta quitarse la mancha de la condena. Es lo que aseguran los abogados de Karim Benzema tras conocer el veredicto del caso Sextape y en el que el futbolista del Real Madrid y de la selección francesa ha sido declarado culpable de complicidad tentativa de chantaje con una pena de un año de prisión suspendida y una multa de 75.000 euros. No irá a la cárcel si no es reincidente, pero queda un borrón en el historial personal y profesional que quiere eliminar el delantero. Está en su mejor momento profesional, la sentencia ha sido menos grave de lo que podía imaginar antes del inicio del juicio que tuvo hace un mes en el Tribunal de Versalles y la opinión pública ha dado un giro.

Los que pedían que no vistiera más la camiseta nacional de Francia miran para otro lado y relativizan la actuación de Benzema para separarlo del grupo de malhechores que ideó el chantaje a Mathieu Valbuena para extorsionarle con un vídeo con contenido sexual. Benzema es culpable, según la justicia, pero ‘inocente’ para la legión de aficionados que perdonan a uno de los mejores futbolistas del momento en el país galo.

Foto: Marco Asensio durante el partido entre el Real Madrid y el Mallorca. (REUTERS/Sergio Pérez)

El presidente de la Federación de Fútbol, Noël Le Graet, es el más benzemista. Ha pasado de cerrarle las puertas de la selección a levantarle el castigo y decir que “solo cometió un error”. Cuando estalló el caso en el año 2015, Benzema era un mal ejemplo y no representaba los valores del buen profesional. Sufrió el veto del presidente de la Federación y del seleccionador Didier Deschamps. Las consecuencias fueron duras. No disputó la Eurocopa en su país en 2016 ni el Mundial de 2018 donde Francia se proclamó campeona. “Tiene derecho a trabajar y sigue siendo seleccionable. Incluso si no apela. Para mí no cambia nada”, dice ahora Noël Le Graet, que no contempla una selección sin Benzema cuando ha sido el mejor en la pasada Eurocopa y decisivo en el título de la Liga de Naciones.

Sin castigo

Con Benzema ya no hay que ejemplarizar, como se pidió desde un primer momento en la sociedad y los medios de comunicación galos, porque estamos a un año del Mundial de Qatar. Benzema es intocable. Nadie imagina un equipo sin el tridente tan fantástico que forman Griezmann, Mbappé y Benzema. Es imposible volver a castigar a Benzema, una vez que se conoce que es culpable por complicidad en tentativa de chantaje, con un futbolista que lleva 19 goles y nueve asistencias en 22 partidos desde que regresó a la selección tras más de cinco años de castigo.

Es una condena agridulce para Karim Benzema. Hace un mes se enfrentaba a una pena de cinco años de cárcel y después de los tres días de juicio en el Tribunal de Versalles, en donde no se presentó a declarar alegando motivos profesionales, la petición de la Fiscalía quedó en 10 meses de prisión y 75.000 euros de multa. La sentencia tan solo ha incrementado en dos meses la pena. El resultado judicial, tras un largo castigo y las duras críticas en su país, no es malo. Pero Benzema necesita quitarse esta mancha y sus abogados anuncian que apelarán a instancias superiores. “Quedó claro por parte del tribunal que Karim Benzema no estaba al corriente de las maniobras preliminares. Estamos bastantes atónitos por la sentencia y la apelación es necesaria porque Karim Benzema no tiene nada que ver con eso. Se reprocha, así mismo, lo que pasó y será exonerado tras la apelación”, comentan sus abogados, que califican de “absurda” la sentencia.

Foto: Imagen de las grúas en las obras del nuevo Bernabéu. (REUTERS/Susana Vera)

La lectura del presidente del tribunal es más contundente y se refiere en estos términos a la actuación de Benzema: “No demostró bondad alguna con Valbuena. Más bien al contrario. Actuó con una cierta excitación. Incluso con júbilo. Benzema se implicó personalmente con insistencia para intentar convencer a Mathieu Valbuena de que se reuniera con su hombre de confianza”. Aun así, el objetivo de Karim Benzema, que ha conseguido ganar apoyos en la sociedad francesa gracias a su rendimiento futbolístico, es el de quedar libre de cualquier carga y ser declarado inocente.

Karim Benzema atraviesa su mejor momento profesional en el Real Madrid y la selección francesa. Es la figura del equipo de Ancelotti y uno de los intocables para el seleccionador Deschamps. Había mucha expectación con el día de la sentencia, de conocer la implicación del delantero en un episodio de chantaje, se le había juzgado públicamente, sin respetar la presunción de inocencia y castigado sin sentencia, pero todo esto ha dado un giro desde hace un año. La Federación de Fútbol se ha encargado de lavar la imagen de Benzema.

Karim Benzema
El redactor recomienda