Un modelo envidiado por casi todos, un gurú y una grada: los secretos del líder de LaLiga
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL ÉXITO DE LA REAL SOCIEDAD NO ES CASUAL

Un modelo envidiado por casi todos, un gurú y una grada: los secretos del líder de LaLiga

La gestión económica de Jokin Aperribay, la deportiva de Roberto Olabe en los despachos y de Imanol en los campos de Zubieta, el espíritu del asesinado Aitor Zabaleta en Anoeta...

Foto: Roberto Olabe, Imanol y Jokin Aperribay, en Anoeta. (EFE)
Roberto Olabe, Imanol y Jokin Aperribay, en Anoeta. (EFE)

"La Real Sociedad no me parece un modelo a seguir, sino un modelo más", comentó este lunes el presidente del Athetic de Bilbao, Aitor Elizegi. El equipo donostiarra, que este jueves volverá a jugar en Europa, lidera LaLiga Santander, en la que no pierde desde la primera jornada y suma seis con su portería a cero. Además, Imanol Alguacil no deja de hacer debutar a jugadores salidos de Zubieta, de manera que ya son una veintena los que esta temporada han entrado en contacto con el primer equipo, donde todos los fichajes han resultado un acierto. Sin olvidar que el club que deportivamente tan bien gestiona Roberto Olabe es el único que tiene a su segundo equipo en LaLiga SmartBank, con nada menos que Xabi Alonso a los mandos.

Foto: Aitor Elizegi, en el centro, con Florentino Pérez en San Mamés. (EFE)

Si a todo esto se le suma la buena gestión económica de su presidente, Jokin Aperribay, con el quinto límite salarial más alto de LaLiga (127.704.000 euros), por delante de clubes como el Athletic de Bilbao y el mismísimo FC Barcelona, es normal que su modelo sea digno de elogio y admiración casi general. Por no hablar también del magnífico arranque de temporada del equipo femenino e incluso de la Real Sociedad C, también recién ascendida de categoría, con varios jugadores que, a causa de las numerosas lesiones en el primer equipo y convocatorias con la Selección Sub 21 de los del segundo, ya han debutado en Segunda.

Claro que para valorar el éxito del modelo de la Real, primero hay que entenderlo. "Parte de lo que ocurre en LaLiga es un modelo que se corrige cuando hay un error dentro de tu captación, formación o filosofía y lo corriges en el mercado", comentó el mencionado Elizegi en 'TeleBilbao'. "No tengo nada en contra de ese modelo, pero no se puede comparar con lo que ha hecho a lo largo de la historia el Athletic. Hemos elegido ser lo que somos, no lo que hay, y no dependo cada verano del mercado, sino de nuestra cantera", sentenció el máximo dirigente del club bilbaíno para constatar que, en lugar de poner su barba a remojar, la de su vecino quiere cortar...

"Comportamiento ejemplar del FC Barcelona respetando la distancia de seguridad entre los aficionados. Esto sí que es 'mes' que un club". Este fue el mordaz mensaje de un aficionado junto a una imagen del Camp Nou medio vacío durante el partido del pasado domingo contra el Valencia, al que solo asistieron 47.317 espectadores. Contra el Bayern de Múnich en Champions, con el 40% del aforo permitido, fueron 39.737, por lo que ese día hubo prácticamente un lleno, mientras que en el mencionado encuentro de LaLiga no llegó al 50%.

placeholder Los jugadores de la Real celebran el gol de Lobete al Mallorca. (EFE)
Los jugadores de la Real celebran el gol de Lobete al Mallorca. (EFE)

Es verdad que una parte del motivo de este descenso notable en la asistencia de aficionados culés es porque 28.000 socios decidieron no pagar el abono durante este año y, por tanto, renunciaron a su posibilidad de acudir al estadio. Además, el club catalán aún no ha puesto en funcionamiento el ‘asiento libre’, por lo que si un socio decide no ir a un partido, no puede intercambiar su abono a otro aficionado. Sin embargo, conocida es la realidad deportiva y económica de un Barça que, por cierto, todo apunta a que finalmente se sumará al acuerdo de LaLiga con el fondo CVC del que tan buenas referencias dio Aperribay.

35.000 abonados de 700.000 habitantes

La imagen del Camp Nou contrastó con la de Anoeta, donde, en el primer partido con el 100% de aforo permitido, con más de 2.000 entradas vendidas a aficionados no socios, se dieron cita un total 30.831 espectadores para ver a la Real Sociedad contra el Mallorca. Con más de 35.600 abonados en una provincia que ronda los 700.000 habitantes, es verdad que no se superó el podio de las mejores noches: 36.730 ante el Barça, 36.639 del derbi vasco y 35.194 de la semifinal copera ante el Mirandés, todas ellas en la temporada 2019-20. Sin embargo, sí se superaron los 30.611 del último partido sin restricciones, ante el Valladolid.

Y es que otro de los secretos de la buena marcha de la Real es sin duda el Reale Arena, un campo que después de muchos años se deshizo de unas absurdas pistas de atletismo y ha recuperado el ambiente que se vivía en el viejo Atocha. Especialmente, gracias a la idea de crear la grada Aitor Zabaleta, el aficionado de la Real asesinado en Madrid en 1998 en los alrededores del Calderón. Un fondo donde los más jóvenes animan sin descanso durante los noventa minutos y con sus cánticos y bailes contagian al resto de Anoeta, hasta el punto de vivir situaciones como las del pasado sábado tras el gol del canterano Lobete en la prolongación y tras medio partido con uno menos.

"El fútbol en este momento ha bajado su atractivo entre los jóvenes y queremos elaborar una competición que puedan ver", aseguró Florentino Pérez para justificar la Superliga y despreciar precisamente partidos como los que se disfrutan en el Reale Arena., donde la identificación de los aficionados con su equipo nada tiene que ver con la mercadotecnia. "Hay jóvenes a los que no les interesa el futbol porque hay partidos de escasa calidad", añadió el presidente del Real Madrid, toda una falta de respeto al resto de equipos de LaLiga, empezando por la propia Real Sociedad y una grada Aitor Zabaleta que no es sino el motor anímico de todo Anoeta.

Por cierto, para entender por qué Elizegi hace de menos el modelo de la Real, basta con leer lo que dijo después, cuando aseguró que "para un jugador vasco, el Athletic es el proyecto más importante que puede encontrar en el fútbol profesional". Se nota que Aitor es cocinero, pues él se lo guisa y él se lo come, aunque ya veremos si la Asamblea que le espera no le quita el hambre. La ley del Deporte de 1990 obliga a los dirigentes de los clubes que no son sociedades anónimas a avalar el 15% del presupuesto y responder con su patrimonio de las pérdidas generadas en su etapa de gestión, y el modelo del Athletic no es precisamente muy rentable. Ni deportiva ni económicamente.

Florentino Pérez