El malestar de Modric por no acabar los partidos: "Que no me dosifiquen"
  1. Deportes
  2. Fútbol
molesto porque le dosifican

El malestar de Modric por no acabar los partidos: "Que no me dosifiquen"

La pelea de Luka Modric (36 años) es que no le vean como un jugador desgastado. Se niega a que haya esta percepción cuando da motivos de estar en un excelente nivel físico y mental

Foto: Luka Modric celebra junto a Rodrygo el pase de gol a Vinicius en Kiev. (Efe)
Luka Modric celebra junto a Rodrygo el pase de gol a Vinicius en Kiev. (Efe)

Luka Modric no lleva bien que le vean como un veterano que tiene que dosificarse para mantener un alto rendimiento. El croata está molesto con este asunto que pone en duda su capacidad física para aguantar un calendario cargado de partidos con el Real Madrid y su Selección y estar a un alto nivel en todos. Ha levantado la voz. Lo hizo antes del partido contra el Shakthar para dejar claro que no le gusta que le dosifiquen los minutos y que está mejor en el césped que en el banquillo. Pero Ancelotti lo ve de otra manera.

El entrenador administra los esfuerzos de un futbolista con mucho talento que acaba de cumplir los 36 años (el 9 de septiembre). “Modric no es un niño. Tenemos que disfrutar de su experiencia”, dijo el técnico en Kiev. Estas declaraciones no las comparte el croata, pese a que entienda la gestión que tiene que hacer Carlo Ancelotti con toda la plantilla y haya que dar minutos a jóvenes como Fede Valverde y Camavinga. Modric jugó la temporada pasada un total de 48 partidos y era un fijo para Zidane. Mantiene que hace méritos para continuar en el césped y acabar los partidos.

Foto: Karim Benzema durante el partido entre el Shakhtar y el Real Madrid. (EFE)

Carlo Ancelotti le incluye habitualmente en las rotaciones y Modric no ha completado ninguno de los partidos que ha jugado esta temporada en Liga y Champions. "Que no me dosifiquen", dice el croata. Su sorpresa fue verse fuera del once en el encuentro contra el Sheriff que perdió el equipo en el Bernabéu. En Kiev, tras una exhibición de fútbol con y sin balón, volvió a ser uno de los cambios. Ancelotti le protege, busca oxígeno y Modric prefiere continuar en el campo. Contra el Shakthar dio una exhibición de control del juego, eficacia en los pases, profundidad y precisión en la asistencia del primer gol que marcó Vinicius. No estaba cansado. ¿Estará contra el Barcelona en el Clásico? Tiene que esperar la decisión de un entrenador que dio descanso a Fede Valverde en la Champions.

Renovar año a año

Su pelea es que no le vean como un jugador desgastado y se niega a que haya esta percepción cuando da motivos de estar en un excelente nivel físico y mental. No le faltan energías ni motivación. De hecho ya ha trasladado al club su deseo de seguir más años en el Real Madrid y si tiene que ganárselo temporada tras temporada no pone pegas. Renovar año a año se lo toma como un desafío, pero le parece más justo que le midan el rendimiento como si fuera un chaval de 20 años porque no está en declive.

Lo que tiene claro es que no va a dejar de ir con la Selección. Kroos ha tomado la decisión de renunciar a jugar con Alemania para estar fresco y centrado en la exigencia que requiere jugar con el Madrid. Kroos acaba de reaparecer de unas molestias en el pubis que le están dando la lata. Casemiro, incluso, decidió no ir con Brasil en el último parón para jugar partidos de la clasificación para el Mundial. Alegó unos problemas bucales. Para Modric jugar con Croacia es sagrado y no tiene que influir en los minutos que tenga en el Madrid.

placeholder Luka Modric en Kiev antes del partido contra el Shakthar. (Efe)
Luka Modric en Kiev antes del partido contra el Shakthar. (Efe)

La temporada pasada demostró estar fuerte y ser más resistente que muchos de sus compañeros que fueron cayendo en una plaga de lesiones que debilitó al equipo. El 'abuelo' de la plantilla fue de los más sanos. Su rendimiento tuvo continuidad no solo en los partidos porque verle entrenar es sorprendente para los jóvenes que ven a un duro competidor. Modric vende caro su puesto y ahí está el ejemplo de Odegaard, que tiró la toalla porque veía que era complicado jugar con el nivel de Modric.

Foto: Vinícius y Rodrygo celebran un gol en el partido contra el Shakthar. (EFE)

El esfuerzo físico y el talento que aporta sigue siendo importante en un equipo y un proyecto que busca el cambio generacional. Pero Modric es un duro competidor y, a la vez, recuerda su compromiso con el club. En el verano de 2018, tras hacer un excelente Mundial de Rusia, tuvo una oferta millonaria del Inter de Milán y estuvo a punto de marcharse.

Pero finalmente decidido que su sitio estaba en el Madrid, que sentía el cariño y el reconocimiento del club y la afición, y que se iba a cuidar para jugar el mayor tiempo posible. Está fino, ágil y se siente fuerte. Su idea es colgar las botas en el Real Madrid y no mira la edad. Estará hasta los 40 años si mantiene este nivel y el club cuenta con él. Es un caso extraordinario como otros que hay en el fútbol de alta competición y vemos en jugadores como, por ejemplo, Cristiano Ronaldo, Ibrahimovic o Joaquin aquí en España.

Luka Modric
El redactor recomienda